Noticias de Technología

Máquina de Noticias es tú fuente para Noticias de Technología

Por favor haz clik en el '+' para leer más, o haz clik en el '-' para cerrarlo la sección

Uno de los grandes desafíos de la humanidad es romper con su dependencia de los combustibles fósiles, y acelerar el progreso hacia las energías renovables, eólica, solar e hidroeléctrica. Todavía hay muchos problemas tecnológicos que resolver para que esa energía llegue a la eficiencia de los hidrocarburos y los combustibles de alta densidad. No hablamos de cómo se obtiene esa energía, que también admite un amplio margen de mejora, sino de cómo se almacena. Problemas adicionales El problema es cómo lograr que esa energía solar que se genera al medio día, en el momento de su máxima potencia, se pueda extraer doce horas después, durante la noche. Lo mismo ocurre con la energía eólica,la fuerza del viento no es constante por lo que no se genera la misma cantidad de electricidad a todo momento. El almacenamiento actual se basa en el uso de las clásicas baterías de ion-litio, que si tuvieran que almacenar la demanda eléctrica del planeta sería prohibitivamente caro y no tendría sentido. Una manera de almacenar ese exceso de energía que se genera con las renovables es, por ejemplo, convertirla en otro combustible como el hidrógeno. El proceso es terriblemente sencillo, se unen los polos positivo y negativo de una batería con un catalizador, se sumerge ésta en agua, y el producto resultante es por un lado hidrógeno y oxígeno por el otro. El problema se encuentra en que el catalizador, o el material que se tiene que poner entre los dos polos de la batería, son metales raros como el platino, por lo que la producción con este método tampoco es viable. El reto se encuentra en encontrar materiales más eficientes que permitan ser catalizadores en el proceso de producción del hidrógeno. La dificultad radica en que hay billones de posibles interacciones atómicas entre los 40 metales conocidos. Hasta ahora la investigación utiliza extensos cálculos en simulaciones con las limitadas capacidades de lo ordenadores, con lo que sólo han conseguido «rascar» unos escasos 0,7% de las posibles combinaciones. Facebook Research en colaboración con la conocida universidad Carnegie Mellon y el equipo de investigación del profesor Zachary Ulissi han lanzado una base de datos de código abierto llamada Open Catalyst 2020, la más grande del mundo, para que la comunidad científica pueda participar en la búsqueda de ese nuevo catalizador, y acelerar así la investigación. La inteligencia artificial de Facebook y sus modelos de «machine learning» («aprendizaje automático», en español) permiten disminuir la necesidad de usar altas cantidades de computación para las simulaciones, además da el acceso al uso de la computación cuántica. La buena noticia es que todavía estamos a tiempo, aunque quedan años para poder resolver el problema, también faltan 10 años para llegar al 30% de ocupación del la red eléctrica con energía renovable, a partir de ese punto ya no tendría sentido crecer más porque costaría más almacenar la electricidad que generarla. Ofrecer a la comunidad científica las bases de datos y los modelos de IA para las simulaciones tiene un doble objetivo, por un lado que más personas puedan ayudar a resolver el problema y encontrar el catalizador, por el otro hacer accesible un problema químico a los expertos e investigadores de modelos de machine learning, responsables de resolver la mitad del problema, lograr mejores modelos de simulación.

El mercado de la telefonía móvil inteligente ha sufrido importantes cambios desde hace más de una década. Fabricantes chinos han conquistado al gran público desplazando a marcas tradicionales como Sony o LG, cuya adopción es insignificante. Aunque todavía existe alrededor un estigma comercial, se han hecho un hueco a nivel global en un corto espacio de tiempo. Una de las firmas más conocidas es Xiaomi, que ha colocado algunos de sus productos entre las listas de ventas compitiendo con pesos pesados como Apple y Samsung. Una compañía que acaba de cumplir diez años de vida. La multinacional china alcanzó los 200 billones de yuanes el pasado año. El beneficio neto en el segundo trimestre de este año superó los 400... Ver Más

La Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC), principal regulador en el ámbito de la privacidad en Europa, confirmó este lunes que ha iniciado dos investigaciones sobre la gestión de datos de menores en la red social Instagram, propiedad del gigante Facebook. El diario británico «The Telegraph» informó este domingo que la DPC, con sede en Dublín, ha recibido denuncias sobre irregularidades respecto al uso de datos personales, que incluyen la supuesta publicación de direcciones de correo electrónico y números de teléfono de menores de 18 años. La edad mínima para poder abrir una cuenta personal en Instagram, propiedad de Facebook, cuya base de operaciones europeas está en Dublín, es de 13 años. El citado medio se hizo eco de una denuncia presentada por el experto en datos David Stier, quien detectó que Instagram supuestamente cambió la configuración «perfiles personales» a parámetros de «perfiles de cuentas de negocios». Este tipo de perfiles expone a la vista del público las direcciones de email y número de teléfono, al tiempo que permite a los dueños detectar a los usuarios que acceden a sus imágenes y contenidos. Además, cualquier individuo que quiere abrir una cuenta de negocios no está obligado por Instagram a demostrar que es el responsable de la empresa en cuestión. Con estas dos investigaciones, la DPC trata de establecer, primero, si Facebook puede, con la ley en la mano, procesar este tipo de datos y si emplea un sistema de restricciones y/o protecciones adecuado en Instagram. La segunda pesquisa analiza si Facebook cumple con las obligaciones adquiridas como «controlador de datos» para asegurar que sus normas de uso para menores son transparentes. Desde 2018, la DPC, de acuerdo con la normativa de la Unión Europea (UE), tiene competencias para aplicar multas por irregularidades en la gestión de datos personales de hasta 20 millones de euros o de una cantidad equivalente al 4% de los ingresos globales de la compañía infractora, la que sea más alta.

Perder dinero a costa de parecer más limpio. Facebook ha anunciado este domingo la eliminación de millones de anuncios publicitarios en su plataforma digital por considerar que «interfiere» en el proceso de votaciones. La multinacional, cuya trayectoria se investiga por las autoridades en Estados Unidos, ha aplicado sus nuevas exigencias para controlar la desinformación. ¿Han dado sus frutos? Todavía es pronto para saberlo. La popular red social ha asegurado que se han bloqueado un total de 2,2 millones de anuncios en Facebook e Instagram y se han eliminado unas 120.000 publicaciones por intentar «interferir en las votaciones». Así lo ha confirmado el vicepresidente de comunicaciones y asuntos globales de Facebook, Nick Clegg, en una entrevista para el semanario francés «Journal du Dimanche». En línea con las nuevas políticas contra las llamadas «fake news», la plataforma añadió además advertencias de posibles publicaciones erróneas en 150 millones de entradas. La misión de la firma presidida por Mark Zuckerberg es evitar que se repitan los hechos de las elecciones presidenciales estadounidenses de hace cuatro años en las que obtuvo la victoria Donald Trump. Y, frente a ello, han incrementado sus esfuerzos para evitar intentos de manipulación hacia los votantes. Otra de las medidas será la presentación de resultados oficiales de fuentes fidedignas y solventes como Reuters para que no se cante victoria antes de tiempo. Algo que puede generar más tensión en unos comicios muy cuestionados entre ambos candidatos. La idea es que conozcan los resultados en tiempo real y no se fien de lo que aparece en grupos y otros contactos. Facebook ha basado su estrategia en un equipo de revisores humanos. En total, treinta y cinco mil empleados se ocupan de la seguridad de las plataformas. También, recuerda Clegg, la red social cuenta con apoyo de plataformas de revisión o «fact-checkers» como AFP, Maldita o Newtral en España, que se encargan de analizar las publicaciones para detectar posibles bulos. Una medida que, sin embargo, ha despertado en los últimos años las dudas sobre la posible falta de neutralidad entre los hechos verificados. «The Wall Street Journal» aseguraba esta semana que en 2017 Zuckerberg pidió un cambio en el algoritmo de organización de contenidos que tuvo un impacto negativo en medios considerados progresistas. Clegg ha insistido en el habitual mensaje que se traslada desde la compañía: que también se emplean modelos de Inteligencia Artificial para eliminar miles de millones de publicaciones y cuentas falsas, «incluso antes de que los usuarios las denuncien». Facebook almacena todos los anuncios e información sobre su financiación y procedencia durante siete años «para garantizar la transparencia». El momento es crucial después de la última polémica que ha despertado también el temor a la censura: el pasado miércoles, Trump criticó a Facebook y Twitter por bloquear la difusión de un artículo del «New York Post» en el que se exponían los posibles vínculos corruptos de su rival, el demócrata Joe Biden, y su hijo Hunter en Ucrania.

La llegada al mercado de los nuevos iPhone 12 y, sobre todo, de sus versiones avanzadas, los iPhone 12 Pro, han agitado la industria de la telefonía móvil. Un sector muy competitivo y que cada vez más está apostando por mejorar las prestaciones de las cámaras y la compatibilidad con las redes 5G. Estos son dos de los principales atributos que diferencian al cada propuesta. Con el tiempo, marcas de origen chino han evolucionado de manera notable hasta ofrecer cada vez más altas capacidades a precios más accesibles. Apple, de nuevo, y pese a haber lanzado una versión «mini» más barata, sigue ofreciendo sus productos por encima de los 1.000 euros. Precios desorbitados. Pero estos son sus principales rivales con el sistema operativo Android. iPhone 12 Pro Los nuevos dispositivos de la firma de Cupertino (Estados Unidos) han traído, como una de las principales novedades, la compatibilidad con las redes de quinta generación. Una tecnología con la que pretende diferenciarse del resto de competidores al ofrecer algunas prestaciones adicionales como un sistema de inteligencia artificial que adapta el consumo de energía a las necesidades. Y también en algunos aspectos del protocolo. Otra de las características más distintivas ha sido el cargador magnético MagSafe con el que se pretende mejorar la experiencia. Que, por cierto, no llegará ni el tradicional ni los auriculares en la caja. ¿Política medioambiental o ahorro de gastos? En el resto de elementos, los terminales más avanzados de la compañía han actualizado componentes e introducido ligeras mejoras como en la cámara, que espera beneficiarse del nuevo sensor Lidar que mejora la profundidad y está preparado para la realidad aumentada. Más rápido y potente que sus predecesores, el equipo monta en su interior un potente chip A14 Bionic. Otro aspecto a tener en cuenta es el cambio de diseño. Por primera vez en cinco años, se han eliminado los bordes redondeados para pasar a una estética más sobria. En esta gama «Pro», los terminales tienen proporciones de 6.1 y de 6.7 pulgadas, esta última versión, el iPhone 12 Pro Max, la de mayor tamaño de la historia de la compañía. Samsung Galaxy S20 Ultra En comparación con su rival de Samsung, este modelo es una combinación de muchas de las tecnologías avanzadas en la industria. Por lo pronto, el gigante surcoreano apostó por una de las mejores pantallas del mercado. De fabricación propia, el panel de tipo Dynamic ofrece unas buenas sensaciones y calidad de imagen. Es un terminal de grandes dimensiones, es cierto, y más si lo ponemos al lado de los nuevos iPhone 12. Tiene una pantalla de 6.9 pulgadas con un extra de fluidez gracias a sus 120 Hz de actualización. ¿Es mejor que la del iPhone 12 Pro? Habrá que comprobarlo. En cuanto a su rendimiento, el terminal surcoreano incorpora un potente chip Exynos 990 que ofrece un gran desempeño en todos los ámbitos, desde navegación, consumo de contenidos multimedia y juegos móviles. Una de las grandes aportaciones ha sido su batería de 5.000 mAh con sistema de carga rápida e inversa (esta función no está presente, de hecho, en los iPhone). También dispone de sensor de huellas bajo pantalla (tampoco lo tienen los nuevos modelos de Apple) y sistema de reconocimiento facial. La cámara, aunque en algunos aspectos mejorable, dispone de cuatro lentes versátiles ubicadas en un enorme módulo trasero. La configuración es un ultra angular de 12 MP (F2.2), un principal de 108 MP muy luminoso (F1.8), telefoto de 48 MP y, como diferencia respecto a otros rivales, un zoom óptico híbrido de diez aumentos y un digital 100x, aunque a veces algo difícil de gobernar en niveles más alto. Añade, además, un sensor ToF para mejorar la profundidad. Al igual que los nuevos iPhone 12, el terminal de Samsung mantuvo la compatibilidad con las redes 5G, una tecnología que empieza ya a llegar a la gama media. Entre otros aspectos destacados está su icónico diseño sin bordes y laterales curvados. Y, también, su gran potencia de audio que sorprende a los usuarios. Su precio, aunque se ha venido rebajando con el tiempo, debutó en 1.359 euros. Huawei P40 Pro Plus Huawei lleva varias temporadas entre los primeros puestos de las listas por sus revolucionarias apuestas fotográficas. Fue una de las primeras que decidió llevar a un nuevo nivel el zoom. Y esta es una de las principales características del terminal: sus excelentes cinco cámaras. El sensor principal de 50 megapíxeles cuenta con estabilización óptica y un nuevo sistema de enfoque Octa Phase Detection, además de una tecnología exclusiva llamada XD Fusion Engine, asistida por Inteligencia Artificial. El sensor secundario tiene lente gran angular de 40 megapíxeles, un telefoto con 8 megapíxeles, teleobjetivo de 12 megapíxeles y cuarto sensor ToF 3D. Pero logra un zoom óptico de diez aumentos, lo que supera a sus rivales directos. Ofrece, a su vez, un buen rendimiento gracias al empuje obtenido por su «cerebro», el Kirin 990, que la firma china ya estrenó en los anteriores Mate 30 y Mate 30 Pro, Incorpora una doble unidad de procesamiento neural. Es, en realidad, una garantía de que cuenta con la máxima potencia de procesamiento disponible en el mercado. También la memoria RAM es de 8 GB. Potencia de sobra. Dispone de una pantalla de 6.58 pulgadas (2.640 x 1.200 píxeles de resolución, algo por debajo de sus rivales) con una tasa de refresco de 90 Hz, aunque es cierto que apenas se nota el salto de fluidez comparado con los clásicos paneles de 60 Hz y, por el contrario, merman la duración de la batería. Su batería también llama poderosamente la atención gracias a sus 4.200 mAh. Los terminales son dual SIM (y soportan eSIM), tienen el mismo sistema de carga rápida (también inalámbrica, de 40 W), carga inversa (que permite, por contacto, cargar otros dispositivos), conectividad 5G y sensor de huellas en pantalla. Llevan la certificación IP68, con lo que son sumergibles, al igual que los S20 y los iPhone 12. Uno de los aspectos negativos es la ausencia de aplicaciones nativas de Google por el veto de Estados Unidos. OnePlus 8T Con una buena relación calidad-precio, el OnePlus 8T es un «smartphone» que no reinventa la fórmula ni supera en muchos aspectos a sus rivales más directos pero lo da todo a menor precio. Sigue fiel a los 120 Hz de refresco de la pantalla, algo que se ha convertido ya en una seña de identidad de la compañía. Es muy compacto. Incorpora un panel de tipo OLED de 6.55 pulgadas, resolución Full HD, así como un brillo máximo de 1-100 nits, lo que permite ver la pantalla incluso en las situaciones con incidencia directa de luz. Además, lleva la carga rápida a otro nivel gracias a la tecnología Warp Charge 65, consiguiendo cargar casi el 60 por ciento de la batería de 4.500 mAh en quince minutos. esta es su gran virtud. El terminal, con una configuración de 8 GB de RAM, cuesta 599 euros. Su cámara, aunque no tan avanzada que otros competidores, da buenas sensaciones. El nuevo terminal presenta una nueva ubicación lateral de su cámara. Tiene un sistema de cuatro lentes, que permite liberar espacio en el interior del dispositivo y aportar un rendimiento térmico más eficiente y conexiones de red más sólidas gracias a una mejor ubicación de las antenas. La cámara principal, con sensor Sony de 48 MP, reduce el desenfoque en fotos y vídeos y funciona como zoom digital 2x. Asimismo, incorpora una cámara ultra gran angular de 16MP con campo de visión de 123 grados, una lente macro de 5MP para primeros planos y una lente monocromática de 2MP que ofrece a los usuarios más opciones en cuanto a experiencia fotográfica a través de la recopilación y análisis de datos ambientales adicionales. La potencia del móvil está garantizada con el potente procesador Qualcomm Snapdragon 865, a lo que hay que añadir altavoces estéreo duales con Dolby Atmos. Y, dicho sea de paso, se convierte en uno de los primeros terminales, a nivel global, con Android 11 instalado, la última versión del sistema operativo móvil de Google. Xiaomi Mi 10T Tiene unos argumentos muy sólidos: potente batería y una clara apuesta por la fotografía. Y todo con precios muy competitivos. La versión más potente de la familia alberga en su interior el Snapdragon 865, el «cerebro» más potente del mundo en estos momentos. Un microchip de altas prestaciones que promete un notable rendimiento y garantizará la conectividad 5G. Su memoria RAM es de 8 GB, que superan con creces a otros terminales. Esta combinación ofrece, al menos sobre el papel, un buen desempeño. Algo que, por supuesto, habrá que comprobar en su lanzamiento oficial. Otro de sus puntos diferenciales viene ligado a la pantalla: tiene una tasa de actualización de 144 Hz. Unos guarismos que se traducen a una mayor fluidez en los contenidos reproducidos y que, hasta ahora, parecían estar reservados en los móviles especializados en videojuegos. Para mejorar la experiencia de usuario, se ha incorporado un modo lectura de diarios digitales. Se trata de un panel de tipo AMOLED de 6.67 pulgadas con resolución Full HD+. La fotografía es una de sus grandes bazas. Habrá dos versiones, el Mi10T Pro, que ofrecerá un sensor de 108 megapíxeles, y una versión menos hormonada con una lente de 64 megapíxeles, el Mi18T a secas. Comparte el resto de componentes. Con una triple cámara compuesta por dos sensores de 13 y 5 megapíxeles (lente macro, para tomas de cerca), el dispositivo incorpora distintos modos de escenas. Se completa la configuración con una cámara frontal de 20 megapíxeles. Cuenta con una batería de 4.820 mAh que avala un uso duradero: más de un día y medio sin pasar por el cargador. Y, además, con sistema de carga rápida, aunque su cargador rápido de 65 W se comercializará de manera independiente. Los nuevos dispositivos arrancan en 499 euros. Realme x50 Pro El teléfono luce una pantalla Samsung Super Amoled de 6.44 pulgadas, con una resolución de 2.400 x 1.080 píxeles (es decir, Full HD+) y un formato de 20:9. La velocidad de refresco es de 90 Hz. El ratio de pantalla es del 92 por ciento. En cuanto al procesador, la firma ha instalado el último y más potente de la factoría Qualcomm, el Snapdragon, 865, que incorpora conectividad 5G (con su nuevo módem X55), es hasta un 25% más rápido que su predecesor y trae enormes mejoras en potencia, conectividad, Inteligencia Artificial y capacidades para las cámaras. El rendimiento, pues, no será ningún problema, y está, en este aspecto, a la altura de cualquier otro terminal de gama alta. Sobre sus cámaras, la realidad es que son más bien modestas. La fotografía ha sido uno de los terrenos donde más se ha evolucionado en los tres últimos años. Está configurado por un sensor ultra angular de 8 MP (F2.3), angular de 64 MP (F1.8), zoom híbrido 20x, telefoto: de 12 MP (F2.5) y lente B/N para retratos. Oppo Find X2 Pro En el frontal del terminal se encuentra una pantalla AMOLED de 6.7 pulgadas y una resolución QUAD HD+ (3.168 x 1.440 p). La densidad de píxeles, desde luego, es excelente, con 513 ppp. Una novedad es que la pantalla, por primera vez, tiene una frecuencia de refresco de 120 Hz. De eta manera, incluso en las escenas más rápidas de una película o evento deportivo podremos ver objetos y personas perfectamente definidos y sin ese molesto efecto de movimiento que suele emborronar las secuencias de acción. También el brillo se ha incrementado, y será de 800 nits y de hasta 1.200 nits con HDR, que por cierto, también se aplica al vídeo. El ratio de pantalla es del 93%, debido en parte a que la cámara frontal, de 32 megapíxeles, se encuentra tras una pequeña perforación en el frontal. El procesador, por supuesto, es el esperado. El Find X2, en efecto, monta el Qualcomm Snapdragon 865, el chip elegido por la mayoría de los fabricantes para su gama alta de este año. Soporta 5G y cuenta con hasta 12 GB de memoria RAM y 256 GB para almacenamiento. La batería, de 4.200 miliamperios, llega acompañada por el sistema de carga rápida Super VOOC 2.0 de 65W, lo que significa que podremos cargar el móvil al 100 por 100 en solo 38 minutos. Tres cámaras, una «super cámara» En la parte trasera, encontramos una triple cámara compuesta por un sensor principal Sony de 48 megapíxeles, un ultra angular, también de Sony, de 48 megapíxeles y una cámara de 13 megapíxeles con zoom periscópico (exclusivo de Oppo) capaz de ofrecer un zoom híbrido de x10. La cámara cuenta también con un sistema Ultra Macro. Su precio es de 999 euros.

Cambio de rumbo, y para mejor, de OnePlus, una empresa que se disputa el título de la «Apple china». Tras unos ciclos de venta en donde se subió a la parra comercializando productos cada vez más caros, regresa a su esencia en su nuevo buque insignia, el OnePlus 8T. Escasamente seis meses después de lanzar el anterior modelo en el que, por el camino, apostó por la gama media con un interesante modelo llamado Nord. A diferencia de otros lanzamientos, no hay (por el momento) una versión «Pro», aunque dadas sus capacidades es, siendo sinceros, prácticamente innecesario. El terminal cumple. Con unos bonitos acabados en cristal que recuerdan de hecho al Nord, el terminal resulta compacto y manejable a pesar de sus 6.55 pulgadas. Lo que más llama la atención es su poderoso panel sin curvas (y simétrico, todo sea dicho) de tipo Amoled que destaca por su sensacional fluidez. Esto es debido a la tasa de refresco de 120 Hz que da un extra de actualización. Una tecnología de la que, por ejemplo, se había rumoreado en los últimos meses que llegaría a los nuevos iPhone 12, pero que no ha sido así. En cambio, la han adoptado otros buques insignias del mercado y permite sacarle más jugo en los juegos móviles, entre otras cosas. Es algo que se nota y logra una gran experiencia a pesar del impacto energético. La resolución, sin embargo, algo mejorable. Ofrece espacio para Full HD, suficiente pero algo escaso en comparación con otros equipos. Para el tamaño del dispositivo el resultado es bueno. Incluye un sistema de brillo automático, a veces algo inestable. Tiene caballos para rodar bien en todos los terrenos. El chip Snapdragon 865 logra rascar un notable desempeño. Es fluido, rápido y solvente, según la experiencia durante estos primeros días y los distintos test de rendimiento. Es marca de la casa intentar darle una vuelta de tuerca a otras prestaciones como la memoria RAM, algo necesario para el «multitasking» por ejemplo, y que en esta edición alcanza los 12 GB en su versión más potente (6 GB para el modelo intermedio). Cámara conservadora y mejorable El equipo mantiene otros atributos como la cámara. Apenas se ha tocado esta fórmula. Cuatro lentes de 48, 16, 5 y 2 megapíxeles conjuntan un módulo trasero bastante discreto (en forma de ficha de dominó como Samsung) en comparación con otras propuestas de competidores. Da buenos resultados. El sensor principal, de 48 megapíxeles, permite capturar imágenes con gran información aunque tiende a potenciar los contrastes. Se equilibra con un sensor ultra gran angular de 16 megapíxeles con apertura focal de F2.2. Este objetivo es bastante versátil y juguetón. Se presta a las escenas más creativas en los viajes aunque tiene a deformar. Ficha técnica Pantalla 6.55 pulgadas Resolución 2.400 x 1.080 (Full HD+) Dimensiones 160,7 x 74,1 x 8,4 mm Peso 188 gramos Chip Snapdragon 865 RAM 8 / 12 GB Memoria 128/256 GB Cámara Cuatro en la parte trasera SO Android 11 con OxygenOS Batería 4.500 mAh Precio desde 599 euros Viene compensado por una lente macro de 5 megapíxeles (apertura focal de F2.4) algo inestable en su enfoque con baja luminosidad. Más creativo es la existencia de una lente monocromática de 2 megapíxeles que se integra a los distintos modos de disparo en blanco y negro. Es una opción que está ahí y que no molesta. Es posible que muchos usuarios apenas le saquen un uso diario. Las cámaras tienden, por lo general, a requerir de una buena iluminación. Aunque no alcanza a otros equipos, permite capturar vídeo en 4K a 60 cuadros por segundo. Se puede grabar también en distintos modelos como cámara rápida y cámara lenta (hasta 480 fps), pero por lo general requiere de una buena iluminación para conseguir un buen resultado. Para la cámara frontal, de 16 megapíxeles, se ha optado por «agujerearla» en una esquina superior. Que el modelo Nord hubiera dado el salto a las redes 5G, no podía faltar en el repertorio de este terminal más avanzado esta compatibilidad. Sí, soporta esta tecnología aún en fase de despliegue. Otros aspectos interesantes es la presencia del sensor de huellas dactilares integrado en la propia pantalla (que toma en herencia de sus antecesores) y un equipo de audio que logra sonido estéreo. Aunque, sin duda, lo más interesante se encuentra quizá en su batería, de 4.500 mAh, que garantiza dos días de uso moderado, pero que vuele asombrar con su sistema de carga rápida: se carga en 40 minutos. Y lo mejor: en un cuarto de hora se puede tener suficiente para todo el día. También un aspecto destacado que mantiene su seña de identidad es la capa de personalización del sistema operativo llamada Oxygen, que le da un toque muy minimalista y limpio. Sin duda, un buen candidato a móvil de Android del año. Reseña elaborada a partir de una unidad cedida por la marca

Este 17 de octubre se cumple el sexto aniversario de la inclusión de la palabra «hacker» en el diccionario de la Real Academia Española (RAE), castellanizada como jáquer. Además, hace dos años se ampliaba su definición, añadiéndose connotaciones positivas. En un principio, la palabra «hacker» tuvo una acepción negativa, hasta el punto de que, en 2014, la primera definición de la RAE fue la de «persona que accede ilegalmente a sistemas informáticos ajenos para apropiárselos u obtener información secreta». Con el paso de los años ha conseguido completar su imagen y evolucionar hacia la profesionalización. De hecho, hoy en día estos perfiles cada vez se ven más en las plantillas de todo tipo de empresas, incluyendo a las más importantes del mundo. Los expertos aseguran que es importante difundir una imagen de más positividad a los profesionales de la cibersegudidad. Las claves, señalan en un comunicado expertos de Entelgy Innotec Security, el objetivo es demostrar que es un tipo de perfil al alza Un «hacker» es un experto, no un delincuente «Actualmente los hackers se han convertido en imprescindibles y no resulta extraño verlos en los puestos de mayor importancia a nivel tecnológico, coordinando estrategias de ciberseguridad, Big Data o Inteligencia Artificial», aseguran fuentes del sector. De hecho, los llamados «White Hat», es decir, aquellos que hacen un uso ético y útil de sus conocimientos para el bienestar de la sociedad, consiguieron que en 2018 la RAE cambiase la definición de Hacker por «persona con grandes habilidades en el manejo de computadoras que investiga un sistema informático para avisar de los fallos y desarrollar técnicas de mejora». Perfil fundamental Es, a día de hoy, un perfil que ha pasado de ser importante a ser fundamental. Hasta agosto de 2020, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) había registrado 908 brechas de seguridad. De las 61 que hubo en agosto, 43 fueron clasificadas como intencionales (ataques a través de código malicioso o «malware» o suplantación de identidad o «phishing», por ejemplo). Los expertos señalan que «la necesidad de organismos públicos y privados» de defenderse de estas amenazas externas ha resultado «vital y clave» en la profesionalización de los «hackers». En este punto, cabe destacar que esta figura no solo es cada vez más importante en las grandes empresas, sino que es también esencial en las pequeñas y medianas. Mayor formación Hasta hace unos años, muchos profesionales del sector eran simplemente personas con conocimientos y, en su mayoría, autodiactas. Pero a medida que ha crecido el interés por contratar estos perfiles se han adecuado las universidades y centros de estudios para mejorar su preparación. «No solo se es hacker por vocación, cada vez hay más formación especializada», añaden los expertos. Porque hace solo unos años no existían estudios que contemplasen la actividad del «hacker». Hoy en día -dicen los expertos- sigue habiendo mucho de afición pero casi todos los niveles formativos incluyen materias específicas sobre «hacking»: formación profesional de diversos niveles, temarios de carreras universitarias e incluso estudio de postgrados universitarios y tesis doctorales. Esto es esencial ya que, a pesar de lo necesarios que son, en la actualidad no existen muchos perfiles «altamente cualificados en este campo». Igualmente, la industria contribuye cada vez más a esta formación. Muchas empresas, tanto especializadas como de otros sectores, realizan formaciones y cada vez se organizan más eventos, bootcamps, competiciones y congresos para captar talento, incluso en edades muy tempranas y antes de acabar el instituto. Especialización Cuando se habla de un «hacker» se piensa que lo sabe todo en términos informáticos. Ahora, empieza a haber otro añadido, a especialización. Es, sugieren los expertos consultados, la clave del del futuro, porque además de la formación, se trata de una profesión altamente demandada y, por ello, cada vez más se exige una especialización concreta en diferentes ramas. Algunas de ellas son la seguridad defensiva o «Blue Team», «Threat Hunting», «malware», «exploiting» o seguridad ofensiva y Red Team, entre otras. Esta última es quizá una de las más populares. Consiste en la realización de ataques controlados a un objetivo, previamente definido entre ambas partes, por un equipo que utiliza las mismas tácticas que usaría un atacante. Y manifiestan: «Se buscan las vulnerabilidades de una organización y se prueban sus capacidades para defenderse y gestionar cualquier incidente».

Cuando Shazam se hizo popular, parecía algo mágico. La aplicación permite reconocer una canción que se encuentre en su base de datos por medio de un sistema que «escucha» las frecuencias. Había mucho de ingeniería detrás. Ahora, Google ha introducido en su asistente digital Assistant una interesante función que permite reconocer un tema con solo silbar o tararear un fragmento. Esta opción no es perfecto y depende del sonido ambiente y la capacidad artística del usuario. Pero es bastante preciso sobre todo con los éxitos más conocidos. Es una función bastante útil dado que muchas veces tenemos clavada en la cabeza una canción pero desconocemos el título o, directamente, el artista. Para utilizar este sistema hay que pasar por Assistant, el asistente de voz de Google, integrado por defecto en los teléfonos móviles Android y «cerebro» de los altavoces inteligentes. Tan solo hay que invocar al software por medio de las palabras mágicas «OK, Google» o puslar sobre el icono de micrófono si se encuentra en un «smartphone» para empezar a recitar la melodía escogida. Entonces, hay que preparar al sistema pidiéndole «¿Qué canción es esta?». En ese instante, y durante 10-15 segundos, el servicio empieza a escuchar el tarareo o canción silbada, aunque esto último puede afectar la calidad del micrófono del dispositivo o la capacidad de entonar del usuario. En cuestión de pocos segundos, devuelve varios resultados que se acercan a la frecuencia y la probabilidad de acierto. Durante las pruebas realizadas, el software ha estado preciso al intentar entonar temas como «Living on a prayer» de Bon Jovi o «We are the champions» de Queen. «Una vez que haya terminado de tararear, nuestro algoritmo de aprendizaje automático ayuda a identificar posibles coincidencias de canciones. Y no se preocupe, no necesita un tono perfecto para usar esta función. Le mostraremos las opciones más probables según la melodía», explica en un comunicado Krishna Kumar, gerente de productos de Búsqueda de Google. El secreto está, según indica la multinacional estadoundiense, en la «huella digital» asociada a cada entidad musical. «La melodía de una canción es como su huella digital: cada uno tiene su propia identidad única. Hemos creado modelos de aprendizaje automático que pueden hacer coincidir su tarareo, silbido o canto con la identidad correcta», explica Kumar. Cuando el usuario tararea una melodía en el motor de búsqueda, los modelos de aprendizaje automático transforman el audio en una secuencia numérica que representa la melodía de la canción. «Están capacitados para identificar canciones basadas en una variedad de fuentes, incluidos cantos, silbidos o taraeos, así como grabaciones de estudio. Los algoritmos también eliminan todos los demás detalles, como los instrumentos de acompañamiento y el timbre y el tono de la voz. Lo que nos queda es la secuencia numérica de la canción o la huella digital», añade.

Ciberguerra, ciber milicias, ataques teledirigidos. Centenares de virus informáticos que asolan a las infraestructuras. El campo de la seguridad informática es muy amplio y cada vez más importante para la economía y las empresas. Con las medidas de confinamiento adoptadas durante la pandemia, miles de compañías han adoptado el teletrabajo como alternativa para mantener sus actividades, pero esto ha dejado expuestos datos sensibles. Lorenzo Martínez (Logroño, 1978), perito informático forense y fundador de la empresa de ciberseguridad Securízame, señala en una entrevista a ABC realizada por videconferencia las posibles vulnerabilidades de estas formas productivas llamadas a extenderse en el futuro y otras tendencias en este sector al auge. La pandemia ha exhibido las carencias en seguridad informática de los proyectos de teletrabajo. ¿Ha puesto en compromiso a las empresas? Eso ha contribuido a que la seguridad de las empresa que anteriormente ya era problemática y tenían suficientes amenazas ha añadido una losa extra. Si antes, durante todos estos años, la cantidad de ataques como los «timos al CEO», el auge del «malware» bancario o «ransomware» (secuestro de datos) recorrían distintas organizaciones de manera descontrolada, la implementación del teletrabajo de forma urgente ha llevado a una sobreexposición de determinados servicios de acceso de una manera temeraria. ¿Eso quiere decir que se han producido más ciberataques en estos meses? Se ha traducido en una mayor exposición de la superficie de una empresa hacia internet. En otros casos, también ha llevado a un acceso de personas que nunca han trabajado en remoto a personal que no tiene cualificación y concienciación de seguridad informática interna. Si los usuarios desconocen los archivos que están abriendo y lo hacen en su casa, lo que ha provocado es que al no haber control ha podido derivar en un problema en los activos de la empresa. Ha llevado a cifrar todos los archivos de la compañía de manera inconsciente. Esto parece que va para largo y, tal vez, se imponga esta fórmula productiva en algunos departamentos en el futuro. ¿Qué medidas son necesarias entonces para reforzar la seguridad? Se han empezado a crear leyes para regular el teletrabajo para proteger a los empleados, pero no se han puesto medidas para tener toda la infraestructura bien montada en las empresas. Existe el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que obliga a que se tiene que adaptar los mecanismos de seguridad informática según tus necesidades, pero como hemos hecho las cosas de un día para otro hemos priorizado la dotación de conectividad en lugar de la protección. Durante el confinamiento hice un experimento con unas herramientas y encontré multitud de direcciones IP de empresas españolas que tenían expuesto el escritorio remoto. En algunos casos, incluso, se puede identificar el tipo de dispositivo, versiones del sistema operativo, hasta nombres propios, logos y direcciones de correo. Llegué a encontrar más de cien ejemplos. ¿Cuáles son las razones de esto? En muchos casos, los empresarios creen que tienen las cosas bien hechas porque cuentan con un informático que acude una vez cada dos semanas a la empresa. Y eso no es seguridad; eso es falsa seguridad. Pero ese profesional, a veces, no tiene unos conocimientos especializados en ciberseguridad y la experiencia de haberse enfrentado a incidentes, o identificado vulnerabilidades. En muchas ocasiones reconocen que no quieren invertir más dinero ante el escenario de incertidumbre que nos encontramos. Es decir, los posibles agujeros de las empresas se deben a la falta de presupuesto, ¿no? Sí, pero el mensaje también es que tienen la sensación de que tienen toda la infraestructura técnica bien montada. Conozco empresas que han sufrido un ataque de «ransomware» cifrando las copias de seguridad que hacen en un disco duro conectado al servidor permanentemente. He visto a empresarios llorando porque alguien les ha cifrado los datos. Y pensaban que tenían un búnker. Lo que me estoy encontrando también casos en los que le reportas fallos de implementación e insisten en que lo han hecho correctamente. ¿Cuál es la tendencia que ha crecido más en ciberdelincuencia? Creo que hay dos claras evidencias, la presencia al alza del “ransomware” y las estafas de toda índole. En el primer caso, lo que hace es imposibilitar los equipos y cobrar por su rescate. Los ataques hace años estaban más verdes, pero ahora los atacantes tienen unos conocimientos mucho más avanzados y llevan labores de post explotación de una manera más profesional. Son capaces de identificar la información más jugosa de las empresas e intentan acceder a los equipos mediante vulnerabilidades conocidas. El nivel de profesionalización que han tenido en este tipo de ataques es increíble. Del lado de las ciberestafas, en ocasiones se debe a la mala configuración de los servidores de correo y los dominios. Se aprovechan y mandan mensajes que simulan a la empresa, pero muchos de estos intentos se pueden evitar. ¿Qué soluciones cree que existen para mitigar este tipo de ataques como el «ransomware»? Es algo que está devastando a muchas empresas de todo tamaño y pelaje. De todos estos que llevo batallando contra este tipo de ataque he de reconocer que ha evolucionado mucho. El poner medidas de seguridad para prevenir es imprescindible, vital y necesario. Y se logra mitigar muchos de ellos. Pero he descubierto que como muchos de estos ciberataques son posibilitados por los propios usuarios que trabajan en la empresa es importante asumir que te va a entrar un «ransomware». Más que el cómo prevenir, hay que pensar en cómo reaccionar cuando suceda. La probabilidad de que suceda es muy alta. De ahí que haya diseñado una solución que llamamos «reborn» que consiste en que la copia de seguridad («backup», en inglés) se realiza en una máquina securizada que garantiza que se puede descifrar porque no es accesible a los atacantes. En caso de un incidente en la empresa, somos capaces de recuperar el estado previo al ataque. Cita ejemplos que se dan a menudo. ¿Qué pasará entonces con las redes 5G? Dependerá en muchos casos del nivel de aceptación de esa tecnología a la hora de que todo aquello que quieras conectar tenga una conexión directa a internet o acceda a otros equipos de una red interna. El problema es que el tipo de dispositivo que te pueden comprometer puede ser un micrófono de un altavoz o una cámara de vigilancia y sufrir un potencial chantaje. Las empresas de ciberseguridad son los encargados de crear y propagar los virus. ¿Es una leyenda urbana? Me lo creo tanto como si se lo veo publicado a Miguel Bosé. Evidentemente, en ningún momento pondría encima de la mesa que eso suceda. Creo que en el sector de los antivirus hay grandes profesionales. Hay una enorme estadística de descubrimiento de virus. Las empresas de antivirus no tiene que dar a basto a identificar el funcionamiento de todos los «malware» por la cantidad de ellos que se producen. En cualquier caso, la ciberseguridad es un sector al alza. ¿Hacia dónde vamos? Vamos hacia un entorno en el que hay que adaptarse a todas las amenazas que surgen. Es asumir que vives debajo de una piscina y que en algún momento va a empezar a filtrarse agua. Lo que tienes es estar preparado para reforzar el techo para poderlo contener. Incidentes de seguridad se van a dar y tenemos que vivir con ellos, porque en el momento en el que utilizamos la tecnología para producir y sustentar los negocios, hay que entender que es necesario darle mantenimiento a las herramientas. El problema es entender lo imprescindible que son los equipos.

Vuelve el fantasma que asusta a los grupos políticos. Vuelve, a la primera línea, las críticas por la posible existencia de sesgos ideológicos en las plataformas de medios sociales. El detonante ha sido una publicación del medio «The New York Post» en la que se informaban de los supuestos vínculos con Ucrania del candidato demócrata a las elecciones presidenciales de Estados Unidos. La noticia, de interés periodístico, no ha circulado de manera masiva por la limitación introducida por Facebook y Twitter. Lo que ha despertado la ira de sus detractores al grito de censura. Las redes sociales, que han considerado a esta información de «poco fiable», están en el punto de mira en esta próxima cita electoral. Los escándalos de Cambridge Analytica de hace cuatro años y las campañas coordinadas para tratar de influir entre los votantes ha derivado en la adopción de nuevas medidas contra la desinformación. Estos filtros han generado un intenso debate público acerca de si tratar contenidos informativos puede ser considerado censura. Sin verificación previa Es, en efecto, una decisión poco habitual de las redes sociales por su carácter marcadamente editorial. bY más, teniendo en cuenta que lo han hecho sin esperar la verificación de hechos de las empresas asociadas de «fact-checkers» con las que tienen acuerdos internacionales como Newtral o Maldita en España. En el caso de Facebook, la red social por excelencia ha optado por «reducir la distribución» del artículo durante el tiempo en que sus verificadores analizan la historia, mientras que Twitter se ha inclinado en su completa eliminación. ¿Deberían editorializar las compañías tecnológicas? ¿Son acertadas sus decisiones para intentar frenar la lacra de las «fake news»? El polémico artículo se basaba en la recopilación de una serie de correos electrónicos recuperados de un viejo ordenador que, supuestamente, había pertenecido al hijo de Biden. El asunto más espinoso ha sido la revelación de que una copia se entregó al diario por el exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, actualmente asesor jurídico de Trump. Este hecho ha considerado poco fiable la información publicada. Ambas empresas han alegado motivos diferentes para justificar la limitación de alcance de la publicación. Andy Stone, responsable de políticas públicas en Facebook, ha instado en un mensaje en su perfil de Twitter a que los grupos externos de verificación de datos asociados a Facebook corroboren la información. «Mientras tanto, estamos reduciendo su distribución en nuestra plataforma», ha insistido. Y ha añadido: «Esto forma parte de nuestro proceso estandarizado para reducir la difusión de información errónea. Reducimos temporalmente la distribución pendiente de la revisión del verificador de hechos». Twitter, por su parte, ha asegurado que violaba su política interna contra la publicación de material digital robado al considerar que los contenidos se habrían logrado sin el consentimiento de su supuesto dueño. Donald Trump, actual presidente y candidato republicano, ha calificado en su perfil de Twitter de «terrible» la decisión de las redes sociales, al tiempo que ha llamado de nuevo a eliminar las protecciones legales de las que disfrutan las grandes plataformas de internet bajo la sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996. El objetivo es una reforma que puede modificar estos servicios que han logrado representar un papel predominante en la política y la distribución de contenidos informativos. En los últimos meses la relación de estas plataformas con la política se ha tensionado. Las empresas propietarias de estos servicios tan populares han orquestado un plan de acción para evitar la desinformación durante las próximas elecciones. Entre las medidas adoptadas, evitar que se cante victoria antes de tiempo o informar sobre el proceso de votación.

La llegada de los nuevos modelos de teléfono móvil de Apple ha estado salpicada por la decisión de la marca de no incluir en la caja los auriculares ni el cargador. Una decisión que puede marcar un punto de inflexión en la industria. La nueva generación también ha llegado con varios modelos a escoger por primera vez y otras novedades interesantes. El principal reto de los iPhone 12: ¿será suficiente la compatibilidad con las redes 5G para mover el mercado? Más opciones para cubrir un mayor rango Apple fue el primero en superar el umbral de los mil euros por un teléfono móvil. Algunas marcas le han seguido el juego. Pero el mercado ha seguido moviéndose estos años y la batalla está en la gama media, donde empiezan a recibir incluso terminales muy accesibles que soportan 5G. Y la guinda ha sido que el catálogo de la empresa, que otras temporadas parecía limitarse a dos modelos, es ahora tan extenso que se pueden encontrar propuestas como el iPhone SE, lanzado hace unos meses, y que empieza en 469 euros. El modelo iPhone XR, por su parte, se queda como una opción intermedia también muy recomendable a pesar de haberse lanzado hace dos años, y que se queda en cien euros más. Pero esta temporada se ha reforzado el inventario con cuatro modelos para todos los gustos. Sin beneficiarse de las prestaciones más avanzadas en materia fotográfica, el modelo iPhone 12 mini alcanza los 809 euros. Es un terminal que sigue siendo caro, pero tiene altas prestaciones y un diseño moderno. Tiene una pantalla de 5.4 pulgadas pero sufre una mayor superficie al no contar con apenas bordes, lo que se puede tener en la mano un dispositivo de dimensiones tan compactas como el iPhone SE 2 pero con más espacio para interactuar. La cuestionable ausencia de cargador y auriculares Este ha sido, sin lugar a dudas, un motivo de debate. Y ha despertado una gran controversia. No es para menos. Porque los usuarios que adquieran los nuevos terminales deberán abonar un pago adicional para adquirir los cargadores y los auriculares Earpods, que llevan cable. Eso o se reutilizan algunos antiguos si el consumidor es actualmente propietario de un dispositivo de la marca. Estos accesorios se han eliminado de la caja. La empresa estadounidense alega motivos medioambientales para tomar esta decisión. No es el fin del mundo, pero todo apunta a una estrategia para aprovechar el nuevo cargador con tecnología MagSafe y el sistema de carga rápida. Que tampoco son especialmente baratos. El problema adicional es que la empresa ha mantenido el puerto Lightning para la carga desde un cable que, a su vez, cuenta en el otro extremo con una conexión USB-C, el estándar actual en el mercado. De esta forma los compradores deberán adquirir accesorios oficiales. Dudoso despliegue de las redes 5G Aunque los nuevos dispositivos son compatibles con esta tecnología, todavía no se les va a poder sacar verdaderamente provecho porque el despliegue va con retraso y las primeras propuestas de las empresas de telecomunicación se encuentran en un paso intermedio. La ansiada revolución del 5G «puro» tardará aún tiempo en llegar. Lo más probable es que a la mayoría de consumidores les suscite más interés las novedades de cámara y velocidad de procesamiento que las conexiones de quinta generación. Aunque Apple ha querido dar un espaldarazo a esta tecnología mediante otras mejoras de software. El iPhone 12 es capaz, según anunció la compañía, de alcanzar las velocidades de 5G sin consumir más energía de la que sufriría tirando de 4G. Para darle más sentido, se ha incorporado un modo «Smart Data» que permite que las aplicaciones que no necesitan de velocidades 5G empleen redes 4G, lo que también se traduce en un ahorro de batería. Durabilidad En realidad, uno de los factores más importantes de los productos de la empresa es su durabilidad. A pesar de sufrir como todos los equipos electrónicos una obsolescencia programada, lo cierto es que la empresa se ha esperado en llevar al límite el soporte de sus actualizaciones. De hecho, la última versión del sistema operativo móvil de Apple, iOS 14, se puede instalar incluso en los terminales iPhone 6S. Modelos que debutaron en el mercado allá por 2015. Y no ha llovido desde entonces. El secreto está en el interior de las cámaras A primera vista, la configuración escogida para construir la cámara no difiere demasiado del iPhone 11 Pro del pasado año. Pero solo de reojo, porque es cierto que se han mantenido las tres lentes (entre ellas, el ultra gran angular que debutó entonces), pero se ha añadido un escáner Lidar que promete dar buenos resultados. En esta ocasión, la cámara gran angular se ha renovado con un objetivo de 26 milímetros que tiene albergar hasta 7 elementos. Puede absorber hasta un 27% más de luz y tiene un sensor de imagen un 47% más grande. Con todo se podrá capturar más información. Otra característica que no puede pasar por alto es que se ha extendido el modo nocturno y la tecnología de procesamiento de imagen Deep Fusion a todas las cámaras, tanto frontal como trasera del iPhone 12 Pro. También se ha mejorado la estabilización óptica con lo que la captura será más natural, sin saltos y más espectacular. La compatibilidad con el sistema de grabación de vídeo Dolby Vision HDR es una gran novedad para una cámara móvil. De igual manera, que ProRaw, que permite capturar en formato RAW (ideal para edición) anticipa una experiencia sensacional para aquellos usuarios que tienen dotes de fotógrafo.

Thu, 15 Oct 2020 13:53:43 +0200

Este es el partido más importante que se juega en la cancha de las tecnológicas. Pero el pitido inicial no ha sido de hace dos días: el balón echó a rodar hace mucho tiempo pero ahora se pretende pasar el VAR para comprobar si se han pasado o no de la raya. Están bajo supervisión de los reguladores, aunque desde diferente perspectiva. Porque, por el momento, se han asentado dos modelos distintos: el de Europa con su exigente regulación y el de Estados Unidos. Y he aquí la cuestión, regular o no. Las grandes tecnológicas están ahora en el punto de mira, incluso en su país de origen. La coincidencia con unas de las elecciones presidenciales más tensionadas que se recuerdan... Ver Más

La red social Facebook cambió este martes su política interna para prohibir los anuncios que disuadan de vacunarse, una medida dirigida a «eliminar informaciones falsas» que puedan dificultar el trabajo de los organismos de salud pública, indicó la compañía. «Nuestro objetivo es ayudar a que los mensajes sobre la seguridad y la eficacia de las vacunas lleguen a un grupo amplio de la población, a la vez que prohibimos los anuncios con información falsa que puedan dañar los esfuerzos de salud pública», apuntaron desde Facebook en una entrada en un comunicado. La firma de Menlo Park (California, EE.UU.) no incluye en esta prohibición los anuncios que se muestren partidarios o contrarios de políticas gubernamentales específicas sobre vacunas -incluyendo las dirigidas a luchar contra la Covid-19-, siempre y cuando estos identifiquen claramente quién está pagando por ellos. Así, la idea de Facebook es seguir permitiendo un debate sobre cómo deben gestionar los Gobiernos el desarrollo y administración de vacunas, pero impedir que haya voces que llamen directamente a la población a no vacunarse. La empresa que dirige Mark Zuckerberg está redoblando en las últimas semanas sus esfuerzos por controlar qué contenidos se comparten en la plataforma, y el lunes anunció que también quedan prohibidos los mensajes que nieguen o contengan información distorsionada acerca del Holocausto. A principios de octubre, Facebook eliminó, al considerarlo información falsa, un mensaje compartido por el presidente de EE.UU., Donald Trump, en el que comparaba la pandemia de Covid-19 con la gripe y aseguraba que la primera es «muchos menos letal» en la mayoría de las poblaciones. El mensaje compartido por Trump era el siguiente: «¡La temporada de la gripe se acerca! Mucha gente todos los años, algunas veces más de 100.000, y pese a la Vacuna, muere de la Gripe. ¿Vamos a cerrar nuestro País? No, hemos aprendido a vivir con ella, justo como estamos aprendiendo a vivir con la COVID, en la mayoría de poblaciones mucho menos letal». Trump respondió a las acciones de Twitter y Facebook con un nuevo mensaje en el que llamó a eliminar las protecciones legales de las que disfrutan las grandes plataformas de internet bajo la sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996. Esa sección indica que las grandes compañías de internet están exentas de casi cualquier consecuencia legal resultante de los contenidos publicados en su plataforma e incluso de sus propias decisiones de eliminar contenidos, porque se supone que son meros intermediarios o canales.

El correo electrónico se ha convertido en una de las herramientas más empleadas por los cibercriminales para engañar a sus víctimas. La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad, ha detectado una nueva campaña de ciberestafas en la que los atacantes afirman por medio de un email que han «hackeado» los dispositivos de la víctima y, de este modo, han logrado grabar al usuario mientras observaba contenido sexual explícito. Algo que, según afirma OSI, es completamente falso. «Los ciberdelincuentes, aunque no están en posesión de dicho material, amenazan con hacer efectiva su extorsión si no se realiza el pago de una determinada cantidad en bitcoins», explican desde OSI. La Oficina de Seguridad del Internauta señala que el correo electrónico fraudulento se envía desde una cuenta cualquiera, esta podría haber sido manipulada siguiendo técnicas maliciosas para la suplantación de identidad. A pesar de que no hay un dominio concreto enviando el email, sino varios, se puede localizar por el asunto que suele acompañarlo: «Tu dispositivo fue hackeado por hackers. ¡Lee el manual ahora!». Sin embargo, desde OSI se expresa que «no se descarta que existan otros correos con otros asuntos». El correo de la ciberestafa consta de un largo texto que puede llevar a confusión a la víctima con facilidad. Y es que el mensaje no solo no cuenta con faltas ortográficas -que es uno de los rasgos más comunes en este tipo de ciberestafas- sino que además explica detalladamente cómo ha podido «hackear» los dispositivos del usuario y qué debe hacer este para evitarlo. «Hice un video que muestra cómo te satisfaces a ti mismo en el lado izquierdo de la pantalla, y en el lado derecho ves el video que estabas viendo. Con un solo clic, puedo enviar este video a todos tus contactos en el correo y las redes sociales. También puedo publicar el acceso a todos tus correos y mensajeros que uses. Si quieres prevenir esto, entonces: Transfiere 1000 dólares a mi cartera de bitcoin (si no sabes cómo hacerlo, escribe a Google: "Comprar bitcoin")», se afirma en una parte del mensaje de la estafa. A continuación, el cibercriminal afirma que si se abona el importe solicitado el usuario no volverá a saber nada más sobre él. Asimismo se le da un plazo 50 horas para hacerlo. Qué hacer si recibes este correo Desde OSI señalan que si se recibe un correo de este estilo hay que ignorarlo y no responder. Se trata de un intento de estafa para que realices un pago económico bajo el pretexto de no difundir supuesto material comprometido tuyo. La Oficina de Seguridad del Internauta remarca que es muy improbable que alguien haya accedido a tu equipo, tenga tus contactos, contraseñas y disponga de un vídeo íntimo en el que participas.

La plataforma de venta online Amazon lanzó este martes a medianoche su batería de ofertas más famosa, que también estará disponible durante todo este miércoles, 14 de octubre. Ambas jornadas son conocidas como los Amazon Prime Days y dan la posibilidad a sus clientes VIP, los que estén suscritos, de adelantar algunas de las compras que tengan previstas para Navidad -o que tengan planeadas desde hace tiempo- y, de paso, hacerlas más rentables. Durante estas 48 horas, que constituyen un preludio del Black Friday (27 de noviembre) o el CyberMonday (30 de noviembre), habrá descuentos en todo tipo de productos: aunque los más conocidos y recurrentes son los dispositivos electrónicos; los productos de belleza, los del hogar, los de moda y los de alimentación también presentarán precios más económicos de lo normal. A continuación ofrecemos algunas de las ofertas más interesantes de este Amazon Prime Day 2020: Si eres un amante de la tecnología, quizás te interese: Un lote que incluye un Echo Dot de tercera generación y una bombilla inteligente Philips Hue White & Color Ambience; «todo lo que necesitas para entrar en el mundo del Hogar digital», según reza la páguna web de Amazon. Costaba 119 euros ahora 39,99 Un teclado Corsair K65 Rapidfire RGB: Se trata de un flamante tecladon0 para ordenadores, cómo y práctico, de gran precisión, sobre todo para los amantes de los videojuegos. Costaba 149 euros y ahora 99,99 euros Si te gusta hacer deporte, quizás te interese: El reloj multideportes Garmin 735XT Forerunner. Es unisex e incluye sistema de posicionamiento por GPS. Es ideal para los aficionados a las actividades deportivas para seguir su rendimiento. Costaba 299 euros y ahora 169,95 euros La máquina de remo fitness SportPlus, fantástico para hacer actividad deportiva y tonificar los músculos de la espalda y brazo en casa. 249 euros Si disfrutas de la gastronomía, quizás te interese: El soporte de jamón Lepanto Jamonero -que incluye un cuchillo, una chaira y un cubre jamón. Es perfecto como elemento de decoración incluso. 45,99 euros (descuento 13%) Un pack de degustación de cervezas del mundo, marca Lagers. Viene un total de 12 botellas de 330 mílilitro cada una. Costaba 13,75 y ahora 10,75 euros Si tienes bebés en casa, quizás te interese: La silla de paseo para bebés MacLaren Quest Arc presenta un suculento descuento Es bonito, atrevido y resistente. Costaba 179 euros y ahora 165 euros Un pack de 192 pañales Dodot Sensitive cuyo precio inicial supone un descuento del 28%. Costaba 66,99 euros y ahora 47,99 euros

Al final se cumplieron los pronósticos. O, mejor dicho, acertaron las filtraciones, normalmente deliberadas y controladas por las marcas de tecnología. Hacer ruido en semanas previas ayuda a calentar el ambiente. Pero conlleva un problema: la falta de emoción. Apple, sin embargo, ha querido atacar hacia otro frente que todavía no había considerado hasta ahora: la compatibilidad con las redes 5G. Así son los iPhone 12, nuevos teléfonos inteligentes de la firma de Cupertino, cuyo salto respecto al año pasado es menos pronunciado. Diseño Pero esta no es su principal novedad. La gran diferencia del iPhone 12 Pro, y en general toda la nueva familia, en comparación con sus antecesores, los iPhone 11 Pro lanzados el pasado año, es su diseño. La empresa estadounidense ha modificado los laterales curvados que le han caracterizado a las últimas generaciones por una estética más sobria y abrupta. Tras más de cinco años sin cambiar su aspecto exterior, ahora los nuevos terminales destacan por ser bordes rectos. Está inspirado en los iPad Pro, con lo que cierra el círculo como anteriores ocasiones. Esta iniciativa permitirá que los consumidores se encuentren con un producto totalmente distinto a primera vista, con lo que muchos usuarios quizás les llame la atención. Por el contrario, recordará a los antiguos iPhone 4, lanzados en 2010. Pantalla Otra de las novedades de los nuevos iPhone 12 en su conjunto es que comparten la misma tecnología de pantalla, OLED. Hasta el año pasado, solamente las versiones que se apellidaban «Pro» eran los miembros que se podían beneficiar de este tipo de paneles que prometen una reproducción de colores intensos y negros profundos. Ahora, todos los modelos, desde el iPhone 12 mini hasta el de mayor tamaño, el iPhone 12 Pro Max, lucirán la misma calidad de imagen. Por tamaños, una gran (o, mejor dicho, pequeña) novedad, el iPhone 12 mini. Se trata de un terminal de 5.4 pulgadas. Es algo que no se encontraba en el catálogo de los iPhone 11 del pasado año. Ahora habrá más opciones. El resto compartirán las mismas dimensiones; el iPhone 12 (5.8 pulgadas), iPhone 12 Pro (6.1 pulgadas) y el iPhone 12 Pro Max (6.7 pulgadas). Esta última será la pantalla más grande que ha montado un iPhone en su historia, dado que el iPhone 11 Pro Max alcanzaba una diagonal de 6.5 pulgadas. Además, la pantalla Super Retina XDR, que anteriormente se destinó en exclusiva a los modelos iPhone 11 Pro, está disponible en todos los modelos por primera vez como otro reclamo para los consumidores. Rendimiento En cada generación se suele decir que «es mejor que el del año pasado». Un eufemismo comprensible porque se espera que los equipos se actualicen con componentes más modernos. Y así ha continuado en el caso de los nuevos iPhone 12. En su interior se encuentra un potente chip A14 Bionic, que supone un 20% más de potencia que el pasado A13 Bionic que se encontraba en los iPhone 11. Los nuevos dispositivos se podrán beneficiar de un mayor rendimiento, aunque sus antecesores siguen siendo auténticas bestias, con lo que es posible que los usuarios, a falta de un análisis en profundidad, apenas noten el cambio si vienen de una generación anterior. En caso de ser propietarios de un modelo más antiguo lo más seguro es que aprecien un comportamiento más fluido y mayor velocidad. Cámaras Las cámaras de los modelos «Pro» son muy similares respecto al año pasado. Se han incorporado nuevas prestaciones de fotografía computacional, como el nuevo sistema ProRAW que permite tener más control creativo de las imágenes (ideal para editar) en este formato, y una experiencia de vídeo Dolby Vision de extremo a extremo hasta 60 f/s. Estas versiones viene con una mejora en la luminosidad de las lentes gran angular y ultra gran angular, aunque se mantiene el zoom óptico de dos aumentos que ya aparecía en el iPhone 11 Pro. Eso sí, con un mayor refuerzo de los algoritmos de inteligencia artificial. Con la integración de los sensores Lidar, los usuarios ganarán un terminal que se luce en los servicios de realidad aumentada. Una tecnología cada vez más importante para la empresa estadounidense. La experiencia será distinta en comparación con los iPhone 11 Pro, aunque los nuevos modelos seguirán contando con una triple cámara (salvo el iPhone 12 mini que será doble). Todos ellos con sensores de 12 megapíxeles y distintas lentes (principal, telefoto y ultra gran angular). Otra característica que se encuentra en el modelo de gama alta es que se añade un sensor al angular principal con píxeles de tamaño mucho mayor tamaño, lo que promete capturar más información y, por supuesto, mejorar sus capacidades en condiciones de baja luminosidad. El salto en este aspecto con el 11 Pro es moderado pero solvente. También en los nuevos modelos se ha logrado una mayor estabilización de imagen, con lo que el resultado de grabar a pulso se apreciará con mayor detalle. Con el empuje del nuevo «cerebro», el A14 Bionic, los iPhone 12 Pro prometen una mayor capacidad de procesamiento de imágenes. Otras características Una de las principales novedades es el sistema MagSafe incorporado en los nuevos iPhone 12 y que permite conectar el cargador por medio de un sistema magnético. Es una ingeniosa manera de recargar los equipos y que se popularizó en los antiguos ordenadores MacBook, aunque se trataba de una solución ya conocida en el sector. Ahora se recupera. En cuanto al precio, pocos cambios: el iPhone 12 Pro y el iPhone 12 Pro Max estarán disponibles en modelos de 128 GB, 256 GB y 512 GB a partir de 1.159 euros y 1.259 euros, similar al pasado año.

Fue un evento virtual, como mandan los tiempos, pero aún así multitudinario. Más de tres millones y medio de espectadores, en efecto, esperaban su comienzo sólo en el canal de Apple en YouTube, algo nunca visto en cualquier otra presentación tecnológica. Han pasado casi 13 años desde aquel histórico evento de enero de 2007, cuando Steve Jobs mostró al mundo el primer iPhone. Pero las presentaciones del «smartphone» más popular de todos los tiempos siguen atrayendo a enormes multitudes. Ante un auditorio vacío, pues, pero con los ojos del planeta entero puestos encina, Tim Cook, el consejero delegado de Apple, empezó a desgranar las características de los nuevos, porque hubo varios, dispositivos. Las primeras palabras de Cook, sin embargo, no fueron para los iPhone, sino para el nuevo altavoz inteligente de la compañía, el HomePod Mini . Una esfera con la base y la parte superior aplanada, revestida en tela y de aspecto atractivo, el nuevo altavoz proporciona una experiencia de audio en 360 grados gracias a la configuración de sus varios altavoces, uno de los cuales apunta hacia abajo. Se trata, una vez más, de un dispositivo que, según Apple, proporciona sonidos de una calidad increíble, gracias en parte a su nuevo procesador Apple S5. Equipado con el asistente de voz Siri, el altavoz es ahora más potente que nunca. Lo cierto es que Apple necesitaba un nuevo producto en este segmento, hoy por hoy dominado por Amazon y Google. La integración con el iPhone viene de serie en el nuevo HomePod Mini, e incluso puede reproducir música desde un Mac. Bastará añadirlo a la «app» Home de nuestro teléfono para que el altavoz conozca, de inmediato, todas nuestras citas y el resto de las cosas que nuestro móvil sabe de nosotros. Y no solo eso, sino que el altavoz podrá identificar quién es la persona que habla y proponerle música personalizada y adaptada a sus gustos. Por ahora, solo es compatible con el catálogo de Apple Music, pero en los próximos meses admitirá también otros proveedores, como Amazon Music. El HomePod Mini estará disponible desde el 6 de noviembre a un precio de 99 euros. Cuatro versiones de iPhone 12 Llega, de inmediato, el turno de los iPhone. Tras el consabido repaso a los éxitos de la familia, Cook presentó a la nueva generación de iPhone. Una generación, por cierto, cuyos miembros incorporan, todos, conectividad 5G, «el paso más excitante» de la tecnología móvil de los últimos años, según el ejecutivo. Apple, una de las últimas firmas en incorporar el 5G, no podía permitirse esperar más sin perder una buena parte de su «tirón». Las nuevas capacidades de la red ultrarápida, gran velocidad y latencia mínima, han condicionado las capacidades de los nuevos teléfonos, que ahora son más potentes que nunca. «Toda la línea -dijo Cook- incorpora la alta velocidad». El primer terminal fue el iPhone 12 (a secas). En él el diseño ha vuelto al de terminales anteriores, con líneas planas. Un 15% más fino, un contraste de 2 millones a uno, una pantalla Super Retina XDR de 6.1 pulgadas y construido con los materiales más duraderos de la industria. El dispositivo está recubierto de un escudo cerámico, el cristal más resistente jamás construido, capaz de multiplicar por cuatro la resistencia a golpes y caídas con respecto a los modelos anteriores. Para acompañar al 5G, las antenas han sido reubicadas, y según Apple su teléfono es capaz de operar en más bandas que cualquier otro terminal del mercado. Cuando el sistema detecta que necesita altas velocidades, usa 5G. Si no, salta automáticamente a otras redes para gastar menos batería. El procesador, como se esperaba, es el nuevo A14 Bionic, un chip que es, ni más ni menos, un 40% más potente que el anterior. La CPU es de seis núcleos, la GPU (procesador gráfico) de cuatro núcleos y el procesador neural, donde reside la inteligencia del sistema. Es el primer procesador del mundo construido con tecnología de 5 milímetros y es capaz de hacer hasta 11.800 millones de operaciones por segundo. Según Apple, está a «años luz» de otros procesadores de la competencia. En cuanto a gráficos, supera en un 50% a todo lo anterior. Su red neuronal, más inteligente, permite que el iPhone reaccione más rápido que nunca, algo que sumado a la velocidad 5G y a una latencia casi inexistente, significa toda una nueva experiencia en el terreno de los videojuegos. Ahora, tiempo real significa realmente tiempo real. El terminal incorpora una doble cámara trasera con un sistema de «foto computacional» que es capaz de obtener la mejor foto en cualquier condición de iluminación, incluso de noche. Se trata de dos sensores de 12 megapíxeles: un angular, con apertura F1.6 y lente de 26 mm; y un gran angular con apertura F2.4, lente de 13 mm y hasta 120 grados de captura. Ahora, el modo noche está también en la cámara frontal. MagSafe, el retorno El dispositivo incorpora un nuevo sistema, MagSafe, que mejora la carga inalámbrica y que básicamente consiste en una serie de imanes en la parte trasera, que evitan «errores» al dejar el teléfono mal colocado en el cargador inalámbrico. Gracias a MagSafe, el teléfono se acopla siempre de forma que la carga sea óptima. Apple mostró también una pequeña cartera magnética que se pega directamente a la parte trasera y permite llevar, por ejemplo, el carné de conducir y otros documentos pequeños. Será el primero de toda una serie de accesorios para acoplar al teléfono.El cargador inalámbrico, dual, sirve para cargar al mismo tiempo tanto el iPhone como el Apple Watch. Pero el iPhone 12 no llega solo. Le acompaña, en efecto, un iPhone 12 Mini, con pantalla de 5.4 pulgadas pero con las mismas prestaciones que el modelo mayor. Ideal para los amantes de los teléfonos pequeños y ligeros. Pero también el iPhone 12 Pro, gran potencia Y llega el turno del iPhone 12 Pro, la nueva «bestia» de la compañía de la manzana, que llega acompañado, como era de esperar, de un modelo Pro Max. Ambos siguen optando por las líneas planas y los mismos materiales de construcción que el resto de modelos de la familia. Totalmente sumergibles, llevan la certificación IP68. La pantalla del 12 Pro es de 6.1 pulgadas. Y la del Pro Max crece hasta las 6.7 pulgadas. Incorpora, igual que el iPhone 12, el nuevo procesador A14 Bionic. La triple cámara trasera marca la diferencia, y a los dos sensores de 12 megapíxeles se suma un tercero, un telefoto también de 12 megapíxeles, F2.2 de 65 milímetros y zoom óptico de x2,5. La combinación de los tres consigue, según Apple, la mejor cámara nunca montada en un teléfono. La inteligencia artificial del procesador permite, por ejemplo, hasta un 87% de mejora en las fotos nocturnas. El terminal incorpora Apple Pro Raw, que guarda una copia en formato Raw, con toda la información, que puede editarse después de forma profesional en cualquier programa de tratamiento de imagen para obtener una multitud de efectos, resaltar la luz o avivar los colores. Pro Video, por su parte ofrece tanta calidad que con él podrían grabarse, según Apple, incluso programas de televisión. Es la primera cámara móvil que graba directamente en Dolby Vision HDR y en calidad 4K, lo cual augura, en efecto, una calidad excepcional. El vídeo, además, se podrá editar en el propio teléfono, gracias a la potencia del procesador. El iPhone 12 Pro, además, incorpora un escáner LIDAR, que permite escanear en 3D cualquier objeto, colocarlo de forma virtual en una foto y darle un efecto de relieve desconocido hasta ahora. Ideal, por ejemplo, para ver cómo quedaría un mueble en el salón, antes de comprarlo. El dispositivo también lo usa para mejorar el color en las fotos hechas de noche o con poca iluminación. Los precios Desde 999 euros el iPhone Pro con 128 GB de almacenamiento y 1.099 el Pro Max. Los precios van subiendo si elegimos memorias de 256 o 512 GB. Los precios son de 809 euros para el modelo mini y 909 euros para el iPhone 12.

Esta temporada Apple se lo va a poner más difícil a los consumidores que deseen adquirir sus iPhone 12, nuevos terminales que se han presentado este martes en un evento retransmitido en «streaming» a causa de la pandemia. Al contrario que otras ediciones, los retrasos sufridos en el sector han provocado que su lanzamiento se produzca más tarde. Habrá no uno ni dos modelos, sino cuatro. Y con una misión: popularizar las redes 5G. Porque todos ellos son compatibles con esta tecnología. Y frente a este avance, la multinacional estadounidense también ha modificado, después de cinco años, su diseño, abandonando los característicos laterales curvados. El guión se ha cumplido como se esperaba. No ha habido grandes sorpresas. Y los nombres del nuevo catálogo responden a pocos cambios: iPhone 12 Mini, iPhone 12, iPhone 12 Pro y iPhone 12 Pro Max. Distintos en algunas capacidades, aunque comparten componentes como las pantallas de tipo OLED, una tecnología que se ha convertido en tendencia del sector en los últimos años y que presentan los colores saturados y los negros muy profundos. Son hasta un 16% más brillantes que sus antecesores. Por primera vez, la pantalla Super Retina XDR, que anteriormente se destinó en exclusiva a los modelos iPhone 11 Pro, está disponible en todos los modelos. Son distinguibles por algunos aspectos como el tamaño, dado que ofrecen una notable diferencia entre ellos. Presentado como «el móvil con 5G más pequeño del mundo«, el modelo más accesible es el iPhone 12 mini, de 5,4 pulgadas, que escalan hasta los 5,8 en el caso del iPhone 12 «normal». Y superando este umbral en los iPhone 12 Pro (6,1 pulgadas) y iPhone 12 Pro Max (6,7 pulgadas). Todos ellos, además, son hasta un 11% más finos. Con este anuncio, la empresa estadounidense pretende revertir la tendencia de los móviles que superan los mil euros, ofreciendo así un incentivo de entrada en el caso del iPhone 12 mini. Las opciones de almacenamiento de este modelo oscilan entre los 64 y 256 GB. Y viene con doble cámara al estilo del iPhone 11, una versión de gran acogida en el mercado el pasado año. El resto de miembros apuestan por incorporar, como el pasado año, una triple cámara, aunque con algunas novedades esta temporada: un sensor Lidar. Se trata de una tecnología heredada de los iPad Pro y que consigue una mejor profundidad, con lo que se podrá beneficiar el uso de la realidad aumentada. A nivel técnico, los nuevos iPhone 12 incorporan el microprocesador A14 Bionic, una «bestia» según las estimaciones de la multinacional. Se desconoce, por política de empresa, la memoria RAM. La multinacional ha asegurado que el sistema está «perfectamente preparado» para disfrutar del consumo de videojuegos móviles. Y, para ello, ha aprovechado la presentación para desvelar la adaptación móvil de «League of Legends», el conocido juego multijugador online. Cámaras distintas para públicos distintos La apuesta fotográfica de Apple esta temporada va a ser muy diferente. Los modelos más básicos, los iPhone 12 y iPhone 12 mini, cuentan con una doble cámara compuesta por dos sensores. Ambas, de 12 megapíxeles con apertura focal de F1.6. Ofrece un mejor rendimiento en condiciones de baja luminosidad y ha continuado en su apuesta por la fotografía computacional para mejorar los detalles de algunas escenas. También incluye un modo de cámara rápida que también ha mejorado el rendimiento por la noche. En cambio, los modelos más avanzados, los que tienen el apellido «Pro», incluirán una triple cámara compuesta por sensores de 12 megapíxeles cada uno y tienen objetivos distintos. Un angular muy luminoso (apertura focal de F1.6) viene acompañado por un telefoto de apertura 2.0 y un ultra gran angular, que repite como el pasado año, con F2.4 y un ángulo de visión de hasta 120 grados. El retorno de un viejo conocido Además, Apple ha recuperado el sistema carga inalámbrica magnético, MagSafe, que viene acompañado de un ecosistema de accesorios fáciles de conectar que se complementan a la perfección con los nuevos modelos. Funciona mediante un conjunto de imanes alrededor de la bobina de carga inalámbrica que están diseñados para proporcionar un alto nivel de eficiencia y una conexión perfecta con el iPhone. Los cargadores que soportan esta tecnología tienen una potencia de hasta 15W y son compatibles con los dispositivos con tecnología Qi existentes. Entre los nuevos accesorios están los cargadores MagSafe y MagSafe Duo, este último para el iPhone y el Apple Watch, fundas de piel, de silicona y transparentes hechas a medida para la parte trasera del iPhone, y la funda Leather Wallet. Precio y disponibilidad Apple ha revertido la tendencia de móviles de mil euros al anunciar dos versiones más accesibles. Por precio, el iPhone 12 mini costará 809 euros, cien dólares menos que el iPhone 12 (909 euros), y estarán disponibles a partir del 23 de octubre. Mientras que los modelos «Pro» empezarán en 1.159 euros (arrancando en 128 GB) y 1.259 euros en el caso del Pro Max, con llegada a las tiendas desde el 13 de noviembre.

Más pequeño y circular. Apple ha anunciado este martes el nuevo altavoz inteligente, el HomePod mini. Una versión más pequeña que el dispositivo entregado hace dos años para competir contra Amazon y Google en esta emergente categoría. A diferencia del original, tiene forma de balón. La multinacional estadounidense pretende llevar a nuevos espacios del hogar este aparato mitad altavoz mitad asistente digital, aunque no se han avanzado demasiado en las capacidades del software de voz Siri. Permite realizar interacciones por medio de comandos de voz, como reproducir contenidos musicales, asignar tareas, consultar el tiempo o revisar la agenda. Además, está concebido como centro neurálgico para procesar otras actividades domésticas como controlar aparatos compatibles como el televisor o el equipo de iluminación conectado a internet. Es un aparato que, a diferencia de su antecesor, es de reducidas dimensiones (3,3 pulgadas de altura), aunque la empresa ha prometido que ofrecerá una gran calidad de audio con sonido envolvente de 360 grados. Está concebido para comunicarse con otros aparatos domésticos. Por ejemplo, una persona puede enviar un mensaje de un HomePod a otro, ya sea en una habitación distinta, en una zona concreta o en varias estancias de la casa, y su voz se reproducirá automáticamente en el altavoz HomePod designado. Dispone, en su interior, del chip Apple S5 que emplea -según la marca estadounidense- un software avanzado que analiza las características específicas de la música y aplica "complejos modelos de afinación" para optimizar el volumen, ajustar el rango dinámico y controlar el movimiento del transductor y los radiadores pasivos en tiempo real. Cuenta con tres micrófonos agrupados que atienden a los usuarios cuando piden algo a Siri, y un cuarto micrófono orientado hacia el interior que ayuda a aislar el sonido que proviene del altavoz para mejorar la detección de voz mientras suena música. Dispone de un panel táctil en su parte superior con el que realizar algunas acciones como gestionar el volumen o pausar la reproducción. Funciona por medio de las tecnologías inalámbricas Bluetooth y AirPlay -tecnología propietaria- con lo que puede transmitir archivos de música de distintas fuentes de audio como Spotify o YouTube Music, aunque está concebido para sacarle partido al reproductor Apple Music y la librería de canciones adquiridas por los usuarios. Con una unidad adicional se puede emparejar para generar un efecto estéreo. Aunque está diseñado para copar distintas habitaciones. Varios altavoces HomePod mini pueden colaborar para reproducir música o podcasts en distintas espacios de la casa gracias a su sistema de sincronización. Estará disponible el próximo 6 de noviembre por 99 dólares.

La falta de empatía con las minorías es una de las cosas que más se le echa en cara a Mark Zuckerberg y a su conglomerado de redes sociales. Después años haciendo oídos sordos, el ejecutivo ha afirmado que Facebook ha realizado cambios en sus políticas para prohibir las publicaciones en las que se niega el Holacausto. «Hace tiempo que eliminamos publicaciones que elogian los crímenes de odio o los asesinatos en masa, incluido el Holocausto. Pero con el aumento del antisemitismo, estamos ampliando nuestra política para prohibir cualquier contenido que niegue o distorsione el Holocausto también. Si la gente busca el Holocausto en Facebook, comenzaremos a dirigirte a fuentes autorizadas para obtener información precisa», ha afirmado Zuckerberg en una publicación a través de su cuenta personal en la red social. Cabe recordar que, a pesar de ser judío, Mark Zuckerberg siempre se había mostrado en contra de atacar dentro de su red social a las publicaciones en las que se niega el Holocausto. Al menos, hasta este momento. En una entrevista con el portal Recode publicada hace dos años, el primer ejecutivo de Facebook afirmó que este tipo de contenido le resulta «profundamente ofensivo» y que no quiere «defender» a las personas que lo publican; pero, a su vez, no cree Facebook deba eliminarlo, ya que las personas que están detrás, simplemente, «están equivocadas». Sin embargo, parece que con el tiempo el primer ejecutivo de la red social ha terminado cambiando de opinión. O, al menos, eso es lo que dice: «He luchado con la tensión entre defender la libertad de expresión y el daño causado por minimizar o negar el horror del Holocausto. Mi propio pensamiento ha evolucionado a medida que he visto datos que muestran un aumento de la violencia antisemita, al igual que nuestras políticas más amplias sobre el discurso del odio. Trazar las líneas correctas entre lo que es y lo que no es un discurso aceptable no es sencillo, pero con el estado actual del mundo, creo que este es el equilibrio correcto». Sea como fuere, esta medida llega, apenas, dos meses después de que Institute for Strategic Dialogue, una asociación británica, publicase un estudio en el que se afirmaba que el algoritmo de Facebook «promueve» el contenido en el que se niega el genocidio sistemático perpetrado por la Alemania nazi hace 80 años. «La decisión de Facebook de permitir que el contenido de negación del Holocausto permanezca en su plataforma se enmarca bajo el pretexto de proteger el debate histórico legítimo, pero esto pasa por alto la razón por la que las personas se involucran en la negación del Holocausto en primer lugar», explicaba por entonces a The Guardian Jacob Davey, uno de los investigadores detrás del informe.

La "asfixia por ventiladores" ha sido considerada como una de las principales causas de accidentes durante el verano en Corea del Sur. Pero, ¿qué tienen de peligrosos estos aparatos en el país asiático?

La científica española Eva Almenar trabaja en Estados Unido en una facultad única en el mundo. Su misión es extender la vida de frutas y verduras rebanadas controlando cómo respiran.

Aprovechar un espacio vacío en internet. Con esa premisa, una ONG desarrolló un método que permite reemplazar el vínculo roto con fotos de menores desaparecidos y fomentar su búsqueda. Te contamos cómo funciona.

El autor considerado el padre de la literatura inglesa y primer poeta enterrado en la Abadía de Westminster, no sólo escribió los Cuentos de Canterbury sino que inventó el astrolabio y dejó un manual para usarlo.

Te contamos la dura competencia por dominar la aviación supersónica comercial entre Francia y la Unión Soviética en la década de los 70, con el Concorde y el Tupolev. Una carrera marcada por la muerte.

Sabemos cuán peligrosas son y se habla de deshacerse de ellas, pero una cosa es querer y otra poder: las armas nucleares están aquí para quedarse. ¿Cuántas y quién las tiene? ¿Cuántas vidas cobraría una ojiva en una ciudad?

Se vaticinó su fin hace décadas. Sin embargo, el disquete ha logrado sobrevivir como forma de almacenamiento de datos de máquinas de industrias, centrales eléctricas y nucleares. ¿Por qué?

El nuevo celular de la startup londinense Sirin Labs se jacta de ser el mejor en lo que a seguridad se refiere: tiene un sistema de cifrado "nivel militar". La BBC fue al evento de presentación y habló con sus creadores.

Hay una iglesia en India que, desde hace meses, tiene un aspecto peculiar: junto a su torre hay un gran ventilador que es, en realidad, una turbina eólica. BBC Mundo habló con el creador de este proyecto de energía renovable.

Este miércoles se inaugura en Suiza una maravilla de la ingeniería: un túnel ferroviario de 57,1 km que "perfora" los Alpes y unirá el norte y sur de Europa de modo más veloz y eficiente. Aquí sus impresionantes números.

Este martes dio comienzo en Taipéi la mayor feria de computación de Asia, Computex 2016. La compañía taiwanesa Asus presentó varios productos que esperan competir con Apple, Samsung o Microsfot. Te contamos cuáles son.

Cuando la ciencia converge con la tecnología puede convertise en un juego para niños y en una forma divertida de aprender. Te mostramos algunos proyectos (en español) que permiten a los más pequeños jugar con la ciencia.

La batalla legal entre Hulk Hogan y Gawker originó un debate sobre la libertad de prensa en la era digital y el poder de Silicon Valley desde que se supo que el cofundador de PayPal apoyó al exluchador con US$10 millones.

El calentamiento global y el crecimiento económico han hecho que la demanda de frío vaya en aumento, por lo que varios científicos están trabajando para desarrollar nuevas tecnologías que sean limpias y, a la vez, eficientes.

El francés René Carmille logró salvar vidas de judíos durante la ocupación de los nazis en Francia en 1940 al sabotear la tecnología de la época: las tarjetas perforadas de IBM. ¿Fue el primer hackeo de la historia?

El inventor italiano Guillermo Marconi quiso acallar las dudas sobre la efectividad y seguridad del sistema inalámbrico que había creado, pero abrió las puertas a un fenómeno que nos sigue acompañando: la piratería.

Viajará a dos metros de altura, llevará hasta 1.400 pasajeros y podrá avanzar por encima de filas de vehículos. Mira cómo es el superautobús que China espera construir este mismo año.

Entre los grandes problemas de las redes sociales están los abusos y los insultos. Las mujeres son uno de los grupos más afectados, pero muchos de los comentarios hirientes provienen precisamente de otras mujeres.

Un informe oficial indica que los sistemas que coordinan los misiles balísticos intercontinentales y los bombarderos nucleares operan con computadores de los años 70. Te contamos las razones.

Un grupo de pilotos de los célebres aviones de la Segunda Guerra Mundial desafió a la muerte lanzándose en picada a grandes velocidades. Fueron los primeros en romper la barrera del sonido.