Noticias de Salud

Máquina de Noticias es tú fuente para Noticias de Salud

Por favor haz clik en el '+' para leer más, o haz clik en el '-' para cerrarlo la sección

Investigadores de la Universidad Nacional de Australia (ANU) han identificado por qué ciertas células del cuerpo, conocidas como células Th17, se vuelven rebeldes y promueven la aparición de enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple (EM). En un nuevo estudio publicado en «Nature Communications», los científicos descubrieron un efecto secundario previamente desconocido y desagradable de un arma que combate las bacterias en el conjunto del sistema inmunitario, las trampas extracelulares de neutrófilos (NET). Los NET son responsables de mejorar directamente la producción de células Th17 dañinas. «Este descubrimiento proporciona una nueva diana terapéutica para interrumpir estas respuestas inflamatorias dañinas», dijo la autora principal, Alicia Wilson, de la Universidad Johannes Gutenberg de Mainz (Alemania). La investigadora señala que la información abre «las puertas al desarrollo de nuevas terapias dirigidas a esta dañina interacción NET-Th17, con la esperanza de mejorar los tratamientos para la EM y otras enfermedades autoinmunes en el futuro». Al comprender cómo los NET convierten a las células Th17 de amigas en enemigas, los científicos creen que pueden usar terapias dirigidas para inhibir los efectos negativos de los NET. Los NET, similares en apariencia y función a las telas de araña, son producidos por un subconjunto de glóbulos blancos llamados neutrófilos. Capturan y matan bacterias desagradables y están diseñados para proteger el cuerpo de infecciones. Pero como demuestran los investigadores australianos, los NET también tienen un «lado oscuro» que hace que manipulen las células Th17, haciéndolas más fuertes y peligrosas. Las células Th17 normalmente son beneficiosas porque defienden al cuerpo contra infecciones bacterianas y fúngicas, pero cuando se sobreactivan, pueden causar una inflamación grave. En su forma agresiva, las células Th17 son responsables de promover enfermedades autoinmunes como la EM. «Descubrimos que los NET hacen que las células Th17 se vuelvan más poderosas, lo que aumenta sus efectos perjudiciales», declaró la autora principal, Anne Bruestle. Al comprender cómo los NET convierten a las células Th17 de amigas en enemigas, los científicos creen que pueden usar terapias dirigidas para inhibir los efectos negativos de los NET. Bruestle y un equipo de investigadores internacionales creen que un fármaco diseñado originalmente para tratar la sepsis podría usarse para atacar las células Th17 malas y, a su vez, ayudar a los pacientes con EM a controlar mejor su afección al proporcionarles un alivio. Si bien no podemos prevenir enfermedades autoinmunes como la EM, gracias a este tipo de terapias esperamos tratar la afección y hacerla más manejable para las personas que viven con ella. El fármaco fue desarrollado por el profesor Christopher Parish y su equipo, también de ANU. «Dado que vemos tanto en ratones como en humanos que un grupo de proteínas en los NET llamadas histonas pueden activar las células Th17 y hacer que se vuelvan dañinas, tiene sentido que nuestro fármaco neutralizador de histonas, mCBS, que se desarrolló para tratar la sepsis, también pueda ser capaz de inhibir los efectos indeseables de los NET que están relacionados con la conducción de la EM», dijo el profesor Parish. «Si bien no podemos prevenir enfermedades autoinmunes como la EM, gracias a este tipo de terapias esperamos tratar la afección y hacerla más manejable para las personas que viven con EM», concluye Bruestle.

La Comisión Europea (CE) ha presentado este miércoles la Innovative Health Initiative (IHI), junto a las asociaciones de la industria farmacéutica Efpia, Vaccines Europe y EuropaBio y las de tecnología médica Cocir y MedTech Europe. Se trata de un nuevo proyecto de colaboración público-privada , cuyo objetivo es favorecer la creación de un ecosistema de investigación e innovación en materia de salud en la Unión Europea. Esta iniciativa, según informa Farmaindustria, supone un «nuevo impulso» a la cooperación entre los diferentes agentes del sistema sanitario, con independencia de su naturaleza y financiación, para el progreso de la I+D de medicamentos, especialmente en aquellas áreas de interés común y con necesidades médicas no cubiertas, por lo que es necesaria una mayor inversión en investigación. Ya en febrero de 2020 se activó la maquinaria para trabajar en un proyecto colaborativo entre centros públicos de investigación y compañías farmacéuticas para intentar conseguir en tiempo récord un tratamiento eficaz contra la Covid-19. «La innovación cada vez más abierta e internacional y basada en la colaboración público-privada es un paradigma incuestionable, que contribuye a acelerar el desarrollo del conocimiento empresarial, mejorando la eficiencia en la búsqueda de nuevas soluciones a los problemas y necesidades de las sociedades desarrolladas -sostiene el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés-. La actual crisis sanitaria ha visibilizado esa colaboración público-privada que ya existía y que ha sido capaz de encontrar con rapidez soluciones a la pandemia en forma de vacunas». «Europa se encuentra en un momento crucial para su futuro -añade Arnés-: afronta desafíos cada vez mayores en varios frentes y, al mismo tiempo, los avances tecnológicos y científicos ofrecen nuevas oportunidades para resolver estos desafíos. Abordar los retos sanitarios de hoy requiere, sin duda, una asociación público-privada multisectorial». La nueva iniciativa europea no es la primera de estas características. Desde hace años se están abordando diferentes experiencias de colaboración para impulsar el desarrollo de medicamentos innovadores desde los laboratorios de los centros públicos de investigación hasta la etapa en la que puedan entrar en fase de ensayos clínicos en humanos. En concreto, el proyecto IHI tiene su precedente en la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI), nacida en 2008 y financiada a partes iguales por la CE y Efpia para impulsar la investigación en enfermedades con necesidades médicas y sociales no cubiertas. Los éxitos de IMI, el conocimiento obtenido a partir de 14 años de experiencia y los casi 200 proyectos puestos en marcha «significan que IHI garantizará que Europa se mantenga a la vanguardia de la investigación en salud interdisciplinar, sostenible y centrada en el paciente», subraya la directora general de Efpia, Nathalie Moll. Este nuevo proyecto «se convertirá en un hogar para más de 100 proyectos de IMI aún en curso e implementará nuevas iniciativas, ya bajo el paraguas de IHI, destinadas a eliminar silos y combinar capacidades y experiencia de todos los agentes de la industria farmacéutica y sanitaria», continúa Moll. El alcance de IHI es más amplio que el de IMI, ya que aspira a cubrir todo el proceso de la atención sanitaria e incluirá nuevos objetivos específicos alineados con las últimas estrategias en política sanitaria de la UE.

Las estrictas políticas de confinamiento por la pandemia de Covid-19, como el cierre de los espacios de trabajo en ciudades europeas, redujeron los niveles de contaminación del aire y, como consecuencia, el número de muertes asociadas, según nuevas estimaciones publicadas en «Scientific Reports». La investigación, que fue financiada por el Centro Europeo para Pronósticos Meteorológicos a Medio Plazo (ECMWF) en nombre del Servicio de Estudio de la Atmósfera de Copernicus (CAMS), ha sido dirigida por un equipo de modeladores satelitales de observación de la tierra y salud estadística con sede en la London School of Higiene y Medicina Tropical (LSHTM), con colegas de CAMS. El estudio, además, comparó las políticas gubernamentales de 47 ciudades europeas de febrero a julio de 2020 y estimó los cambios en los niveles de contaminación y el número relacionado de muertes evitadas durante la primera ola de la pandemia de Covid-19. Las medidas de confinamiento debido al Covid-19, como el cierre de escuelas y lugares de trabajo, la cancelación de eventos públicos y los requisitos de quedarse en casa, tuvieron el efecto más fuerte en la reducción de los niveles de dióxido de nitrógeno NO2. Las ciudades españolas, francesas e italianas tuvieron la mayor disminución de NO2 de entre 50% y 60% durante el período. Aunque se observaron fuertes disminuciones en el NO2, los niveles de partículas finas PM2.5 y PM10 se redujeron más modestamente ya que también son producidos por fuentes naturales (incendios forestales y polvo) y otras fuentes de emisión como actividades residenciales, que aumentaron ligeramente durante el confinamiento. «El confinamiento durante la primera ola de la pandemia de Covid-19 generó inmensos costes sociales y de salud; sin embargo, ha ofrecido condiciones únicas para investigar los efectos potenciales de políticas estrictas para reducir los niveles de contaminación en las zonas urbanas», asegura Antonio Gasparrini, autor principal del estudio, afirmó: Este «experimento natural», añade, «nos ha dado una idea de cómo se puede mejorar la calidad del aire mediante medidas drásticas de salud pública que serían difíciles de implementar en tiempos normales. La información puede ser importante para diseñar políticas efectivas para abordar el problema de la contaminación en nuestras ciudades». París, Londres, Barcelona y Milán se encuentran entre las seis ciudades principales con el mayor número de muertes evitadas. Aunque todas las ciudades experimentaron un ligero aumento en los niveles de contaminación del aire después de la fuerte disminución en marzo y abril de 2020, los niveles se mantuvieron por debajo de las estimaciones del escenario habitual durante todo el período estudiado. Las restricciones a los viajes internos e internacionales mostraron un impacto menor en los niveles de contaminación local. Rochelle Schneider, primera autora del estudio, señala que: «este y otros estudios similares pueden ayudar a impulsar el mensaje de que definitivamente necesitamos mejorar la calidad del aire urbano para la salud humana y el medio ambiente». «Las políticas gubernamentales decididas durante la primavera y principios del verano de 2020 nos brindaron una oportunidad única de estudiar un escenario de la vida real con niveles más bajos de contaminación del aire», añade.

Bastan cuatro parámetros para predecir el riesgo de desarrollar el síndrome de Covid persistente o Long Covid. Según explica un estudio publicado en «Nature Communications» la clave está en una firma inmunológica - niveles más bajos de ciertos anticuerpos en la sangre-, que cuando se combina con un historial de asma, la edad y algunos síntomas de Covid-19, determina el riesgo de Long Covid. La infección aguda que casa el coronavirus SARS-CoV-2 puede afectar múltiples órganos e incluso después de la eliminación de la infección, los síntomas pueden persistir a largo plazo. Alrededor de un tercio de las personas infectadas reportan síntomas que duran más de cuatro semanas después de la infección inicial. El Covid persistente, una situación poco conocida, para la cual no existe una definición, diagnóstico o tratamiento estándar, ha desconcertado a médicos e investigadores en todo el mundo desde que comenzó la pandemia. No está claro el número exacto de pacientes con Covid persistente, aunque se estima que un tercio de los pacientes con Covid en general pueden experimentar síntomas durante al menos un mes. Cualquier información inicial sobre qué pacientes pueden terminar convirtiéndose en los llamados pacientes de larga duración será muy útil. No en vano se estima que un 16% de personas que superan la infección aguda por Covid-19 desarrollan Long Covid Ya se han descrito más de 200 síntomas diferentes asociados a Covid persistente. Se agrupan en tres grandes fenotipos: respiratorio, fatiga y cognitivo, pero, destaca la heterogeneidad, combinaciones de síntomas y variabilidad interindividual, no se había visto antes en ninguna infección vírica o bacteriana. Si se confirman estas investigaciones con estudios más amplios, estas podrían ayudar a los científicos a desarrollar una prueba para predecir quién puede continuar sufriendo los síntomas semanas, meses e incluso años después de la infección. No en vano se estima que un 16% de personas que superan la infección aguda por Covid-19 desarrollan Long Covid. Así, teniendo en cuenta que en el mundo hay más de 265 millones de personas, y en España más de 5 millones que han sido infectadas por el coronavirus, en España por ejemplo podría haber hasta 800.000 pacientes, que requerirán atención, seguimiento por múltiples especialistas y muchas pruebas diagnósticas, que de nuevo colapsarán los servicios de consultas externas hospitalarias y probablemente también los de Atención Primaria, ambos ya muy perjudicados y exhaustos. El equipo de Onur Boyman, autor del nuevo estudio e investigador del departamento de inmunología del Hospital Universitario de Zúrich (Suiza), analizaron a una cohorte de 215 personas; 175 dieron positivo por SARS-CoV-2 y 40 eran controles sanos. De las 175 personas que dieron positivo, 134 fueron seguidas hasta un año después de la infección inicial. Los autores identificaron 89 casos leves y 45 casos graves. El 53,9 % de los casos leves y el 82,2 % de los casos graves de Covid-19 desarrollaron Covid persistente, definidos por la persistencia de uno o más síntomas relacionados con el Covid-19 durante más de cuatro semanas después del inicio de los síntomas. Los autores analizaron los niveles de anticuerpos y otros parámetros clínicos e identificaron una firma basada en niveles más bajos de inmunoglobulina M total (IgM) e inmunoglobulina G3 (IgG3), edad avanzada, antecedentes de asma y cinco síntomas (fiebre, fatiga, tos, dificultad para aliento y síntomas gastrointestinales) informados durante la infección primaria que podrían usarse para predecir el riesgo de desarrollar Long Covid. Los resultados lo confirmaron en una cohorte adicional de 395 personas con Covid-19. Los autores analizaron los niveles de anticuerpos y otros parámetros clínicos e identificaron una firma basada en niveles más bajos de inmunoglobulina M total (IgM) e inmunoglobulina G3 (IgG3), «Queremos poder reconocer e identificar, lo antes posible, quién está en riesgo de desarrollar un Covid persistente», señala el Onur Boyman. La investigación de Boyman comenzó a principios de 2020, durante la primera ola de la pandemia. Su equipo siguió a los pacientes durante la fase aguda de la infección, luego durante seis meses y luego durante un año a medida que se hacía evidente el fenómeno del Covid persistente. Al comparar más de 500 pacientes con Covid, algunos de los cuales sufrieron Covid durante mucho tiempo y otros cuyos síntomas se resolvieron, surgieron varias diferencias clave. Lo más evidente fue cómo los sistemas inmunológicos de los pacientes que desarrollaron Covid durante mucho tiempo reaccionaron inicialmente al virus. Dichos pacientes en el estudio de Boyman mostraron marcadas disminuciones en los niveles de dos inmunoglobulinas, IgM e IgG3, que son anticuerpos que produce el sistema inmunitario para combatir infecciones. En sistemas inmunitarios sanos, los niveles de estas inmunoglobulinas tienden a elevarse ante una infección. Esos niveles de anticuerpos, cuando se combinaron con otros factores, como la mediana edad y un historial de asma, fueron 75 por ciento efectivos para poder predecir un Long Covid, dijo Boyman. Debido a que los investigadores sabían qué pacientes sufrían de Covid durante mucho tiempo, se necesita más investigación para determinar si los criterios serían tan precisos desde el inicio de la enfermedad. La investigación no incluyó la variante Ómicron. Los pacientes del estudio se infectaron entre abril de 2020 y agosto de 2021, antes de que se estableciera esta variante Por lo tanto, no está claro si los hallazgos se aplicarían a aquellos que pueden desarrollar Covid durante mucho tiempo después de una infección por Ómicron. Además, el estudio no tuvo en cuenta el estado de vacunación de los participantes. Muchos de los pacientes con Covid de larga duración se enfermaron a principios de 2020, antes de que las vacunas estuvieran disponibles.

Katalin Karikó, Robert Langer y Drew Weissman son los ganadores de la decimocuarta edición del Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Biología y Biomedicina «por sus contribuciones a las terapias de ARN mensajero (ARNm) y a la tecnología de transferencia que permite a nuestras propias células producir proteínas para la prevención y el tratamiento de enfermedades», señala el acta del jurado. La aplicación más sobresaliente derivada hasta ahora del trabajo de los galardonados es «el desarrollo oportuno y rápido de vacunas contra el SARS-CoV-2», que han demostrado proporcionar «una protección eficaz contra la Covid-19 grave». El jurado destaca que las vacunas que están frenando la pandemia son solo el principio de una tecnología «llamada a extenderse a otras áreas terapéuticas, como las enfermedades autoinmunes, el cáncer, los trastornos neurodegenerativos, las deficiencias enzimáticas y otras infecciones víricas», señala el acta. «Este premio reconoce a los creadores de las dos tecnologías que, unidas, no solo han hecho posible las vacunas contra el Covid-19, sino que abren todo un abanico de posibilidades terapéuticas en áreas muy diversas para el futuro. Las vacunas han sido el primer ejemplo del potencial de la unión de estas dos tecnologías, pero ya se está investigando y hay ensayos clínicos sobre su uso contra otras enfermedades», explica Óscar Marín, director del Centro de Trastornos del Neurodesarrollo en King’s College London (Reino Unido) y secretario del jurado. Karikó y Weissman, bioquímica e inmunólogo respectivamente, y Langer, ingeniero químico, son autores de avances cruciales en la cadena de hallazgos científicos que han convertido en realidad las llamadas terapias de ARN mensajero, una tecnología que logra que sean las propias células del cuerpo las que producen las moléculas con capacidad terapéutica. Por orden cronológico, la primera contribución es la de Langer, catedrático del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, EE.UU.). En los años setenta del pasado siglo, Langer publicó en la revista Nature el primer trabajo que demostraba que era posible encapsular en nanopartículas moléculas de ácidos nucleicos −como el ARN, siglas de ácido ribonucleico−, y transferirlas al interior del cuerpo. Abría la puerta así a «empaquetar las macromoléculas terapéuticas, incluido el ARNm, de forma que puedan ser transferidas a las células, y que la propia maquinaria de traducción celular sintetice la proteína/antígeno», explica el acta del jurado. La aportación de Karikó y Weissman, ambos catedráticos en la Universidad de Pensilvania (EE.UU.), llegó ya entrado el nuevo siglo. Como recoge el acta, «juntos desarrollaron métodos de modificación del ARNm para evitar su destrucción por parte del sistema inmunitario humano», una vez introducido en el organismo. Fue un avance clave. «Karikó y Weissman descubrieron cómo modificar las moléculas de ARNm para hacerlas susceptibles de ser utilizadas como agente terapéutico, y Langer ideó el vehículo seguro, la tecnología de encapsulación que permite introducir el ARNm dentro del cuerpo», explica Oscar Marín. «Los dos avances son imprescindibles». «Durante 40 años no solo no recibí ningún premio, sino que no recibí ningún apoyo económico para mi investigación, así que este reconocimiento es un gran honor. Quiero aprovechar que estoy bajo los focos de los medios para animar a los jóvenes a dedicarse a la ciencia, porque es apasionante», ha explicado Katalin Karikó tras conocer el fallo del jurado.

Los últimos 20 años han supuesto una revolución en la detección y abordaje de las enfermedades oncológicas. Una revolución que se explica en gran parte por el mejor y mayor conocimiento de las características moleculares de los tumores, lo que ha permitido desarrollar tratamientos específicos dirigidos que han dado como resultado una medicina personalizada de precisión. Una forma de hacer medicina que sitúa al paciente en el centro de la atención sanitaria, respondiendo cada vez, con mayor éxito, a la diversidad y características propias de cada paciente. Y nos es posible olvidar el hito que ha supuesto la irrupción de la inmunoterapia en el abordaje de algunos de los tumores más frecuentes. Cada 4 de febrero, se celebra el Día Mundial de la lucha contra el Cáncer y, con este motivo, ABC Salud organiza el lunes 31 de enero a las 16.00 horas el encuentro “Frente al cáncer, seguimos avanzando”, patrocinado por Roche, en el que se hará una clara referencia a los importantes pasos dados, gracias a los que hoy en día el cáncer ya no es sinónimo de muerte, pero ante el cual queda mucho camino por andar. Y para ello es inevitable seguir invirtiendo en mejorar su detección, así como en la investigación de nuevas terapias que sigan aumentando la supervivencia y calidad de vida de los afectados. El encuentro contará con algunas de las voces más cualificadas en el campo de la oncología: Dr. Javier de Castro, Jefe de Sección de Oncología Médica del Hospital La Paz de Madrid y presidente de Icapem; Dr. Miguel Martín, Jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y presidente de Grupo GEICAM; Dra. Ruth Vera, Jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario de Navarra; Isabel Orbe, Directora General de la Fundación Científica AECC, y Federico Plaza, Director Corporate Affairs de Roche. Día Mundial del Cáncer: ‘Frente al cáncer, seguimos avanzando’ Lunes, 31 de enero de 2022: 16:00 horas

Que ómicron es menos virulenta que las variantes anteriores probablemente lo hayamos escuchado todos en el último mes. Pero ¿estamos seguros de dicha información? ¿En qué nos basamos para afirmarlo? La virulencia de un agente infeccioso se entiende como un grado de patogenicidad. Entendemos que algo es patógeno cuando es capaz de producir una enfermedad o un efecto nocivo. Para que el agente infeccioso sea patógeno se necesitan dos elementos: el agente infeccioso y el hospedador del mismo. El poder de una nueva variante La virulencia intrínseca del SARS-CoV-2 depende de su potencial para replicarse en las células que infecta, para evadir nuestra respuesta inmune y para inducir un tipo de respuesta anómala que desencadena la Covid-19. Entre los elementos de virulencia intrínsecos del virus encontramos dos tipos de proteínas: las estructurales, presentes en la partícula viral, y las no estructurales, que sólo se producen durante el proceso de replicación del virus en la célula infectada. Este proceso implica una interacción y manipulación muy efectiva de proteínas y procesos celulares por parte de las proteínas virales. Por ejemplo, la proteína S, que interacciona con el receptor ACE2 o la proteasa PLpro, que corta y sirve para madurar distintas proteínas del virus, así como cortar e inactivar algunas proteínas celulares clave. También ORF3b y Nsp14, que están implicadas en la inhibición de las defensas mediadas por la autofagia, la paralización de la producción de proteínas celulares o la respuesta mediada por el interferón. La lista de factores de virulencia es larga e implicaría a los elementos del virus que alteran el funcionamiento normal de la célula y del organismo infectado asociados a la enfermedad. La otra cara de la moneda: nuestra inmunidad Las distintas capas de inmunidad que tenemos frente a las infecciones actúan cual ejército de defensa para tratar de minimizar el impacto de las armas virales. Los tres principales ejércitos con los que contamos son la inmunidad innata, la inmunidad humoral (mediada por anticuerpos específicos) y la inmunidad celular (mediada por células T). Al principio de la pandemia, únicamente contábamos con la inmunidad innata para protegernos frente a cualquier virus. Si esta se ve rebasada, podrían entrar a actuar las otras dos, pero estas necesitan un tiempo de instrucción para especializarse en el combate frente al SARS-CoV-2. En aquel momento no estaban listas y no eran capaces de evitar la Covid-19. Tanto la vacunación como la infección funcionan como un curso de formación para estas defensas. De esta forma se seleccionan y potencian la generación de anticuerpos y células T específicas frente al virus. En la medida que se mejore esa preparación, el arsenal inmune permite que nuestros tres ejércitos tengan la formación necesaria para enfrentarse al enemigo con garantías de poder controlarlo y evitar que nos cause mal. Dependiendo de que estemos inmunizados o no, puede variar el daño causado por el virus y, por tanto, también cambiará su virulencia en nosotros ya que, como habíamos dicho, esta no solo depende del virus sino también del hospedador. Dicho de otro modo, el virus puede seguir teniendo armas muy potentes pero nuestra preparación inmune puede hacer que nos haga menos daño. Menos virulenta, pero no mucho En las últimas semanas se ha escuchado repetidamente que la variante ómicron es más “débil” que las variantes anteriores. Pero esto no significa que haya perdido toda su virulencia, ni siquiera buena parte de la misma. Según un último estudio (un preprint no revisado por pares), realizado en modelos animales, la virulencia se ha reducido ligeramente. Además, otra investigación (también preprint) ha confirmado que buena parte de su virulencia y la gravedad causada por esta solamente ha reducido un 27 % el riesgo de hospitalización y muerte con respecto a la variante delta. De hecho, podemos observar un mayor porcentaje de personas en las UCI no vacunadas o sin inmunidad específica previa frente al virus e, incluso, el fallecimiento de las mismas en comparación con personas vacunadas con las mismas características. Es decir, es en ellas donde se pone de manifiesto la virulencia intrínseca de ómicron. ¿En qué se diferencia de variantes anteriores? En cada una de las variantes que han aparecido del SARS-CoV-2, el virus ha ido introduciendo mutaciones que le han permitido desplazar a la variante previa gracias a su eficacia para infectar y propagarse. Alfa adquirió mejoras en transmisibilidad con respecto al virus original de Wuhan. Por su parte, delta se impuso gracias a mejorar su infectividad y capacidad parcial de evadir parte de los anticuerpos neutralizantes. Ahora, ómicron ha logrado mantener, e incluso mejorar, su capacidad de transmisión y evadir la capacidad neutralizante de los anticuerpos específicos frente a variantes previas. Lo ha hecho gracias a la introducción de la mayor parte de sus cambios en la proteína de superficie. Pero ninguna de estas variantes presenta aparentemente una mejora en las propiedades intrínsecas del virus para evadir la inmunidad innata y solo han logrado ganar una capacidad pequeña en superar la defensa celular. En definitiva, los elementos de virulencia intrínsecos del virus que se pudieran haber visto alterados por mutaciones en las distintas variantes no han sido suficientes para que el virus pierda gran parte de su virulencia a tenor de lo mostrado por ómicron en personas no inmunizadas. Gran parte de la virulencia de las distintas variantes viene condicionada por nuestra preparación frente al virus. Es por tanto esperable que la tan ansiada pérdida de virulencia venga determinada en gran medida por nosotros y nuestra capacidad de desarrollar inmunidad, tras una infección y tras la vacunación, y que esta sea la clave determinante para superar la pandemia. Estanislao Nistal Villán. Virólogo y profesor de Microbiología de la Facultad de Farmacia, Universidad CEU San Pablo . Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation.<img src="https://counter.theconversation.com/content/174816/count.gif?distributor=republish-lightbox-advanced" alt="The Conversation" width="1" height="1" style="border: none !important; box-shadow: none !important; margin: 0 !important; max-height: 1px !important; max-width: 1px !important; min-height: 1px !important; min-width: 1px !important; opacity: 0 !important; outline: none !important; padding: 0 !important; text-shadow: none !important" />

Las personas que han sido hospitalizadas por Covid-19 durante al menos una semana tienen más del doble de probabilidades de fallecer o de volver a ser ingresados en el hospital en los próximos meses en comparación con la población general. Lo asegura un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres de la Universidad de Oxford (Reino Unido) que se publica en «PLOS Medicine». Ha habido estudios previos que han sugerido que las personas que han padecido Covid-19 pueden tener un mayor riesgo de problemas de salud varios meses después de la infección. Sin embargo, la evidencia sobre este tema sigue siendo limitada. Para dar una respuesta definitiva, el equipo de Krishnan Bhaskaran realizaron un análisis estadístico de registros de salud electrónicos de la base de datos OpenSAFELY, evaluando datos de casi 25.000 pacientes que habían sido dados de alta después de ser hospitalizados por Covid-19 en 2020 y, para comparar, los de más de 100.000 personas sin antecedentes de Covid-19. El análisis mostró que, en comparación con la población general, las personas que habían sido hospitalizadas por Covid-19 y vivieron al menos una semana después del alta tenían un riesgo general de reingreso hospitalario o muerte en los meses posteriores multiplicado por dos. También presentaban un riesgo de muerte por cualquier causa casi cinco veces mayor. Con el objetivo de comparar con otras enfermedades infecciosas, los investigadores también consideraron los datos de más de 15.000 personas que habían sido hospitalizadas por gripe durante la temporada 2017-19. Las personas que habían sido hospitalizadas por Covid-19 tenían un mayor riesgo de muerte por cualquier causa que los pacientes con gripe El análisis estadístico encontró que, en comparación con los pacientes con gripe, los pacientes con Covid-19 se enfrentaban a un riesgo combinado levemente menor de hospitalización o muerte en general. Sin embargo, las personas que habían sido hospitalizadas por Covid-19 tenían un mayor riesgo de muerte por cualquier causa que los pacientes con gripe, un mayor riesgo de reingreso hospitalario o muerte como resultado de su infección inicial y un mayor riesgo de muerte por demencia. En general, estos hallazgos coinciden con otras investigaciones que muestran un mayor riesgo de problemas de salud posteriores para las personas que han padecido Covid-19. Los datos resaltan la importancia de vacunarse, que es la mejor herramienta que tenemos para prevenir la Covid-19 grave Los autores sugieren que estos riesgos podrían mitigarse mediante políticas que incrementen el seguimiento de los pacientes con Covid-19 después del alta y aumentar la concienciación sobre las posibles complicaciones. «Nuestros hallazgos sugieren que las personas que han tenido un Covid-19 grave que requirió hospitalización tienen un riesgo sustancialmente elevado de experimentar más problemas de salud en los meses posteriores a su hospitalización», afirma Bjaskaran. Asimismo, añade, «los datos resaltan la importancia de vacunarse, que es la mejor herramienta que tenemos para prevenir la Covid-19 grave».

Una serie de biomarcadores séricos, identificados en macacos rhesus, pueden diferenciar una infección primaria y reinfección. Ahora una herramienta que utiliza estos biomarcadores puede ayudar a identificar aumentos repentinos en la reinfección. Muchos expertos ahora predicen que el Covid-19, que hasta ahora ha matado a más de 5,5 millones de personas en todo el mundo, seguirá siendo endémico a medida que surjan nuevas variantes infecciosas del SARS-CoV-2. Estas nuevas variantes podrían presentar un mayor riesgo de reinfección (infectar a personas que ya han tenido Covid-19) que las anteriores. La identificación rápida de casos y picos de reinfección podría mejorar las respuestas de salud pública y revelar variantes que escapan a la protección que ofrece la vacunación. Un estudio publicado esta semana en «mBio», por colaboradores del Instituto Broad, el MIT, la Escuela de Medicina de Harvard y la empresa SpaceX, sugiere una forma de hacer un seguimiento de esos casos. En el trabajo, un grupo multiinstitucional de investigadores identificó biomarcadores sanguíneos inmunológicos que corresponden a reinfección y reexposición al virus. «En el contexto de una disminución de la inmunidad natural y de las vacunas, han surgido reinfecciones en todo el mundo, incluso entre personas previamente infectadas y vacunadas», señalaron los inmunólogos, virólogos, biólogos y otros que trabajaron en el estudio. Las nuevas variantes pueden ser más contagiosas que las anteriores y escapar de las vacunas Estudios anteriores han informado que los macacos rhesus tienen una respuesta clínica a la infección por SARS-CoV-2 similar a la de los humanos. Para el nuevo estudio, los investigadores estudiaron a un grupo de macacos rhesus que previamente habían sido infectados con el virus. Expusieron a los primates a una variante diferente del virus, en dosis variables, y recolectaron muestras de sangre antes y después de la infección original y del nuevo desafío. En particular, los análisis de las muestras de sangre revelaron distintos biomarcadores de reinfección. Esos incluyeron niveles elevados de anticuerpos de inmunoglobulina que se unen a la proteína Spike, la proteína de la nucleocápside u otras partes de la partícula del virus. Los animales expuestos a dosis más altas del virus mostraron respuestas de inmunoglobulina de SARS-CoV-2 más altas. Los autores informaron que esas características inmunológicas diferenciaban la infección primaria de la reexposición y la reinfección en los macacos. Luego, los investigadores analizaron muestras de sangre de un pequeño grupo de humanos que participaban en una cohorte de vigilancia comunitaria en SpaceX y habían sido reinfectados con el coronavirus. El estudio en humanos confirmó los hallazgos del de macacos. Los investigadores señalan que se necesitan herramientas de vigilancia simples, económicas y ampliamente accesibles para identificar nuevos focos de infección, anotaron los autores. El nuevo trabajo, agregaron, muestra cómo los títulos simples podrían usarse como marcadores de reinfección fácilmente disponibles. «Nuestra capacidad para monitorear y controlar tanto la infección como la reinfección depende del desarrollo de estrategias de detección simples e inmunológicamente.

En plena temporada de Ómicron y con algunas voces planteando la posibilidad del final de la pandemia, muchas personas se siguen preguntando cuál es la mejor manera para obtener la inmunidad más potente: ¿las vacunas o la infección natural por el SARS-CoV-2? Ahora, un estudio parece resolver esta duda al haber identificado que las dos vías de generar inmunidad, infecciones repentinas después de la vacunación o infección natural seguida de la vacunación, brindan niveles aproximadamente iguales de protección inmunológica. El estudio se publica hoy en «Science Immunology». y concluye que la vacunación antes o después de la infección por SARS-CoV-2, lo que los investigadores denominan vacunación híbrida, puede inducir respuestas de anticuerpos neutralizantes más fuertes que la vacunación sola. «No importa si te infectas y te vacunas a posteriori, o si te vacunas y te infectas después. En ambos casos, se obtendrá una respuesta inmunológica muy sólida, increíblemente alta», comenta el coautor principal Fikadu Tafesse, de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón (EE.UU.). Si al final nos infectamos, mejor estar vacunados y, si llega el virus, será más leve y es posible que adquiramos esa superinmunidad La investigación es la continuación de un estudio de este mismo equipo publicado en diciembre que describió niveles extremadamente altos de respuesta inmune después de una infección por SARS-CoV-2, la llamada ‘superinmunidad’. Esta investigación es la primera en utilizar múltiples variantes vivas de SARS-CoV-2 para evaluar la capacidad de neutralización cruzada del suero sanguíneo de estos casos. Lo que desvela el trabajo es que no importa si alguien contrae una infección o si se vacuna después de una infección natural. En ambos casos, la respuesta inmunitaria medida en suero sanguíneo reveló anticuerpos que eran igualmente más abundantes y más potentes (al menos 10 veces más potentes) que la inmunidad generada por la vacunación sola. No obstante, los investigadores advierten que su estudio se realizó antes de la aparición de la variante Ómicron, pero esperan que las respuestas inmunitarias híbridas sean. «La probabilidad de infectarse es alta porque hay mucho virus a nuestro alrededor - afirma Tafesse-. Pero si al final nos infectamos, mejor estar vacunados y, si llega el virus, será más leve y es posible que adquiramos esa superinmunidad». Los investigadores reclutaron a 104 personas, todos trabajadores del hospital, que fueron vacunados con la vacuna de Pfizer, y luego los dividieron en tres grupos: 31 que habían recibido al menos una dosis de vacuna después de recuperarse de Covid-19, 31 personas completamente vacunadas que experimentaron infecciones a posteriori y 42 personas completamente vacunadas que no tenían antecedentes de infección. En esta cohorte, 96 participantes habían recibido la vacuna Pfizer/BioNTech, 6 recibieron Moderna y 2 la vacuna Janssen/Johnson & Johnson. A todos ellos se les extrajeron muestras de sangre que se expusieron a tres variantes del virus SARS-CoV-2 vivo en un laboratorio de nivel 3 de bioseguridad. Así descubrieron que ambos grupos con ‘inmunidad híbrida’ generaron mayores niveles de inmunidad en comparación con el grupo que fue vacunado sin haber padecido el Covid-19. Los nuevos hallazgos sugieren que cada nueva infección potencialmente acerca el fin de la pandemia. Y eso es algo que está ocurriendo con Ómicron, comenta el coautor principal Bill Messer, quien considera que, con el tiempo, el virus se topará con un grupo cada vez mayor de inmunidad humana. El grave problema es que todavía hay muchas personas sin vacunar en el mundo, y no solo en los países más pobres. Los científicos advierten que con la propagación de la contagiosa variante Ómicron, es probable que muchas personas no vacunadas, previamente infectadas, se vuelvan a infectar. Esto puede generar un nivel de inmunidad mucho más variable que la que se produce con la vacunación, explica Messer. «Dicha inmunidad será variable y algunas personas obtendrán una inmunidad equivalente a la vacunación, pero la mayoría no. Y no hay forma, salvo pruebas de laboratorio, de saber quién obtiene qué inmunidad. La vacunación hace que sea mucho más probable garantizar una buena respuesta inmunológica». La vacunación hace que sea mucho más probable garantizar una buena respuesta inmunológica «La inmunidad que causa la infección natural por sí sola es variable. Algunas personas producen una respuesta fuerte y otras no; mientras que la vacunación combinada con la inmunidad que genera la infección natural casi siempre proporciona respuestas muy fuertes», señala Marcel Curlin. Los investigadores concluyen que estos resultados sugieren que estamos alcanzando un momento en que el SARS-CoV-2 puede convertirse en una infección endémica leve, similar a una infección estacional del tracto respiratorio, en lugar de una pandemia mundial.

Las mujeres con menos de 35 años tienen un mayor riesgo de ictus que los hombres de su misma edad, casi un 44 % más de probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular isquémico, causado por la obstrucción de los vasos sanguíneos en el cerebro. Lo asegura una nueva revisión de más de una docena estudios sobre las diferencias de sexo en la incidencia de de accidentes cerebrovasculares publicada en «Stroke». Los investigadores han identificado las diferencias en la incidencia de accidentes cerebrovasculares entre mujeres y hombres en diferentes grupos de edad de jóvenes tras revisar estudios de enero de 2008 a julio de 2021 publicados e indexados en PubMed, una de las bases de datos de investigación en línea más grandes del mundo. En su análisis incluyeron estudios originales con datos sobre cualquier tipo de accidente cerebrovascular -isquémicos, hemorrágicos (un sangrado que ocurre cuando se rompe un vaso sanguíneo debilitado), TIA, o ataque isquémico transitorio, también llamado mini accidente cerebrovascular (causado por un coágulo temporal grave), y accidentes cerebrovasculares criptogénicos, para los que no se ha identificado una causa conocida. La mayoría de los accidentes cerebrovasculares en la revisión fueron accidentes cerebrovasculares isquémicos, que representan alrededor del 87 % de todos los ictus. En total, identificaron 16 estudios que integraban a de 69.793 adultos jóvenes con accidente cerebrovascular (33.775 mujeres y 36.018 hombres), de más de media docena de países En total, identificaron 16 estudios que integraban a de 69.793 adultos jóvenes con accidente cerebrovascular (33.775 mujeres y 36.018 hombres), de más de media docena de países. Según los investigadores, la incidencia de accidentes cerebrovasculares isquémicos aumenta exponencialmente con la edad, y solo el 15 % de todos los accidentes cerebrovasculares isquémicos ocurren en adultos menores de 50 años. «Los factores de riesgo ateroscleróticos tradicionales son un importante factor que contribuye a los accidentes cerebrovasculares isquémicos, tanto en hombres como en mujeres jóvenes, y se vuelven cada vez más importantes con la edad. Sin embargo, estos factores de riesgo son menos frecuentes en las mujeres más jóvenes y es posible que no expliquen la mayor incidencia observada de accidentes cerebrovasculares isquémicos en mujeres menores de 35 años», concluyen. Los anticonceptivos orales, posparto y hormonales pueden influir en la carga general de accidentes cerebrovasculares isquémicos en mujeres jóvenes Además, las mujeres jóvenes que sobreviven a un accidente cerebrovascular isquémico también tienen peores resultados, «con un riesgo 2 o 3 veces mayor de peores resultados funcionales en comparación con sus homólogos masculinos». En su opinión, los anticonceptivos orales, posparto y hormonales pueden influir en la carga general de accidentes cerebrovasculares isquémicos en mujeres jóvenes. «Nuestro hallazgo sugiere que los accidentes cerebrovasculares que se producen en los adultos jóvenes pueden estar produciéndose por razones diferentes a los de los adultos mayores», asegura la coautora del estudio Sharon N. Poisson, de la Universidad de Colorado-Denver (EE.UU.). Ello, subraya, «enfatiza la importancia de realizar más estudios sobre accidentes cerebrovasculares en grupos de edad más jóvenes para que podamos comprender mejor qué pone a las mujeres jóvenes en mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular», En su opinión, «comprender mejor qué adultos jóvenes corren el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular puede ayudarnos a hacer un mejor trabajo en la prevención y el tratamiento de los accidentes cerebrovasculares en los jóvenes».

Los hombres de mediana edad con mayor grado de ansiedad y preocupación pueden tener un mayor riesgo biológico de desarrollar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y diabetes tipo 2 a medida que envejecen, según una investigación publicada en el «Journal of the American Heart Association». «Las conclusiones indican que los niveles más altos de ansiedad o preocupación entre los hombres están relacionados con procesos biológicos que pueden dar lugar a enfermedades cardíacas y metabólicas. Dichas asociaciones pueden presentarse mucho antes en la vida de lo que comúnmente se cree – potencialmente durante la niñez o la adultez temprana», declaró Lewina Lee, autora principal del estudio e investigadora de la Universidad de Boston (EE.UU.). Para determinar la relación entre la ansiedad y los factores de riesgo de enfermedades cardiometabólicas a lo largo del tiempo, los investigadores analizaron datos de los participantes en un estudio de envejecimiento en hombres. El análisis incluyó a 1.561 hombres (97 % blancos), que tenían una edad promedio de 53 años en 1975. Los hombres completaron evaluaciones iniciales de neuroticismo y preocupación y no tenían enfermedad cardiovascular ni cáncer en ese momento. Un cuestionario de personalidad evaluó el neuroticismo en una escala de 0 a 9. Además, una herramienta de evaluación de preocupaciones preguntó con qué frecuencia se preocupaban por cada uno de 20 elementos, donde 0 significaba nunca y 4 significaba todo el tiempo. «El neuroticismo es un rasgo de personalidad caracterizado por una tendencia a interpretar las situaciones como amenazantes, estresantes y/o abrumadoras. Las personas con altos niveles de neuroticismo son propensas a experimentar emociones negativas, como miedo, ansiedad, tristeza e ira, con mayor intensidad y frecuencia», explica Lee. «La preocupación se refiere a nuestros intentos de resolver un problema cuyo resultado futuro es incierto y potencialmente positivo o negativo. La preocupación puede ser adaptativa, por ejemplo, cuando nos lleva a soluciones constructivas. Sin embargo, la preocupación también puede ser dañina, especialmente cuando se vuelve incontrolable e interfiere con nuestro funcionamiento diario». Los participantes con niveles más altos de inestabilidad emocional tenían un mayor número de factores cardiometabólicos de alto riesgo Después de su evaluación inicial, los hombres se sometieron a exámenes físicos y análisis de sangre cada 3 a 5 años hasta que fallecieron o abandonaron el estudio. El equipo de investigación utilizó datos de seguimiento hasta 2015. Durante las visitas de seguimiento, se midieron siete factores de riesgo cardiometabólico: presión arterial sistólica (número superior); presión arterial diastólica (número inferior); colesterol total; triglicéridos; obesidad (evaluada por el índice de masa corporal); niveles de azúcar en la sangre en ayunas; y la tasa de sedimentación de eritrocitos (VSG), un marcador de inflamación. Un factor de riesgo de enfermedad cardiometabólica se consideró en el rango de alto riesgo si los resultados de la prueba para el factor de riesgo eran más altos que el punto de corte establecido por las pautas nacionales, o si el participante estaba tomando algún medicamento para controlar ese factor de riesgo (como medicamentos para reducir el colesterol). «Tener seis o más marcadores cardiometabólicos de alto riesgo sugiere que es muy probable que un individuo desarrolle o ya haya desarrollado una enfermedad cardiometabólica», señala Lee. El estudio vio que, entre las edades de 33 a 65 años, el número promedio de factores de alto riesgo cardiometabólico aumentó en aproximadamente uno por década, con un promedio de 3,8 factores de riesgo a los 65 años, seguido de un aumento más lento por década después de los 65 años. Los niveles más altos de preocupación se asociaron con una probabilidad un 10 % mayor de tener seis o más factores de riesgo de enfermedades cardiometabólicas después de ajustar las características demográficas En todas las edades, los participantes con niveles más altos de inestabilidad emocional tenían un mayor número de factores cardiometabólicos de alto riesgo. Un neuroticismo más alto se asoció con una probabilidad un 13 % mayor de tener seis o más factores de riesgo de enfermedad cardiometabólica, después de ajustar las características demográficas (como los ingresos y la educación) y los antecedentes familiares de enfermedad cardíaca. Los niveles más altos de preocupación se asociaron con una probabilidad un 10 % mayor de tener seis o más factores de riesgo de enfermedades cardiometabólicas después de ajustar las características demográficas. «Encontramos que el riesgo de enfermedad cardiometabólica aumentaba a medida que los hombres envejecían, desde los 30 a los 80 años, independientemente de los niveles de ansiedad, mientras que los hombres que tenían niveles más altos de ansiedad y preocupación tenían constantemente una mayor probabilidad de desarrollar enfermedad cardiometabólica con el tiempo que aquellos con niveles más bajos. de ansiedad o preocupación», afirma Lee. Los investigadores no tenían datos sobre si a los participantes se les había diagnosticado un trastorno de ansiedad. El tratamiento estándar basado en la evidencia para los trastornos de ansiedad incluye psicoterapia o medicación, o una combinación de ambas. «Si bien no sabemos si el tratamiento de la ansiedad y la preocupación puede reducir el riesgo cardiometabólico, las personas ansiosas y propensas a preocuparse deben prestar mayor atención a su salud cardiometabólica. Por ejemplo, al hacerse chequeos de salud de rutina y ser proactivos en el manejo de sus niveles de riesgo de enfermedades cardiometabólicas (como tomar medicamentos para la presión arterial alta y mantener un peso saludable), pueden disminuir la probabilidad de desarrollar enfermedades cardiometabólicas» dijo Lee. No está claro hasta qué punto los resultados de este análisis son generalizables al público, ya que los participantes del estudio eran todos hombres y casi todos blancos. Además, aunque se siguió a los participantes durante cuatro décadas, eran de mediana edad cuando comenzó el estudio.

Mientras que los ensayos clínicos destinados al desarrollo de un tratamiento específico contra covid-19 aun no han tenido éxito, todavía siguen en activo centenares de ellos. Los resultados positivos han permitido la aprobación de unos pocos fármacos que, inicialmente destinados a otras enfermedades, consiguen con mayor o menor eficacia contener la enfermedad. Esta reutilización de medicamentos ya existentes es un proceso conocido como reposicionamiento de fármacos. Su objetivo es encontrar nuevas indicaciones terapéuticas para los medicamentos ya conocidos y utilizados. Es decir, utilizar viejos medicamentos para nuevas enfermedades. Este ha llevado a que antivirales de uso contra la gripe, la hepatitis o el ébola, como el remdesivir y los últimos incorporados paxlovid y molnupiravir, se utilicen ya contra las fases más graves de la covid-19. Óxido nítrico y sildenafilo Entre los centenares de ensayos aún en investigación hay varios que están explorando específicamente aprovechar la capacidad vasodilatadora del óxido nítrico. Este tiene una acción demostrada sobre el flujo sanguíneo. El óxido nítrico, cuya fórmula química y abreviatura es NO, es un gas incoloro y soluble en agua. Actúa como molécula señalizadora, es un mensajero, y está involucrado en multitud de procesos relacionados con la vasodilatación de las paredes de venas y arterias (endotelio vascular) ejerciendo un potente efecto sobre las mismas. Está indicado, por ejemplo, para tratar la insuficiencia respiratoria en recién nacidos o la hipertensión pulmonar en cirugías cardiacas en niños y adolescentes. El sildenafilo, principio activo de la Viagra©, aumenta el efecto vasodilatador del óxido nítrico al relajar los músculos y mejorar el flujo sanguíneo en diversos órganos del cuerpo. El sildenafilo actúa sobre una proteína denominada PDE5 - Autor Como se observa en la figura, el sildenafilo actúa sobre una proteína denominada PDE5 que se encuentra principalmente en la pared de las células (endotelio) del músculo liso de los pulmones y el pene, inhibiendo la vasoconstricción y actuando sinérgicamente con el efecto vasodilatador del NO. Esquema de la función del óxido nítrico (NO) como vasodilatador desde el endotelio hacia las células del músculo liso y el efecto sinérgico del sildenafilo. Adaptado de Golombek (Neoreviews, 2017) por M. Jiménez. Golombek, et al (2017) Neoreviews (2017) 18 (5): e327–e344. Por esta razón, varios grupos de investigación están iniciando ensayos clínicos para determinar el efecto conjunto del sildenafilo y el óxido nítrico en el tratamiento de los síntomas, sobre todo pulmonares, que causa la covid-19. La viagra, un descubrimiento casual Pfizer estaba probando en la década de 1980 un fármaco para el tratamiento de la angina de pecho, el sildenafilo. Este principio activo actuaba sobre las arterias coronarias aumentando el flujo sanguíneo al corazón. Sin embargo, el sildenafilo se reservaba una sorpresa que afloró en los ensayos clínicos: los voluntarios participantes en los ensayos refirieron un efecto secundario inesperado en forma de erecciones sorprendentemente fuertes y persistentes. Se descubrió así, de forma totalmente casual, un fármaco para el tratamiento de la disfunción eréctil. Estos datos se confirmaron posteriormente en ensayos clínicos masivos. Más tarde, en 1998, l a Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) aprobó el sildenafilo, comercializado como viagra, uno de los mayores éxitos del reposicionamiento. Ventajas del reposicionamiento La estrategia de reposicionamiento ofrece varias ventajas frente al desarrollo de un medicamento nuevo. Para empezar, el riesgo de fracaso, que en el desarrollo de fármacos es elevado, es más bajo. Es así porque el fármaco reposicionado ha demostrado ser seguro pues ha superado las fases clínicas y ya se está utilizando. Además, los tiempos de desarrollo también se reducen ya que la mayor parte de los ensayos de seguridad y de formulación ya están completados. En tercer lugar, se requiere menos inversión. En conjunto, estas ventajas resultan en un menor riesgo y un retorno de la inversión más rápidos. De hecho, se estima que el coste de introducir en el mercado un medicamento reposicionado es de 300 millones de dólares, frente a los 2.000 o 3.000 de uno nuevo. Por tanto, el reposicionamiento es una forma de acelerar y abaratar el proceso de desarrollo de medicamentos. Además, permite rentabilizar el ciclo de vida de los mismos. Reposicionamiento en el contexto de la covid-19 La importancia del reposicionamiento de fármacos en la búsqueda de tratamientos para la covid-19 queda patente en el hecho de que, solo en España, en enero de 2022, un 70,3 % de los ensayos clínicos en curso para esta enfermedad se encuadran en el reposicionamiento terapéutico. No solo eso. Desde el comienzo de la pandemia se lanzaron varios macroensayos a nivel internacional al respecto. Destacan Solidarity, promovido por la OMS , y Recovery, financiado por la Universidad de Oxford . Ninguno arrojó resultados concluyentes para los fármacos originalmente incluidos, pero los estudios continúan con nuevas propuestas de medicamentos. En la tabla se recogen ejemplos de los compuestos que se están utilizando. Algunos ejemplos de fármacos ensayados por reposicionamiento - Rev Panam Salud Publica. 2020;44:e40 Algunos ejemplos de fármacos ensayados por reposicionamiento para el tratamiento de covid-19. Adaptado de Viveiros, R. (2021) por N. Campillo. Clinical trials on drug repositioning for COVID-19 treatment. Rev Panam Salud Publica. 2020;44:e40 Proceso de desarrollo de fármacos más sostenible En los últimos años han surgido modelos para que el desarrollo de fármacos sea un proceso más sostenible y contribuya a una economía circular. Entre ellos, los 10 principios de sostenibilidad publicados recientemente por Wynendaele aplicables a las primeras etapas del desarrollo de fármacos. Dado que los medicamentos son una parte crucial del sistema de salud, es necesario y socialmente justo que todo el mundo tenga un acceso igualitario a ellos. Enfermedades que no tienen cura o enfermedades olvidadas pueden no resultar prioritarias teniendo en cuenta la relación entre coste y beneficio. En estos casos, el reposicionamiento juega un papel estratégico, al igual que en nuevas enfermedades infecciosas como la covid-19. Las oportunidades que ofrece el reposicionamiento, derivadas de datos del mundo real y de la utilización de la inteligencia artificial, pueden catalizar soluciones para estas necesidades clínicas no satisfechas y acelerar una distribución socialmente justa de la atención médica en todo el mundo. Serendipia El reposicionamiento de fármacos ha ocurrido en muchas ocasiones por serendipia o casualidad. Además de la famosa viagra, hay otros también muy conocidos como la talidomida que se utiliza actualmente para tratar ciertos tipos de cáncer como el mieloma múltiple o como tratamiento del eritema nodoso leproso severo. Otro caso curioso es el minoxidil, originalmente indicado para el tratamiento de úlceras. En ensayos con perros, el compuesto no curó las úlceras, pero demostró ser un poderoso vasodilatador y pasó a estudiarse como medicamento antihipertensivo, indicación para la que fue aprobado en 1979 con administración oral. Pero durante los ensayos clínicos se descubrió que algunos de los participantes en el estudio presentaban un aumento en la cantidad del vello corporal y se reformuló también como tratamiento tópico para revertir la caída del cabello. Asistimos pues, a un nuevo intento de reposicionamiento del sildenafilo, aprovechando su efecto ya conocido sobre la acción vasodilatadora del NO, que podría desembocar en el futuro en una terapia para covid-19 que, probablemente, tendría una acogida muy favorable. No nos cabe duda de que los resultados de los ensayos serán esperados con gran interés. Pero hasta que no esté comprobado, deberemos seguir la prescripción recomendada y evitar la automedicación, por mucho gusto que causen los efectos secundarios. Publicado originalmente en The Conversation ES. María Mercedes Jiménez Sarmiento Científica del CSIC. Bioquímica de Sistemas de la división bacteriana. Comunicadora científica, Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CIB - CSIC) María del Carmen Fernández Alonso Investigadora. Comunicadora científica, Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CIB - CSIC) Nuria Eugenia Campillo Científico Titular. Medicinal Chemistry, Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CIB - CSIC)<img src="https://counter.theconversation.com/content/174824/count.gif?distributor=republish-lightbox-advanced" alt="The Conversation" width="1" height="1" style="border: none !important; box-shadow: none !important; margin: 0 !important; max-height: 1px !important; max-width: 1px !important; min-height: 1px !important; min-width: 1px !important; opacity: 0 !important; outline: none !important; padding: 0 !important; text-shadow: none !important" />

Ómicron, la última variante conocida del SARS-CoV-2, se ha extendido a una velocidad vertiginosa por todo el planeta porque se multiplica 70 veces más rápido en los tejidos que recubren las vías respiratorias que sus antecesoras. También el riesgo de reinfección es mayor ya que parece contar con una mejor capacidad para evadir la inmunidad que confiere haber padecido la infección previamente. Por lo que contagiarse a propósito no es una buena idea. Ya hay estudios que apuntan a que la tercera dosis de las vacunas ARNm, Pfizer y Moderna, son eficaces para prevenir el contagio de esta variante, aunque existe un debate entre los inmunólogos sobre si en personas jóvenes y sanas este refuerzo es necesario. En cualquier caso, no hay que confiarse por estar vacunado ya que el contagio es posible. Tanto si ya has pasado Ómicron como si no, conviene que tengas en cuenta estas pautas para minimizar el riesgo de una reinfección o de infectar a familiares y amigos que todavía no se hayan contagiado. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. recomiendan: -Ponerse la vacuna contra el Covid-19 tan pronto como pueda, así como el refuerzo cuando corresponda. -Realizar un uso correcto y consistente de una mascarilla bien ajustada que cubra su nariz y su boca. -Mantener una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros. -Evitar las multitudes y los espacios interiores con mala ventilación. -Es importante saber cuándo hacerse una prueba de detección para estar informado y evitar contagiar a otras personas. -Lávate las manos frecuentemente con agua y jabón y sécalas bien. Usa un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol si no hay agua y jabón disponibles. Si vas a reunirte con personas no convivientes en espacios interiores, antes, después y mientras dure el encuentro, el Ministerio de Sanidad recomienda ventilación de forma permanente y que sea cruzada: con apertura de puertas y/o ventanas opuestas o al menos en lados diferentes de la sala, para favorecer la circulación de aire y garantizar un barrido eficaz por todo el espacio. Si estás pasando Ómicron y te encuentras en condiciones, los CDC recomiendan que sea la persona enferma la que se encargue de limpiar y desinfectar las superficies y artículos después de cada uso. Si no te encuentras bien y se tiene que encargar de la limpieza otra persona que no está contagiada, deberá colocarse una mascarilla y pedir a la persona enferma que también lo haga antes de entrar a la habitación. También es muy importante abrir las puertas y ventanas que dan al exterior para aumentar la circulación de aire. La vajilla y los utensilios de la persona que está enferma deben lavarse después con jabón y agua caliente o en el lavaplatos. Y la persona que los manipule debe lavarse las manos después de recoger los utensilios del enfermo así como después de tirar la basura con los residuos del enfermo. Si el enfermo ya está recuperado, los CDC aconsejan esperar «varias horas» antes de limpiar y desinfectar. Si se realiza en menos de 24 horas, hay que entrar a la habitación y al baño con mascarilla y las ventanas abiertas para limpiar y desinfectar. Si la limpieza se realiza entre 24 horas y 3 días tras la recuperación del enfermo no es necesario desinfectar, basta con limpiar las superficies de las áreas utilizadas por la persona enferma. Y si ya han pasado más de 3 días, los CDC aseguran que no es necesaria ninguna tarea de limpieza adicional (además de la de rutina) en las áreas utilizadas por el enfermo. Para minimizar el riesgo, también hay que limpiar alfombras, cortinas y tapizados con agua caliente y jabón o con productos de limpieza diseñados para usar en estas superficies y secarlos completamente. Si usas la aspiradora en la habitación de una persona enferma o en la que estuvo 24 hora sante de su recuperación, usa una mascarilla al aspirar. Para lavar la ropa, y esto incluye sábanas y toallas, usa la máxima temperatura de agua permitida y sécalos completamente. Si vas a manipular ropa sucia de una persona enferma, usa guantes y una mascarilla. Después no te olvides de limpiar los cestos de ropa sucia y lavarte las manos. Y en tiempos de Covid, otro punto importante es el cuidado de un elemento que pasa por nuestra boca a diario: el cepillo de dientes. Aunque es de sentido común, conviene recordar que para evitar contagios de cualquier virus no se deben compartir los cepillos de dientes ni tampoco guardarlos en un mismo bote con los cabezales pegados. La Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) recomienda además guardar el cepillo lejos del inodoro y cerrar la tapa del váter antes de descargar la cisterna. «Cada vez que alguien tira de la cadena parte del aerosol saldrá volando del inodoro y caerá sobre el cepillo», advierten. El cepillo debe cambiarse al menos cada tres meses e, incluso, antes si las cerdas se desgastan. Pero si has pasado el Covid, la SEPA aconseja cambiarlo inmediatamente por uno nuevo.

Mon, 24 Jan 2022 13:07:16 +0100

En 2022, la medicina puede ser totalmente predictiva, preventiva (basada en el riesgo predictivo), personalizada y participativa. Los conocimientos de la genética humana, la precisión y la medicina personalizada han transformado la atención de la salud. La inteligencia artificial (IA) ha revolucionado la atención médica a través de la extracción de registros médicos, el diseño de planes de tratamiento, la aceleración de imágenes médicas y la creación de medicamentos. Este año puede ser clave para algunas tecnologías que están revolucionando la medicina, como las herramientas Crispr de edición genética o la tecnología de ARNm con la que se han fabricado las vacunas para el Covid-19; el uso de la información genómica en campos como la inmunogenómica o la combinación de las innovadoras técnicas de imagen con la genómica; pero también será la consolidación de la telemedicina en la asistencia al paciente y en la inteligencia artificial aplicada a la salud y el uso de datos. En el campo farmacológico, se trata de recuperar el tiempo perdido con la pandemia, y se esperan importantes avances en enfermedades como el cáncer, el VIH y, por supuesto el Covid-19, con lo que algunos visionarios, como Bill Gates, auguren la vuelta a la normalidad. Un cambio de escenario en alzhéimer. También puede ser el año de la llegada de una nueva generación de fármacos contra el alzhéimer. Tras numerosos fracasos en los ensayos clínicos, los más prometedores se dejarán ver a lo largo de 2022, aunque en 2021 ya se aprobó en EE.UU. el primero y controvertido aducanumab. Mientras para algunos científicos supuso un cambio de escenario, debido a que era el «primer fármaco que modifica el curso de la enfermedad», para otros la evidencia disponible «genera dudas más que certezas». En cualquier caso, 2022 puede que vea la llegada de nuevos fármacos de esta generación. Eli Lilly tiene previsto aprobar donanemab para fases tempranas de la enfermedad y también están avanzados gantenerumab, de Roche; y lecanemab, de Biogen y Eisai. Precisamente, en el campo del alzhéimer, hay que prestar atención a su diagnóstico. Se han hecho grandes progresos en este ámbito, y hay bastantes posibilidades de que el año que viene se apruebe el primer análisis de sangre asequible y accesible para detectar el alzhéimer. Nuevos antivirales y vacunas esterilizantes para el Covid-19 Pero no cabe duda, reconoce Lluis Montoliu, investigador del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), que una de las prioridades sigue siendo el Covid-19. «Hay que conseguir vacunas que sean esterilizantes y antivirales potentes capaces de combatir directamente al coronavirus en las personas infectadas que están ingresadas, para que puedan superar la infección y no correr el riesgo de fallecer a consecuencia del Covid-19». Pero, señala, en el resto de patologías «hay que recuperar todo lo que no se ha podido hacer, investigar o tratar la causa, directa o indirectamente, de la pandemia». En este sentido, considera que la tecnología de ARNm es muy poderosa y «ha llegado para quedarse». Tras décadas de desarrollo, «gracias a la pandemia de Covid-19 ha encontrado un trampolín para manifestar su validez y relevancia». Además, podrá utilizarse también para tratar otras patologías de base genética, como muchas enfermedades raras, o complejas, como el cáncer, donde existe un gran interés en el momento actual por el desarrollo de vacunas de ARN, comenta Enriqueta Felip, presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Asimismo, tal y como explicaba recientemente la revista «Nature», la tecnología de ARNm podría servir para fabricar vacunas frente a enfermedades como el VIH o la malaria, y otras tecnologías en las que están trabajando los investigadores, como las vacunas de proteínas o las de ADN, podrían ser más baratas de producir y más fáciles de almacenar, por lo que la distribución en países de bajos ingresos podría ser mucho más fácil. Cáncer: Más inmunoterapia Felip augura para 2022 el avance de diferentes modalidades de inmunoterapia en multitud de tumores, así como el desarrollo de fármacos dirigidos frente a alteraciones moleculares, inmunoconjugados, que son terapias que combinan anticuerpos dirigidos frente a alteraciones específicas del tumor junto con un agente quimioterápico. Y no se olvida de que, debido a que el tratamiento del cáncer es multidisciplinar, conviene destacar la teragnosis o la terapia dirigida con radioligandos, «un tratamiento que combina un ligando capaz de localizar las células tumorales con un radioisótopo, una partícula radiactiva terapéutica. Una vez localizada la célula tumoral, el radioisótopo es capaz de desencadenar un mecanismo de muerte celular con una menor afectación del tejido sano circundante». Genética y genómica En 2022, la genómica, el estudio de los genes o el ADN de una persona, pasará al centro del escenario, ya que veremos la disponibilidad de herramientas y técnicas para tratar enfermedades y trastornos basados en la huella genética, el entorno y el estilo de vida de cada persona. El uso de datos multimodales, incluida la información genética, imágenes, patología digital y otra información multimodal, permitirá la detección precisa del estado de la enfermedad en forma temprana y la progresión, lo que hará que las terapias sean mucho más efectivas y, al mismo tiempo, reducirá el coste. Por ejemplo, en el cáncer, asegura Felip, se ha visto que la medicina de precisión permitirá un diagnóstico más preciso ya que incorpora la determinación de biomarcadores que permiten seleccionar los tratamientos más eficaces y seguros para cada paciente. Sin embargo, a pesar de que se ha logrado cambiar la historia natural de ciertos tumores gracias al desarrollo de la medicina de precisión, «no es aplicable a todos los pacientes oncológicos, aunque se espera que se vayan consolidando los resultados». El investigador del CNB, por su parte, cree que en 2022 seguiremos conociendo éxitos de los ensayos clínicos de terapia génica con diversas variantes de las herramientas Crispr de edición genética, que paulatinamente irán transformándose en tratamientos, si superan los test de seguridad y eficacia. Montoliu precisa que la medicina personalizada de precisión tiene muchos retos ante sí. En primer lugar, «el poder llegar a determinar la causa genética de una enfermedad, obteniendo el diagnóstico genético de forma rápida y concluyente. Una vez con el diagnóstico, si existen terapias génicas, el reto para 2022 y los siguientes años es que estén a disposición de todos los pacientes que puedan necesitarlas, no solo de aquellos que puedan costeárselas». En este sentido, Valentín Fuster, director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), advierte que cuando se habla del empleo de la genética aplicada a la medicina hay que «hacerlo con mucha precisión y, sobre todo, con mucha precaución». Considera Fuster que hay que ir con mucho cuidado con la genética pero que es muy importante «seguir adelante, como con la inteligencia artificial, pero con muchas precauciones en la interpretación de la información». Salud digital para controlar a los enfermos a distancia La telesalud explotó en 2020, por necesidad, y ya se está convirtiendo en el método elegido por millones de personas. Los dispositivos de monitorización remota, señala Fuster, pueden brindar la capacidad de controlar a los pacientes a distancia y el uso de análisis predictivos está ayudando a identificar a los pacientes en riesgo antes de que contraigan una enfermedad, de modo que se puedan tomar medidas preventivas. La monitorización del paciente a nivel remoto para medir la presión arterial, el ritmo cardiaco está demostrado ser de gran utilidad, asegura Fuster quien tiene claro que todos aspectos van a influir en la vida de los pacientes, pero también en los sistemas de salud. Por eso, recalca, «estos sistemas tienen que estar muy bien gobernados para su buena aplicación». Los avances en el análisis de datos y la inteligencia artificial están brindando a los profesionales sanitarios el acceso a numerosas herramientas nuevas para que sus tareas sean más fáciles de completar. La inteligencia artificial, señala Fuster, «nos permite empezar a saber lo que no podemos conocer con nuestro cerebro humano». Órganos animales para trasplante Un equipo de investigadores y cirujanos cardiovasculares de la facultad de Medicina de la Universidad de Maryland (EE.UU.) acaba de comunicar al mundo que han realizado con éxito el primer trasplante de corazón de un cerdo modificado genéticamente a un ser humano. El paciente tenía su corazón muy dañado, además de otras patologías y comorbilidades que lo inhabilitaban como candidato para recibir un corazón nuevo, compatible, de otra persona. Le explicaron los riesgos y la novedad del tratamiento y consintió libremente, aceptando someterse a un primer trasplante experimental de un corazón animal no humano Y otro de la Universidad de Alabama en Birmingham (EE.UU.) presentan anunicaron el primer trasplante exitoso de riñones de cerdo modificados genéticamente en un individuo humano con muerte cerebral, reemplazando los riñones nativos del receptor. Estos resultados positivos demuestran cómo el xenotrasplante podría abordar la crisis mundial de escasez de órganos. Los xenotrasplantes son trasplantes de células, tejidos u órganos entre animales de distintas especies, y llevan muchos años sobre la mesa. Al principio de la década de los 90 se revitalizaron y desde entonces muchos investigadores se han interesado por encontrar la manera de evitar el rechazo fulminante que se produciría al intentar situar un órgano de un animal dentro del cuerpo de una especie distinta, seguido del rechazo a medio y a largo plazo. Lluis Montoliu espera que se establezcan ensayos clínicos en los que puedan enrolarse un número significativo de pacientes para poder evaluar, con mayor claridad, la seguridad y la eficacia de los xenotrasplantes. El cambio para el futuro: de la enfermedad a la salud Para la próxima década, Valentín Fuster, también director del Instituto Cardiovascular del Hospital Mount Sinai de Nueva York (EE.UU.), pronostica la irrupción de tecnologías sanitarias disruptivas que cambiarán totalmente el campo de la medicina y la salud. «’Imagenomics’, que es la combinación de la tecnología de imagen y la genética o regeneración celular. También será importante la ‘inmunoinflamación’, que se aplica a todas las especialidades y tecnologías». Subraya también el papel de ‘selfomics,‘ que es la «caracterización del individuo a través del estudio de las células circulantes -neutrófilo, monocitos, etc.- en donde se estudian todos los aspectos de esta célula, genéticos y no genéticos y aportan una visión global del individuo». Por último, la neurogenómica, que contempla las conexiones del sistema nervioso y engloba aspectos moleculares, del ritmo cardiaco, hipertensión, que son fundamentales tanto en el cerebro como en el corazón. Pero dice el doctor Valentín Fuster que todos estos avances, tecnología sanitaria, inteligencia artificial, etc. se están empleando sobre todo para entender la enfermedad. Pero que, por diferentes razones, se está generando un movimiento para avanzar en la comprensión de la salud en las diferentes etapas de la vida. Es decir, «todas estas tecnologías nos están ayudando a entender lo que es la salud en estas franjas de edad. Por ejemplo, a la edad intermedia, 40 a 60 años, lo importante es saber si estás desarrollando una patología o no, porque las enfermedades son muy silenciosas al comienzo. Y aquí la tecnología de imagen, como la que usamos en el CNIC, tiene un papel fundamental». Pero también hay que avanzar en las edades más jóvenes, asegura. En este grupo de edad, «la inversión ya no es en tecnología, sino en educación; aquí entramos en el tema fundamental del futuro, que es la cultura de la salud, y no solamente tenemos que dirigirnos al niño, sino también a su familia y a su entorno. Este es un cambio radical».

La inmunoterapia oral en niños de 1 a 3 años de edad con mucha alergia al cacahuete ha demostrado ser eficaz para conseguir la desensibilización a este alimento en la mayoría de ellos y la remisión de la alergia en una quinta parte, según los resultados de un ensayo clínico financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) llamado IMPACT y publicado en The Lancet. La inmunoterapia consistió en una dosis oral diaria de harina de cacahuete durante 2,5 años. La remisión se definió como la capacidad de comer 5 gramos de proteína de cacahuete, equivalente a 1,5 cucharadas de mantequilla de cacahuete, sin tener una reacción alérgica seis meses después de completar la inmunoterapia. Los niños más pequeños y los que comenzaron el ensayo con niveles más bajos de anticuerpos específicos contra el cacahuete tenían más probabilidades de lograr la remisión. «Los resultados históricos del ensayo IMPACT sugieren una ventana de oportunidad en la primera infancia para inducir la remisión de la alergia al cacahuete a través de la inmunoterapia oral», asegura Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), que forma parte de NIH. « Casi 150 niños de 1 a 3 años participaron en el ensayo IMPACT en cinco centros médicos académicos en los Estados Unidos. Solo los niños que tuvieron una reacción alérgica después de comer medio gramo de proteína de cacahute (alrededor de 1,5 cacahuetes) o menos fueron elegidos para participar en el estudio. Se les asignó al azar para recibir harina que contenía proteína de cacahuete o una harina de placebo de apariencia similar. Las harinas se mezclaron con alimentos como compota de manzana o pudin para ayudar a enmascarar su sabor. Nadie, excepto un farmacéutico y un dietista, sabía quién recibió harina de cacahuete o harina de placebo hasta que se recopilaron todos los datos y las visitas del estudio terminaron. Durante un período de 30 semanas, los niños del grupo de tratamiento tomaron dosis diarias que se incrementaron gradualmente hasta alcanzar los 2 gramos de proteína de cacahuete, equivalente a unos seis cacahuetes. Luego, los niños continuaron consumiendo su dosis diaria de harina de cacahuete o placebo durante dos años más. A continuación, los niños recibieron dosis gradualmente crecientes de proteína de cacahuete hasta un máximo acumulado de 5 gramos. Luego suspendieron el tratamiento y evitaron el cacahuete durante seis meses. Finalmente, los participantes se sometieron a un desafío alimentario repetido con 5 gramos de proteína de cacahuete, equivalente a unos 16 cacahutes. A los que no tuvieron una reacción alérgica durante el desafío se les alimentó luego con 8 gramos de mantequilla de cacahuete, equivalente a 2 cucharadas, en un día diferente para confirmar que podían comer cacahuete sin tener una reacción alérgica. Al final del período de tratamiento, el 71 % de los niños que habían recibido harina de cacahuete estaban desensibilizados a este alimento, en comparación con solo el 2 % de los que habían recibido harina de placebo. La desensibilización se definió como poder comer 5 gramos de proteína de cacahuete durante la primera provocación alimentaria oral sin tener una reacción alérgica. Después de seis meses de evitar el cacahuete tras el tratamiento, el 21% de los niños que habían recibido harina de cacahuete podían comer 5 gramos de proteína de cacahuete durante la segunda provocación alimentaria oral sin tener una reacción alérgica y, por lo tanto, estaban en remisión. Por el contrario, solo el 2% de los niños que habían recibido harina de placebo estaban en remisión en ese momento. Los investigadores encontraron que los niveles más bajos de anticuerpos de inmunoglobulina E específicos del cacahuete al comienzo del ensayo y ser más jóvenes fueron factores que predijeron si un niño alcanzaría la remisión. En un análisis realizado después de que los investigadores pudieran ver los datos del estudio, encontraron una relación inversa entre la edad al comienzo del ensayo y la remisión, con el 71 % de los niños de 1 año, el 35 % de los niños de 2 años y 19% de los niños de 3 años que experimentan remisión. Aunque casi todos los niños que recibieron harina de cacahuete tuvieron al menos una reacción relacionada con la dosis durante el tratamiento, la mayoría fueron de gravedad leve a moderada. .

Un mayor consumo de café está relacionado con un menor riesgo de cáncer de endometrio, un tipo de tumor que comienza en el revestimiento del útero, según una revisión de estudios relevantes publicados hasta la fecha. Además, el que lleva cafeína puede brindar una mejor protección que el descafeinado. El análisis, que se publica en la revista «Journal of Obstetrics and Gynecology Research», incluyó 24 estudios sobre la ingesta de café en 699.234 personas, con 9.833 casos nuevos de cáncer de endometrio. Las personas en la categoría más alta de consumo de café tenían un riesgo relativo 29% menor de desarrollar cáncer de endometrio que las de la categoría más baja. Otros estudios también han relacionado el consumo de esta bebida con la prevención o una mejor supervivencia en cáncer de colon, menor riesgo de cáncer de mama y beneficios de algunos de sus compuestos en el cáncer de próstata. Este producto de origen natural es el resultado de una mezcla de miles de sustancias, por lo que es complicado determinar qué es lo que lo convierte en beneficioso, aunque los dos componentes más estudiados son la cafeína y los antioxidantes Los autores del análisis, que destacan varios mecanismos que se han asociado con los posibles efectos anticancerígenos del café, reconocen que «se necesitan más estudios con muestras de gran tamaño para obtener más información sobre los beneficios del consumo de café en relación con el riesgo de cáncer de endometrio».

La vacunación contra el Covid-19 no afecta las posibilidades de concebir un hijo, según un estudio llevado a cabo en de más de 2000 parejas. Los investigadores de la Universidad de Boston (EE.UU.) no encontraron diferencias en las posibilidades de concepción si la pareja, masculina o femenina, había sido vacunada, en comparación con las parejas no vacunadas. Sin embargo, las parejas tenían una probabilidad ligeramente menor de concepción si la pareja masculina se había infectado con el SARS-CoV-2 en los 60 días anteriores al ciclo menstrual, lo que sugiere que el Covid-19 podría reducir temporalmente la fertilidad masculina. El estudio se publica en «The American Journal of Epidemiology». «Los hallazgos brindan la tranquilidad a las parejas que quieren tener descendencia de que la vacunación no parece afectar la fertilidad», señala Diana Bianchi, de los NIH. Los investigadores analizaron datos de un estudio de cohorte prospectivo de parejas estadounidenses y canadienses que trataban de concebir sin un tratamiento de fertilidad. El estudio no mostró diferencias importantes en las tasas de concepción entre las parejas vacunadas y no vacunadas en las que al menos uno de los miembros había recibido al menos una dosis de la vacuna. Las participantes del estudio tenían entre 21 y 45 años y completaron un cuestionario sobre sus niveles de ingresos y educación, estilo de vida e historial reproductivo y médico, incluido si estaban o no vacunados contra el Covid-19 y si ellos o sus parejas alguna vez habían dado positivo por SARS-CoV-2. Sus parejas masculinas, del mismo rango de edad, completaron un cuestionario similar. Las mujeres, además, completaron cuestionarios de seguimiento cada ocho semanas hasta que se quedaron embarazadas o hasta 12 meses, si no lo hicieron. El estudio no mostró diferencias importantes en las tasas de concepción entre las parejas vacunadas y no vacunadas en las que al menos uno de los miembros había recibido al menos una dosis de la vacuna, independientemente de que hubieran recibido una o dos dosis de una vacuna, el tipo de vacuna, el tiempo transcurrido desde tan recientemente se vacunaron, si eran estadounidenses o canadienses, ya fueran trabajadores de la salud o parejas sin antecedentes de infertilidad. En líneas generales, un test positivo para la infección por SARS-CoV-2 no se asoció con problemas a la hora de concebir. No obstante, las parejas en las que el varón había dado positivo dentro de los 60 días de un ciclo menstrual tenían un 18 % menos de probabilidades de concebir en ese ciclo. La fiebre, que se sabe que reduce el recuento y la motilidad de los espermatozoides, es común durante la infección por SARS-CoV-2 y, por lo tanto, podría explicar la disminución temporal de la fertilidad que observaron los investigadores en parejas en las que el varón tenía una infección reciente. Otras posibles razones de una disminución de la fertilidad entre las parejas masculinas que recientemente dieron positivo podrían ser la inflamación en los testículos y los tejidos cercanos y la disfunción eréctil, todos comunes después de la infección por SARS-CoV-2. Los investigadores señalaron que esta disminución a corto plazo de la fertilidad masculina podría evitarse mediante la vacunación. El estudio concluye que los resultados sugieren que la vacunación contra el Covid-19 no tuvo una relación dañina con la fertilidad y, de hecho, vacunación podría ayudar a evitar los riesgos que plantea la infección por SARS-CoV-2 para la salud materna y fetal.

Un estudio publicado en la revista Indoor Air ha simulado la transmisión del SARS-CoV-2, el virus que causa el Covid-19, en un vuelo de Londres a Hanoi y en otro vuelo de Singapur a Hangzhou. Los investigadores encontraron que, al imitar la dispersión de gotitas de diferentes tamaños generadas por actividades como toser, hablar y respirar en la cabina de una aerolínea por parte de una persona infectada, el virus SARS-CoV-2 contenido en dichas gotitas viajó con la distribución de aire de la cabina y fue inhalado por otros pasajeros. Los científicos contaron la cantidad de copias virales inhaladas por cada pasajero para determinar la infección. Su método predijo correctamente el 84% de los casos infectados/no infectados en el primer vuelo. El equipo también descubrió que usar mascarillas y reducir la frecuencia de las conversaciones entre los pasajeros podría ayudar a reducir el riesgo de exposición en el segundo vuelo. «Estamos muy contentos de ver que nuestro modelo validado por datos experimentales puede lograr una precisión tan alta en la predicción de la transmisión de Covid-19 en las cabinas de los aviones. Además, es importante saber que usar mascarillas tiene un impacto significativo en la reducción de la transmisión», afirma el doctor Dayi Lai, autor principal del estudio ,profesor asociado y director del Departamento de Arquitectura en la Escuela de Diseño de la Universidad Jiao Tong de Shanghai, en China.

Millones de personas en todo el mundo han recibido dos inyecciones de Sinovac, la vacuna fabricada en China que se usa en 48 países para ayudar a reducir las tasas de transmisión de Covid-19. Sin embargo, esas vacunas por sí solas no son de ayuda contra la variante Ómicron, según muestra un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Yale y la República Dominicana. Los resultados se publican en la revista 'Nature Medicine' . Un análisis del suero sanguíneo de 101 personas de la República Dominicana mostró que la infección por Ómicron no produjo anticuerpos neutralizantes entre quienes recibieron el régimen estándar de dos inyecciones de la vacuna Sinovac. Los niveles de anticuerpos contra Ómicron aumentaron entre quienes también recibieron una inyección de refuerzo de la vacuna de ARNm fabricada por Pfizer-BioNTech. Pero cuando los investigadores compararon estas muestras con muestras de suero sanguíneo almacenadas en Yale, encontraron que incluso aquellos que habían recibido dos inyecciones de Sinovac y un refuerzo tenían niveles de anticuerpos que eran aproximadamente los mismos que aquellos que habían recibido dos inyecciones de las vacunas de ARNm pero sin dosis de refuerzo. En otros estudios, se ha demostrado que el régimen de ARNm de dos inyecciones sin un refuerzo ofrece solo una protección limitada contra Ómicron. Además, los investigadores encontraron que las personas que habían sido infectadas por cepas anteriores del virus SARS-Cov-2 tenían poca protección inmunológica contra Ómicron. Las inyecciones de refuerzo son claramente necesarias en esta población porque sabemos que incluso dos dosis de vacunas de ARNm no ofrecen suficiente protección contra la infección con Omicron Es probable que los hallazgos compliquen los esfuerzos globales para combatir la cepa Ómicron, que ha suplantado a la cepa Delta, más peligrosa pero menos transmisible, como el virus circulante más dominante en gran parte del mundo. Claramente se necesita una inyección de refuerzo adicional, y posiblemente dos, en áreas del mundo donde la inyección de Sinovac ha sido la principal fuente de vacunación, dijo Akiko Iwasaki, profesora de inmunobiología de Waldemar Von Zedtwitz y autora principal del artículo. «Las inyecciones de refuerzo son claramente necesarias en esta población porque sabemos que incluso dos dosis de vacunas de ARNm no ofrecen suficiente protección contra la infección con Omicron», dijo Iwasaki. Ómicron ha demostrado ser particularmente problemática para combatir porque posee 36 mutaciones en las proteínas de punta en su superficie, que el virus usa para ingresar a las células, dicen los investigadores. Las vacunas de ARNm existentes están diseñadas para desencadenar una respuesta de anticuerpos cuando se reconocen las proteínas de pico. Sin embargo, Iwasaki enfatizó que el sistema inmunitario humano todavía tiene otras armas que puede usar contra el Covid-19, como las células T que pueden atacar y matar a las células infectadas y prevenir enfermedades graves.

¿Oyen los ciegos mejor que las personas con vista? ¿Cómo eligen la ropa que visten? ¿Qué hacen los perros guía? BBC Mundo te explica algunas cuestiones sobre la vida de los invidentes.

2014-09-18T14:42:55+00:00

En entrevista con la BBC, el presidente Alpha Condé negó que los ataques a trabajadores que combaten el ébola sean representativos de la situación de su país.

El organismo también señaló que para la enfermedad se ha logrado controlar ya en dos de los cinco países afectados por la epidemia en el occidente de África: Senegal y Nigeria.

El problema se convirtió en solución. Una organización en Haití creó unos inodoros ecológicos que, además de ayudar a combatir enfermedades como el cólera, sirven para elaborar un abono que se usa para cultivar vegetales.

Una organización creó en Haití un retrete ecológico que ayuda a combatir enfermedades como el cólera y con el que se genera abono para la agricultura. Conózcalo en este video de BBC Mundo.

Las autoridades en Sierra Leona decidieron no extender el bloqueo de tres días por el ébola, mientras que en Nigeria piden aplazar el inicio de clases escolares debido a la incidencia del virus.

La cocina francesa es tan sabrosa en parte porque no escatima en ingredientes como crema o mantequilla. Para BBC GoodFood, el chef con tres estrellas Michelin Michel Guérard da ideas para volverla más sana.

Manuel García Viejo, director médico de un hosipital de la orden San Juan de Dios, será trasladado a Madrid en un avión militar medicalizado.

Los horrores de la Primera Guerra Mundial precipitaron un cambio en el concepto de la salud mental y el reconocimiento de su influencia en todos los aspectos y todo grupo de la población.

La fiscal general de Venezuela anunció la designación de dos fiscales para investigar las "informaciones falsas"

En su recién publicada biografía, "El Puma y yo", el cantante venezolano cuenta que en el 2000 le diagnosticaron fibrosis pulmonar, una enfermedad crónica y degenerativa que le dificulta respirar.

Es una de las plantas más lucrativas del planeta, llega a tener un precio de US$160 por kilo al por mayor. Sin embargo, el proceso de cultivo es casi misión imposible.

La medianoche de este viernes entra en vigor en Sierra Leona un toque de queda de tres días durante el cual los ciudadanos no podrán salir de sus casas. El gobierno pretende frenar la propagación del virus del ébola.

En una resolución adoptada por unanimidad, el consejo llamó a los países a ofrecer ayuda y materiales para combatir la epidemia en África.

La cifra de usuarios que ya han pagado por sus polizas supera las previsiones después del complicado arranque de la reforma de salud del presidente Obama.

La OMS dijo que la epidemia se está acelerando a pesar de los esfuerzos para contenerla y en sólo una semana se registraron 700 casos nuevos.

2014-09-18T15:51:25+00:00

Las baldosas, azulejos y toallas pueden albergar numerosos organismos que pueden causar infecciones. BBC Mundo les cuenta cómo son algunos de los más comunes y contagiosos.

La enfermera es la primera de un grupo de 60 en recibir la vacuna experimental contra el ébola. "Participar en el ensayo es algo pequeño que puedo hacer para, espero, tener un impacto enorme", dice.

Médicos encargados del programa de vacunación en el norte, en el área en poder de los rebeldes, administraron accidentalmente un relajante muscular a 75 niños y 15 de ellos murieron este martes, dijo la oposición.

El organismo internacional dijo este miércoles que el impacto económico del virus podría ser ocho veces mayor de lo previsto en Guinea, Liberia y Sierra Leona, los que describió como "estados ya frágiles".

El hecho de que una persona no estornude o tosa no significa que no tenga un virus, al contrario. Un estudio concluyó que un cuerpo humano sano puede albergar un promedio de cinco virus.

El mediocampista que milita en el Newcastle United de la Liga Premier de Inglaterra, Jonás Gutiérrez, reveló que está siendo tratado de cáncer testicular en Argentina.

Científicos en Oxford, Inglaterra, suministrarán la vacuna experimental a 60 voluntarios saludables, después de que se obtuvieron resultados favorables en animales de laboratorio.

Médicos revelaron que una joven de 24 años ha vivido toda su vida sin cerebelo. Hasta ahora se pensaba que era imprescindible para diversas actividades cotidianas.

Durante una visita a la sede de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en Atlanta, el mandatario urgió a que se lleve a cabo un amplio esfuerzo para luchar contra el virus.

Al menos 12 niños murieron y decenas se encuentran enfermos luego del suministro de vacunas contra el sarampión contaminadas en una zona controlada por los rebeldes en Siria.

La OMS recomendó recientemente que las personas traten de que sólo el 5% de su ingesta diaria de calorías proceda de productos dulces. Un nuevo estudio aconseja reducir la ingesta de forma aún más dramática.

La Organización Mundial de la Salud advirtió que la epidemia del mortal virus del Ébola en África Occidental no tiene paralelo en los tiempos modernos y amenaza con convertirse en una catástrofe humanitaria.

John Dramani Mahama dijo que las medidas que se han puesto en marcha -las prohibiciones de vuelos, por ejemplo- solo debilitan la lucha contra la enfermedad y ocasionan un grave daño a las economías locales.

Familiares de pacientes israelies cuentan a la BBC cómo es vivir con un ser querido que lleva años conectado a un ventilador. Una ley prohibe retirar la respiración asistida a los enfermos en los hospitales.

Mientras doctores informan de una enfermedad desconocida que apareció en un hospital de la ciudad de Maracay y ha causado más de 10 muertos en el país, el gobierno dice que eso es "absolutamente falso".

Según un estudio de la Escuela Universitaria de Medicina de Washington en St. Louis, no es una única enfermedad sino un grupo de trastornos cada uno con su propio conjunto de síntomas.

Mantener los huesos y las células sanguíneas sanas son apenas algunas de las funciones de los minerales en el cuerpo humano. Una nutricionista explica cuáles de ellos son vitales y cómo conseguirlos de forma natural.

Hay un grupo de personas que puede ver colores que el resto de los seres humanos no podemos percibir. Es irresistible preguntarles ¿qué ven?, y preguntarse ¿por qué lo ven?

¿Cocinar o no cocinar? He ahí el dilema. El terapista nutricional Kerry Torren explica por qué algunos alimentos son mejores crudos, y por qué otros se benefician con un poco de calor.

Los dientes de arriba se cepillan hacia abajo, los de abajo hacia arriba. ¿O no? Las recomendaciones sobre la mejor forma de usar el cepillo difieren alrededor del mundo. BBC Mundo le aclara qué opción puede ser la mejor.

Además, la CIA afirma que Estado Islámico tiene el triple de combatientes de lo pensado, entran en efecto nuevas sanciones contra Rusia y Cuba anuncia envío de contingente de médicos a Sierra Leona por la crisis del ébola. La actualidad en 1 minuto.

Cuba enviará más de 160 trabajadores de la salud a Sierra Leona, incluyendo médicos, enfermeros, epidemiólogos y otros especialistas en control de infecciones para asistir en el tratamiento de las víctimas de ébola.

William Pooley, la primera persona de Gran Bretaña en contraer ébola durante el actual brote de la enfermedad en África, regresará al país donde fue infectado para ayudar a otras víctimas del virus.

Las personas de grupo AB tienen mayores probabilidades de desarrollar problemas cognitivos, según un estudio en EE.UU. Más de un siglo tras el descubrimiento de los grupos sanguíneos hay muchas preguntas clave por responder.

Seúl planea luchar contra su problema de tabaquismo doblando el precio de los cigarrillos.

No es lo ideal, pero en ocasiones parece inevitable: trabajar la noche entera para hacer frente a la carga de obligaciones. Lea estos consejos para sacar mejor provecho de esas horas robadas al sueño.

La fundación de Bill y su esposa Melinda anunció que donará inmediatamente US$ 50 millones para luchar contra la epidemia que ha dejado más de 2.100 muertos en África occidental.

La duquesa de Cambridge anunció su segundo embarazo poco más de un año de tener a su primer bebé. Pero los médicos recomiendan que se espere dos años. BBC Mundo explica las razones.

Un grupo de futbolistas y de madres demandaron a la FIFA en EE.UU. por no prevenir las lesiones en la cabeza en las categorías infantiles y juveniles. El organismo anunció que implementará medidas.

El brote de ébola en África Occidental fue reportado por primera vez en marzo, y con más de 2000 muertes, se ha convertido rápidamente en la epidemia más mortal de la enfermedad desde su descubrimiento en 1976.

BBC Mundo les explica en qué consiste y cómo actúa este virus que afecta a cientos de niños en el país y puede causar serios problemas respiratorios.

A través de modelos cuyos rostros han desaparecido bajo capas de material industrial: helado, crema, nata, mermelada y otros productos, el británico James Ostrer muestra su disgusto ante los malos hábitos alimenticios.

Según la entidad, todos los días deben rechazar a personas que acuden desesperadas a su centro de tratamiento en la capital Monrovia.

Se cree que el responsable es el enterovirus EV-D68, que causa sintomas similares al resfriado. Diez estados en el centro occidente del país, desde Colorado a Carolina del Norte, han reportado casos en el último mes.

Por primera vez un estudio investigó si la intimidación por parte de hermanos en la infancia aumenta los riesgos de sufrir problemas psiquiátricos en la edad adulta temprana.

La Organización Mundial de la Salud advierte que en los próximas tres semanas se verán muchos miles de nuevos casos en el país africano.

En una reunión de emergencia en Addis Abeba, la presidenta de la UA, Nkosazana Dlamini-Zuma, afirmó que la organización debe elaborar una respuesta completa para atacar la mayor epidemia de este virus mortal.

Un alto ministro del gobierno en Sierra Leona defendió los planes de un toque de queda nacional de tres días para intentar frenar la propagación de ébola, a pesar de las críticas de Médicos Sin Fronteras.

Los experimentos realizados por los Institutos Nacionales de Salud mostraron que una sola inyección de la vacuna -que combina un virus del resfriado con el ADN del ébola- los protegió durante al menos cinco semanas.

En experimentos en Estados Unidos se encontró que los primates desarrollaron inmunidad durante al menos 10 meses. Los ensayos clínicos con humanos comenzaron en Estados Unidos esta semana.

El debate sobre si tienen obligación de seguir una dieta vegetariana, o al menos no comer carne, se extiende por siglos. ¿Qué dicen las escrituras y la historia? ¿Es compatible ser cristiano con comer carne?

La organización de asistencia sanitaria Médicos Sin Fronteras dijo que el plan del país africano de mantener aislada a su población por tres días será contraproducente.

¿Será que su cumpleaños sí puede determinar su destino? Quizás no predice con quién se va a casar o si va a viajar a lugares exóticos, pero se dice que sí podría influir en su salud física y mental. Exploramos el rumor.

Entre las sustancias que encontraron había viales de ricina y de patógenos que causan el botulismo y una rara infección tropical. Según las autoridades, ya fueron destruidas.

Según el gobierno, la medida permitirá a los trabajadores de salud identificar nuevos casos. Más de 20.000 personas serán desplegadas para asegurar que los residentes permanezcan en sus casas durante tres días.

La organización afirma que la sangre de pacientes que se recuperan de la infección de ébola puede utilizarse para tratar a otros enfermos. El brote en África ha causado 1.900 muertes.

El país suele ser una referencia de combate al sida, pero las infecciones del virus que lo causa se incrementaron 11% en el país entre 2005 y 2013, a contramano de la tendencia global. Los expertos debaten las razones.

La Organización Mundial de la Salud está dando consejos este viernes sobre nuevos medicamentos que podrían frenar el peor brote de ébola.

Las autoridades de la provincia de Santa Fe lanzaron un alerta sanitaria tras la muerte de un hombre como consecuencia de la bacteria de origen animal.

Cada vez más estudios sugieren que cambios en el estilo de vida, especialmente en el mundo desarrollado, son responsables en la reducción de las "bacterias amistosas" que protegen al cuerpo de los agentes alérgicos.

El británico William Pooley se contagió con el virus mientras trabajaba como enfermero voluntario en Sierra Leona. Tras ser tratado en Londres con el fármaco experimental ZMapp ya no tiene ningún rastro de la enfermedad.

2014-09-04T10:11:39+00:00

En el primer informe entregado por la Organización Mundial de la Salud sobre el tema se pide a las autoridades de sanidad que enfrenten el asunto como un problema mayor de salud pública.

Los científicos aseguran que eso altera la bioquímica del cerebro y actúa como puerta de entrada a drogas como el cannabis o la cocaína y sugieren que ese riesgo es especialmente alto en la adolescencia.

Más de 1.900 personas han muerto en el brote de ébola en Africa Occidental, informó este miércoles la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan.

Los hospitales de Kenia van a utilizar larvas en el tratamiento de algunos de sus pacientes. Esto después de que un estudio piloto diera resultados prometedores.

Expertos compararon diferentes dietas para bajar de peso y llegaron a la conclusión de que con todas se regristra una similar reducción de calorías.

La primera persona de Reino Unido en infectarse durante el brote de ébola en África Occidental fue dado de alta del hospital este miércoles después de ser tratado con el fármaco experimental ZMapp.

A la medianoche de este miércoles, los 7.700 locales de CVS, la cadena de farmacias más grande del país norteamericano, dejó de vender cigarrillos o productos relacionados con el tabaco.

Los padres de Ashya King fueron arrestados en España por sacar de un hospital británico a su hijo, que padece un tumor cerebral, para buscar una terapia alternativa. El caso plantea un dilema ético profundo.

La decisión responde a los crecientes llamados a aumentar la producción del medicamento llamado Mapp para lidiar con la epidemia en el oeste de África.

La comunidad internacional no ha logrado contener la amenaza del ébola, una epidemia que está fuera de control y que ya ha causado más de 1.500 muertes.

Miles de personas han participado en el desafío viral de la cubeta de hielo en todo el mundo. ¿Pero cuánto dinero ha recaudado para la campaña de salud que impulsa? BBC Mundo se lo cuenta.

Desde el ministerio de Salud de Kinshasa enfatizan que el brote en R. D. Congo no tiene relación con la epidemia que está afectando a varios países del oeste de África.

El autor de un nuevo estudio científico divulgado en Reino Unido le dijo a la BBC que "las conclusiones son muy claras": el uso prolongado de camas solares duplica el riesgo de uno de los tipos más comunes de cáncer de piel.

El Ministerio de Salud japonés confirmó que ya hay 22 casos de la enfermedad transmitida por mosquitos, de un brote originado en un popular parque de Tokio, 70 años después de su erradicación.

Los padres que sacaron sin permiso al niño Ashya King de un hospital en Reino Unido y fueron arrestados en España, quieren que el menor reciba un tratamiento que, aseguran, no les ofrecían en Inglaterra. ¿En qué consiste?

La joven sonriente de la foto nació a partir una técnica de fertilización que hoy no está permitida y que implica la utilización de material genético de tres personas -dos mujeres y un hombre- para concebir un bebé.

Ed Damiano se propuso crear un aparato que facilitara la vida de su hijo, que padece diabetes tipo 1 desde bebé. El dispositivo, que imita el funcionamiento de un páncreas normal, ya está cambiando vidas en EE.UU.

Con tantos mensajes conflictivos sobre el consumo de cafeína, la nutricionista Jo Lewin recoge las últimas recomendaciones, efectos secundarios y los beneficios del estimulante. Y brinda consejos para reducir el consumo.

Tras comer espárragos hay quien nota que mal olor en su propia orina, hay quien no huele nada y otros a quienes les gusta "el aroma". ¿Qué tienen los espárragos para que esto suceda?

Las autoridades dicen que confían en que podrán combatir la infección de forma efectiva con la cooperación de los residentes de West Point, que fue aislado hace una semana para evitar la propagación del virus.

Las niñas y mujeres víctimas de violación se enfrentan a "enormes" consecuencias si no tienen acceso a la píldora, alerta la organización humanitaria.

No hay evidencia consistente sobre la efectividad del tratamiento en humanos. De las siete personas tratadas, siete han muerto.

En menos de dos semanas médicos de El Carmen de Bolívar, en el norte del país, atendieron a dos centenares de adolescentes con síntomas comunes. Aún no hay diagnóstico, pero el ministro de Salud habla de "temor colectivo".

La compañía inspecciona más de un centenar de locales en todo el país.

El niño, de cinco años, tiene un tumor cerebral y necesita constante atención médica.

Cuando Patricia Lay-Dorsey descubrió que sufría de esclerosis múltiple, no se dejó abatir: tomó una cámara de fotos y comenzó a registrar cómo su vida iba cambiando y cómo estos cambios la hacían sentir. Vea su historia en este video de BBC Mundo.

Surgidos en los años 30 para recolectar, almacenar, procesar y suministrar productos sanguíneos, los bancos de sangre en EE.UU. son una industria millonaria. Pero las nuevas terapias médicas amenazan su reinado.

Las autoridades nigerianas confirmaron la primera muerte por ébola fuera de Lagos, al reportar un médico fallecido en Port Harcourt, mientras la OMS dice que el total de casos podría sobrepasar los 20.000.

Una asociación de padres relacionó esta semana el tratamiento contra el virus asociado al cáncer de cuello uterino con la muerte de tres niñas en España y más voces hablan de efectos adversos. Pero la OMS recomienda su uso.

El ensayo en voluntarios sanos comenzará en septiembre, tan pronto como el proyecto reciba aprobación ética.

Varios prototipos de prendas con tecnología incorporada aseguran poder detectar graves enfermedades a tiempo de ser tratadas, como el cáncer o la epilepsia.

Las clases debían comenzar el lunes, pero las escuelas permanecerán cerradas hasta el 13 de octubre para dar tiempo para capacitar a su personal en la detección de potenciales casos de la enfermedad.

Funcionarios de salud del país asiático informaron que al menos 19 personas fueron diagnosticadas con esa enfermedad.