Noticias del Mundo

Máquina de Noticias es tú fuente para Noticias del Mundo

Por favor haz clik en el '+' para leer más, o haz clik en el '-' para cerrarlo la sección

El presidente más temperamental que ha conocido Estados Unidos se enfrenta a su año decisivo. Si obtiene un segundo mandato en las elecciones de noviembre se debilitará la percepción de que su ascenso al poder fue una carambola fatídica y su paso por la Casa Blanca en el fondo una vacuna contra el populismo. En 2016 perdió en votos pero ganó en número de compromisarios elegidos. Desde entonces sigue al milímetro las encuestas de popularidad, sobre las que tuitea sin parar, exigiendo que los números le den de una vez el respaldo de la mayoría de los ciudadanos. La obsesión vital de Trump es ser aceptado, lograr el reconocimiento a su trayectoria empresarial y política que le han negado siempre las elites del país. Esta semana ha puesto en pausa la guerra comercial con China, al firmar un acuerdo superficial, en el que el régimen de Pekín hace pequeñas concesiones y no se compromete realmente a casi nada. Pero el pacto permite al presidente norteamericano vender un éxito internacional y hacer un guiño a los trabajadores blancos de industrias perdedoras en la globalización. Son los votantes a los que menos favorece la buena marcha de la economía en Estados Unidos. El supuesto éxito diplomático con China es también una manera de cambiar el ciclo de noticias sobre su juicio político, iniciado de forma solemne en el Senado. Las acusaciones son muy graves y están sustentadas en hechos probados, pero la mayoría republicana no permitirá que prospere el intento de destitución. A pesar de contar con esta garantía, el presidente se lo ha tomado como un ataque personal en vez de entenderlo como parte de las tormentas del poder. Si siguiera el manual del populista, se presentaría como la víctima de una maniobra política injusta de los demócratas y apelaría al ciudadano de a pie para acabar con la corrupción de Washington. En cambio, a diario Trump pierde los nervios y tuitea a la defensiva. Incluso confunde la noción de juicio político con una denuncia ante los tribunales, un episodio al que por otra parte debería estar acostumbrado.

Sat, 18 Jan 2020 01:54:58 +0100

Venderlo «en partes», intercambiarlo por ambulancias y hasta rifarlo son algunas de las cinco opciones que anunció este viernes el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para deshacerse de una vez por todas, del polémico avión presidencial heredado de sus predecesores. «No es fácil esto porque, si el presidente no lo va a usar, pues qué empresa usa un avión así. La verdad que fue un exceso esto. Esto no debió hacerse. No debieron comprar este avión, ya ni los más ricos del mundo y extravagantes, ya no tienen estos aviones», argumentó el mandatario en su conferencia matutina. La única condición es obtener el equivalente a 130 millones de dólares que la ONU determinó como valor de la aeronave, un Boeing 787, que López Obrador puso en venta, sin éxito hasta ahora, desde el primer mes de su gestión. Aunque el mandatario dijo que decidirían lo que se resuelva «más pronto» también pidió a la gente que ayude a decidir de entre las cinco opciones que son las siguientes: 1. UN COMPRADOR ANÓNIMO El Gobierno mexicano ha recibido una oferta de un comprador de Estados Unidos, pero por 125 millones de dólares, por lo que el presidente espera que el empresario acepte pagar los 5 millones restantes. López Obrador comentó que originalmente había dos compradores que "posiblemente no se animaron" al enterarse de que su administración traería de vuelta el artefacto de California, donde permanecía en las instalaciones de la compañía fabricante para su mantenimiento. 2. INTERCAMBIO CON EE.UU. México también ha solicitado de manera formal a Estados Unidos intercambiar la aeronave por el equivalente en equipo médico, como ambulancias, tomógrafos, máquinas de rayos x y todo lo necesario para hospitales. Al apuntar que esperan la respuesta de Washington, el mandatario aclaró que usarían la maquinaria, o los recursos de otras opciones, para equipar los hospitales públicos. 3. VENTA EN PARTES El presidente también contempla vender «en partes» el aparato a 12 compañías nacionales que conformarían una sociedad, por lo que correspondería a cada empresario pagar cerca de 11 millones de dólares. Al informar que se ha reunido con empresarios como Carlos Slim, Carlos Salazar y Antonio del Valle, López Obrador pidió al sector privado que «lo ayuden a reparar el daño». 4. ALQUILARLO POR HORAS Al citar el caso de un avión en Asia que se renta por 70.000 dólares la hora, el mandatario citó como opción el alquilar la aeronave bajo la administración de la Fuerza Aérea de México. El vehículo tiene capacidad para volar por 800 horas al año con un costo de operación de 15.000 dólares por hora. 5. UNA RIFA Un sorteo de 6 millones de «cachitos» (boletos), a 500 pesos cada uno (unos 25 dólares), administrado por la Lotería Nacional, es la última alternativa del Gobierno mexicano. El ganador también podría ganar el servicio de operación de uno o dos años, precisó el presidente. «Son las opciones que tenemos. Yo estoy seguro de que la gente nos va a ayudar. Todos. Nos va a ayudar el pueblo, como siempre, y nos ayudan los empresarios, y nos van a ayudar a que resolvamos este asunto, porque ¿qué hacemos?», reflexionó.

«La gota que ha colmado el vaso». Así se refiere la líder de la ultraderecha xenófoba de Noruega (FrP), Siv Jensen, a la decisión de la primera ministra conservadora (Høyre) Erna Solberg de repatriar por razones humanitarias a una mujer de 29 años vinculada al Estado Islámico (Daesh) por «razones humanitarias», debido a que uno de sus dos hijos está gravemente enfermo y necesita asistencia sanitaria. La decisión fue duramente criticada por el FrP –partido antiinmigración minoritario de la coalición del Ejecutivo que dirige Solberg (en su segunda legislatura)– argumentando que el peligro de permitir el ingreso al país a personas vinculadas al Estado Islámico es mayor que la obligación humanitaria de ayudar al niño, acusando directamente a Solberg de no poner la seguridad de Noruega como su primera prioridad. «Creemos que los conservadores están siendo demasiado complacientes con los liberales y los democristianos» ha dicho Jensen en referencia a los dos socios más pequeños de la coalición. «Esto da como resultado –ha dicho la líder ultra– a una política gris y aburrida», recordando que su partido no está dispuesto a permanecer en el Gobierno «a cualquier precio»: el FrP presentará una serie de demandas a Solberg como condición de permanecer en la coalición, «y dependerá de los conservadores tomarlas en serio o no», ha remachado Jensen. La retirada de la ultraderecha del Gobierno podría obligar a Solberg, en última instancia, a convocar elecciones anticipadas. Alternativamente, la conservadora podría Gobernar en minoría con apoyos puntuales externos del FrP. Lo que está claro es que líderes regionales del FrP quieren salir ya del Gobierno: «Es hora de irnos antes que desparezca lo último que identifica al partido. Lo que está sucediendo ahora es simplemente vergonzoso», ha comentado a la radiotelevisión pública NRK Dagfinn Henrik Olsen, líder del FrP en la región de Nordland. El bloque conservador del Gobierno noruego repitió legislatura, un hecho inédito desde hace 30 años. A pesar que los partidos rojiverdes en la oposición –los laboristas del Ap, Los Verdes, los socialistas de Izquierda y los centristas del Sp– obtuvieron 7000 votos más, el sistema electoral de Noruega dio a fines de 2017 la victoria a Solberg con 89 escaños contra 80 en el Strting –el Parlamento unicameral noruego–. Solberg gobierna con el FrP –el primer partido xenófobo gobernante en Europa–, los democristianos euroescépticos del KrF y los liberales de Venstre.

Tras su intento fallido de tomar por la fuerza la Asamblea Nacional, Nicolás Maduro ha perdido más apoyos entre la población de Venezuela y Juan Guaidó ha recuperado terreno como líder de una oposición que llegó a 2019 dividida y ahora parece ganar fuerza. Esas son las principales conclusiones de la primera encuesta sobre el frustrado golpe al poder legislativo del 5 de enero, realizada dentro de Venezuela entre el 8 y el 10 de enero y que fue presentada en Washington este viernes. El sondeo también refleja los desafíos a los que se enfrenta una oposición incapaz de consumar el cambio de régimen un año después de la jura de Guaidó. En general, un 64% de los encuestados califica de mala la gestión que Maduro hace del país. La opinión sobre él como líder es en un 65,5% negativa. Ambos porcentajes suben levemente con respecto al anterior sondeo realizado por More Consulting en diciembre. En total, un 55,4% de venezolanos opina que Maduro está igual de debilitado o más que hace un año. La actuación de Guaidó como líder de la oposición mejora sensiblemente tras el 5 de enero. El presidente de la Asamblea Nacional llegó a diciembre con un bajo índice de aprobación, del 39,7%, que ahora sube al 45,7%. Guaidó es más popular que Maduro Aun así, son mayoría los que creen que la gestión de Guaidó es regular, mala o muy mala: un 50,4%. Eso sí, en general como político Guaidó es mucho más popular que Maduro. Un 44% tiene una opinión favorable o muy favorable de él; un 34% la tiene regular, mala o muy mala, y el resto se abstiene. Un año después de que jurara el cargo de Presidente Encargado, Guaidó está, según un 61% de los encuestados, más debilitado, por su incapacidad de evacuar a Maduro del poder. La encuesta la realizó More Consulting con 806 conversaciones telefónicas dentro de Venezuela. El margen de error es del 3,45%. Entre los entrevistados, un 28,1% se dice contento con el régimen; un 30,7% se confiesa opositor, y el resto permanece independiente. El director de la consultora, Luis Vidal, dijo en la presentación de la encuesta en el centro Adrienne Arsht para América Latina del ‹think tank› The Atlantic Council, que por necesidad la muestra de población tiende a sobrerrepresentar a los partidarios del régimen, dado el éxodo de casi cinco millones de personas afectadas por la grave crisis humanitaria del país, buena parte de ella represaliados y desafectos del régimen. De los que conocen a Luis Parra, el diputado sobornado que intentó juramentarse como presidente de la Asamblea en sustitución de Guaidó, una mayoría tiene una opinión desfavorable de él. No lo conocen un 61% y un 29% lo rechaza. En general, y a pesar de cierto desconocimiento de los hechos del 5 de enero, un 45% de venezolanos considera a Guaidó presidente de la Asamblea, apenas un 16% a Parra y el 35% cree que ninguno de los dos tiene legitimidad. Oposición dividida y enfrentada La división mostrada por la oposición a finales de 2019 le pasa factura a los líderes de la Asamblea Nacional y el gobierno de transición. Un 56% cree que los opositores a Maduro carecen de estrategia, aunque un 51% cree que podría llegar a hacer algo bueno por el país. Un 65% de encuestados quiere que «cese la usurpación» del poder por parte de Maduro con elecciones, y solo un 29,5% opina que debe mantenerse en la presidencia hasta que acabe su mandato en 2025. Aun así, preguntados por lo que en realidad creen que ocurrirá, un 48% afirma que Maduro maniobrará para quedarse en el poder. Entre las posibles salidas a la crisis, un 49% prefiere elecciones. Sólo un 7% aprobaría una intervención militar extranjera y un 4% un golpe de Estado. De entre los opositores, Guaidó es el más valorado. Un 33% dice que le representa, frente al 3% de Maria Corina Machado. El resto, incluidos Leopoldo López y Henrique Capriles, no llega al 3%. Más preocupante para la oposición es que un 44% de encuestados dice que nadie les representa.

Grande ha sido el disgusto de las autoridades griegas al no estar invitadas a asistir a la conferencia de la paz para Libia en Berlín. Por ello el primer ministro Kiriakos Mitsotakis se ha entrevistado esta mañana con el mariscal libio Jalifa Hafter, líder del Ejercito Nacional Libio, que llegó a la capital helena ayer por la noche. Hafter le informó de la situación en su país y considera que el pueblo libio deberá poder decidir su futuro a través de un congreso nacional sin exclusiones. Denunció el papel negativo de Turquía y sus intervenciones, así como el que los acuerdos entre el Gobierno de Fayez Al Sarraj y Turquía no son válidos porque no solo contradicen el derecho internacional sino también porque ha sido firmado por un Gobierno sin legalidad. El primer ministro griego se ha comunicado también telefónicamente con Angela Merkel esta mañana, para mostrar su disgusto por no haber sido invitado a la conferencia de Berlin y explicar su inquietud sobre la situación en la cercana Libia, especialmente tras la firma del acuerdo entre Sarraj y Turquía. Dicho acuerdo vulnera la soberanía griega y ya ha sido condenado por la Unión Europea. Mitsotakis insistió en la delicada situación del Mediterráneo oriental debido a las acciones desestabilizadoras turcas y solicitó de la Canciller y de los representantes de la Unión Europea que participan en la conferencia de Berlín el que apliquen la decisión pertinente del Consejo Europeo a la que están obligados. Merkel por su parte aseguró que apoya las posturas de la Unión Europea, aunque señaló que esta conferencia tiene como objetivo la paz y estabilidad de Libia y no se ocupará de temas de soberanía y zonas marítimas en el Mediterráneo Oriental. Mitsotakis ya había dejado claro en la noche de ayer que «Grecia nunca aceptará una solución política para Libia en el Consejo Europeo si no existe la condición previa de anular el memorándum firmado con Turquía». El mariscal libio Jalifa Hafter se entrevistó también con el Ministro de Exteriores griego Nikos Dendias. De sus conversaciones se desprende que Grecia podría enviar tropas a Libia: «Grecia está dispuesta incluso a aportar tropas a una misión militar, que será necesaria para el alto el fuego, o a una operación europea para que se cumpla el embargo de armas» (impuesto por la ONU en 2011). Pero lo que de verdad espera Grecia, según el ministro, es que Hafter acuda a Berlin con un «espíritu constructivo» para conseguir un alto al fuego y el que se restablezca la seguridad en Libia. Tambien insistió en la necesidad de anular el memorando firmado entre Jarrat y Turquía.

El Senado de Polonia ha rechazado esta tarde la polémica reforma de la Justicia, presentada por el partido del Gobierno, Ley y Justicia (PiS), que contempla un nuevo régimen disciplinario más duro contra los jueces del país y que ha sido condenada por las instituciones europeas. Con 51 votos en contra y 48 a favor, el proyecto de ley regresará ahora a la cámara baja. Allí el PiS tiene los votos necesarios para sacar adelante el proyecto cuya «suspensión temporal» ha pedido la Comisión Europea, debido a que permite que jueces de tribunales ordinarios sean investigados, procesados y sancionados por las decisiones judiciales que hayan podido tomar y no garantiza la independencia ni la imparcialidad de la Sala que examina los casos, formada únicamente por magistrados designados por el Consejo Nacional para la Judicatura, a su vez designado en decisión política por el Parlamento polaco. La reforma reduce además la edad de jubilación de los magistrados del Alto Tribunal de 70 a 65 años, una jubilación forzosa que se aplicará de manera retroactiva a los jueces y que permitirá al PiS eliminar a una serie de magistrados críticos con este partido. El PiS, por el contrario, considera la reforma un avance necesario, puesto que describe el sistema judicial vigente como un resto «corrupto» y «poco funcional» del pasado comunista de Polonia. En una opinión urgente publicada ayer por la Comisión de Venecia, órgano consultivo en cuestiones constitucionales, el Consejo de Europa se pronunció sobre las enmiendas a las leyes sobre el poder judicial que a su juicio «restringen la libertad de expresión de los jueces e impiden que los tribunales polacos examinen si otros órganos judiciales del país son independientes o imparciales, según la normativa europea». También afirmó que los jueces polacos «se enfrentan a la difícil situación de ser sometidos a procesos disciplinarios por asumir el Convenio Europeo de Derechos Humanos o las leyes de la UE y otros instrumentos internacionales» y calificó la situación en la que quedan de «insostenible».

Fri, 17 Jan 2020 17:43:53 +0100

El nuevo presidente de Guatemala Alejandro Giammattei anunció el jueves que va a romper relaciones diplomáticas con Venezuela después de celebrar una reunión con Luis Almagro, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos. «Hemos girado órdenes al canciller para que la única persona que quedaba en la embajada de Venezuela proceda su retorno y cerramos definitivamente relaciones con el Gobierno de Venezuela. Vamos a cerrar la embajada», indicó Giammattei en declaraciones a algunos medios locales. El médico retirado, de 63 años, tomó posesión el martes pasado como nuevo presidente de Guatemala tras sustituir a Jimmy Morales. Giammattei ocupará el hasta 2024 sin posibilidad de reelección. El anunció es consistente con sus anteriores declaraciones públicas. En noviembre, Giammattei ya había expresado públicamente su intención de poner fin a las relaciones del país centroamericano con Venezuela, dado que él únicamente reconoce a Juan Guaidó como el legítimo presidente de la nación caribeña. Más de 50 países han reconocido a Guaidó como presidente legítimo de Venezuela. «Agradecemos al presidente Giammattei, al canciller Pedro Brolo y a todos los guatemaltecos el rompimiento total de relaciones con la dictadura de Nicolás Maduro», indicó en la red social Twitter la delegación venezolana del Gobierno de Guaidó en Guatemala, dirigida por María Romero, quien reside en Miami, Estados Unidos. Precisamente, Romero asistió en representación de Guaidó a la toma de posesión de Giammattei que tuvo lugar el martes en Ciudad de Guatemala, la capital. En octubre del año pasado, Giammattei trató de entrar en Venezuela para sostener una reunión con Guaidó. Sin embargo, el Gobierno de Maduro prohibió la entrada al político que entonces ya era presidente electo de Guatemala. Y es que, en agosto de 2019, el candidato del partido Vamos obtuvo el 57,95% de los votos en la segunda ronda de las elecciones presidenciales tras vencer a la socialdemócrata Sandra Torres. La decisión adoptada por el nuevo Ejecutivo guatemalteco no ha sentado nada bien al Gobierno de Maduro, por lo que su administración se mostró crítica con Giammattei. «El ciudadano italiano que preside la hermana República de Guatemala se ha lanzado a los pies de Donald Trump de inmediato. Con certeza su gobierno se convertirá en otro chiste de mal gusto», dijo Jorge Arreaza, canciller del país caribeño, en un mensaje en redes sociales. Giammattei cuenta con nacionalidad guatemalteca e italiana.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha cesado al ministro de Cultura, Roberto Alvim, por un «desafortunado» discurso en el que copió palabras pronunciadas por el jefe de la propaganda nazi, Joseph Goebbels, para promocionar un premio. La polémica parte de un vídeo publicado el jueves, en el que Alvim habla del Premio Nacional de las Artes. El ambiente y el tono solemne, nacionalista y religioso del vídeo de Alvim, con el retrato de Bolsonaro al centro, la bandera brasileña a un lado y una cruz en el otro, fue acompañado por el fondo musical de la ópera «Lohengrin» de Richard Wagner. «Lohengrin», que es también fondo de la película «El Gran Dictador» (1940), de Charles Chaplin, fue citada por Hitler en su autobiografía como una obra importante en su formación. El descubrimiento de que parte del texto era copiado casi literalmente de Goebbels provocó la indignación de políticos y artistas brasileños. El presidente del Congreso, Rodrigo Maia, pidió la renuncia inmediata de Alvim. «El arte brasileño de la próxima década será heroico y será nacional. Será dotado de gran capacidad de participación emocional y será igualmente imperativo, puesto que o está profundamente vinculado a las aspiraciones urgentes de nuestro pueblo, o entonces no será nada», afirmó Alvim. La frase es casi idéntica a otra que el ministro de Hitler dijo en un discurso dirigido a directores de teatro, citada en el libro «Goebbels: a Biography» de Peter Longerich. En su versión, el secretario de Bolsonaro cambió apenas Brasil por Alemania, y la palabra griega «Páthos», traducida por él como «participación emocional». Coincidencia retórica Poco antes, en una entrevista a «O Estado de São Paulo», Alvim se defendió diciendo que reafirmaba la frase pese al origen, y que había convencido al presidente, que la cita de Goebbels fue una «coincidencia retórica». La polémica, sin embargo, ha terminado por costarle el puesto. Bolsonaro ha anunciado en Twitter el cese, ya que considera que el «desafortunado» discurso hacía «insostenible» la continuidad de Alvim en el Gobierno, a pesar de que reconoce que se ha «disculpado». «Reitero nuestro rechazo a ideologías totalitarias y genocidas como el nazismo y el comunismo», ha afirmado Bolsonaro, que precisamente ha sido objeto de críticas por su defensa de la dictadura brasileña. «Manifestamos también nuestro total apoyo a la comunidad judía, de la que somos amigos y con la que compartimos valores», ha añadido el presidente, informa Ep.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="pt" dir="ltr">- Reitero nosso repúdio às ideologias totalitárias e genocidas, como o nazismo e o comunismo, bem como qualquer tipo de ilação às mesmas. Manifestamos também nosso total e irrestrito apoio à comunidade judaica, da qual somos amigos e compartilhamos muitos valores em comum.</p>&mdash; Jair M. Bolsonaro (@jairbolsonaro) <a href="https://twitter.com/jairbolsonaro/status/1218204531198234624?ref_src=twsrc%5Etfw">January 17, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> «Es simplemente aterrador», declaró la historiadora brasileña Lilia Schwarcz al comparar los dos textos. «Llegó la hora de que Bolsonaro muestre que ser de derecha no es lo mismo que ser fascista», declaró el empresario Winston Ling, que apoya al Gobierno. No es la primera polémica de Alvim, que ya atacó públicamente a la primera dama del teatro brasileño, Fernanda Montenegro, respetada a nivel nacional e internacional, y nombró para dirigir una entidad pública dirigida al movimiento negro a un periodista negro abiertamente racista. Bolsonaro, por su parte, ha tenido más cuidado con ese tipo de comentarios desde que fue criticado por miembros del Parlamento alemán, en abril del año pasado, cuando él y su canciller, Ernesto Araujo, afirmaron que el nazismo era un movimiento de izquierda.

A nadie debería pasar desapercibido que el Foro de Sao Paulo volverá a reunirse en Caracas los días 22, 23 y 24 de enero. Nadie debería desestimar que, en lo esencial, esa red aglutina a los antidemócratas de América Latina, pero también, a organizaciones y partidos de España, Europa y otras partes del mundo que tienen como signo común, el odio a las libertades. Nadie debería permanecer indiferente al significado político, social y económico de este encuentro: celebrar los avances alcanzados en el 2019 y definir las líneas de acción correspondientes al 2020 y 2021. Lo he escrito en varias oportunidades y es mi deber reiterarlo aquí: el Foro de Sao Paulo es la más poderosa y extendida organización criminal del planeta. En su estructura concurren grupos dedicados al terrorismo y el narcotráfico; gobernantes que han desfalcado las arcas públicas de sus respectivos países; delincuentes que, supuestamente afiliados a propósitos políticos e ideológicos, forman parte activa de extendidas redes de corrupción. Es primordial entender dos gravísimas realidades. La primera: el Foro de Sao Paulo ha protagonizado un cambio sustancial en el desenvolvimiento político de América Latina: ha convertido el delito en el eje axial de su acción. Ha descubierto en el uso amplio y sistemático de la delincuencia, un poderoso recurso para mantenerse en el poder. Los regímenes de Ortega y Murillo en Nicaragua, de Maduro en Venezuela, y el de los Castro en Cuba, lo demuestran de forma inequívoca. La plataforma del procedimiento, que tuvo en Chávez su principal estratega y diseminador, consiste en corromper a los poderes públicos, a las fuerzas armadas, a las estructuras clave de las instituciones. Corromper para crear una lealtad irrenunciable, ajena a la ley, a los derechos humanos, al objetivo de las sociedades de prosperar y hacer del trabajo un camino hacia el bienestar. No hay que olvidar que la llamada Revolución Bolivariana, probablemente la operación más extendida y perfeccionada de la fusión entre delito y política, se propuso exportar su modelo por todo el continente. Chávez hizo uso de la renta petrolera venezolana una eficaz herramienta para intervenir en la política de otros países. La reciente detención en Bolivia de una señora que llevaba 100 mil dólares a Evo Morales en un maletín, dinero proveniente de PDVSA, no tiene nada de excepcional. Durante veinte años, miles y miles de maletas llenas de dinero han sido utilizadas para financiar los objetivos y planes del Foro de Sao Paulo. La circulación de estos dineros tiene consecuencias que desbordan los límites del continente. Involucran a grupos terroristas del Medio Oriente, a mafias rusas y bielorrusas, a sistemas bancarios que operan en la opacidad, a redes del narcotráfico, a contrabandistas de combustible y minerales, a agentes financieros encargados de blanquear recursos financieros, cuyos montos se cuantifican en miles de millones. No lo olvidemos: esos dineros han cruzado el Atlántico y han alcanzado, hasta donde sabemos, la política en España, Portugal y Turquía. Y es probable, hay sólidos razonamientos para estimarlo, que hayan penetrado en los asuntos públicos de otros países de Europa. Pero la diplomacia de los maletines con dólares en efectivo y venta de petróleo a precios por debajo del costo de producción -con los cuales el régimen de Chávez y Maduro compró protección diplomática- no fue la única herramienta. También se crearon tapaderas institucionales como el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela -BANDES-, Petroamérica, Patrocaribe, la Alternativa Bolivariana para las Américas -ALBA-, el Fondo Alba-Caribe, Telesur, y otras empresas y mecanismos, cuya verdadera función era de facilitar la circulación de dineros provenientes de los más diversos ilícitos. No se ha comprendido en su verdadera dimensión, que esta cuádruple operación de (a) financiamiento de las operaciones del Foro de Sao Paulo, (b) puesta en marcha de organismos con jurisdicción internacional que facilitaran las transferencias de recursos, (c) el programa de maletines de dólares, y (d) la venta de petróleo por debajo de su costo, son procesos interconectados que han formado parte de un plan para propagar la desestabilización en América Latina. No se ha entendido que, en líneas generales, promover malestar social y revueltas, en todas sus formas posibles en Chile, Bolivia, Ecuador, Brasil, Uruguay, Colombia y Perú, constituye un avance en dos planos: el primero, avanzar en el objetivo de mayor ambición, que es destruir la legitimidad y la credibilidad de la democracia representativa. El segundo, como claramente lo han declarado algunos de sus más perversos voceros, desestabilizar a las democracias de América Latina, es imprescindible para prolongar la duración de las dictaduras de Venezuela, Nicaragua y Cuba. Y a eso se refiere la segunda realidad, el punto que dejé en suspenso algunos párrafos atrás: que la reunión del Foro de Sao Paulo que se producirá en Caracas tendrá como su tema central, la coordinación de un plan regional de desestabilización. Protestas que deriven en violencia, exijan la intervención policial y desencadenen denuncias de violaciones de los derechos humanos. Violencia en las calles que levante un muro para ocultar la destrucción de la vida en Venezuela.

Fri, 17 Jan 2020 13:55:20 +0100

La injerencia cubana en Venezuela ha recrudecido en los dos últimos años los métodos de tortura que emplea el régimen de Nicolás Maduro en la represión sistemática de la disidencia, incorporando «innovaciones» que aumentan el sufrimiento de las víctimas, de acuerdo con el último informe anual del Instituto Casla, que han presentado este viernes en Madrid la directora de esta organización, Tamara Suju, y la exeurodiputada Beatriz Becerra. La perforación de uñas en manos y pies para pasar los cables de las descargas eléctricas, el uso sistemático de bolsas plásticas para asfixiar a los torturados, el colgamiento con grúas sin tocar el suelo durante los interrogatorios, las lesiones en los genitales al ejercer violencia sexual o la intoxicación con sustancias psicotrópicas desconocidas son algunos de los ejemplos del ensañamiento que ha introducido la presencia de los llamados «isleños» en la cúpula del aparato represor, de acuerdo con el documento de la citada organización, con sede en Praga, que promueve la democracia y el estado de derecho. Según Tamara Suju, «el régimen se ha vuelto más sanguinario y usa la tortura como castigo ejemplarizante». Desde 2017, asegura, se están registrando «las torturas más terribles, porque la intención ahora es llevarlas al punto de pedir a sus familias que no denuncien, que no digan nada, porque cualquier cosa que dicen significa quitarles las visitas y los abogados durante meses». Desde hace años, Suju viene trasladando los casos de torturas y la lista de sus responsables a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, que abrió en 2018 un examen preliminar sobre la situación de Venezuela y que espera resolver a principios de este año su competencia sobre las denuncias, para entonces valorar la admisibilidad del caso. «El régimen se ha vuelto más sanguinario y usa la tortura como castigo ejemplarizante», según la directora del Instituto Casla, Tamara Suju Partiendo del «caos general» en que está sumida Venezuela, «donde la crisis humanitaria se cruza con la represión sistemática», el estudio del Instituto Casla se centra en el empleo de la tortura, en especial desde la División General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) que dirige Iván Hernández Dala, y en cómo el régimen cubano y su estructura represiva han influido para que «los patrones de las torturas se incrementen, cambien o sean innovadores». A lo largo de 2019, año en el que se produjeron acontecimientos como la juramentación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela en enero o el fallido intento de sublevación de abril, el Instituto Casla recibió nuevos testimonios referidos a 83 víctimas directas de presuntas violaciones de derechos humanas y crímenes de lesa humanidad. «El 100% de las víctimas fueron torturadas en centros de detención o en zonas militares, con la particularidad de que 13 de ellas fueron trasladadas, además, a centros clandestinos de torturas donde podían realizarlas sin que sus gritos pudieran ser escuchados por otros testigos». La citada Dgcim, bajo la influencia de oficiales cubanos, se ha convertido en el órgano represor de civiles y militares más cruel, estando presente en el 95% de los casos denunciados de detención arbitraria, tortura y violencia sexual, según el Instituto Casla. «El recrudecimiento del crimen de la tortura y los terribles métodos aplicados en el 2019 fueron dirigidos en su mayoría por la Dgcim, involucrados también en hechos de represión que conllevaron a asesinatos, detenciones arbitrarias, torturas y desplazamiento forzado de personas, junto a la Guardia Nacional, el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional), las FAES (Fuerza de Acciones Especiales), la PNB (Policía Nacional Bolivariana) y los colectivos (bandas de paramilitares armados por el régimen)». La organización alerta en su informe de «la importancia que tiene la presencia cubana en la inducción y represión que lleva el régimen venezolano contra toda la población», basándose en testimonios de exfuncionarios de inteligencia y desertores, así como de militares y civiles que han indicado cómo participa el régimen de la isla en la inducción de la represión. La cabeza que «organiza, controla y conoce todo sobre quiénes son, cuántos llegan, qué hacen y cómo participan» es el embajador de Cuba en Venezuela, explica el estudio, que recalca: «Nada sucede sin su conocimiento». «Los cubanos instruyen constantemente en técnicas de represión, intimidación y seguimiento, a miembros de la FANB e inteligencia, para que ellos realicen labores de investigación y espíen a sus propios compañeros y sus familias, a líderes políticos y sociales, y hacerle seguimiento directo al malestar social», continúa. Además, estas labores de inteligencia cubana se realizan «con pleno conocimiento» del ministro de Defensa, Vladimir Padrino; el Comando Estratégico Operacional (Ceofanb) a cargo de Remigio Ceballos, y la propia Dgcim. Más aún, detalla que el G2 (inteligencia cubana) y Gruce (Grupo Estratégico Cubano) estarían implicados directamente en la tortura en Venezuela. Los «isleños», como los llaman los propios militares y funcionarios venezolanos, tendrían su propia sala de operaciones en las intalaciones militares conocidas como Fuerte Tiuna, en Caracas. Así mismo, cubanos acreditados con credenciales de la Dgcim «dan órdenes a generales venezolanos y entrenan a funcionarios de inteligencia, que se suman a cientos de personas en todo el país, y son conocidos como “Los Acreditados” o Dgcim paralelo», señala el informe. El Instituto Casla recoge que entre 2018 y 2019 han muerto tres personas bajo custodia del Estado: el concejal Fernando Albán , el exmilitar Modesto Díaz y el capitán Rafael Acosta . «En estos dos últimos años las golpizas y torturas por días y semanas vienen acompañados de hambre, deshidratación, humillación y vejación tanto física como psicológica», explica la organización, que añade: «Las víctimas son privadas de alimentos y agua, y en muchos casos, cuando se las suministran, los obligan a comer del piso como animales». Los nuevos métodos Entre los patrones de torturas detectados en estos dos últimos, el estudio apunta las «esposas y ataduras por largos periodos de tiempo, fuertemente ajustadas para causar heridas a propósito en las muñecas e incluso parálisis en los dedos», así como las «asfixias y ahogamientos mediante el uso de bolsas plásticas». Mientras que en el periodo 2013-2017 ese método representaba el 6% de las denuncias de tortura con asfixia, en 2018-2019 fueron el 54,6%, con 106 víctimas. Han aumentado las descargas eléctricas, con 93 personas sometidas a esa tortura en los dos últimos años, con «innovaciones» para aumentar el dolor como la perforación de uñas de las manos y de los pies para pasarles los cables de la descarga. A las víctimas se les pone o incrusta agujas u objetos metálicos en tetillas y genitales o debajo de las uñas para, a través de ellos, hacer las descargas, o se les mete cables en los testítculos o en el ano, explica el Instituto Casla entre otras técnicas. También se dan dos nuevos patrones en los colgamientos de los torturados: en unos casos se les cuelga sin que toquen el suelo, atados con las manos delante o en la espalda por largos periodos de tiempo, y en otros dejando que apenas la parte delantera de los pies toque la superficie, en algunos casos llantas de ruedas de coche, permaneciendo días enteros en esa posición. También hay novedades en la violencia sexual sobre las víctimas. Según el informe, en estos dos años el 34% de las víctimas tenían lesiones en sus genitales, producto de las torturas, como descargas eléctricas intensas y prologadas, o golpes y patadas. A ello se suma el uso de sustancias psicotrópicas desconocidas. La organización ha obtenido testimonios de personas que dicen haber sido drogados o haberse sentido mareados mientras los torturaban o interrogaban. Se utilizan productos químicos que dan a tomar a las víctimas o polvos que colocan en heridas sangrantes de la piel. En la variación de estos patrones, insiste el Instituto Casla, «han estado involucrados directamente los cubanos». «Cuando me torturaban había militares cubanos con su uniforme. Los identifico a cada uno», afirma el expolicía Gilberto Rafael Martínez Daza Durante la presentación del documento en Madrid se proyectaron vídeos de algunos de los testimonios recogidos. Entre ellos el del expolicía Gilberto Rafael Martínez Daza, que describe su detención por la FAES, su traslado a un centro clandestino y las crueles torturas sufridas durante ocho días con varios de esos métodos -asfixia con bolsas plásticas, choques eléctricos en los genitales, colgamientos...-, con la participación de «militares cubanos con su uniforme». «Los identifico a cada uno», asegura. «Las torturas no distinguen edad ni condición social, y hay víctimas a partir de los 14 años de edad», señaló Tamara Suju, que mostró un vídeo con el testimonio de un joven, Frank Alonso Flores, detenido y torturado a los 16. Otras novedades de estos años son la utilización de una cámara frigorífica en los sótanos de la Dgcim, las torceduras de miembros superiores e inferiores, la utilización de un camión blindado y de un ascensor en los sótanos de la Dgcim, o de centros de torturas clandestinos. «Los que apoyan a la tiranía son cómplices» Beatriz Becerra pidió durante la presentación del informe que los países europeos se sumen a las denuncias ante la Corte Penal Internacional. «Son crímenes que no prescriben», señaló la exeurodiputada española, que pidio que esas torturas sean «investigadas y juzgadas». En esa línea, Tamara Suju dijo que «ojalá algún país europeo se sumara a la denuncia ante la CPI», al tiempo que criticó a los eurodiputados españoles que se alinearon este jueves con Maduro en una votación (los de Unidas Podemos y EH Bildu, así como Carles Puigdemont y Tony Comín). «Los que están del lado de la tiranía son cómplices de crímenes de lesa humanidad y la historia se lo va a reclamar», advirtió. Para la directora del Instituto Casla, es además «importante para los venezolanos, para la justicia internacional y las víctimas de estos crímenes» la reelección de Luis Almagro como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), a la que se someterá en marzo, dado el apoyo que ha brindado hasta ahora a la causa por la democracia en el país caribeño. «No nos podemos permitir que la OEA pase a ser un club de amigos, como era antes», apuntó.

Nada más concluir los tres días de luto oficial por el asesinato del general Qassem Suleimani, Irán respondió con el lanzamiento de 21 misiles contra dos bases iraquíes que emplean las fuerzas estadounidenses. Una respuesta «medida» en la que, aunque al comienzo lo negaron, Estados Unidos admitió finalmente haber sufrido once heridos «por conmoción cerebral». El capitán Bill Urban, portavoz del Comando Central de Estados Unidos, declaró que «si bien ningún miembro del servicio estadounidense murió en el ataque iraní del 8 de enero a la base aérea de Al Assad, varios fueron atendidos por síntomas de conmoción cerebral que les produjo la explosión y todavía están siendo evaluados». Ocho heridos fueron trasladados al Centro Médico Regional Landstuhl, en el sur de Alemania, y otros tres al campamento Arifja, en la capital de Kuwait, para hacerles «un examen de seguimiento» y comprobar si se han producido «lesiones cerebrales traumáticas». Funcionarios del Departamento de Defensa explicaron a la cadena CNN que tras una inicial «evaluación del comandante, los síntomas surgieron días después del hecho». Así trataron de justificar las primeras declaraciones de Donald Trump en las que negó que sus hombres habrían sufrido daño alguno. El Pentágono informó de que los misiles iraníes solo habían producido «daños materiales». Desde Teherán, la Guardia Revolucionaria aseguró a sus seguidores que en la ‘Operación Mártir Suleimani’ mataron a «ochenta» soldados enemigos, una declaración que fueron matizando con el paso de los días hasta revelar que el objetivo no era causar víctimas mortales. La república islámica avisó con antelación del ataque y los estadounidenses tuvieron tiempo de retirar a parte de sus hombres de las bases y enviar al resto a los refugios. Lo que lograron los iraníes fue enviar el mensaje a la Casa Blanca de su capacidad balística para golpear con precisión a sus bases en toda la región, algo que para el Líder Supremo, Alí Jamenei, supuso «una bofetada» en la cara del enemigo.

Crecimiento inquietante de la violencia y la delincuencia, en una Francia en estado de crisis y angustia social: incremento llamativo de los crímenes sexuales, los homicidios, los robos, las degradaciones callejeras y racistas, los enfrentamientos violentos entre manifestantes y fuerzas del orden, fuerzas del orden y bandas suburbanas. Según las estadísticas oficiales… -Las violencias sexuales crecieron en un 12% durante 2019, con un récord histórico de 54.000 denuncias, en toda Francia (67 millones habitantes), entre 140 y 150 casos diarios de violencia sexual. -Durante los últimos doce meses se consumaron en Francia 970 homicidios y tentativas de homicidios, a tiros, con cuchillos de cocina. «El peor balance de los últimos años», comenta Alain Bauer, profesor de criminología, antiguo condiscípulo y amigo íntimo de Manuel Valls. -El año pasado, las estafas crecieron un 11% y los robos sin violencia un 3%. El «Observatorio nacional de la delincuencia» comenta: «Se trata de un incremento constante de la violencia y delincuencia de todo tipo. No solamente a las violencias ligadas al mantenimiento del orden, durante un año particularmente difícil. En los casos más sensibles, como los intentos de asesinato, se trata de un retroceso de cuarenta años». El año 2019 estuvo marcado por un fenómeno de nuevo cuño: incremento espectacular de las acciones violentas, de carácter criminal y nihilista, en la periferia de París y otras grandes ciudades, la «banlieue» parisina, siempre al borde de los «ataques de nervios», desde la gran crisis nacional del 2005. Jean-Jacques Brot, prefecto, comenta el problema en estos términos: «En algunas ciudades, como Marsella, la violencia suburbana está muy ligada a la criminalidad. En la periferia de París estamos asistiendo a un fenómeno relativamente nuevo: bandas armadas provocan a las fuerzas del orden, con armas y cócteles “Molotov”, incrementando una violencia no solo criminal». En ese marco, la gran crisis de la franquicia de los chalecos amarillos, entre finales del 2018 y buena parte del 2019, habituó a París y no pocas ciudades francesas al espectáculo semanal de manifestaciones incontroladas a las que se sumaban bandas nihilistas, como los «black bloc», «estructuras efímeras» del enfrentamiento violento con las fuerzas del orden.

La Policía de Purworejo, en el sur de la provincia de Java Central, ha detenido este jueves a un matrimonio que se había proclamado «reyes del mundo» y están acusados de estafar a cientos de personas, muchas de las cuales llegaron a pagar casi 8.000 dólares a cambio de supuestos cargos de importancia en el reinado que, aseguraban, iban a regentar tras recibir él una revelación de sus antepasados. Totok Santoso Hadiningrat y Fanni Aminadia habían logrado reunir a casi 450 fieles para ese supuesto «Gran Reino en la Tierra», el Keraton Agung Sejagat, que ambos dirigirían de forma «pacífica» para resolver «todos los conflictos que ocurren en todo el planeta». «Prometió a la gente que si lo seguían estarían libres de peligro y sus vidas serían mejores», ha contado el jefe de la Policía de Java Central, Rycko Dahniel, quien ha detallado cómo Totok había creado documentación falsa de Naciones Unidas y utilizado las redes sociales para extender sus embustes. Por otro lado, el portavoz de la Policía, Iskandar Fitriana Sutisna, ha explicado que la pareja se enfrenta a penas de hasta diez años de prisión al haber violado una ley acerca de la prohibición de difundir información errónea, tal y como han apuntado desde el periódico indonesio «The Jakarta Post». Totok y Fanni contaban también con un «consejero real», que se ha encargado de explicar a los medios de comunicación locales el origen del supuesto reino, fundado, ha dicho, hace 500 años, cuando un tal rey Dyah Ranawijaya, que controlaba gran parte del sudeste marítimo asiático en el siglo XIII, pactó con los portugueses en 1518 y, tras el final de ese acuerdo en 2018, se produjo el fin de la dominación por parte de occidente de la región.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, ha condenado el «amargo» derribo de un avión de pasajeros ucraniano cerca de Teherán, pero ha lamentado que haya países que quieran utilizar este accidente para tapar el «sacrificio» del general Qasem Soleimani, fallecido en un bombardeo estadounidense en Bagdad. «Asesinaron cobardemente al general Soleimani de forma terrorista. Esto dio como resultado una desgracia para Estados Unidos», ha dicho Jamenei, en alusión a los ataques perpetrados como represalia contra dos bases en Irak con presencia de tropas norteamericanas. El líder de la República Islámica ha dirigido los rezos de este viernes en Teherán, en un gesto inédito en ocho años que evidencia el especial contexto político que atraviesa la zona tras el cruce de ataques, enturbiado tras el derribo de un avión con 176 personas a bordo poco después de despegar desde Teherán. Fue «un amargo accidente», en palabras de Jamenei, que de nuevo ha lamentado un siniestro que en los primeros días las autoridades atribuyeron a un fallo mecánico o humano. El líder ha asegurado que «algunos» intentan utilizar este caso «para olvidar el martirio y sacrificio» de Soleimani, según la cadena estatal Press TV. Jamenei ya prometió tras la muerte del general una «dura venganza» contra Estados Unidos y, tras el ataque contra las bases, aspira a lograr zafarse de cualquier presencia norteamericana. En este sentido, ha apuntado que el ataque fue «un golpe militar», pero «lo más importante es que fue un golpe a la imagen imponente de Estados Unidos». Asimismo, ha tachado de «payasos» a quienes, como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguran que están del lado del pueblo iraní. Jamenei ha subrayado que mienten, sin aludir a la ola de protestas desatada tras la tragedia aérea. Mensaje a los europeos El ayatolá ha aprovechado también su esperado discurso para lanzar un mensaje a los gobiernos de Reino Unido, Alemania y Francia por activar el mecanismo de resolución de disputas contemplado en el acuerdo nuclear de 2015. Las tres potencias europeas, firmantes de dicho pacto, consideran que Teherán ha incumplido los compromisos. Jamenei ha asegurado que en realidad actúan por presiones de Trump, hasta el punto de ser «sirvientes en el sentido estricto de la palabra», y ha llamado a desconfiar de los gobiernos europeos. «Sois demasiado pequeños para hacer que Irán se arrodille», ha apostillado el dirigente iraní.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha declinado destituir a su primer ministro, Oleksi Goncharuk, quien dimitió ayer tras filtrarse unas grabaciones en las que venía a decir que el jefe del Estado no tiene ni idea de economía. El día de ayer fue de enorme expectación para ministros, diputados y políticos ucranianos en general. Tras la renuncia presentada por Goncharuk, ya por la mañana, se esperaba el posicionamiento de Zelenski, que llegó a última hora de la tarde. El presidente recibió al jefe del Gobierno en una de las salas de la Presidencia y le dijo que «ahora no es momento de subvertir el Estado política y económicamente». Durante el encuentro, cuyas imágenes fueron facilitadas por el servicio de prensa de Zelenski y retransmitidas por todos los canales, aparecen ambos frente a frente en una mesa redonda. «Pienso que lo correcto sería darle a usted otra oportunidad, una oportunidad a su Gobierno, si son capaces de resolver algunas asuntos que son hoy día muy importantes y que preocupan mucho a nuestra sociedad», le espetó el presidente en torno de reprimenda. Entre las cosas que Zelenski tachó de «importantes» citó el nivel de los salarios en general y de los funcionarios del Estado en particular. Según le dijo a Goncharuk, «cuando ustedes levanten la economía, entonces se podrán aumentar los salarios (...) y si, mientras tanto, algún funcionario no está de acuerdo tendremos que decirle adiós porque ahora no podemos pagar más», tratando así de dar imagen de suficiencia y conocimiento de la materia. Refiriéndose en concreto a las filtraciones difundidas el miércoles, que llevaron a Goncharuk a dimitir, el presidente ucraniano ha ordenado una investigación para determinar quién hizo las grabaciones y le dijo, no obstante, al primer ministro no tener motivos «para pensar que hay alguien que ha obrado de mala fe en el Gobierno», pero, añadió, «se trata de un problema de seguridad nacional». El magnate ucraniano de origen judío, Ígor Kolomoiski, que financió la campaña electoral de Zelenski, salió al paso de ciertas sospechas que le atribuyen a él la autoría de la difusión de las grabaciones y negó categóricamente cualquier implicación. Las escuchas aparecieron publicadas el miércoles en Youtube, pero fueron realizadas el 16 de diciembre pasado durante una reunión con participación de Goncharuk, la ministra de Finanzas, Oksana Markárova, y la subdirectora del Banco Nacional de Ucrania, Katerina Rozhkova, para hablar de cómo explicar a Zelenski, según asegura la prensa ucraniana, los conceptos más elementales sobre economía, sobre la moneda nacional y sobre lo que es un «agujero» en los presupuestos del Estado. Ahí el jefe del Gobierno asegura que «el presidente es un profano total en economía (...) sus conocimientos son básicos», quizá dando a entender que proviene de un ámbito diferente, del mundo del espectáculo y la televisión. El revuelo causado por la publicación de la conversación hizo que muchos diputados exigieran la renuncia de Goncharuk, quien primero anunció su dimisión en Facebook y después ante los legisladores en la Rada Suprema (Parlamento del país). El primer ministro, nombrado hace cinco meses y uno de los jefe de Gobierno más jóvenes del mundo con 35 años, explicó contrariado que, con la publicación de las grabaciones, «se ha manipulado todo mediante la idea falsa de que yo y mi equipo no respetamos al presidente».

La confianza es como un jarrón chino de porcelana. Una vez que se rompe es muy difícil de recomponer. Ese y no otro es el problema que hoy afronta el régimen iraní con las potencias europeas, que hasta ahora querían creer que era posible fiarse de Teherán y de su cumplimiento del tratado de 2015, que ofrecía comercio y ayuda económica a cambio de que no desarrollara el arma nuclear. Obama se tragó el cuento hasta que Trump decidió la salida unilateral del pacto en mayo de 2018. Lo escandaloso de la crisis de confianza generada por Irán no fue el error humano que condujo al derribo del vuelo de Ukranian Airlines el pasado 8 de enero. Lo intolerable es la cadena de mentiras que propaló a continuación el régimen de los ayatolás, y que solo se frenó –con una autoacusación que conllevaba autoindulto– cuando se difundió el vídeo del lanzamiento de los misiles contra el avión, confundido con un blanco enemigo. Irán mintió. Mintió el Líder Supremo, el ayatolá Jamenei. Mintió el presidente Rohani. Y no tiene sentido buscar cabezas de turco en niveles inferiores. A ellos, quienesquiera que sean porque Irán tampoco da sus nombres, solo se puede achacar un error de juicio seguido de catastróficas consecuencias, con la eximente del clima de tensión bélica que se vivía esos días. El Irán creado por Jomeini, desde su llegada al poder en 1979, es lo más parecido, en el ámbito político, a la norma islámica de la «taquiyya», la ley que permite disimular las creencias religiosas en caso de que esté en peligro la propia vida. En Teherán -salta a la vista a cualquier viajero- el disimulo es condición de supervivencia, en particular en las clases educadas de la sociedad persa. El régimen se mantiene en pie gracias a una férrea política policial y represiva, que cuenta con el apoyo de «voluntarios» civiles de extracción humilde. La mentira, el doble lenguaje y el eufemismo se han convertido en moneda de uso corriente en el país de los ayatolás, que planean su expansión por los países vecinos con población chií como una huida hacia adelante.

Fri, 17 Jan 2020 02:10:59 +0100

En un país joven como Estados Unidos, sin huella medieval, donde es difícil encontrar un edificio anterior al siglo XIX, que celebra más la reinvención que el pasado, este jueves se sintió el peso de la historia. Fue en el juicio a su presidente, Donald Trump, que arrancó en el Senado después de meses de investigación y votaciones en la Cámara de Representantes. El tercer impeachment a un presidente de EE.UU. se inauguró con pompa y formas añejas. Los siete diputados demócratas elegidos por Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes, para dirigir la acusación contra Trump, llegaron a la cámara alta un poco antes del mediodía. Atravesaron en procesión, con ceremoniosidad, los pasillos y vestíbulos del Capitolio que separan el Senado de la Cámara, sus cuerpos reflejados en el mármol, bajo la mirada de los retratos de los padres fundadores. Fue el mismo paseo que hicieron en la víspera, para entregar en la cámara alta los artículos del impeachment, los cargos por los que se juzgará a Trump por «graves delitos y faltas». El grupo iba comandado por Andrew Schiff, que preside el Comité de Inteligencia de la cámara baja y dirigirá la acusación contra el presidente en el juicio del Senado. La entrada en el hemiciclo fue de alta gravedad, reunidos los poderes estatales de la primera potencia mundial: los senadores, los representantes de la acusación de la cámara baja y el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, que dirigirá el juicio. El jefe del ejecutivo y acusado, Donald Trump, no estaba en la sala, lo que hubiera completado la cúpula de los tres poderes. Pero su nombre se oyó y su presencia se sintió cuando Schiff leyó los cargos ante el pleno del Senado, el pistoletazo de salida del juicio. Un ritual con solera «Hear ye, hear ye, hear ye» , gritó el sargento en armas del Senado, en un inglés arcaico, para pedir un silencio sepulcral. Sobre él se escuchó la voz de Schiff y, más tarde, las de los noventa y nueve senadores presentes (un legislador tuvo que ausentarse por un problema médico de un familiar) y la de Roberts. Todos pronunciaron un juramento para estas ocasiones, que se remonta a 1798, cuando el Senado decidió sobre el impeachment de un senador. También se escuchó en 1868 en el juicio a Andrew Johnson y en 1999 en el de Bill Clinton, los dos únicos presidentes que hasta ahora han sufrido un procesamiento como este. «¿Jura solemnemente que en todo lo relativo al juicio para la recusación de Donald John Trump, presidente de EE.UU., ahora pendiente, hará justicia imparcial de acuerdo con la Constitución y las leyes, con la ayuda de Dios?», preguntó el senador republicano Charles Grassley a Roberts. «Sí, juro» fue su respuesta, y después el presidente del Supremo tomó el mismo juramento a los legisladores a unísono. Mientras la ceremonia avanzaba en el Senado, Trump se centraba en su público: desde el Despacho Oval, anunciaba unas directrices para defender el derecho de rezar en colegios públicos, un guiño a su electorado evangélico. Mientras tanto, su portavoz, Stephanie Grisham, trataba de enturbiar el arranque del juicio con acusaciones a los demócratas de los mismos cargos que enfrentará Trump: abuso de poder y obstrucción al Congreso. «Él está trabajando», dijo sobre el presidente. «Ellos están lloriqueando», añadió sobre los demócratas.

Los sindicatos del sector público de Francia están perdiendo su «guerra» contra el presidente de la República, Emmanuel Macron: menos manifestantes, menos huelguistas y más división sindical ayer durante la sexta jornada de movilización contra la reforma anunciada del sistema nacional de pensiones. Según el ministerio del Interior, el 5 de diciembre pasado, cuando estalló la prueba de fuerza, hubo 805.000 manifestantes en toda Francia; el 9 de enero hubo 452.000; el pasado día 11 fueron 129.000. Este jueves se registró, según la misma fuente, una cifra muy semejante de manifestantes. Las cifras de la CGT, sindicato históricamente ligado al Partido Comunista Francés, son tres o cuatro veces superiores. Pero tienen poca credibilidad. Según ese sindicato, este jueves hubo en París 250.000 manifestantes. Según el Ministerio del Interior, apenas hubo 56.000… Cifras, en cualquier caso, evidentemente irrisorias, en un país de 67 millones de habitantes. La cifras de huelguistas en la red nacional de ferrocarriles no llegó ayer al 10% del personal. En París y otras ciudades de provincias, el metro y los autobuses todavía tenían problemas, pero el tráfico parece «normalizarse». La CGT, cada vez más sola La CGT sigue convocando nuevas jornadas de protesta «interprofesional». Pero se está quedando sola o muy minoritaria, cuando el primero o el segundo sindicato de Francia, la CFDT, grita «¡victoria!», estimando, con bastante razón, que Emmanuel Macron se ha «bajado los pantalones», aceptando un aplazamiento «provisional» de la «edad pivote» (los 64 años) del proyecto de supresión de los 42 regímenes de pensiones «especiales», sustituidos a lo largo de la próxima década por un sistema único y universal. El proyecto de ley de la reforma de las pensiones se presentará en el Consejo de Ministros a finales de este mes de enero o a primeros de febrero. Seguirá un debate parlamentario de la propuesta a lo largo de la primavera. La CGT y otros sindicatos minoritarios seguirán protestando. La crisis no ha terminado, ni mucho menos. Pero Macron parece ir ganando la «guerra», sin que esté claro si su reforma ha quedado o no ha quedado «desguazada». En todo caso, los paros tienen sus efectos económicos. La huelga contra la reforma de las pensiones le ha costado a la economía francesa como máximo un 0,1% de su producto interior bruto (PIB), y está lastrando sobre todo las cuentas de la compañía ferroviaria estatal SNCF y de la entidad del transporte metropolitano de París RATP, informa Efe. El gobernador del Banco de Francia, François Villeroy de Galhau, indicó el miércoles ante una comisión del Senado que la protesta, iniciada el 5 de diciembre, ha tenido un impacto de «como mucho, un 0,1 % del PIB».

Mijaíl Mishustin, un tecnócrata versado en economía, impuestos y agenda digital, con 53 años de edad, es ya el flamante primer ministro del Gobierno ruso después de ser ratificada su candidatura por la Duma (Cámara Baja del Parlamento ruso) por aplastante mayoría y una vez ha sido promulgado el decreto de su nombramiento por el presidente Vladímir Putin. La votación en la Duma registró 383 votos a favor, sobre un total de 450 escaños, 41 abstenciones y ningún voto en contra. No acudieron al pleno 26 legisladores. Desde 1996, todos los candidatos a ocupar la jefatura del Gobierno, incluido Putin, que la detentó entre 2008 y 2012, habían cosechado algún voto en contra. Pero Mishustin no ha tenido ni un solo detractor entre los diputados. aunque sí la indiferencia abstencionista de los comunistas. Otra diferencia con veces anteriores es que ayer no fue Putin a la Duma a presentar a su nuevo primer ministro, cosa que sí hizo para apoyar a Dmitri Medvédev en 2012 y en 2018. Medidas urgentes Durante su intervención ante los diputados, Mishustin, surgido inesperadamente del terremoto político provocado el miércoles por Putin, enumeró las medidas más urgentes que tiene previsto acometer a partir de ahora, entre ellas reformar el Ejecutivo, lograr un mayor crecimiento de la economía, mejorar el nivel de vida de la población y luchar contra la pobreza, cuestiones todas ellas que el jefe del Kremlin enumeró el miércoles en su discurso sobre el Estado de la Nación ante las dos Cámaras parlamentarias. Pero el recién nombrado jefe del Gobierno advirtió que mantendrá la reforma del sistema de pensiones en lo que se refiere a la elevación de la edad de jubilación, una de las medidas que más contribuyó a hundir la popularidad de su predecesor, Medvédev, y que ayer volvió a deplorar el líder comunista, Guennadi Ziugánov. Después, Mishustin prometió determinar y anunciar la composición del gobierno en los próximos días y comparecer de nuevo ante los diputados hacia el mes de abril para dar una explicación más precisa de la orientación de su Gabinete en todas la áreas. Equilibrio de intereses El exministro de Finanzas y actual jefe del Tribunal de Cuentas, Alexéi Kudrin, uno de los políticos que más ha apoyado el nombramiento del nuevo jefe del Ejecutivo, dijo ayer no esperar que sean muchos los ministros del anterior Ejecutivo que pierdan su cartera. La remodelación «no era un asunto de personas sino de equilibrio de intereses», aseguró Kudrin sin aportar más detalles. De manera que, si el principal afectado ha sido Medvédev, parece evidente que provocó algún conflicto de intereses y el máximo dirigente ruso lo resolvió apartándole del Gobierno. Ayer, tras firmar el decreto de nombramiento de Mishustin, Putin rubricó después la orden creando el cargo de vicepresidente del Consejo de Seguridad y nombrando para ocuparlo al hasta ayer primer ministro. La Fundación de Lucha contra la Corrupción (FBK) del opositor Alexéi Navalni denunció ayer que la esposa de Mishustin ganó 800 millones de rublos (casi 12 millones de euros) en tan sólo 9 años y exigió que se explique cómo y en qué tipo de negocio. Mishustin es un gran aficionado al hockey y, como Putin, y se pone a veces los patines para jugar algún partido. El diario Védomosti sostiene que, en sus ratos libres, compone canciones y música.

Sólo un país ha reconocido como legítima la operación de Nicolás Maduro del 5 de enero de tomar la Asamblea Nacional de Venezuela por la fuerza, tratando de sustituir a Juan Guaidó por el diputado sobornado Luis Parra. Ese país, Rusia, se ha convertido en apenas un año en el principal aliado del régimen chavista, asegurándose de que Maduro resiste en el poder a pesar de que Estados Unidos ha dictado varias rondas de duras sanciones y hasta 57 países han reconocido a Guaidó como presidente legítimo del país. El apoyo de Rusia al régimen de Venezuela no sólo es político o militar. Es, sobre todo, económico. Hoy, la empresa pública rusa Rosneft es el distribuidor mundial del mayor recurso natural de Venezuela y última fuente de liquidez del régimen: el petróleo. La toma de control del crudo venezolano por parte de Rusia se ha producido en un periodo de tiempo vertiginoso. En julio apenas comerciaba el 40%, según la consultora Refinitiv Eikon. Un mes después había subido al 66%. A principios de 2020 ya llega al 75%, de acuerdo con una estimación de la diplomacia norteamericana. Rosneft ha montado un centro administrativo para la venta del crudo venezolano que opera en Panamá y en el que emplea a ex directivos de la petrolera estatal venezolana Pdvsa. Cargueros de Grecia y Malta De momento, Rosneft y Pdvsa trabajan juntos en seis plantas de extracción y tratamiento de crudo, entre ellas las de Petromonagas, Petrovictoria y Petromiranda. Tal es el nivel de implicación de Rosneft en la gestión de esos proyectos, que son los técnicos rusos los que desde hace unas semanas tratan directamente con los proveedores locales y las subcontratas, según un exdirectivo de Pdvsa consultado por este diario. La empresa rusa se vale principalmente de petroleros con bandera de Malta o Grecia para transportar el crudo venezolano a sus dos compradores principales: India y China. De forma habitual, Rusia subcontrata buques VLCC (siglas en inglés de «Carguero Muy Grande de Crudo»), con una capacidad de 300.000 toneladas, y Suezmax con una capacidad de hasta 200.000. El embajador venezolano en Washington, el opositor al régimen Carlos Vecchio, cree que «la comunidad internacional debe hacer a Rusia responsable de sostener a la dictadura de Maduro. Su sostén es Rusia, que se ha convertido en el comerciante del petróleo venezolano. Es quien lo transporta, lo mercadea, y se cobra la deuda con ese crudo». Desde 2006, Rusia ha financiado al régimen de Venezuela con préstamos y líneas de crédito por un valor estimado total de 15.000 millones de euros. Estos se han devuelto parcialmente, bien en dinero líquido o bien en crudo y otros recursos naturales como oro. En noviembre de 2017 el Kremlin aceptó reestructurar una deuda restante de 3.000 millones con pagos semestrales a lo largo de una década. No hay constancia de si el régimen abona esos reembolsos dentro de plazo. El más reciente vencía en otoño de 2019, con un importe adeudado de 180 millones. Una parte de la deuda restante es la que Pdvsa ha contraído directamente con Rosneft. Al hacerse con el control de la distribución del crudo venezolano, Moscú ha logrado que Maduro pague una gran parte de esa otra deuda. A finales de 2017 la petrolera venezolana le debía a la rusa más 4.000 millones de euros. A mediados de 2019 esa cifra había bajado de los 1.000 millones. El régimen espera haber pagado la totalidad de la deuda con Rosneft a lo largo de 2020. No sujetos a sanciones Desde enero, la Casa Blanca ha aplicado varias rondas de sanciones sobre el crudo venezolano, y ha presionado a empresas que no son estadounidenses, como la española Repsol, para que se abstengan también de hacer negocios con el régimen. Los negocios de Rusia en Venezuela, sin embargo, no están sujetos a sanciones porque desde el punto de vista de Washington suponen pago de deuda contraída con anterioridad. Eso no quiere decir que el Gobierno de EE.UU. vea con buenos ojos ese salvavidas que Vladímir Putin le ha lanzado a Maduro. Según Elliott Abrams, enviado especial de EE.UU. para la crisis en Venezuela, «en 2019, a medida que el régimen estaba cada vez más desesperado, se ha apoyado cada vez más en Rusia. Y el papel de Rusia en la economía, particularmente en la economía del petróleo, es cada vez más grande». Según Abrams, Rusia trata de borrar sus huellas en el comercio del crudo venezolano: «Lo comercializan, lo financian, lo ocultan, lo transfieren de barco a barco, cambian el nombre de los barcos y apagan los transpondedores, hasta le añaden diluyentes». Oficina venezolana en Moscú En marzo, Pdvsa abrió una delegación comercial en Rusia, tras cerrar la que tenía en Portugal. El traslado supuso una salida de la Unión Europea, después de que esta reconociera al opositor Guaidó como presidente interino del país, en un intento de presionar a Maduro para que dimitiera. En agosto se conformó la subsidiaria Pdvsa Rusia LLC. Maduro visitó a Vladímir Putin en Moscú el 25 de septiembre, y ambos hablaron del pago de la deuda, según sus portavoces. Maduro ya había visitado a Putin en Moscú en diciembre de 2018 para asegurarse una inversión rusa de 4.500 millones de euros en la explotación de reservas de crudo en Venezuela y de 1.000 millones en la extracción de oro. Se estima que Venezuela dispone de unos yacimientos con 300.000 millones de barriles de crudo, las mayores reservas del planeta. El régimen, sin embargo, ha llevado al país a una ruina sin precedentes, agravada por las sanciones de EE.UU. Si en 2006 Venezuela extraía 3,2 millones de barriles diarios, hoy esa cifra no supera ni los 700.000. Aun así, la venta de crudo sigue suponiendo un 95% de los ingresos totales por exportaciones del régimen. Los compradores: China e India ¿Cuánto dinero le debe Maduro a Rusia? Desde 2006, Rusia ha financiado al régimen chavista con 15.000 millones en préstamos. En 2017 las partes acordaron reestructurar una deuda restante de 3.000 millones. La petrolera venezolana Pdvsa le debe a la rusa Rosneft otros 1.000 millones. ¿Cómo vende Moscú el crudo? El Kremlin se cobra con crudo la deuda de Venezuela. Petroleros con bandera de Grecia o Malta envían barriles a India y China, coordinados desde Panamá. ¿Cuánto petróleo hay en Venezuela? Son las mayores reservas del planeta: 300.000 millones de barriles. Pero la explotación es muy deficiente, y sólo se extraen 700.000 barriles diarios. ¿Puede sancionar EE.UU. al Kremlin? Al ser pago de deuda contraída con anterioridad, la entrega del crudo a Rusia no está sujeta a sanciones.

Las autoridades suizas querían que la aldea de Oberwil-Lieli, una de las más ricas de Europa, acogiera a 10 refugiados. Pero en un referendo sus habitantes optaron por pagar una elevada multa para evitarlo.

Brock Turner, de 20 años, fue condenado por violar a una joven en el campus de la Universidad de Stanford en EE.UU. Una carta de defensa de su padre generó un revuelo en las redes sociales.

La agencia de noticias estadounidense calcula que la exprimera dama y exsecretaria de Estado tiene ya los apoyos necesarios para ser la representante demócrata en las elecciones presidenciales de noviembre.

El hallazgo bajo una casa de San Francisco de un féretro con los restos perfectamente conservados de una niña de 3 años conmocionó a una comunidad que ahora le ha proporcionado su segundo lugar de descanso.

Por primera vez, hay nueve mujeres chinas en la lista de las más poderosas que elabora la revista estadounidense. BBC Mundo te cuenta quiénes son y a quién han desplazado.

La fiscalía que investiga el caso de la muerte del gorila dijo que la madre no fue responsable de que el niño de 3 años se haya “escabullido” y cayera al espacio del gorila.

Se llaman Ted y James, pero hablan en perfecto coreano. Ambos son hijos del último soldado estadounidense que desertó a Corea del Norte en 1962. Un video reciente los muestra haciendo propaganda para Pyongyang.

A mi mamá no le gusta el boxeo pero cuando le cuento lo que Alí dijo sobre el Parkinson muestra su aprobación. Uno de sus libros me abrió los ojos sobre cómo es vivir con la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente.

La iniciativa proponía el pago de US$2.500 al mes a cada adulto del país, incluyendo a los extranjeros, independientemente de que tuvieran trabajo o no.

La familia del destacado boxeador, que murió hace dos días, organizará una gran procesión y celebración fúnebre el próximo viernes en Louisville, Kentucky, donde podrán asistir las personas que quieran de todos los rincones.

En Suiza se celebra este año el centenario de un evento muy poco conocido de la Primera Guerra Mundial: en 1916 recibió a unos 68.000 soldados británicos, franceses y alemanes heridos, para que se recuperaran en sus montañas.

Preguntamos a los lectores de BBC Mundo qué es lo que más recuerdan de Mohamed Alí, la gran leyenda del boxeo que falleció este viernes. Aquí recopilamos algunos de sus comentarios. ¡Gracias por participar!

Todo empezó como una oportunidad de negocio para Tomasz Czechowicz que a los 18 años comenzó a introducir computadoras de contrabando a través de la Cortina de Hierro. Hoy es un empresario exitosos y rico en Polonia.

Los nuevos planes papales incluyen la suspensión de aquellos obispos que no gestionen "adecuadamente" los casos de abusos sexuales por parte de algunos curas. Según el papa Francisco, las leyes actuales serán endurecidas.

Ver a Alí en acción era una experiencia electrizante, una combinazión de fuerza primaria y belleza artística. Pero el impacto más profundo y su verdadera grandeza se realizó fuera del cuadrilátero.

La gran leyenda del boxeo, considerado como el mejor deportista del siglo XX, falleció este viernes en un hospital de Phoenix a los 74 años. BBC Mundo te ofrece un repaso de su vida y carrera.

2013-02-04T15:19:42+00:00

Además de su gran habilidad boxística, Mohamed Alí se destacaba por su prodigiosa fluidez verbal que utilizaba tanto dentro como fuera del cuadrilátero para el deleite de la audiencia y la frustración de sus rivales.

Más de 10 personas murieron, la mayoría en el sur de Alemania. En Francia al menos 20.000 personas fueron evacuadas y en París el río Sena alcanzó su nivel más alto en tres décadas.

Con el alarmante número de refugiados sirios enfermos de leishmaniasis, el nombre de un médico de Venezuela comienza a repetirse con frecuencia: Jacinto Convit, creador de la vacuna contra esta enfermedad.

El montaje de la argentina Lola Arias pone a seis veteranos a hablar, cantar, bailar y pelear para reconstruir una guerra que jamás los abandona. El jueves se estrenó en el Royal Court de Londres.