Noticias de Cultura



«Ni Michelin ni The 50 Best tienen la pegada de un capítulo de Netflix»

Sun, 22 Jul 2018 02:53:32 GMT

Este jueves, Andoni Luis Aduriz vino de Rentería a dar en Alicante una cena «a cuatro manos» con Mª José San Román para celebrar el vigésimo aniversario de Monastrell

«Ni Michelin ni The 50 Best tienen la pegada de un capítulo de Netflix»




La arqueología se crece en la Noche en Blanco

Sun, 22 Jul 2018 02:53:32 GMT

Otros cinco museos de la ciudad se sumaron a esta velada dedicada a la música, las artes y la cultura

La arqueología se crece en la Noche en Blanco




Sois Cultura arranca con fuerza

Sat, 21 Jul 2018 23:17:42 GMT

Cerca de 20 propuestas ya se han apuntado a los premios convocados por INFORMACIÓN y Banco Sabadell

Sois Cultura arranca con fuerza




El arte de la convivencia

Sat, 21 Jul 2018 00:04:25 GMT

Un total de 16 creadores emergentes participan en las residencias artísticas que se realizan en Alicante, diez en A Quemarropa, que se están desarrollando en Las Cigarreras hasta el día 29, y seis en el MUA

El arte de la convivencia




Los momentos más bochornosos de algunos artistas musicales

Sat, 21 Jul 2018 23:17:42 GMT

La presión y los nervios se convierten, a veces, en los peores enemigos para los cantantes

Los momentos más bochornosos de algunos artistas musicales




Alfred arrasa en su debut como solista en Barcelona

Sat, 21 Jul 2018 23:17:42 GMT

Como si de una estrella del pop-rock se tratase, Alfred consiguió poner en pie a todo el recinto

Alfred arrasa en su debut como solista en Barcelona




INFORMACIÓN y Banco Sabadell convocan los premios SOIS CULTURA

Sat, 21 Jul 2018 00:04:25 GMT

Los galardones se dividen en tres categorías: industrias culturales y creativas, emprendimiento cultural y nuevos creadores

INFORMACIÓN y Banco Sabadell convocan los premios SOIS CULTURA




¿Ha llegado el ocaso de las series Marvel de Netflix?

Sat, 21 Jul 2018 23:17:42 GMT

Pese a todos los esfuerzos por tratar temas más sociales, más realistas y de una manera adulta, son cada vez más aburridas

¿Ha llegado el ocaso de las series Marvel de Netflix?




La historia de España en la Volvo Ocean Race se expone en Alicante

Sat, 21 Jul 2018 00:04:25 GMT

Joan Vila, mejor regatista mundial, presenta junto con otros grandes navegantes de la Vuelta al Mundo

La historia de España en la Volvo Ocean Race se expone en Alicante




El placer del arte por la noche

Sat, 21 Jul 2018 00:04:25 GMT

Siete museos y espacios culturales de Alicante celebraron ayer la Noche en Blanco hasta la una de la madrugada de hoy

El placer del arte por la noche




Las caras de Daniel G. Andújar

Sat, 21 Jul 2018 00:04:25 GMT

El artista de Almoradí, al que el Reina Sofía dedicó una monográfica hace dos años, vuelve a Alicante para ofrecer una conferencia esta tarde dentro de la exposición Retrato de la Lonja

Las caras de Daniel G. Andújar




Mariano Barroso: «El cine se usa como arma arrojadiza»

Sat, 21 Jul 2018 00:04:25 GMT

Vuelve a Alicante como profesor del Máster en Arte Dramático Aplicado de la UA, donde ayer impartió sus clases

Mariano Barroso: «El cine se usa como arma arrojadiza»




Simposium «Més que mus» en Maestral

Sat, 21 Jul 2018 00:04:25 GMT

Del 25 al 27 de julio se celebra el esperado evento para los amantes de este popular juego de naipes




Las entradas para Vetusta Morla en Alicante bajan de precio

Wed, 18 Jul 2018 22:55:17 GMT

Las entradas en grada pasan de 42 a 32 euros

Las entradas para Vetusta Morla en Alicante bajan de precio




Un homenaje merecido y otras cosas

Sun, 22 Jul 2018 03:22:46 GMT

José Tomás ha dejado libres todos los toros que tenía apartados en las dehesas y ha hecho mutis por el foro, ya de por sí mudo

Un homenaje merecido y otras cosas




Poderosa estrella

Sun, 22 Jul 2018 03:14:27 GMT

El abismo y la belleza se dan la mano en esta actuación con el espíritu de una mujer libre que canta sobre el dolor de la vida, la opresión o la esperanza

Poderosa estrella




La Comisión Europea cuestiona el ecosistema de Google

Sun, 22 Jul 2018 03:14:27 GMT

No obstante, nada parece indicar que Google vaya a renunciar a un modelo de gratuidad que ha sido exitoso hasta el momento

La Comisión Europea cuestiona el ecosistema de Google




El sueño de Cenicienta

Sun, 22 Jul 2018 02:53:32 GMT

Modesto Lomba, presidente del jurado de la Mejor Calzada de España, ya está pensando en la próxima galardonada y confiesa que su apuesta es por una gran deportista

El sueño de Cenicienta




«Reyes» de la cocina madrileña

Tue, 10 Jul 2018 21:22:36 GMT

Los chefs alicantinos Pablo González y Óscar Castellano logran el prestigioso XXV Certamen Gastronómico de la Comunidad de Madrid

«Reyes» de la cocina madrileña




Encanto luminoso

Sat, 21 Jul 2018 23:17:42 GMT

«Totem» del Circo del Sol fascina en la primera de sus treinta noches en Alicante. 5 estrellas

Encanto luminoso




Más cerca de la Vega Baja

Tue, 17 Jul 2018 22:46:29 GMT

La realizadora alicantina Pilar Pérez Solano vuelve al documental con un trabajo sobre la historia y las costumbres de esta comarca

Más cerca de la Vega Baja




Los premios Sois Cultura reciben las primeras candidaturas

Sat, 21 Jul 2018 00:04:25 GMT

Iniciativas de cine, circo, teatro y fotografía en la provincia de Alicante formalizan su inscripción

Los premios Sois Cultura reciben las primeras candidaturas




El Circo del Sol, en familia

Thu, 19 Jul 2018 22:44:25 GMT

La española Denis García y el italiano Massimo Medini, pareja artística y sentimental, protagonizan un número de patinaje acrobático en Totem




El arte en otra dimensión

Sat, 21 Jul 2018 00:04:25 GMT

La artista alicantina Olga Diego recrea El Jardín de las Delicias de El Bosco en el Centro del Carmen de València

El arte en otra dimensión




Las Ketchup vuelven a cantar el 'Aserejé' en un festival noruego

Fri, 20 Jul 2018 12:37:32 GMT

La canción vendió casi siete millones de sencillos y fue número uno en más de 20 países

Las Ketchup vuelven a cantar el "Aserejé" en un festival noruego




Hacia un estatuto del artista y el profesional de la cultura

Sat, 21 Jul 2018 03:55:05 GMT

En febrero del pasado año, el Congreso de los Diputados (a propuesta del grupo parlamentario Unidos Podemos-En Común-En Marea) aprobó la creación, en el seno de la Comisión de Cultura, de una subcomisión encargada de preparar la propuesta para la...




Voces por Benin en Alicante, Altea y Alfás

Wed, 18 Jul 2018 22:55:17 GMT

El coro de niños pobres de Cotonou actúa esta tarde en la Explanada de Alicante

Voces por Benin en Alicante, Altea y Alfás




Siete libros a los que engancharte este verano

Fri, 20 Jul 2018 08:29:23 GMT

Con esta lista dejarás de lado el aburrimiento los días de playa, piscina o las tardes de sofá

Siete libros a los que engancharte este verano




'Calocha', la canción que triunfa en las redes

Wed, 18 Jul 2018 22:55:17 GMT

El tema musical trata sobre el calor que se siente en cierta parte del cuerpo cuando llega el verano

"Calocha", la canción que triunfa en las redes




Sara Baras: «De la farruca es de donde nace todo mi espectáculo»

Thu, 19 Jul 2018 22:44:25 GMT

La gaditana presenta su espectáculo Sombrasel sábado en el ADDA y el domingo en el Auditorio Julio Iglesias de Benidorm

Sara Baras: «De la farruca es de donde nace todo mi espectáculo»




Una ventana al flamenco

Wed, 18 Jul 2018 22:55:17 GMT

El festival de la Fundación Caja Mediterráneo trae a Alicante en su segunda edición al cantaor Arcángel, al Ballet Flamenco de Andalucía, a la bailaora La Lupi y al guitarrista Dani de Morón

Una ventana al flamenco




Francis Mojica, nuevo Embajador Honorario de Marca España

Wed, 18 Jul 2018 06:33:01 GMT

El científico ha sido reconocido por ser uno de los españoles más reputados a nivel internacional en el ámbito de la microbiología

Francis Mojica, nuevo Embajador Honorario de Marca España




València pone en danza a Sol Picó

Tue, 17 Jul 2018 22:46:29 GMT

El Institut Valencià de Cultura encarga a la bailarina alcoyana su nueva producción de 2019

València pone en danza a Sol Picó




Cinco hitos musicales que todos cantamos mal

Fri, 20 Jul 2018 05:45:05 GMT

Inventarse la letra de las canciones más difíciles no es nada singular, es un fenómeno y tiene nombre

Cinco hitos musicales que todos cantamos mal




Cinco clásicos de la literatura adolescente que nunca pasarán de moda

Fri, 20 Jul 2018 05:45:05 GMT

Los grandes hitos literarios que marcaron un antes y un después en las vidas de sus lectores

Cinco clásicos de la literatura adolescente que nunca pasarán de moda




La Muestra de Cortos Alicantinos proyecta los diez seleccionados

Thu, 19 Jul 2018 22:44:25 GMT

Un homenaje a Tirso Calero abre el sábado la celebración en Las Cigarreras de su décima edición

La Muestra de Cortos Alicantinos proyecta los diez seleccionados




Comienzan las residencias artísticas A Quemarropa

Thu, 19 Jul 2018 22:44:25 GMT

La 5ª edición de Residencias A Quemarropa fue inaugurada ayer en Las Cigarreras. Durante el periodo de la estancia los diez artistas residentes disfrutan de la convivencia con otros artistas y un programa de visitas de profesionales del mundo del...




Chatín vuelve al Principal

Wed, 18 Jul 2018 22:55:17 GMT

Arturo Fernández se reconcilia con el teatro alicantino y volverá en septiembre con Alta seducción, montaje que estrenó hace tres décadas

Chatín vuelve al Principal




Cardi B y Beyoncé & Jay Z lideran las nominaciones a los MTV Video Music Awards

Thu, 19 Jul 2018 22:44:25 GMT

La rapera puede optar a 10 premios mientras que el dúo artístico 'The Carters' está nominado a 8

Cardi B y Beyoncé & Jay Z lideran las nominaciones a los MTV Video Music Awards




Pérez-Reverte dejará la RAE si revisa el lenguaje de la Constitución

Sat, 14 Jul 2018 00:28:21 GMT

La vicepresidencia del Gobierno ha encargado ya un estudio a la Real Academia Española

Pérez-Reverte dejará la RAE si revisa el lenguaje de la Constitución




El Instituto Cervantes reúne en Alicante a 60 directores de este organismo en el mundo

Tue, 17 Jul 2018 22:46:29 GMT

El encuentro, encabezado por Juan Manuel Bonet, se celebra del 23 al 26 de julio y estudiará acciones relacionadas con Miguel Hernández

El Instituto Cervantes reúne en Alicante a 60 directores de este organismo en el mundo




Alicante conquista el Festival Internacional Summa Cum Laude de Viena

Mon, 09 Jul 2018 22:41:31 GMT

La Orquesta de Jóvenes de la Provincia consigue el primer premio, y la de Aspirantes, el segundo

Alicante conquista el Festival Internacional Summa Cum Laude de Viena




Consulta la programación de actividades para el Orgullo 2018 en Alicante

Fri, 20 Jul 2018 19:03:03 GMT

Hasta el 21 de julio la ciudad se cubre con la bandera del arcoíris para reivindicar respeto y tolerancia hacia el colectivo LGTBI

Consulta la programación de actividades para el Orgullo 2018 en Alicante




G. Andújar, Isidro Blasco y Eva Lootz formarán a los artistas de A Quemarropa

Thu, 19 Jul 2018 11:47:29 GMT

Las residencias artísticas que se celebrarán en Las Cigarreras cumplen cinco años - Los diez creadores han sido seleccionados entre 96 solicitudes

G. Andújar, Isidro Blasco y Eva Lootz formarán a los artistas de A Quemarropa




El IVC concede 128.000 euros de ayudas a guiones de largometrajes

Thu, 19 Jul 2018 11:47:28 GMT

El alcoyano Santi Hernández logra la puntuación máxima para un documental sobre la represión femenina franquista a partir de la historia de La Jabalina

El IVC concede 128.000 euros de ayudas a guiones de largometrajes




Una foto de Tabarca gana Alicante Natural

Thu, 19 Jul 2018 11:47:29 GMT

Quique Aparicio es el ganador del concurso fotográfico Alicante Natural 2018 con una imagen de la isla de Tabarca. Al concurso, que busca poner en valor la riqueza paisajística de la provincia de Alicante, se presentaron más de 1.000 imágenes, de...

Una foto de Tabarca gana Alicante Natural




Las diferentes caras del retrato

Thu, 12 Jul 2018 23:10:11 GMT

La Lonja de Alicante acoge 34 obras de 17 artistas que trabajan, con distintas técnicas y filosofías, sobre el tema del rostro y el cuerpo humano

Las diferentes caras del retrato




Carlos Vives: «Me llevo muy bien con los reguetoneros, se deben a la tradición»

Mon, 23 Jul 2018 00:45:05 GMT

Entre los músicos colombianos que asientan su inspiración en la tradición folclórica hay muchos que no ven con buenos ojos el imperio del reguetón. Pero Carlos Vives no es uno de ellos. El artista de Santa Marta, que actúa mañana en Madrid, ha extendido las raíces de la música colombiana hasta las tierras del pop occidental a lo largo de más de veinte años de carrera en los que ha vendido otros tantos millones de discos, y cuando ha llegado la explosión de la nueva ola latina urbana ha sabido reaccionar. «Para los que hacemos música local no es fácil tener la exposición que tiene el reguetón», afirma. «Pero lo interesante de todo este revuelo que hay montado con esta música es que tiene su origen en melodías del vallenato, de la cumbia, y de un sinfín de estilos que se han venido haciendo en toda Colombia, en la región del Pacífico, de los llanos orientales, del Caribe.... Y cuando ahora me invitan Wisin, Daddy Yankee o Maluma a colaborar con ellosla conexión sale de forma natural. Me llevo muy bien con todos ellos y me es muy fácil trabajar con ellos, porque aunque no lo sepan, se deben a la tradición». Vives está al tanto de lo «cool», pero también de la excelencia. Por eso ha participado en la entrega de una beca a una joven promesa de la música latina, que podrá estudiar durante cuatro en Berklee a gastos pagados. «Hemos buscado músicos en todos los países de Latinoamérica, incluyendo pueblos muy lejanos de la civilización», cuenta Vives. «La preselección fue de 250 candidatos, de los cuales a mí me presentaron cinco para elegir al ganador». En este caso fue ganadora, una chica colombiana, «porque las damas siempre van primero», bromea. «Pero sobre todo porque es una mujer que ha entendido que el folclore es una herramienta, un medio y no un fin»: Vives actúa mañana en el festival Noches del Botánico de la capital, donde desplegará el «imponente» show del «Vives Tour», que lo trae acompañado de una espectacular sección de vientos y un repertorio actualizado y renovado, «para celebrar dos décadas de comunión con mis fans españoles».




Ferran Adrià: «Admiro a Picasso como artista, no como persona»

Mon, 23 Jul 2018 00:44:26 GMT

Las contradicciones están presentes en la vida de los artistas y los genios. La vida de Picasso estuvo llena de ellas. Fue un gran artista y, sin embargo, no puede decirse lo mismo de su desempeño como padre o esposo. Ferran Adrià no tiene hijos y poco conocemos de su vida en pareja, pero conversar con él es una contradicción en sí misma. Para empezar, no se trata de una conversación, sino de un monólogo en el que, si se tiene suerte, el cocinero permite alguna que otra intervención. Durante el soliloquio, él mismo puede describir algo y, acto seguido, contradecirse, sin caer en la cuenta. Al hacerle notar la situación, Adrià sigue adelante, como si nada. Acompaña su intervención con dibujos que garabatea en un papel y que pueden ser tan incomprensibles como su discurso. Es lo que tienen los genios. Eso sí, para él, ni genio ni artista, aunque a nivel mundial se le reconozca como tal. En el caso de Picasso, su genialidad y naturaleza artística es innegable: basta con darse una vuelta por el museo que lleva su nombre en Barcelona y ver lo que hacía con la espina de un lenguado o con dos escurridores de pasta. En el caso de Adrià, que lleva más de diez exposiciones en distintos museos, el tema no está tan claro. Él insiste en llamarse creativo, pese a que al hacerlo utilice los mismos elementos que usa para describir a un artista; a Picasso, en este caso. «Alguien que abre caminos», apunta. «Lo que hacen los artistas y los creativos importantes es abrir camino, preguntarse qué es el arte; ya no crear obras de arte, sino preguntarse qué es el arte», añade después de varias idas y venidas. Al parecer, los caminos son importantes. «Admiro mucho de Picasso su profesionalidad, su búsqueda continua de que hay algo más, esta obsesión que tenía de reinventarse. Nosotros en El Bulli teníamos una continua búsqueda», comenta. Con todo, e incluso cuando parece que el chef se presta a la comparación, a Adrià este tema le cansa. Y, sin embargo, siempre le toca hablar de él, en especial cuando tiene que presentar una nueva exposición. Los artistas también se cansan de hablar de ello. ¿Qué pensaría Picasso si viera su lista de la compra en un museo? Seguramente, se daría media vuelta. El debate de qué es arte y qué debe estar (o no) en un museo no es nuevo. Y aquí Adrià no se corta. «Si soy artista o no, ¿qué diferencia hay? ¿Cuál es el concepto de artista? ¿Qué hace a alguien un artista? En el mundo de la restauración, la mayoría de la gente lo que hace es montar una empresa, aunque sea pequeñita, para ganar dinero, y después puede tener o no un componente artístico. Un artista de verdad quiere expresarse», continúa. «Steve Jobs fue un artistazo. La gente dirá que no lo fue porque tenía una empresa, pero, ¿y los caminos que abrió? Para mí, un artista de verdad es el que abre caminos», sigue. ¿En qué quedamos? «Yo soy creativo, en El Bulli éramos creativos. Hacíamos vanguardia, que es un nivel superior, no me escondo. Pero de ahí a llamarlo arte», puntualiza. ¡Ahora! «Lo importante no es si hacíamos arte o no, sino qué podemos aprender de la cocina en el mundo del arte y del mundo del arte en la cocina. En el mundo hay poquísimas personas que sepan quiénes son Richard Hamilton y Michel Bras, poquísimas. Casi no hay cocineros que sepan, aunque sea un poco, de arte», subraya. Paradojas culinarias Si Adrià es prolijo en contradicciones, el arte también tiene lo suyo. Para muestra, basta observar los bodegones y lienzos de Picasso, pintando langostas en épocas de penurias. Si tenemos en cuenta que las langostas no tenían el valor que tienen ahora, el tema cambia. Otra paradoja culinaria es que gracias a «la mili» Ferran Adrià llegó al Bulli. «Si no hubiera estado en la cocina de Capitanía General, no estaríamos hoy aquí», sentencia. Mucha de la vanguardia tecnológica surge de la investigación militar. Al parecer, la vanguardia culinaria también. «Ojalá no fuera así», dice. Pero así fue. Picasso, por su parte, eludió el servicio militar en 1902 gracias al pago de 2.000 pesetas. La discordancia no termina ahí. Hay que tener en cuenta que tanto el arte como la gastronomía hacen disfrutar a quienes las consumen, pero no necesariamente a quienes las producen. En los establecimientos de primer nivel, para Adrià, la gente que entra a trabajar, «va a morir, porque solo estará ahí tres meses de su vida». «Nosotros en El Bulli éramos muy serios, la exigencia era brutal, pero nunca sobrepasábamos el límite», profundiza. «Todos trabajábamos de 15 a 16 horas», apunta. La explotación en la hostelería «es un problema de la sociedad, no seamos hipócritas. Sentarse en una mesa y que te traigan una copa, es de millonario, es un lujo que no valoramos», agrega. Quizás por deformación profesional no duda en resaltar el trabajo arduo de Picasso. «Admiro sobre todo esa imagen de seriedad; es aproximada a lo que yo pienso, de ser serio a la hora de trabajar». Además de descansar lo justo, ambos han tenido a lo largo de su carrera una obsesión interesante por catalogar su proceso, como bien se puede ver en la muestra. Picasso fechaba sus obras, con día, mes y año, para que no hubiera duda de cuándo y en qué contexto fue pintada, así como de su evolución. Adrià, por su parte, ha sido «un obseso» con su proceso creativo. «El contexto es muy importante en el sistema que lleva de una idea hasta un resultado. Es la parte oscura, los detalles sobre cómo se ha hecho algo, dónde fue comprado el material... El proceso creativo no se puede entender. O te pones en su cabeza o no se entiende», explica. «Puedo vivir 50 años más» Como artista, Picasso iluminó al mundo entero con su obra, pero en su casa no siempre reinó la luz. «Lo admiro mucho como profesional, no como persona. Como persona me da igual, ni me planteo si tuvo una o dieciocho mujeres», dice. Los abusos íntimos del pintor no dejan de destaparse. La muestra «Gloria Picasso», presentada el año pasado en París, rozó el tema. Poco se habla también de abusos sexuales en la gastronomía española. «No he visto nada de esto», puntualiza Adrià. «En España no hemos visto ningún caso. Ahora, con las redes sociales, veo difícil (que no se sepa); lo de Estados Unidos ha sido demoledor», puntualiza. «Puede pasar, pero no lo he visto», matiza. Adrià se define como pragmático. Para él, los problemas no lo son hasta que tocan la salud de algún ser querido. «No acepto otros problemas. Si tengo un conflicto, que tengo cada día, lo ventilo rápido», agrega. Si los dilemas no le duran, ¿cuánto le duran las buenas botellas de vino en casa? «Depende, si es un Lafite del 53, igual más tiempo, aunque he aprendido también a bebérmelo, hay que disfrutar de la vida. Tengo 56 años y aún puedo vivir 50 más», fantasea. Picasso murió a los 91, pero, según su lista de la compra, poco vino y mucha agua mineral. «Yo no me quiero morir», dice Adrià. Quizás lo logre. Picasso sigue vivo, entre otras cosas, gracias a esa lista. De la lista de la compra al Bulli Desde finales de mayo y hasta el próximo 30 de septiembre, el Museo Picasso de la calle Montcada alberga una de las exposiciones más importantes del artista malagueño de los últimos tiempos. La cocina tira, y Picasso aún más: su museo es el más visitado de Barcelona desde hace un par de años. Si a la ecuación se suma a Ferran Adrià, el resultado es un «no va a más». Las filas de una de las calles más concurridas del barrio del Born son interminables. El director del museo y co-comisario de la muestra, Emmanuel Guigon, lleva varios años trabajando en esta exposición y su labor para lograr la colaboración entre museos es digna de admiración. Para esta exposición, ha traído obras de Picasso desde museos de Madrid, París, Sttutgart, Múnich y Nueva York, así como de varias colecciones privadas. También se ha utilizado, por supuesto, material del propio museo, como sus cerámicas. Es también gracias a él por lo que Adrià participa con una intervención en la Sala Mauri, nuevo espacio del museo dedicado al arte contemporáneo e inaugurado el año pasado. En él, Adrià explora su concepción sobre qué es la cocina, su camino creativo, así como la evolución culinaria de El Bulli, pero también de la humanidad. Entre genios, pequeñeces, las justas. Para Guigon, a Picasso lo rodeó la cocina desde sus inicios, cuando comenzó a hacer sus pinitos en la taberna de Els Quatre Gats de Barcelona o el cabaré Au Lapin Agile de Montmartre. Más adelante, frutas y alimentos varios poblaron sus bodegones. La muestra es un bocado suculento de la obra del pintor, desde los grabados que elaboró sentado en los mencionados cafetines, pasando por su lista de la compra o sus diálogos con la obra de Manet. La visita es imprescindible para seguidores de Picasso, de la gastronomía, de Ferran Adrià e incluso del «simple» arte de vivir.




Éxtasis en Santander con Diego Ventura y su caballo «Dólar»

Sun, 22 Jul 2018 23:54:51 GMT

El rejoneador Diego Ventura y su caballo Dólar pusieron este domingo en éxtasis los tendidos santanderinos de Cuatro Caminos tras el par de banderillas a dos manos sin cabezada, que fue la culminación de una importante labor al el quinto de Los Espartales, al que cortó las dos orejas. El sol iluminó, al fin, el inicio de la semana taurina del gris verano santanderino. La Banda Municipal aguardó hasta la tercera banderilla que colocó Sergio Galán a su primero para hacer sonar sus metales, como al compás del dormido toro de Los Espartales que abrió ciclo y plaza. De trote abúlico el animal, que se cayó además en un capotazo de un auxiliador. Galán, templado, no se apretó con él en los embroques. El cuarto, de anovillada expresión, tampoco colaboró, soso, siempre al trote, aplomado al final de su lidia. No tuvo suerte con su lote un Galán que tardó en conectar con el amable personal, que pidió y consiguió una oreja a pesar del pinchazo que precedió a un rejonazo de efecto fulminante. Restalló la tarde en cuanto Diego Ventura galopó a dos pistas sobre Nazarí frente a su primero. El ajuste, el temple, la cercanía entre los cercenados pitones del buen toro de Los Espartales, y el vientre y la grupa del caballo fueron totales. El público de Cuatro Caminos supo captar que aquello era toreo bueno. Templado. Mandón. En pie el personal. Una banderilla al quiebro en la mismísima puerta de chiqueros elevó aún más el mérito del quehacer. El punto de espectacularidad lo puso con Remate en banderillas cortas al violín. Llegó aplomado al tercio de muerte el burel. Ventura enterró medio rejón y desmontó para descabellar tres veces. Sorprendentemente, ni un pañuelo asomó por los graderíos para pedir el trofeo. Seis piruetas consecutivas de Importante en la cara del pesado quinto desataron la pasión. Demasiados kilos, 615, que le costó mover al toro. Ventura clavó los palitroques al estribo, con pureza y por derecho. Compuso un ponderado equilibrio entre buen hacer torero y doma que convenció a todos. El éxtasis llegó sobre Dólar. El jinete le quitó la cabezada para, de esta guisa, intentar un par de banderillas a dos manos. El toro, agarrado al piso en los medios, le obligó a cinco pasadas en falso. A la sexta fue la vencida, echando el caballo encima de su oponente y reuniendo el par tras el morrillo. Cumbre, refrendada con el rejón definitivo. Dos orejas. Le faltó celo al noble tercero, suelto de carnes, que se estrelló de salida en dos ocasiones contra los burladeros. Leonardo Hernández banderilleó con pureza sobre Sol. Los detalles de doma de cara a la galería con Xarope y el agarrarse a los pitones en carrusel conectaron mucho con el respetable. Lo pinchó. Nuevamente Sol y Xarope llevaron el peso de la lidia en el sexto, otro animal sin duración. Arrimó las cabalgaduras hasta que resultaron tropezadas Leonardo, que hizo un meritorio esfuerzo por no quedarse fuera de la nómina de triunfadores del festejo. No culminó con el acero.




Triple salida a hombros de Ponce, El Juli y Perera en Roquetas

Sun, 22 Jul 2018 23:45:48 GMT

Los diestros Enrique Ponce, El Juli y Miguel Ángel Perera salieron triunfadores en el cierre de la feria de Roquetas de Mar (Almería) tras imponerse a una corrida mansa y sin clase de Alcurrucén. Ponce sorteó en primer lugar un astado que desparramó la vista en la muleta, pero al que el valenciano que supo tapar los defectos con su consabida técnica, haciendo la faena a la par que al toro, pareció incluso noble al final, mas fue un espejismo que surgió de una muleta excepcional. El cuarto, manso y abanto en los primeros tercios, formó una capea en banderillas. Lo sobó Ponce hasta que el toro se quedó fijo en la muleta y dio paso a la sinfonía de toreo. Se relajó el de Chiva hasta llegar las poncinas finales. El premio de dos orejas fue justo y acorde a la emoción de los tendidos. El segundo de la tarde fue un precioso castaño, meano, corrido, girón, calcetero y facado. Preciosa lámina. No pasó ni una vez de verdad ante capote ni muleta alguna. Sin clase, parado, midiendo en cada trance la posición del Juli, que solo pudo torear de uno en uno y ayudándose con la espada para intentar sin éxito alargar la embestida. A mitad de los muletazos se paraba, o soltaba la cara, o juraba en hebreo. Tras una buena estocada un punto trasera el público, siempre amable, pidió una oreja, probablemente no de forma mayoritaria, pero el presidente la estimó. El quinto fue un "melocotón" acapachado que salió suelto de los capotes de los banderilleros y del propio matador. Muy agarrado al piso, el Juli tuvo que llegarle mucho con la muleta a la cara y provocar cada arrancada. Embestía a empellones el toro, que, sin embargo, jamás tocó la muleta del diestro. Faena meritoria inventada por el madrileño, que logró otro apéndice. El tercero, con muy poco desarrollo de pitones, no se empleó hasta un buen quite por chicuelinas y cordobinas de Perera, que desde el principio tuvo que invadir los terrenos del astado para robarle las tandas. Rompió la faena con un cambiado por la espalda ligado con un circular infinito. Malogró su faena con la espada, pero así y todo le dio para pasear un trofeo. Cerró la feria un toro con poca fijeza, desclasado y sin entrega. El menos lucido para los diestros, con el que bregó Perera sin lograr mayor lucimiento. El amable público lo premió con una oreja para salir a hombros y poner el broche a la tarde. Queda para la historia otra feria de Santa Ana en la que hay que destacar el público y la alegría con la que asisten a este oasis taurino de la parte media de la temporada como es Roquetas, que cada año hace el esfuerzo para programar una gran feria con carteles que hasta hace pocos años solo se encontraba en ciudades con tranvía. FICHA Toros de Alcurrucén, de correcto trapío para una plaza de tercera y de poco juego. El primero, sin fuerza ni codicia; el segundo desarrolló peligro; el tercero, noble y descastado; cuarto y quinto, mansos; y sin clase, el sexto. Enrique Ponce, de grana y oro: estocada trasera (oreja), y pinchazo y estocada (dos orejas tras aviso). Julián López "El Juli", de sangre de toro y oro: estocada trasera y descabello (oreja); y pinchazo y descabello (oreja). Miguel Ángel Perera, de gris perla y oro: pinchazo y otro hondo (oreja tras aviso); y estocada (oreja). En cuadrillas, Sergio Aguilar saludó tras banderillear al segundo. La plaza se llenó (sin llegar a colgarse el cartel de "no hay billetes") en una tarde de sofocante calor.




Feria de Valencia: la grata sorpresa de Diego San Román

Sun, 22 Jul 2018 23:37:28 GMT

El mexicano Diego San Román causó una gratísima impresión en la primera de la Feria de Julio de Valencia y cortó la única oreja. Los novillos de Zacarías Moreno estuvieron bien presentados, bravos en líneas generales con los caballos y de mucha nobleza no exenta de calidad en el último tercio aunque se apagaron antes de lo deseado. El quinto fue devuelto por cojo y sustituido por uno de Los Chospes, basto de hechuras, noble y sin calidad. Algo menos de media entrada registraron los tendidos de la plaza. Jesús Chover volvía a Valencia como triunfador de la pasada feria de Fallas y como tal no quiso dejarse nada por hacer. Pero quizás la presión hizo que los nervios le jugaran una mala pasada. No regateó esfuerzos con el capote ante sus dos novillos, mostrándose variado y valiente. Incomprensiblemente dejó que sus oponentes se dejaran media vida en el caballo, poniéndolos de largo y dejando que recibieran un excesivo castigo que propició que los dos llegaran muy al límite en el último tercio. A su primero aún le pudo sacar dos buenas series con la mano derecha, pero el resto de su quehacer fue diluyéndose conforme avanzaba su labor. A su segundo le ahogó sus nobles embestidas al ponerse demasiado cerca y abusar de los toque bruscos lo que terminó por descomponer mas la embestida del novillo. Desigual con la espada, oyó un aviso en el cuarto y sus dos trasteos fueron silenciados. Toñete tuvo un primer novillo con calidad y nobleza pero que llegó aplomado a la faena de muleta. El madrileño supo buscarle las vueltas en una labor de más a menos en la que desarrolló momentos de buen toreo, aunque el trasteo no terminó de coger vuelo. El quinto, un sobrero de Los Chospes feo de hechuras aún le regaló un puñado de embestidas por el pitón izquierdo sin terminar de humillar. Tardó en darse cuenta y para entonces el público apenas reaccionó. Saludó sendas ovaciones. El mexicano Diego San Román fue la grata sorpresa de la tarde. Ante sus dos novillos, además de demostrar un valor a prueba de bomba, dejó bien a las claras el excelente concepto que tiene del toreo. Su primera faena fue un poco irregular, pues alternó momentos más arrebatados, junto a otros de toreo muy caro. Los ayudados por alto de final de faena fueron auténticos carteles de toros. Al sexto lo toreó a placer con la mano izquierda, en unas series ligadas y templadísimas. Además, con el capote se mostró variado y muy templado ante sus dos novillos. El fallo con la espada ante su primero le privó de salir por la puerta grande. Saludos y oreja fue el balance de su actuación.




La noria de la Guerra Civil

Sun, 22 Jul 2018 23:30:14 GMT

Advirtió el escritor James Salter que solo permanece aquello que se escribe. Por muy increíble que parezca lo que se escriba. La siguiente historia fue narrada oralmente, sólo una vez en su vida, por mi padre. Como parece mentira y es verdad, la única forma de que sea verdad es dejándola escrita para que parezca mentira. Así, con el paso del tiempo parecerá mentira y se convertirá en verdad. Y será una mentira más, que es verdad, surgida de la despreciable Guerra Civil española, porque uno debe aprender de aquellas cosas que no se pueden cambiar. Aprender del paso insoslayable del tiempo. Del cúmulo de sombras que forman una vida. Aprender de la galería de voces que pueblan el eco de la memoria, pero no son la Historia. El 18 de julio de 1936 a mi padre y a sus dos hermanos varones la Guerra les comienza subidos en una monumental noria instalada en la calle de Felipe II, donde hoy está un edificio de El Corte Inglés, y se quedan allí, en lo más alto, mientras por Felipe II, Goya, Narváez, Torrijos, se ve correr a gentes, se oyen disparos y los gritos angustiados de los que huyen sin saber muy bien de qué. Uno no puede comenzar una sangrienta Guerra Civil en lo alto de una noria, inmovilizada porque el tipo que estaba a cargo, al escuchar los primeros disparos y contemplar el caos en las calles, había desaparecido, y dejado a su suerte a cuantos allí estaban. Y ahí, mi padre, Fernando, junto con sus hermanos, Ángel y Carlos, éste último el más avispado, quien al silbar de las balas, advirtió: «Al suelo, que tiran a dar». Pero, ¿a quién disparaban? A todos, y a ninguno, tal vez a los que se movieran. No es mal ejemplo de lo que la Guerra fue. Y allí permanecieron los tres, viendo cómo la infancia, para el más pequeño, y la adolescencia para los otros dos, desaparecía mientras contemplaban gentes caídas en las aceras, incendios en la lejanía. Los tres se asomaban en los límites de un miedo sin fin, pero también de un inesperado espectáculo gratuito ofrecido en el escenario de la vía pública. Durante cuatro horas, el ir y venir, las sirenas, las consignas, los grupos de civiles armados, los guardias de asalto incapaces de poner orden en el guirigay espeluznante que había comenzado, las milicias populares con sus monos caseros, fueron la película en relieve, sin pantalla, que presenciaron ensimismados y asustados, como fugaces espectadores. Asistieron con la sensación de que algo raro y tremendo ocurría, pero, al tiempo, con los ojos inyectados de asombro y curiosidad, de intriga y pavor. No sólo en la calle estaba el fatal espectáculo, también en los susurros, quejidos y llamadas de auxilio que lanzaban al aire de Madrid, desesperadamente, el resto de los cercados en sus cestas de la inmensa noria de la calle Felipe II. Según se contaron los tres hermanos, las horas transcurrieron como un relámpago, en un vértigo de imaginación y sospecha. Ni siquiera sabían si el tiempo pasaba, mientras la tarde, un caluroso julio madrileño, caía sin remisión hacia el lado del Palacio Real. La oscuridad le tendía la mano a un inquietante silencio. De pronto, los disparos cesaron, se volvió a ver a transeúntes que, ahora, sin el nerviosismo de unas horas antes, procuraban llegar a sus casas, recoger a los familiares que se refugiaron en algún portal o establecimiento. Y, de pronto, alguien, anónimo e invisible, tomó la manivela de la noria y comenzó a mover la gran rueda del sueño y, así, uno a uno, familia a familia, parejas de novios, grupos de amigos, los tres hermanos, lograron volver a pisar el suelo de la calle. Sin saber lo que se les venía encima. El comienzo de las mentiras creíbles y las verdades increíbles.




El Festival de Benicasim se rinde a los Pet Shop Boys

Sun, 22 Jul 2018 18:43:59 GMT

El Festival Internacional de Benicasim se rindió el sábado a los himnos dance incombustibles de los británicos Pet Shop Boys, que ofrecieron un show visual cargado de sonidos sin fecha de caducidad. Pese a la brecha generacional con la mayoría de los asistentes al FIB, Neil Francis Tennant y Christopher Sean Lowe, acompañados por su banda, consiguieron hacer bailar a un festival rendido al hedonismo y la fiesta en su tercera jornada. El dúo británico siempre ha navegado con solvencia el paisaje del pop bailable moderno con gracia e inteligencia y con su propio y reconocible sonido que el sábado agitó a Benicasim. Tras una aparición de los dos miembros del grupo con cascos, después de salir de una pantalla circular que iba girando, el espectáculo visual arrancó y dio paso –tras la caída del gran telón que tenían a sus espaldas– a la incorporación de los tres músicos que les acompañaban para complacer al público con éxitos como «The Pop Kids», «New York City Boy», «West End Girls», «It’s a Sin» o «Go West» para enfilar la recta final del show justo cuando empezaban a caer las primeras gotas de lluvia en Benicasim. «Domino Dancing» o «Always On My Mind» cerraron el espectáculo de los británicos con los coros de miles de personas. Ya con la llegada de The Kooks al escenario principal los fibers volvieron a abarrotar el recinto, ya con el cansancio visible en muchos que optaban por esperar sentados entre actuaciones. Optimismo El director del festival, Melvin Benn, dice «no tener miedo al futuro» a la hora de elegir los cabezas de cartel para el 25 aniversario, que se celebrará el próximo año, y añade que afronta la efeméride con «optimismo y determinación». Benn hizo estas declaraciones ayer en la rueda de prensa de balance del FIB 2018, que está recibiendo 40.000 asistentes diarios de media. Las cifras registradas este año, pese a ser ligeramente inferiores a las de 2017, constatan la solidez de la cita musical por la que este año han pasado cabezas de cartel como Pet Shop Boys, The Killers, Travis Scott o Liam Gallagher, que actuó anoche en la última jornada. Además de los 40.000 asistentes de media (48.000 el viernes con The Killers), Benn destaca los 650 empleos directos generados en la Comunidad Valenciana y los 700 periodistas de 400 medios de comunicación que han cubierto el FIB. En cuanto a la procedencia de los asistentes, el director asegura que un 55% proviene del extranjero y el 45% restante es público español. Actuaciones memorables Para Benn, una de las actuaciones más memorables de este FIB ha sido la de los escoceses Bell & Sebastian: «Son la segunda mejor cosa que ha dado Escocia después de sir Alex Ferguson». La tercera, dice, probablemente sean The Snuts, grupo que toco el viernes coincidiendo con The Killers en otro escenario menor y de los que dice que es «una de las mejores bandas de guitarras que ha escuchado». Preguntado por una posible «pérdida de cabezas de cartel» en la edición de este año en detrimento de otras citas musicales, Benn no cree que sea así: «Cada año tenemos que pensar qué es adecuado para la mezcla entre el público español y el británico e irlandés». El FIB 2019, comenta su director, «debe ser válido y relevante para la gente joven que quiera venir, no porque sea el 25 aniversario sino porque la música sea buena». Sobre la próxima edición anuncia que podría incluir una fiesta en la playa el lunes, pero no adelanta ningún nombre para el cartel. Lo que sí asegura es que Oasis, en caso de que los hermanos Gallagher decidieran reunirse, no estará en el FIB 2019.




Una vaquilla propina una grave cornada a un hombre en Teruel

Sun, 22 Jul 2018 18:13:06 GMT

Un hombre de 39 años resultó herido de gravedad al ser corneado por una vaquilla en el transcurso de los festejos taurinos de la localidad turolense de Allepuz. El herido, identificado como R.N.A. y vecino de Barcelona, fue trasladado al hopital Obispo Polando de Teruel, donde fue intervenido. El suceso ocurrió alrededor de las 19.00 horas dentro del recinto habilitado en la localidad para la suelta de las reses. Según informan fuentes del Gobierno de Aragón, el herido evoluciona favorablemente y podría abandonar el hospital este lunes, informa Efe. No es el único herido este mes en un festejo popular. Hace una semana, el torero colombiano Guerrita Chico resultó herido en las fiestas de San Buenaventura de Moraleja (Cáceres), donde actuaba como director de lidia. Guerrita fue atendido de una cornada de 20 centímetros en la suelta de reses en la citada localidad extremeña. Así rezaba el parte médico del espada: «Herida por asta de toro a nivel de pierna izquierda con trayectoria ascendente de 20 centímetros, que atraviesa musculatura, vasto interno y abductor mayor y que, en profundidad, produce contusión en el paquete vascular femoral y arrancamiento de la vena safena interna. Otra trayectoria descedente de 8 centímetros hacia el pie, que diseca tejido subcutáneo».




Muere María Dolores Gispert, la voz en español de Whoppi Goldberg y Pippi Calzaslargas

Sun, 22 Jul 2018 17:24:22 GMT

La dobladora María Dolores Gispert, que puso voz a actrices como Whoppi Goldberg o Kathy Bates en el cine y a personajes de televisión tan inolvidables como Pippi Calzaslargas, ha fallecido a los 84 años, según informa el sindicato de artistas de doblaje de Madrid (ADOMA) en Twitter. «Nos informan del fallecimiento de María Dolores Gispert. Queremos hacer llegar todo nuestro afecto a familiares, compañeros y amigos. DEP», señala el mensaje. Gispert se dio a conocer como locutora en Radio Barcelona para después iniciarse en el doblaje de películas a mitad de los años cuarenta. La catalana, que provenía de familia de artistas, participó en cintas míticas como «Irma la dulce», «Bonnie & Clyde» o «Duelo a muerte en OK Corral», y también dobló a una de las replicantes de «Blade Runner», interpretada por Joanna Cassidy. Prestó su voz también a divas de Hollywood como Carol Lombard y Darlene Love. También fue directora de rodaje, tarea que desempeñó simultaneando la tarea de poner voz a Whoopi Goldberg en «El color púrpura»; también dirigió los trabajos de doblaje en «La lista de Schindler». Según ElDoblaje.com, la artista prestó su voz a Goldberg en 51 de sus películas y también se encargó de doblar a Kathy Bates en otras cinco ocasiones, en cintas tan recordadas como «Titanic».




Flandes abronca a Facebook por censurar a sus grandes artistas

Sun, 22 Jul 2018 17:12:59 GMT

La organización de promoción del turismo en Flandes ha enviado una carta al consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, para pedirle que deje de censurar las obras que contienen desnudos de pintores como Rubens. La región belga se ha propuesto utilizar a sus grandes maestros de la pintura, como el mencionado Rubens, Bruegel o Jan van Eyck, como gancho para atraer hasta 2020 tres millones de turistas utilizando también Facebook como plataforma de promoción. Sin embargo, la red social censura las obras que contienen desnudos o semidesnudos, la última, el «Descendimiento de la cruz», de Rubens, pintura en la que Cristo aparece desnudo salvo por una tela que cubre sus partes íntimas, según denunció la organización. «Nos hemos dado cuenta de que Facebook constantemente rechaza las obras de arte de nuestro amado Peter Paul Rubens. Aunque secretamente tenemos que reírnos de ello, su censura cultural está haciéndonos la vida bastante difícil», dice la misiva enviada a Zuckerberg. La carta, firmada por distintos organismos de promoción del turismo, museos y catedráticos de Arte de Flandes, pide al empresario estadounidense una reunión para ver cómo podrían utilizar la red social para promocionarse sin sufrir el bloqueo. Además, Tourism Flandes, ha lanzado una campaña para denunciar esta práctica con un vídeo en el que los vigilantes de seguridad de la Casa Museo de Rubens, en Amberes, obligan a los visitantes que tienen una cuenta en una red social a dejar de contemplar las pinturas de desnudos, mientras que permiten hacerlo a aquellos que no la tienen. «¿Tiene alguna cuenta en redes sociales? Entonces tengo que protegerle del desnudo, aunque sea artístico por naturaleza», dice el personal de seguridad a los perplejos visitantes en un vídeo titulado «Pinturas de Rubens del Siglo XVI contra regulaciones de redes sociales del siglo XXI». Críticas No es la primera vez que Facebook es blanco de críticas por censurar obras artísticas y, de hecho, la empresa tuvo que disculparse en marzo tras censurar y calificar de «peligrosamente pornográfica» la imagen de la «Venus de Willendorf», una figura de hace 30.000 años que representa a una mujer desnuda. «Si no hay respeto por la libertad artística, o por el modo en que se ha lidiado con los cuerpos humanos en los últimos cinco siglos, ha llegado el momento de hacer sonar las alarmas», dijo a la televisión flamenca VRT el director de Tourism Flanders, Peter De Wilde, quien señala que la queja de los museos flamencos no responde solo a intereses comerciales. Para el director del museo Casa de Rubens, esta censura «muestra poco conocimiento del arte antiguo», ya que desde tiempos de romanos y egipcios, hasta las épocas renacentista y barroca, el arte en occidente de ha caracterizado «por dioses, diosas y figuras mitológicas desnudas».




Álex Chico: «La escritura es una consecuencia radical de la lectura»

Sun, 22 Jul 2018 01:22:54 GMT

¿Cuáles son sus intereses como escritor? Intento generar una escritura que sea capaz de nutrirse de varios géneros literarios, desde la poesía hasta la crónica, la novela, el diario o el ensayo. Que aúne todas las voces narrativas posibles y que no solo se perciba desde un único ángulo. Me interesa que un mismo suceso pueda desplegarse en múltiples direcciones, como una realidad disparada o un «realismo expandido», por citar un término de Bachelard. En el fondo, todo consiste en esto: en seguirle la pista a un escenario o a un personaje hasta sus últimas consecuencias. Hay un momento en que la realidad se bifurca tantas veces que es imposible averiguar hacia qué lugar nos conduce. ¿Y como lector? Creo que la escritura es una consecuencia radical de la lectura. Todo lo que antes mencionaba parte de una lectura previa, de un interés por esos libros a medio camino entre muchas cosas. Autores a los que no les asuste la digresión, por ejemplo, y que no teman en qué sección de una librería coloquen su libro. Todo lo contrario: que esa indefinición sea un estímulo para seguir saltando de balda en balda. Un tipo de literatura híbrida que consiga envolver al lector desde diferentes perspectivas. ¿Sobre qué temas suele escribir? Mi gran tema hasta el momento es el del lugar. Me interesa muchísimo abordar los espacios, porque en ellos reside una forma de ser que nos configura y que, de alguna manera, nos trasforma en lo que somos. Hablo de ciudades o pueblos, pero también de la habitación donde escribimos o de estancias de paso. Me atrae la relación que se establece entre el territorio y quien lo habita durante una noche o durante toda su vida. En mi último libro, «Un final para Benjamin Walter», además del tema del lugar, me planteo de qué forma el pasado incide en la actualidad, en qué medida lo que sucedió hace mucho tiempo puede tener algún tipo de correlación con nuestro propio presente. ¿Dónde ha publicado hasta el momento? En varios lugares: en la Editora Regional de Extremadura, De la luna libros, Isla de Siltolá, Libros en su tinta, Andesgraund (una pequeña editorial chilena) y en Candaya, donde ha aparecido mi último libro, algo que me alegra, porque siempre había querido publicar allí. ¿Con cuáles de sus «criaturas» se queda? Con «Un final para Benjamin Walter». No temo ser injusto, porque tengo la sensación de que en él he tratado de volcar buena parte de mis libros anteriores. El tema del pasado y el presente, del lugar, del personaje difuso, de la realidad disparada, de la mezcla de géneros… Supo que se dedicaría a esto desde el momento en que… Tal vez cuando supe que había experiencias en mi vida que no podría explicar de otra manera. Creo que la escritura me ayudó a interiorizar algunas cosas que me habían marcado: el desplazamiento, la emigración, la memoria, la relación con lo que me rodea. Por citar un momento más concreto, supe que me dedicaría a esto gracias a las Aulas de Literatura que se llevaban a cabo en Extremadura. Afortunadamente, aún continúan funcionando. Para mí fue fundamental charlar con los autores invitados a esos ciclos. Pocas veces tenía esa oportunidad viviendo en Plasencia. ¿Cómo se mueve en redes sociales? Lo justo y no sé si necesario. A veces sospecho que debería moverme más y mejor. En otras ocasiones creo que invierto demasiado tiempo. ¿Qué perfiles tiene? Facebook. Y ya. ¿Cuenta con un blog personal? Sí, aunque antes lo usaba mucho más. Se llama Isla de Elca, en homenaje al poeta Francisco Brines. ¿Qué otras actividades relacionadas con la literatura practica? Formo parte del consejo de redacción de la revista «Quimera», algo que me enriquece por muchos motivos, sobre todo por las charlas que mantenemos los cuatro que formamos el equipo: Fernando Clemot, Ginés S. Cutillas y Jordi Gol, amigos escritores de los que no he dejado de aprender. También doy clases de lengua y literatura en un instituto de secundaria de El Prat, al lado de Barcelona. ¿Forma parte de algún colectivo/asociación/club? No, que yo sepa. ¿En qué está trabajando justamente ahora? Estoy con una nueva novela de ensayo ficción, en la que trato de abordar el tema del lugar a partir de la emigración española de los años sesenta y setenta. Parto de alguien a quien no conocí, mi abuelo, y me desplazo a los lugares por los que pasó: la Vega de Granada, Bousbecque (un minúsculo pueblo de la frontera entre Francia y Bélgica) y Barcelona. Como en «Un final para Benjamin Walter», me está ayudando a comprender un poco mejor el presente que me ha tocado vivir. ¿Cuáles son sus referentes? En poesía, siempre me he sentido muy próximo a tres autores extremeños: Álvaro Valverde, Basilio Sánchez y Ángel Campos Pámpano. Después, he sumado a otros escritores que me interesan por motivos diversos: Walter Benjamin, Siri Husvedt, Wisława Szymborska, Enrique Vila-Matas, Charles Simic, Javier Cercas, Elizabeth Bishop, Vicente Valero, Ramón Andrés, Georges Perec, Jordi Doce o Adam Zagajewsi. De entre todos, creo que me quedaría con dos, que para mí son fundamentales para entender cómo y por qué escribo: W. G. Sebald y Patrick Modiano. ¿Y a qué otros colegas de generación (o no) destacaría? Hay autores de mi generación, o de una generación muy próxima a la mía, que se ocupan de muchos de los temas que más me interesan, y lo hacen expandiendo su escritura sin encorsetarla en un molde fijo, preestablecido, con propuestas de lectura muy distintas. Pienso en Sergio del Molino, Luis Bagué, Mario Martín Gijón, Jordi Carrión, Javier Morales o Sergi Bellver, por citar unos cuantos nombres que abren nuevas posibilidades al ensayo español. También destacaría una novela que me parece magnífica: «Tener una vida», de Daniel Jándula. ¿Qué es lo que aporta de nuevo a un ámbito tan saturado como el literario? Más que una aportación, que me parece tal vez desmesurado, sí diría una apuesta persistente en algo que ya existía, aunque tuviera otros nombres y que yo llamo, con mayor o menor acierto, novelas de ensayo ficción. Es decir, algo voluble, heterogéneo, híbrido, a medio camino entre varios géneros, que busque más la verosimilitud que la verdad y que aborde la ficción a través de las posibilidades narrativas que nos ofrecen las hipótesis, suposiciones, probabilidades, conjeturas o palpitaciones, con la imaginación como motor que accione la escritura y dispare la realidad hacia múltiples lados. ¿Qué es lo más raro que ha tenido que hacer como escritor para sobrevivir? Cuando vivía en Granada tuve que hacer de lector en un bar, literalmente. Quitaban la música y sólo se me oía a mí, de fondo. No podía recitar muy alto, únicamente con un hilo de voz muy tenue que, según me indicó el propietario, consiguiera crear ambiente al local. Así me pasaba varias horas, recitando en una pequeña tarima, aunque no hubiera gente. A veces entraban los clientes y se espantaban al ver a un tío solo, leyendo para nadie. Un cuento en un tuit: «Antes de comenzar, autor y personaje se desearon suerte».




Madrid, el nocivo edén

Sun, 22 Jul 2018 01:22:14 GMT

Naturalmente, Madrid es un modo de meterse las manos en los bolsillos, que arriesgara el clásico, entre la chulería del aforismo y la sapiencia del vagabundeo. Madrid es, en efecto, una manera otra, y por supuesto un género literario. Uno tiene fascinación por la Gran Vía, que es el éxtasis del nocivo edén de esta ciudad. La Gran Vía es el libro bullente y mayor de Madrid, y puede uno hacer la vida que quiera sin salir de esa gran calle. Hay siempre un ir y venir de enredo tribal, de marabunta hablante, de vivaqueo cosmopolita, con lo que la calle es insomne desde siempre, y tiene susto contra la rutina. Madrid es maldecir Madrid, cuando uno regresa de la playa. Madrid es amar Madrid, cuando uno regresa de otra playa. Se cumple siempre el lema insuperable de Muñoz Molina, a propósito de esta ciudad: «A Madrid le puedes echar la culpa de todo». Claro que hemos maldecido alguna vez la ciudad, pero hay que reverenciar a Madrid, que es noble y sucio, y hasta un poco moro, según el diagnóstico de Gómez de la Serna, aún vigente. Fue el propio Gómez de la Serna quien señaló el mes de agosto como mejor mes de Madrid, pero el gentío hace el hatillo, porque aquí no hay playa, y porque no hay quien aguante un agosto en Madrid, cuando lo que no hay quien aguante, casi, es un agosto sin Madrid. Todo resuelto Las tiendas de gafas de futbolista han tumbado los cines de Gran Vía, pero la Gran Vía es aún la Gran Vía, donde lo tienes todo resuelto, a cualquier deshora, desde la compra de un fular al alterne con valquirias solitarias, en cafés como museos, empezando o acabando por Chicote, que no es la guarida de los dulces peligros de antaño, pero aún seduce. La Gran Vía es el libro bullente de Madrid, y puede uno hacer la vida sin salir de esa calle En Madrid empieza a cada rato una novela, sólo que a veces la novela nos incluye, y a veces no. A Madrid regresamos con cabreo, pero también puede volverse con el asombro apasionado del peatonaje cualquiera, bajo la ilusión siempre pendiente de hacer todo el picnic de tapeo de la Cava Baja, o Alta, o de irse, quizá, al Bernabéu, porque el Real Madrid alivia la melancolía de los domingos. Tenemos Madrid pendiente, pero Madrid no es un cabreo, sino un «show». Ahí está el Joy Eslava, para maniquíes equívocas y ligones de catálogo, y luego tenemos los desmontes de la Ciudad Universitaria, donde juegan al amor las ninfas de botellón. Entre una cosa y la otra está la Puerta del Sol, donde el personal hace cola para un «selfie» en la baldosa del kilómetro cero, y se cita a la sombra del Oso y el Madroño, para cumplir un adiós, o una bienvenida. El Oso y el Madroño están ahí, de testigos de estatua, viendo cómo la gente se anuda o se separa, viendo cómo la Puerta del Sol es un puerto con reloj de campanario, donde van y vienen las gentes en el ceremonial emocionante de conocerse o despedirse. Lo que pasa con Madrid es que Madrid no nos deja ver Madrid. Los castizos tenemos que viajar más a Madrid, que queda tan lejos, estando tan cerca. Sabina lo dejó dicho para siempre: «En Madrid, un atasco a mediodía es una putada. Pero de madrugada, un atasco es poesía». Pues eso.




Nueva York, elogio de la desmesura

Sun, 22 Jul 2018 01:21:55 GMT

Nueva York no deja a nadie indiferente. Como todas las megalópolis, es u na y varias ciudades a la vez. Cada cual encuentra la suya, desde el visitante que disfruta de la extensa oferta cultural hasta los turistas que deambulan haciendo «»shopping en la capital comercial de los Estados Unidos -que es como decir del mundo-, desde hombres de negocio a la caza de oportunidades que solo aquí se dan, hasta científicos en busca de innovación, artistas ávidos de inspiración... Más que visitar Nueva York, cada uno hace la experiencia de la ciudad, según sus intereses particulares o según le venga. A lo que todos reaccionan es a la belleza de la ciudad. No conozco a nadie que no le haya impresionado la arquitectura. El «skyline» es tan único y extraordinario que las demás ciudades del mundo siguen copiándolo desde hace siglo y medio. A pesar de haber sufrido los embates del terrorismo y de la vorágine inmobiliaria, Nueva York se reinventa constantemente para seguir siendo fiel a sí misma. A su grandeza, a su desmesura y a su cosmopolitismo. Es siempre distinta y siempre igual. Cambia, pero la esencia y el carácter permanecen. Palabras de amor Pocos saben que un español, Rafael Guastavino , dejó una impronta en Manhattan que ha sobrevivido hasta hoy. Lo descubrí comiendo en uno de mis lugares favoritos, el Oyster Bar, en Grand Central Station, un espacio formado por grandes cúpulas forradas de azulejos. El local, íntimo y grandioso a la vez, fue concebido y construido por los Guastavino, padre e hijo. Es un lugar conocido por sus ostras, pero sobre todo por la magia del sonido. Desde esquinas opuestas, las parejas de Nueva York llevan más de cien años susurrándose palabras de amor, y el sonido, por encima de los techos abovedados, les llega tan nítido que les parece un milagro. Siempre distinta y siempre igual, su «skyline» es tan único que las demás siguen copiándolo Guastavino era un valenciano que llegó en 1881 con su hijo de 10 años. No hablaba una palabra de inglés, pero traía un capital único, una patente para construir edificios ignífugos basada en un tipo tradicional de construcción mediterránea a base de arcos y bóvedas. Su talento no tardó en ser reconocido y, poco a poco, los grandes arquitectos de Nueva York lo fueron llamando para que participase en más de doscientos proyectos, solo en Manhattan. La cúpula central de la Catedral de St-John-the-Divine, la mayor del mundo, es obra de los Guastavino. La estación original Penn Station también. El gran «hall» de Ellis Island, que fue testigo de la llegada de tantos y tantos inmigrantes, es otro espacio imponente que lleva su firma. En su próxima visita a la gran manzana, les aconsejo encarecidamente que visiten su obra maestra, que está escondida: la estación de metro de City Hall, cerrada al público. Se puede visitar bajo petición al MTA Transit Museum, que organiza «tours puntuales». Es una auténtica joya arquitectónica, una bóveda forrada de azulejos con grandes vidrieras en el techo. En esta ciudad donde todo se renueva sin cesar, permanecen las obras de los Guastavino, auténticos rincones de belleza. ¿Recuerdan aquel puente donde, en la película «Manhattan», Woody Allen contempla el amanecer sentado en un banco junto a Diane Keaton? Es el Queensboro bridge, cuya parte abovedada fue también diseño suyo.




Metrópolis escritas, evocadas, soñadas

Sun, 22 Jul 2018 01:21:38 GMT

Javier Reverte atiende el teléfono móvil mientras pasea por los pinares de Valsaín (Segovia), el territorio de su infancia, lejos de cualquiera de los paisajes urbanos que han inspirado algunos de sus libros. Elegir, de repente, una de esas ciudades mientras escucha el rumor del río Eresma no parece lo más apropiado, pero Reverte no duda: Roma. «Es una ciudad de una inmensa belleza, con un centro histórico pequeño y asequible, ideal para pasear, con tesoros artísticos muy bien integrados, algunos ocultos en pequeñas iglesias, y una gente muy relajada a la que le gusta exhibir su encanto personal», comenta. Este viajero impenitente redescubrió Roma -incluyendo la pasta- mientras vivió allí tres meses preparando su libro Un otoño romano , un canto de amor a la Ciudad Eterna. Ya no se sintió un turista más coleccionando postales de venerables piedras. El mediodía europeo mantiene intacta su fascinación para la mayoría de los escritores y artistas a los que hemos consultado. Y luego está Nueva York, claro, y Londres. Los caminos que les condujeron a cada ciudad son dispares. «La luz atlántica», dice Carlos Urroz, director de ARCO, que viaja a menudo a la capital portuguesa por motivos de trabajo (la edición lisboeta de ARCO). «Un encanto sin retoques», añade. «Pessoa, Saramago, la Fundación Gulbenkian... Lisboa es una ciudad con una pujante vida cultural que, además, tiene mar, algo que echamos de menos los madrileños». Se le perdona todo Madrid no tendrá playa, pero es la ciudad favorita (y natal) del dramaturgo Ernesto Caballero. «Como decía Ramón, es la ciudad más difícil de conocer del mundo: mágica, castiza, surrealista, ilustrada, cateta, cosmopolita, socarrona, envidiada, anhelada, dinámica, improvisada, recóndita, callejera… A diferencia de la mayoría de las ciudades, ignora el concepto de forastero: para ser de Madrid sólo hay que estar en Madrid. Suple la carencia de mar con unos celajes indescriptibles mezcla de Velázquez, Tiepolo y telones de teatro de variedades. Sus desmanes urbanísticos terminan, con el tiempo, teniendo cierta gracia. Se le perdona todo, incluso su compulsiva adicción al ruido… Ah, y en agosto es Baden-Baden». «Es abierta y acogedora. Nadie se siente extranjero ni sobra nadie, algo que sé por experiencia personal», confiesa la fotógrafa barcelonesa Isabel Muñoz. «Me gustan mucho París y Nueva York, pero si tengo que decantarme por una, es por Madrid. Siempre hay algo que hacer y ofrece una magnífica oferta cultural». El escritor asturiano Ricardo Menéndez Salmón añade una evocación poética a su elección: Venecia. «La sección protestante del cementerio de San Michele acoge la tumba de Joseph Brodsky. Nacido en San Petersburgo en 1940, el autor de Marca de agua, uno de los más reveladores textos escritos a propósito de la Laguna, pasó buena parte de su vida en Nueva York, pero pidió ser enterrado en La Serenísima. En su tumba hay cigarrillos, flores, whisky. Y cierta confiada admonición: Letum non omnia finit (La muerte no acaba con todo). Empleando la imagen de un trayecto nocturno en barco, Brodsky concluyó que la pérdida del rumbo no es sólo una categoría náutica, sino psicológica. Nada mejor para enfrentar la experiencia veneciana. Porque en esta ciudad, como en ninguna otra, perderse significa un beneficio, la garantía para el hallazgo. Al final de cada extravío siempre se encontrará algo que atesora la clave de la belleza: cariátides insolentes, balcones sobre el agua, ropa tendida como viejas banderas que ondean al viento de la Historia». A veces, esa remembranza puede conducirnos a un pasado mítico. «Una noche de diciembre, mi amigo Des O’Byrne me llevó en coche a Roosevelt Island, en el East River de Nueva York», recuerda el escritor mallorquín Eduardo Jordá. «Hacía mucho frío y no se veía a nadie. Pero allá delante, resplandeciendo en el aire helado, se veía medio Manhattan: miles de joyas, miles de corazones palpitantes, miles de ventanas iluminadas que alumbraban el infinito. Aquella noche pensé que Nueva York era la ciudad que más amaba. Pero un segundo después recordé una pequeña ciudad mediterránea que no tenía rascacielos iluminados. Recordé las calles empedradas, los gritos de los vendedores de lotería, el lento trote de los coches de caballos. Recordé a mi abuelo saludando con el sombrero al conde de Savellà en la misma calle Savellà. Recordé la playa en la que George Best había jugado un partido de fútbol con Jimi Hendrix. Recordé el puerto y los trasatlánticos que hacían sonar las sirenas. Y de pronto recordé que esa ciudad, Palma, ya no existía. Pero esa ciudad que no existía era la más hermosa del mundo». Nueva York, sin marcha atrás, es la favorita de Guillermo Solana, director artístico del Museo Thyssen. Un plan soñado: «Te pasas medio día en el Met y aún te da tiempo a ver la Frick Collection y la Morgan Library. Incluso a dar un paseo por Central Park. Después, bajas la Quinta Avenida y pasas una hora en la librería Strand. Luego, las hamburguesas y la cerveza de Heartland Brewery, al pie del Empire State. Y terminas en un musical de Broadway». Londres vampírico Para el presentador y escritor Boris Izaguirre, «Londres está en mi corazón, mi cabeza, mis ojos, dentro de mi nariz, atrapada en mis puños. Es una ciudad muy antigua, con vestigios romanos pero también con vampiros mezclados entre sus habitantes. De hecho, el mismísimo conde Drácula se traslada de Transilvania a una vieja abadía en las cercanías de Londres. Si algún día se encuentra cerca del Chelsea Hospital podrá ver la casa donde Bram Stoker creó su obra maestra. Posee uno de los magnolios más esplendorosos de la ciudad y desde la ventana superior se disfruta del edificio que alberga el hospital. Ese punto lúgubre y urbano ejemplifica mi amor por Londres». A veces, un nombre inesperado, casi excéntrico. Arequipa. «Es la ciudad mágica de Perú. Asombra su belleza y su paz inspiradora», señala Carlos Sobera, actor, presentador de televisión y empresario teatral. «Hecha de sillar, piedra blanca que le da su sobrenombre, la ciudad blanca, resplandece frente al imponente volcán El Misti. Allí se conjuga la fuerza de la cultura inca con la huella de una España secular con un resultado brillante. El convento de Santa Catalina es la guinda. ¡En su claustro aún es posible hoy hablar con Dios!». «Sao Paulo desde el Copan», fotografía de José Manuel BallesterEl Sao Paulo de Ballester «He tenido la fortuna de conocer muchas ciudades. Grandes, pequeñas, limpias, sucias, caóticas, señoriales, orgullosas, discretas, malogradas», confiesa José Manuel Ballester, Premio Nacional de Fotografía. «Cada viaje se superpone sobre los anteriores como episodios que se apilan en la memoria. La ciudad que veo ahora con más claridad es Sao Paulo. Me recuerda mucho a Madrid. Con barrios como piezas de un complejo puzle. Llena de sorpresas y con un gran patrimonio cultural que, en ocasiones, es muy apreciado, y en otras descuidado. Tierra de nadie. Abierta pero también dura y desgarradora, con gente que puede ser afable y solidaria, y también cruel. Con vocación cosmopolita pero con hábitos de ciudades de provincias. Se enfrenta a sobrepoblación, contaminación, inseguridad... Una ciudad sobredimensionada que quizás anticipa el destino de Madrid».




Prosiguen los sorprendentes descubrimientos en Pompeya

Sun, 22 Jul 2018 01:12:43 GMT

Pompeya continua ofreciéndonos cada día sorpresas y maravillas arqueológicas de su vida cotidiana de hace dos mil años. Investigadores y apasionados de arqueología se están quedando con la boca abierta ante los continuos descubrimientos que aparecen en la Región V de Pompeya, un barrio situado al norte de la antigua ciudad romana, que estaba sin excavar desde la trágica erupción del Vesubio en el año 79 d. C. La zona comenzó a explorarse hace tan solo unos meses y están surgiendo casas con frescos, esculturas, ánforas, preciosos objetos, monedas e inscripciones. Algunas frases escritas en los muros externos de los edificios y con letras negras y rojas son claramente electorales. En una de ellas puede leerse: «Por favor elegir a Elvio Sabino como edil, digno del Estado, uno bueno». El director general del Parque Arqueológico de Pompeya, Massimo Osanna, comparte a menudo en las redes sociales algunas de las imágenes que han aparecido en los últimos días. Es el caso de un larario f amiliar, el lugar destinado en cada casa para adorar a los lares, es decir, los dioses a los que rendían honores los antiguos romanos. En esta zona de excavaciones se dio a conocer también a finales de mayo un descubrimiento excepcional: se encontró el esqueleto de un hombre de unos 35 años que murió mientras huía, mirando al Vesubio, golpeado por una imponente roca de unos 300 kilos. Massimo Osanna declaró al comienzo de las excavaciones en la Región V que preveían realizar «grandes descubrimientos». Ese sueño se está haciendo cada día realidad y Pompeya regala nuevas emociones gracias también a las nuevas tecnologías. Hoy los arqueólogos trabajan con drones, láser y realidad virtual y se hace investigación mediante un equipo interdisciplinar, en el que hay también vulcanólogos, paleontólogos y antropólogos. «Este trabajo constante entre profesionales de diversas especialidades está permitiendo documentar cada fase de las excavaciones y nos permitirá comprender todos los aspectos de la vida y costumbre de los habitantes de Pompeya», manifestó el director del Parque Arqueológico. En definitiva, 270 años después de los primeros descubrimientos fortuitos de la ciudad sepultada por la erupción del Vesubio, Pompeya continúa desvelando sorpresas.




Alomogávares, hombres de frontera

Sun, 22 Jul 2018 01:12:29 GMT

Mi novela «El mercenario de Granada» está ambientada durante la conquista del reino nazarí de Granada por los Reyes Católicos que remató la lucha de ocho siglos por recuperar la península ibérica invadida en el 711 por el islam. En este trabajo, examinaremos la guerra fronteriza que constituye el trasfondo de la narración. Moros y cristianos contaban con guerreros profesionales, los almogávares (sin relación alguna con los homónimos aragoneses) que habían hecho un modo de vida de ese conflicto latente. Esta guerra de baja intensidad o guerra «a hurto» no comportaba ruptura de treguas. El cronista Alfonso de Palencia, en su «Guerra de Granada», cuenta: «A moros y cristianos de esta región, por inveteradas leyes de guerra, les es permitido tomar represalias de cualquier violencia cometida por el contrario, siempre que los adalides no ostenten insignias bélicas (estandartes y banderas), que no se convoque a la hueste a son de trompeta y que no se armen tiendas, sino que todo se haga tumultuaria y repentinamente». Algarada La guerra a hurto se manifestaba en la algarada o cabalgada, una expedición de saqueo y castigo que solía practicarse en primavera u otoño, con unas docenas de almogávares que penetraban en territorio enemigo, saqueaban un lugar determinado y regresaban a su lado de la frontera antes de que el adversario intentara cortarles el paso (a esa acción se llamaba «atajar»). El recuerdo de las algaradas dejó su impronta en el romancero: Caballeros de Moclín/ peones de Colomera] entrado habían en acuerdo/ en su consejada negra] a los campos de Alcalá /donde irían a hacer presa,] allá la van a hacer /a esos molinos de Huelma...] Los cristianos también algareaban, como atestigua otro romance: Día era de San Antón/ ese santo señalado] cuando salen de Jaén/ cuatrocientos hijosdalgo] y de Úbeda y Baeza/ se salían otros tantos] mozos deseosos de honra/ y los más enamorados] en brazos de sus amigas/ van todos juramentados] de no volver a Jaén/ sin dar moro en aguinaldo] Aquella guerra intermitente, con sus menudos lances, trabajos y cuidados, se describe en una carta de la frontera de Granada fechada en 1409: «Los moros son astutos en la guerra y diligentes en ella. Conocen en qué momento y lugar se debe poner la guarda, dónde conviene el escucha, a dónde es necesario el atalaya, por dónde se hará el atajo más seguro. Descubre al espía; sabe espiar. Sabe interpretar si una polvareda es de infantería o de caballería o de ganado y la distingue del simple torbellino levantado por el viento. Sabe diferenciar el humo de carboneros de la ahumada de señales y el fuego de la almenara con que dan alarma los atalayas, de la simple candela de los pastores. Sabe distinguir el ataque de distracción del verdadero. Sabe seguir un rastro y deducir qué gente lo deja y, cuando se confunde, cuál hay que seguir. Sabe encontrar los vados y arreglarlos o estropearlos según convenga. Y guía a la hueste y le busca pastos y aguas y lugares convenientes para montar el campamento». Los reyes cristianos concedían ventajas fiscales a la gente que repoblaba las tierras arrebatadas al moro, aunque la contrapartida era defenderlas y defenderse de las incursiones enemigas. Algunos pobladores de humilde condición podían ascender a caballeros de cuantía si eran capaces de costear el caballo y las armas del caballero. Incluso existía la categoría de caballero encabalgado, cuando un simple peón descabalgaba a un jinete moro, le arrebataba la montura y aceptaba la vida y las obligaciones de un caballero (incluida la más gravosa que era mantener al caballo). La frontera era así de brutal, en un lado o en otro, y sin embargo esa crueldad era compatible, a veces, con sentimientos de admiración recíproca y con conductas caballerescas. Esta cortesía ocasional nacía en medio de la natural desconfianza porque el moro se presenta siempre como alevoso y traidor. Uno de los cristianos sitiados en Priego en 1409 escribe: «Los moros son de tal condición que no cumplen nada de lo que prometen». Buenos vecinos Junto con esa imagen negativa también surge a veces la del moro como buen vecino. En la Navidad de 1462, en tiempo de treguas, el condestable Iranzo recibe en Jaén, con gran cortesía y ceremonia, a su nominal enemigo, el alcaide moro de Cambil, y organiza en su honor fiestas y juegos. Eso no impide que unos meses después intente arrebatarle la fortaleza. La difícil coexistencia fronteriza alumbró espontáneamente una serie de interesantes instituciones. El alcalde de moros y cristianos era un hombre de reconocido prestigio en su comunidad, musulmana o cristiana, cuyo trabajo consistía en hacer las paces con los alcaldes del otro lado, fijar las lindes en caso de conflicto, repartir los pastos y la leña de la tierra de nadie, devolver a su dueño los ganados extraviados y, en general, cuidar que hubiera paz y que ningún vecino hiciera daño a otro del lado opuesto de la frontera. Robo transfronterizo Los almogávares que vivían del robo transfronterizo alteraban con cierta frecuencia la paz. Cuando ocurría algún robo de reses o secuestro de personas para venderlas como esclavos se recurría primero al fiel del rastro, un perito rastreador capaz de seguir sobre el terreno las huellas de cuatreros y reses, hasta indicar el destino final de las presas. Supongamos que una patrulla de almogávares moros ha entrado en los términos de La Guardia y se ha llevado nueve vacas y al pastorcillo que las cuidaba. El rastreador del pueblo sigue el rastro hasta los límites del pueblo vecino, Pegalajar, y allí le traspasa el rastro a los fieles del rastro de aquel concejo que, a su vez, lo siguen hasta las lindes del siguiente. Así se va siguiendo el rastro hasta que se pierde dentro de tierra de moros. Entonces interviene el alcalde de moros y cristianos de la zona que traspasa el rastro al fiel del rastro moro recomendado por su colega de la otra zona. Cuando se averigua el paradero de lo robado el asunto se pone en manos de un alfaqueque o mediador, un hombre, a menudo judío, que tiene permiso del rey y del sultán para pasar la frontera a fin de anudar tratos entre los dos lados, favorecer el comercio, acompañar viajeros y escoltar a los frailes que acuden a rescatar cautivos. Cuando los de un lado roban ganado o personas, el alfaqueque trata con las personas que tienen lo robado y procura rescatarlo mediante indemnización. La vida de la frontera era dura, aunque las instituciones descritas la hacían más llevadera. De uno y otra parte había hombres de guerra que aceptaban la muerte militar como un mero accidente de la vida. En esa conformidad el caballero Pero Afán de Ribera, le comunica a su señor la muerte de su hijo Rodrigo, en el cerco de Setenil, el año 1407: Señor, a esto somos acá todos venidos, a morir por serviçio de Dios, e del rey e vuestro. E la fruta de la guerra es morir en ella los fidalgos. E Rodrigo, si murió, murió bien en servicio de Dios e del rey mi señor e vuestro. E pues él avía de morir, no podía él mejor morir que aquí.




La anciana que sobrevivió al Holocausto, fue espía en la Segunda Guerra Mundial y ahora canta heavy metal

Sun, 22 Jul 2018 01:12:17 GMT

Cuando consiguió escapar de las garras de los nazis en 1942, Inge Ginsberg no podía imaginar que tres cuartos de siglo después sería una estrella del death metal. Para empezar, porque faltaban cuarenta años para que existiese dicho género musical. Pero, sobre todo, porque nadie podría adivinar cuál sería el final (si es que este lo es) del camino para una vida tan sumamente ajetreada como la suya. Inge nació el 27 de enero de 1922 en Viena (Austria), y poco después de la anexión al III Reich, su padre fue enviado al campo de concentración de Dachau. Un año más tarde, en 1939, fue uno de los 937 judíos deportados a bordo del navío San Luis de la HAPAG, que partió con destino a Cuba y que tuvo que volver a Europa tras serle denegada la entrada en la isla primero, y en Estados Unidos y Canadá después. Al no poder retomar contacto con su marido, su madre decidió huir y se la llevó junto con su hermano Hans a Suiza, donde acabaron en el campo de refugiados de Adliswil, para luego ser trasladados a distintos campos de trabajo en ciudades como Lucerna y Lugano. En los años cincuenta, consiguió emigrar a Estados Unidos, donde se casó tres veces, prosperó como periodista y hasta trabajó como espía para la Oficina de Servicios Estratégicos de los EE.UU. (OSS), agencia precursora de la CIA. Pero en aquellos años también destacó por su pasión por la música, y es que Inge compuso canciones nada menos que para Dean Martin, Nat King Cole y Doris Day. Sin embargo, otros intereses hicieron que su carrera musical no llegara a convertirse en su prioridad. Aptitudes vocales Décadas después, el gusanillo de la música volvió a apoderarse de Inge, y de qué manera. Con 93 años ya no conservaba las aptitudes vocales de antaño, pero descubrió que había un estilo musical en el que éstas no hacían ninguna falta. No se trataba del punk-rock, sino de algo más fuerte, mucho más fuerte. Se podría incluso decir que lo más fuerte de todo: el death metal. Se unió a la banda TritoneKings (los reyes del tritono, en alusión al tono musical «prohibido» por la Iglesia por su sonido siniestro, o incluso satánico), una banda en la que sin poder lanzar los alaridos guturales propios de los cantantes death, sí podía desgañitarse a gusto mientras sus compañeros disfrutaban de la «front-woman» más original de la escena. El grupo participó en el festival de Eurovisión de 2015 con el single «Laugh at Death» («Ríete de la muerte»), y hoy, a sus 96 años, Inge sigue grabando canciones como «The Universe Echoes Back», lanzada en sus redes sociales el pasado miércoles. Esta increíble historia llegó a oídos de la cineasta Leah Galant, que rápidamente se puso manos a la obra para rodar el documental «Death Metal Grandma». «Su historia me parece muy destacable», relata la cineasta en un artículo publicado en The New York Times. «Huyó del Holocausto y, después de la guerra, ella y su esposo, Otto Kollman, se mudaron a Hollywood para construir nuevas vidas y ahí compusieron canciones para algunos de los artistas más destacados de esa generación. Ginsberg siguió escribiendo letras y poesía y se dio cuenta de que necesitaba nuevas maneras de conseguir un público. ¿Cómo iba a hacerlo en una sociedad que muchas veces ignora a las mujeres mayores o las silencia? A los 93 encontró una solución: el death metal. Le ofreció una oportunidad para reinventarse a una edad en la que escasean esas posibilidades. Así que, más allá del espectáculo de sus actuaciones, su historia en realidad es la de una mujer que busca nuevas maneras de ser escuchada».




Rodrigo Cortés: «La sociedad se ha infantilizado y la culpa es nuestra, de los creadores»

Sun, 22 Jul 2018 01:09:52 GMT

Escuchar hablar a Rodrigo Cortés (Orense, 1973) recuerda a la experiencia de ver una película desde la sala del proyeccionista: igual que el reflector escupe luz furioso pero en la pantalla todo se plasma a la velocidad ideal, su cabeza parece girar desbocada mientras que su verso es reflexivo, pausado y constante. Cineasta obsesionado por la narrativa, vuelca su saber de «todopoderoso» en libros, en las páginas de ABC e, indudablemente, en sus filmes. Para el último, «Blackwood», con Uma Thurman de protagonista, adapta una historia juvenil de Lois Duncan sobre cinco adolescentes que se enfrentan a un mundo sobrenatural que les supera. Un thriller de terror que llega a España el 3 de agosto, coincidiendo con «Los Increíbles 2». ¿Quién dijo miedo? En «Blackwood» habla a un público al que hasta ahora no se había dirigido. ¿Qué retos ha encontrado? He tratado de dirigirme al potencial espectador adolescente y hablarle de igual a igual, sin paternalismo ni condescendencia, tratando de ser con ellos tan implacable como lo sería con cualquier espectador al que respetara. ¿Cree que el público adolescente es menos maduro frente al público de los años sesenta, setenta, ochenta…? Creo que la sociedad se ha infantilizado, y lo está más y más cada año. Y creo que la culpa es de nosotros, los creadores, y también de los que deciden qué historia puede hacerse y cuál no, estudios, productoras y distribuidoras. Pensemos en Powell y Pressburger (creadores de «Las zapatillas rojas»...), que hacían un cine con gran penetración popular sin renunciar a mostrar su sensibilidad por la arquitectura, la pintura, la música… Desconozco si el público es inteligente o mediocre en su mayoría, solo sé que hay que hablarle con respeto. ¿El discurso de lo políticamente correcto supera a cualquier obligación moral hoy día? La corrección se ha convertido en una forma de tortura, sobre todo porque cada vez resulta más difícil manifestar algo para definirse, de manera que cada opinión acaba siendo un acto para decir al mundo que es una persona sensible que quiere que todo esté bien y que ruega no ser lapidada. Por suerte, sigue habiendo un puñado de creadores que hacen, por encima de todo, lo que deben hacer: expresar quiénes son y cuál es su mirada del mundo, que no tiene por qué ser buena ni mala, sino personal y honesta. En «Blackwood», las jóvenes estudian un «quadrivium» clásico. ¿Por qué decide incluirlo sin estar en la novela? Quise incorporarlo en el guión. La novela tiene una vocación muy juvenil y está escrita en los años 70 para jovencitas impresionables. Con el paso del tiempo, se podría considerar casi infantil; pero vi en ella una premisa sin explotar potencialmente cruel y muy polanskiana, y empezó a resonar en mí como reflexión sobre el arte, el arte como laguna muy oscura con una enorme capacidad transformadora para bien y para mal, el arte como lugar maravilloso y terrible, y en ese intento de llevar a las protagonistas y al espectador a un lugar que no pertenece a nuestro tiempo me parecía estupendo que esta perturbadora directora –Uma Thurman– aplicara un programa educativo tan viejo como el mundo. La primera vez que hablamos del filme, ya mencionó a Polanski. De hecho, dijo que el filme era «más Polanski que "Crepúsculo"». ¿Por qué remarca tanto lo que no es? Lo voy a decir de otra manera que funciona mejor. Esta historia se podía desarrollar por dos vías: una tiende a las sagas juveniles de los últimos años, que son legión y que tienden a mirar al adolescente de arriba a abajo; o una vía más perturbadora, más psicológicamente compleja, que es la de Polanski o la de Nicolas Roeg en «Amenaza en la sombra». Así que en lugar de viajar a estos años recientes en los que las películas se hacen de tres en tres para encontrar franquicias que estiren el chicle durante un tiempo, me encontré viajando a una época dorada del género en la que se tomaba en serio a sí mismo. «Lo voy a decir de otra manera». ¿El discurso sobre la película va evolucionando a medida que habla y habla de ella en las entrevistas? No, el discurso es el mismo porque las decisiones que tomas a la hora de desarrollar un guión y, sobre todo, de tratar de elevarlo con las herramientas del cineasta, responden a tu mundo interno, y es una plasmación de tu mirada sobre las cosas. Inevitablemente a medida que uno habla de ello va puliendo su discurso y encontrando formas de ser más preciso, pero el significado es el mismo. Todas sus películas, excepto «Concursante», su debut, han sido coproducciones con EE.UU. ¿A qué se debe? No tengo ninguna vocación de huida, es la suma de muchas cosas. Me encantará volver a trabajar en España y en español, idealmente en una historia que no sea exportable ni vertible a otra cultura. Me encantaría rodar una historia del siglo XVI sobre la Conquista y con actores españoles. ¿Hay posibilidades? Es muy difícil porque, para hacerlo de determinada manera, hay que tener un presupuesto que es complicado en el cine español hecho en español. ¿Sería posible una película así sin el apoyo de una televisión? Es una pescadilla difícil de solucionar, porque no es en sí un problema, es más bien la manifestación de una realidad contingente. Si a las TV se les obliga a invertir en cine, inevitablemente lo harán en sus términos. «En Acabar una película» decía que la vida no es una sucesión de capítulos sino de días, y que luego uno mira hacia atrás y encuentra los hitos de los que no supo enterarse. ¿Qué hitos han marcado su carrera? No he tenido tiempo de parar para reflexionar, no se trata de parar cada siete años y mirar hacia atrás. Es algo que sucede en pequeñas cosas de manera constante pero que le dan a uno una dimensión sobre las cosas y su precio: cuando uno mira hacia atrás y recuerda cuánto pagó en sudor y esfuerzo para conseguir algo. ¿Qué ha cambiado en Rodrigo Cortés desde «Concursante»? Espero que bastantes cosas. Pocas expresiones más objetivas de malos augurios que el famoso «No cambies nunca». Yo contesto «no cambies tú, a mí no me mates tan pronto, déjame crecer, evolucionar y aprender cosas». Sin embargo, sigo tratando de no caer en el cinismo y recordar esa enorme ilusión con la que iba al cine cuando no había una sola película mala: se dividían entre las buenas y las buenísimas; «Águila de acero» era buena y «Karate Kid» era buenísima por la patada de la garza. Uno nunca hablaba del segundo acto, ni de la evolución del personaje… Trato de recordar el enorme privilegio que supone dedicarte a algo así. Mi único lema personal es «Suceda lo que suceda, no te quejes nunca, haz lo que sea necesario pero no te quejes». Ha criticado también «el consumo rápido» en redes sociales. No son críticas, son observaciones. Alguien puede dedicar tres años de su vida a algo y otro, con suerte, le dedicará hora y media para ver la película y doce segundos en labrar un tuit en mármol desde la sala todavía oscura. Esto se ha ido haciendo progresivamente más cruel.




Un toro arranca la safena a Guerrita Chico en una suelta de reses

Sat, 21 Jul 2018 17:44:41 GMT

No solo de luces y en el ruedo dan cornadas los toros. En todo tipo de festejos. El torero colombiano Gerrita Chico lo ha sufrido en sus propias carnes en las fiestas de San Buenaventura de Moraleja (Cáceres), donde actuaba como director de lidia. Guerrita fue atendido de una cornada de 20 centímetros en la suelta de reses en la citada localidad extremeña. Ocurrió hace una semana y se la propinó un toro que había regalado el colectivo de autónomos y que corría por una zona vallada del centro del pueblo. Según informa «Hoy», la cogida tuvo lugar en la esquina de la calle Derechos Humanos y la Plaza de España, junto al vallado próximo al Ayuntamiento de Moraleja. El herido, en estado grave, fue trasladado trasladado en una UVI móvil al Hospital Ciudad de Coria. Guerrita Chico - @guerritachico Según recoge «Mundotoro», Guerrita Chico fue intervenido de la cornada por el doctor Iglesias. Así reza el parte médico: «Herida por asta de toro a nivel de pierna izquierda con trayectoria ascendente de 20 centímetros, que atraviesa musculatura, vasto interno y abductor mayor y que, en profundidad, produce contusión en el paquete vascular femoral y arrancamiento de la vena safena interna. Otra trayectoria descedente de 8 centímetros hacia el pie, que diseca tejido subcutáneo». También se especifica en qué consistió la operación: «Se realizó un protocolo quirúrgico con exploración de trayectorias, lavado a presión con pistola con 330 cc de suero más betadine. Reconstrucción muscular, ligadura safena y colocación de drenajes. Se cerró la piel con grapas».




Las Ventas: una novillada «low cost» en la primera plaza

Sat, 21 Jul 2018 13:21:20 GMT

Las rebajas de julio llegaron anoche a Las Ventas con una novillada para olvidar. Pero no para caer en el olvido: la cuestión hay que contarla y analizarla. Y no porque el juego de Couto de Fornilhos y Santa Teresa fuera deslucidísimo en líneas generales, sino porque la presentación fea y en escalera, con algunos animales bastos y con aires mostrencos, fue indigna de Madrid. Vale que nadie sabe de los comportamientos del bravo, pero ¿de verdad algún veedor, algún veterinario, algunos ojos, pensaron que esas hechuras invitaban a embestir? Qué pena... Había gran ambiente en los tendidos, 8.101 espectadores según las cifras de la empresa, que se quedarían con el sabor de las hamburguesas o pinchitos que se ofrecen en la exitosa campaña «Cénate Las Ventas», pero la afición ni olió la bravura y acabó enfadada con toda la razón. Lo que un toro lleve dentro es un misterio, pero lo primero para serlo es parecerlo... Presencia es lo mínimo que se exige en Madrid. Y no hablamos de trapío ni por encima ni de por abajo, sino de que parecían hechos para no embestir... Qué pena... Se anunciaba una de las ternas más ilusionantes, que se estrellaron con tal materia. Ángel Jiménez cosechó la única ovación con el novillo más destacado en una esforzada faena, con series que transmitían ante un «Mercenario» que humillaba cuando se le daba el toque puerta, dejándosela puesta. Tanto se alargó que oyó un aviso antes de perfilarse para matar. Luego se marchó a la puerta de chiqueros a recibir al amplio cuarto, con el que nada pudo hacer en la muleta. García Navarrete quiso torear despacio a la verónica con el basto segundo, nada guapo y con brusquedad. Se desmonteró la cuadrilla y brindó el torero, que comenzó con doblones. Se quedaba corto el novillo y para colmo molestaba Eolo (hacía fresquito y la gente se acordó de la rebeca), lo que impedía el buen manejo de las telas. En una de esas se quedó al descubierto y se le venció. Siguió con voluntad e intercaló ambos pitones, pero sin fruto, ante el soso y mansote animal. Pinchó más que algún veedor de toros a la hora de elegir ejemplares. «No dejes los libros», le espetó un espectador. Y la cosa es que los libros es lo único que nunca deberíamos dejar… Ayer nos hubiese venido fenomenal alguna lectura de verano para el viaje de una novillada «low cost». Una capea en Madrid La lidia del castaño y altote y manso quinto se convirtió en una capea, lo cual nunca viene mal ahora que se acercan fechas de festejos populares en numerosos pueblos. Y benditos sean. La suerte de varas se «celebró» a metro y media de las rayas… Todo muy ortodoxo, señores. Sin orden ni concierto la lidia con el manso, en ese homenaje a las capeas de nuestra España. «Qué asco de ganadería», se oyó. A modo de tigre iba y venía a la muleta en el inicio, a pechugazos. Muy rebrincado, hizo el esfuerzo García Navarrete. La cara por las nubes siempre, con peligro en medio de tanto cabezazo informal. Toda la faena se desarrolló entre las rayas, entre el 8 y el 9. Otra vez se pasó de metraje y un sector se impacientó. Las ganas no se las niega nadie. Juanito, al que se le ha vislumbrado un esperanzador concepto en otras plazas, brindó al público el tercero, que no podía con su alma: o se defendía o perdía las manos. Enterró un espadazo a toro parado. El sexto era, ¡ay lo que era! «¿Dónde están los veterinarios?», se dijo. Con las manos muy abiertas desde la salida, se evidenciaron sus justas fuerzas enseguida. Para colmo, se pegó una vuelta de campana a la salida del primer encuentro en varas (sic). Y otro volatín en el capote del portugués. Ni para un análisis el segundo encuentro: más se hundió la astilla que se le clavó el otro día a un pariente en el campo. «¡Fuera del palco»!, gritaban. El ambiente se crispó más cuando el novillo se arrodilló en el inicio de faena, y eso que era el animal con más clase... Tenía nobleza y calidad: quería, pero no podía ni con la penca del rabo. Y Juanito se quedó sin decir nada en Madrid, donde los que más hablan son esos acomodadores de una «rigurosa» puerta (cuando les parece), y que luego convierten su bocana en un bareto de tertulias sobre cuñados y ligue. No todos, claro. Hay profesionales excepcionales. Así las cosas, los gritos de mosqueo de un sector estallaron: unos contra el palco, otros contra la empresa, otros contra la ganadería, dos funcionarios miraban el reloj para que aquello acabara pronto y el más guasón del tendido pedía un bocadillo en compensación. El único que salió contento de la plaza fue Óscar, un californiano que veía por primera vez un festejo en vivo. «¿No ha sido una gran peleada de toros, verdad?», preguntó. Aun así, los simpáticos Óscar y su mujer, Katy, quieren volver a una corrida. Otra temporada será. Hoy partían a Roma, pero volaban en primera, no en «low cost».



Fatal error: Uncaught Exception: String could not be parsed as XML in /homepages/27/d401201380/htdocs/www.maquinadenoticias.com/noticias/noticias-cultura.php:63 Stack trace: #0 /homepages/27/d401201380/htdocs/www.maquinadenoticias.com/noticias/noticias-cultura.php(63): SimpleXMLElement->__construct('<!DOCTYPE HTML ...') #1 {main} thrown in /homepages/27/d401201380/htdocs/www.maquinadenoticias.com/noticias/noticias-cultura.php on line 63