Noticias de Cultura

!Máquina de Noticias es tú fuente para Noticias de Cultura!

Por favor haz clik en el '+' para leer más, o haz clik en el '-' para cerrarlo la sección

-Ibiza es el único lugar del mundo donde yo entiendo a la gente que no quiere trabajar. -Están los que vienen a divertirse y los que venimos para descansar. Pero a mí cuando descanso me viene a la cabeza todo lo que tengo que hacer. -La vacación es indigna. -Trabajar es precioso si te gusta lo que haces, Las giras son agotadoras pero lo paso muy bien. A ver quién es el guapo que esto lo deja. Yo no concibo mi vida de otra manera. Cantaré hasta el final. -Esto es una heroicidad. -Esto es una enfermedad. No me gusta hacer otras cosas. Estoy envenenado por el escenario. Ibiza está muy bien pero lo que yo deseo es volver a cantar. Esto es un hecho. -¿Y Natalia le acompaña? -Empezó viniendo, hasta que un día me dijo: «sigue tú». -Le abandonó. -No, es muy respetuosa con mi trabajo y no quiere molestar. Cuando estoy de gira llevo una vida monacal, sólo hablo en el escenario. Todas las fuerzas las reservo para actuar. -¿También es monacal con las fans que acuden a saludarle? -Las saludo al pasar. No puedo hacer una segunda parte del concierto saludando a todo el mundo. Mi público esto lo sabe y lo entiende, -Su público es muy suyo. -A veces me regaña. Me divierte bastante cambiar algunas letras de las canciones porque en ese momento me suena mejor otra palabra o quiero decir el nombre de una persona en la que estoy pensando. Lo hago con bastante frecuencia. Una noche en Rusia, al marcharme del teatro, una señora me dijo: «Hoy confundirse». -Usted y Bruce Springsteen son los artistas vivos que más se entregan en el escenario. Los repertorios más largos y el mayor derroche físico. -Yo al público se lo doy todo. Cada noche. Nadie que haya pagado una entrada puede salir pensando que he ido ahí a hacer el paripé. -¿No es agotador? -Lo es, absolutamente, Hay que aprender a dosificarse. Saberse guardar si calculas que al cabo de tres canciones tendrás que dar la nota más grande. Antes, cuando era muy joven, porque yo también fui muy joven, a la cuarta o quinta canción empezaba a carraspear. Ya no me pasa. Ahora la voz me dura las dos horas y media. Hay que saber trabajarse el escenario. -¿Y físicamente? -Me canso, sí. Pero cuando el esfuerzo te compensa tanto, eres muy feliz. Yo nací para esto. -Los jóvenes. -Hay muchos muy responsables y otros que pasan de todo, ya no del esfuerzo para convertirse en artistas sino de absolutamente todo. Y te dicen: «¿yo por qué tengo que ponerme la mascarilla si tengo 17 años?» -Pero usted, forever young. -Yo trabajo con la misma ilusión que cuando tenía 14 años. La ilusión por mi trabajo no se me ha ido nunca. -Cantaba en Rusia cuando España ni siquiera tenía relaciones. -He españoleado mucho. Estoy muy orgulloso de mi país. Siento en español, canto en español. -Bueno, y también en otras lenguas. -Sí, como detalle hacia el público que tan bien me ha acogido. Estoy en Nueva York y canto un par de temas en inglés. Pero cuando no canto en español no soy yo, no soy Raphael. -El Rey Juan Carlos. -No tenía que haberse marchado así como así. Me habría gustado que se hubiese quedado. Marcharse sin decir ni dónde va no ha sido acertado. -¿Por qué? -Porque él mismo ha dicho siempre que todos los españoles somos iguales ante la Ley, y aunque no pesa contra él ningún cargo, este como haber huido no creo que le beneficie en nada. -No ha sido voluntario. -Lo sé, lo sé, pero podría haber hecho exactamente lo mismo diciendo dónde iba. Y no convertir una cosa legal en una cosa misteriosa. -Y luego está lo de Ponce, claro. ¿No ha tenido nunca la misma tentación? -Yo con Natalia me llevo muy bien, ella entiende mi profesión y yo la entiendo a ella. -¿Continúa enamorado? -Sí, aunque es distinto que a los 20 años, afortunadamente, porque sino sería un poco cansado. Pero hay muchas formas de amar a una persona. -¿Le da miedo el virus? -Mucho, por eso hago todo lo que dicen que hay que hacer. -Pero nos encerraron. -Fue duro, pero a mí hasta me vino bien. Y vistos los resultados, tendría que haber sido un encierro más largo. -¿Volverá a cantar? -Yo en noviembre saco disco nuevo y en diciembre estaré en los escenarios como me dejen estar. Haya una persona, cien o diez mil. En las condiciones que marque Sanidad, pero estaré. -Nunca ha engordado. -No soy comilón. Me gusta comer pero no como demasiado. -De beber ni hablamos. -Nada después del trasplante. Volví a nacer. Llevo 17 años viviendo de prestado. Estoy más sano que nunca y con mejor voz. De beber, bebo zumos con muchas frutas mezcladas. -¿En qué le cambió «volver a nacer»? -Disfruto más porque sé que en cualquier momento puede pasar de todo.

Fri, 14 Aug 2020 01:38:00 +0200

Las siglas DMBK responden al estrafalario nombre de Derby Motoreta’s Burrito Kachimba, uno de los florecimientos más excitantes que ha ofrecido el jardín rockero español en los últimos años. Premiados por la crítica, alabados por tótems como Kiko Veneno y pogueados por el público hasta el éxtasis fraternal, estos andaluces kinkidélicos iban directos hacia el nirvana hasta que el coronavirus se ha interpuesto en su camino. Afortunadamente, han sabido adaptarse a las circunstancias para no parar el motor. —¿Cómo va a ser el concierto de Barcelona esta noche? —La Ciudad Condal siempre nos ha tratado muy bien y tenemos una relación muy estrecha con ella, hay mucho poso de la cultura andaluza en toda Cataluña, y por suerte también un gran amor por lo que hacemos. Así que tenemos preparada una noche donde el objetivo es, como dice la letra de una de nuestras canciones, «que el universo se parta en dos…». —¿Cómo han ido sus conciertos hasta ahora? —Es una sensación agridulce. Dulce por volver a tocar, que básicamente es el oxígeno que nos hace respirar, que nos hace estar vivos. Pero agria por la distancia, la añoranza del contacto… Quizás para otros proyectos no sea tan importante, pero nosotros hemos creado un vínculo muy especial con nuestro público, una suerte de misa pagana donde todo el mundo entra en trance, donde la gente baila, salta, poguea… Esa es la parte agria, no tener a nuestra gente apelotonada, saltando y gritando como de costumbre. —¿Qué les han parecido las imágenes del concierto de Taburete en Starlite? —Las imágenes que comentas, y otras tantas que no vienen a cuento citar aquí, vienen a corroborar que la tan manida frase «todos los españoles somos iguales ante la ley» es falsa. Se supone que hemos llegado a un acuerdo entre individuos para vivir organizados de una manera concreta, y para cuidar ese acuerdo hemos creado unas leyes. Por lo tanto no hay más remedio que aplicar sanciones o castigos a quienes violan esas leyes. —El coronavirus ha frenado su recorrido, que era claramente ascendente: ¿cómo lo han digerido? —Bueno, nosotros seguimos con la navajilla resién afiláh en la boca y con la moto a tóh puño. Es decir, es cierto que todo este asunto nos ha parado, no solo a nosotros sino a todo el mundo, en seco. Pero seguimos a tope, muy ilusionados con el segundo disco que estamos preparando y con presentar nuevas canciones en directo, aunque sea con estas nuevas medidas de seguridad.

Meterse en honduras político-sociales no es precisamente algo nuevo en James Dean Bradfield, guitarrista y vocalista de la formidable banda galesa Manic Stree Preachers, en cuyas canciones siempre ha habido hueco para la protesta y la reflexión. Sin embargo, sí llama la atención que su segundo disco en solitario, el recién publicado «Even in exile», sea un emotivo tributo al cantautor y activista chileno Víctor Jara, torturado y asesinado por el ejército de Augusto Pinochet después del golpe de estado de septiembre de 1973 contra el gobierno de Salvador Allende. Bradley reconoce que hasta hace relativamente poco la figura de Jara era una referencia algo difusa para él: «La primera vez que oí hablar de Víctor Jara fue en una canción de los Clash, y eso ya para mí era muy importante, claro. Luego vi “Desaparecidos” –película de Costa-Gavras sobre los desaparecidos de la dictadura chilena–. La vi porque en ella actuaba Jack Lemmon, que entonces era uno de mis actores favoritos y quedé sobrecogido por la historia. Más tarde, Víctor Jara ha inspirado muchas canciones, libros o discos, como el “Street Fighting Years” de los Simple Minds. Siempre me interesó, pero la verdad es que hasta hace poco no me había dedicado a escuchar directamente su música y a leer las letras de sus canciones». Su acercamiento, pues, a la figura del cantautor no hizo sino confirmar sus buenas sensaciones: «Me encanta su música; es algo con lo que nunca he estado muy familiarizado, pero me resulta muy sugerente. Además, Jara demostró que se puede hacer música de protesta sin necesidad de parecer enfadado. La música social puede ser bonita y delicada». Musicalmente, «Even In Exile» no tiene mucho que ver con la música de Jara, ni con el folklore latinoamericano: «Hay algún guiño, naturalmente, como “La Partida” –una versión de una canción instrumental del propio Jara-, pero yo no conozco bien esa cultura y mi forma de hacer música no es esa. Sin embargo, sí ha sido un reto para mí en muchos aspectos, y uno de ellos era tratar de hacer un disco que no sonara como los de los Manic Street Preachers” y creo que en buena medida lo he conseguido. En este disco se notan algunas de mis influencias musicales que no se reflejan en los Manic, como The The, Rush, los Pink Floyd de la primera época, con Syd Barrett, o un grupo galés de rock progresivo llamado Man que no mucha gente conoce pero que son realmente buenos».

Un bloqueo marítimo y el corte de agua potable fueron usados como tácticas por el conquistador español Hernán Cortés para sitiar a México-Tenochtitlán, la capital del imperio mexica caída el 13 de agosto de 1521, explica a Efe el prestigioso arqueólogo mexicano Eduardo Matos Moctezuma. El asedio español a la ciudad que los había maravillado al llegar dos años antes al centro del imperio mexica comenzó el 26 de mayo y culminó 75 días después, el 13 de agosto de 1521, al ser capturado el tlatoani (emperador) Cuauhtémoc cuando pretendía salir en una canoa. En entrevista con Efe con motivo de los 499 años de la caída de Tenochtitlán, Matos Moctezuma comenta que la estrategia de Cortés fue dominar el lago que rodeaba a esta ciudad, bloquear los caminos y cortar el acceso al agua potable. «Cortés manda hacer los bergantines, manda traer los aparejos de los barcos que había encallado, nunca los quemó, eso es un mito», asegura Matos Moctezuma, fundador de la maestría en Arqueología en la ENAH y miembro honorario del Archeological Institute of America. Los españoles dominan el lago en contra de las miles de canoas mexicas que los atacaban, Cortés asume el mando de los bergantines y empieza «un asedio tremendo», destaca Matos, fundador de la maestría de arqueología en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) de México. Otro factor que explica la caída del imperio azteca es la ayuda de miles de indígenas que se revelan contra los aztecas por «los tributos que Tenochtitlan imponía, lo que causaba un rencor fuerte en contra de los mexicas y que los llevó a apoyar a los españoles», señala el experto. Los mexicas «prácticamente están solos en combate en una situación tremenda que empieza a haber por la falta de víveres y de agua para beber, a eso le agregamos la epidemia de viruela: Estamos ante un panorama realmente desolador de la capital mexica», relata. «El final ya lo sabemos: en un momento dado, el 13 de agosto de 1521, va a caer Tlatelolco en poder de Hernán Cortés y sus huestes españolas e indígenas», explica el arqueólogo. El último tlatoani El emperador Cuauhtémoc «se da cuenta de que la situación se torna muy difícil, que ya no va a poder contener el ataque español e indígena y toma una canoa, va huyendo hacia tierra firme y es detenido por García Holguín y lo llevan ante el capitán español», expresa el arqueólogo. Matos Moctezuma recuerda el significado de tlatoani (emperador) como "el que habla, el que tiene la palabra" para resaltar su valor como la persona en la que residían dos elementos fundamentales como el gran jefe del ejército y también el gran sacerdote religioso. Para explicar el significado y los alcances de la captura de Cuauhtémoc por los españoles, el arqueólogo refiere el golpe moral que el pueblo mexica ya había sufrido con la pérdida de sus tlatoanis Moctezuma, que recibe a Cortés, y de Cuitláhuac, que es quien provoca la derrota de la Noche Triste a los españoles. Ante Cortés, Cuauhtémoc pronuncia las históricas palabras: «Señor Malinche, ya he hecho lo posible en defensa de mi ciudad y de mis gentes, por lo tanto estoy aquí ante tu fuerza y poder y por lo tanto toma el puñal que tienes en el cinto y mátame luego con él». El arqueólogo apunta que las palabras de Cuauhtémoc fueron traducidas por la Malinche del náhuatl al maya a Jerónimo de Aguilar, quien las tradujo al español al conquistador, «lo que al paso del tiempo ha generado una controversia sobre su real significado». Para Matos Moctezuma, Cuauhtémoc busca cumplir su ciclo como guerrero y su petición de muerte es realmente la de ser sacrificado a los dioses, "pero Cortés no entiende eso y lo perdona". «Yo siempre he puesto el énfasis en que lo que quiere decir el joven tlatoani no es toma ese puñal y mátame luego con él, sino sacrifícame, un concepto muy diferente en el mundo indígena, porque el destino de los guerreros que eran muertos o capturados en combate, eran sacrificados a sus dioses», detalla. Es importante retener a la cabeza del grupo mexica como prisionero, pero también hay un cierto temor de que cuando Cortés viaja a las Hibueras (Honduras), se lo lleva para evitar un levantamiento en la recién fundada ciudad novohispana, considera. El simbolismo Sobre Tenochtitlán se va a construir la nueva ciudad en lo que Matos explica como un intento político «muy interesante», porque para los pueblos que faltaban por conquistar «tenía un simbolismo muy importante y, por lo tanto, ahí implanta la nueva ciudad para continuar con la imagen de ese lugar que estaba dando a otros pueblos». Con el paso de los siglos, la arqueología ha ido encontrando vestigios de las dos ciudades, Tenochtitlan y Tlatelolco, como el hallazgo en 1978 del Templo Mayor en un proyecto que es coordinado por Matos Moctezuma. «En el templo mayor hemos excavado lo que es el corazón de Tenochtitlan, con otros templos aledaños, todo ese recinto, esa gran plaza sagrada donde había hasta 78 edificios», dice Sahagun. La arqueología ha ido encontrando parte de estos edificios como dos de los templos de Ehecatl (dios azteca del viento), también el juego de pelota, parte del Tzompantli (altar de calaveras). «La realidad es que la actual ciudad está encima de la ciudad tenochca», concluye Matos Moctezuma.

Edgar Neville, un hombre criado, al decir de Ramón Gómez de la Serna, con biberón de leche de elefante traída de la India, nace novio de la Envidia. La envidia mediterránea, esa enferma siniestramente pálida que describe Ovidio, es, en palabras de nuestro único pensador político, «un subproducto moral de la competencia en la miseria»: por los puestos funcionariales en el Estado, por la influencia familiar en las colocaciones y por la buena fama en las reputaciones. -La envidia calumnia las buenas famas para reducir la competencia por un salario en la «covachuela». Es nuestro modo de lucha por la existencia. Hijo de ingeniero inglés y de aristócrata española, de quien hereda el título (Conde de Berlanga de Duero), nace Neville el Día de Inocentes del 99 y muere -víctima de la bulimia- el Día de Cervantes del 67 («¡Lástima! Ahora que estaba en los huesos», es su epitafio), pero los ratones de la «covachuela» llevan todo el siglo veintiuno royendo papeles para determinar si Edgar Neville es digno del callejero de Madrid. -Ya tenía perro, chalé, coche, piscina, amante, secretaria y mayordomo, cuando los demás teníamos café con leche -lo resume Fernando Fernán Gómez en su charla «El dandy en la taberna». Neville es el «bon vivant» de la única generación humorística que da España (¡el otro 27!), con José López Rubio, Tono, Jardiel, Antonio Robles, Mihura… Inglés y conde, El Pilar, hockey sobre hielo, La Granja, Biarritz, París, Hollywood, Chaplin, cine, la Metro, Washington, diplomacia, Conchita Montes, Marbella, flamenco, Belmonte, toros, coleccionista de arte, la vaca María Emilia, tacaño… En septiembre del 63 pide, a mano, un aumento al director de ABC: «Querido Torcuato: Decididamente soy el elemento jovencísimo del periódico, mi apertura al mundo dolce y mi morgue espagnole… »Una inmensa riada de lectores va conmigo y arrolla a los contrarios e incontables. ¿No crees tú que después de tantos años me debías de subir el sueldo y darme mil pesetas en lugar de las 450 de ahora? »Ten un buen movimiento de brazo y piensa que esa cantidad me la dejo al mes en ABC, otra vez, poniendo éste o el otro anuncio. »Cela reviens au même. »Un abrazo». Es el mismo Neville que en el 29, siendo corresponsal de ABC en Hollywood, publica su encuentro con Charlot («la abuela de Charlie fue española, y él tiene sangre gitana») en el baño turco de Douglas Fairbanks. Políticamente es inclasificable, pues se mueve en el veletismo del «bon vivant»: militante de Izquierda Republicana y de Falange Española, además de devoto del bicharraco Álvarez del Vayo, un socialista que, cuenta Camba, iba por Londres gritando «¡Bigopardo!» («I beg your pardon!») a cualquier inglés con el que tropezara, inglés que muchas veces, viendo venir juntos el tropezón y el insulto, llegaba a las manos. En los 80 unos amigos revisitamos el cine de Neville, y trato de incorporar a Conchita Montes a la sección «Gente y Aparte» de ABC, pero ella no ve la hora de ponerse al folio, y sólo nos escribe cartas divinas.

Fri, 14 Aug 2020 01:36:41 +0200

«Siete golpes y un camino» es el título del espectáculo que María Pagés presenta hoy en Conde Duque, dentro de la programación de los Veranos de la Villa madrileños. Y un golpe en el camino fue, sin duda, el que recibió a mediados de marzo, cuando el Covid-19 le obligó, como al resto de la humanidad, a pararse. «En realidad no hemos parado -aclara la artista sevillana, y utiliza el plural porque habla de ella y de El Arbi El Harti, con el que comparte vida y proyecto artístico-. Al contrario, hemos trabajado mucho». Se refiere María Pagés especialmente a la labor desarrollada en el Centro Coreográfico que desde hace dos años dirige en la localidad madrileña de Fuenlabrada. «Hemos hecho muchas cosas, entre ellas un manifiesto con motivo del Día Internacional de la Danza o un foro online». Han podido llevarlo a cabo, reconoce, «porque tenemos el marco para hacerlo. El Centro es un lugar de creación, pero también de pensamiento y de encuentro». La reflexión obligada por la pandemia ha puesto en relieve, dice la bailarina, «las carencias que tenemos en el baile y en el flamenco. Ha puesto más a la vista el desorden, la necesidad de la regularización. De saber cuál es el proyecto cultural de este país, qué danza queremos para España. Evidentemente hay que exigir su responsabilidad al Estado -Gobierno, Comunidades, Ayuntamientos...-. El mundo de la danza debe tener continuidad; por nuestra propia supervivencia». Y es que, asegura María Pagés, «lo peor está por venir. Ahora hay predisposición para salvar la situación, pero la postpandemia va a ser muy dura. Y ahora somos más conscientes, ya digo, de nuestras carencias». Pero el primer paso es bailar. Y María Pagés va a hacerlo este fin de semana sobre un escenario por primera vez desde el confinamiento. Ya lo hizo hace unos días en el Festival de Peralada, cuya edición de este año, que se celebra online, abrió ella con un espectáculo creado para la ocasión y titulado «Entremos en el jardín». Pero ese día María Pagés bailó para un reducido grupo de invitados y para las cámaras. «Trabajamos mucho para la retransmisión en streaming del espectáculo, para conseguir que reflejara la obra escénica; esa fue la labor más ardua». Pero María Pagés es consciente de que aquella actuación no es lo mismo a lo que ella está acostumbrada, y que su verdadero reencuentro con el público se producirá hoy. Y ese, asegura, «es nuestro objetivo. Todo lo que hacemos se dirige a crear la ceremonia y compartirla con el público». En las últimas semanas, cuenta la bailarina y coreógrafa, «El Arbi y yo hemos querido ir a todos los espectáculos que hemos podido, precisamente por lo que le digo: para ponernos al otro lado, para prepararnos con ese reencuentro que estábamos deseando. Y hemos visto que el comportamiento del público de los teatros ha sido admirable: todos éramos cómplices de ese reto común que es en estos momentos acudir al teatro». «Siete golpes y un camino» se estrenó en la Bienal de Flamenco de Sevilla de 2014. «Con este espectáculo -cuenta la artista- queríamos celebrar los veinticinco años de la compañía. Y en abril de este año teníamos previsto recuperarlo y celebrar con él los treinta años con todas las vivencias y el alimento de los últimos cinco». Pero la pandemia lo ha retrasado, y el espectáculo, reconoce María Pagés, ha de ser diferente, lógicamente, al que hubiera presentado si no se hubiera vivido el confinamiento. «Hemos recogido toda la reflexión, venimos a Madrid con toda la experiencia de la pandemia». Un poema de José Saramago -«Ergo Uma Rosa», recitado por el propio poeta- abre el espectáculo, donde María Pagés comparte dirección y dramaturgia con El Arbi El Harti. Y es que la poesía siempre ha tenido un significado especial en el trabajo de la coreógrafa. «La entendemos como parte de un todo; es la palabra para la dramaturgia, es la palabra para los cantes: la poesía está muy presente en el flamenco. Y es al mismo tiempo música en sí misma, marca un ritmo musical y en este espectáculo se muestra desnuda».

Si Sara Baras fuera un emoticono, estos días sería el que muestra sendos corazones en sus ojos. Ha pasado unos días regulares por cuestiones familiares, pero ahora su energía está concentrada en el reencuentro, mañana, con sus dos grandes amores: el público y el escenario. La cita será en Marbella, en el festival Starlite: «Han sido muy valientes», dice de los organizadores del certamen. Allí va a presentar un espectáculo que ha titulado «Suite Flamenca», en el que recoge piezas significativas de su repertorio con otras «cositas nuevas». Su voz, arenosamente dulce, descubre su ilusión, y dice con inocencia: «Está saliendo súperbonito, Julio». Sara Baras no había estado tan alejada del baile y de los escenarios más que en una ocasión: cuando se encontraba embarazada de su hijo, José. Pero como todos tuvo que bajarse de las tablas a mediados de marzo, cuando se decretó el estado de alarma. «Tuvimos que parar nuestra temporada en el teatro Nuevo Apolo, en Madrid, y hasta hace muy poco no se han podido sacar las cosas;se quedó todo allí, la escenografía, el vestuario...», explica. Por eso, la bailarina vuelve tras estos meses de parón provocado por la pandemia con una «emoción especial». «No concibo la vida sin el escenario –confiesa–, y llevo desde mediados de marzo sin pisarlo. Tengo necesidad de salir a escena, de dejarme el alma, de transmitir mi baile y compartirlo con el público». Y, como una enamorada antes de una cita, siente «ese nervio y esas mariposas en el estómago». Pero Sara Baras se siente, por otra parte, muy tranquila y segura. «No he dejado de ensayar y de entrenar en todo este tiempo, y me siento muy fuerte». Esas ganas de escenario, asegura la gaditana, las comparte con sus músicos, sus bailarines y sus técnicos, «un equipo maravilloso. Ha habido una unión especial entre nosotros durante los ensayos, una intensidad distinta a otros procesos de creación; ha sido algo muy bonito porque se nota el deseo que tenemos todos de volver a pisar la escena, y se producía casi una corriente eléctrica entre todos que seguro que se notará el sábado». Y es que cuenta Sara que ella tenía previsto un espectáculo pero la situación vivida le ha otorgado una nueva lectura y se ha encontrado montando otra cosa, tanto en las coreografías como en el vestuario y la iluminación del espectáculo. Incluso, revela, ha incluido algunos detalles que recuerdan el momento, como el uso de las mascarillas. «Es un homenaje y un recuerdo a todo lo que hemos pasado. Creo que es inevitable, como artistas no podemos olvidarnos de todos estos meses, hacer como si no hubiera pasado nada. Evidentemente esta pandemia nos ha cambiado de una manera u otra. No podemos olvidarnos del dolor de las personas que han sufrido, de los que se han ido; pero los que, gracias a Dios, podemos decir que todo está bien en nuestro entorno, debemos sacar muchas enseñanzas de lo que hemos vivido. Hay muchas cosas que han variado. Hemos aprendido a valorar cosas tan sencillas como la tranquilidad para poder leer un buen libro, como un abrazo, o a apreciar los momentos en que estamos en casa con la familia, los momentos que pasamos con nuestros amigos... Yo he vivido de manera muy especial, por ejemplo, los momentos que he vivido con mi hijo a diario:ayudarle a estudiar, prepararle la comida... Cosas sencillas que con mi ritmo de vida y los viajes no puedo hacer tanto como me gustaría. Hemos recuperado una forma de vida que de alguna manera habíamos perdido:hemos aprendido que hay que vivir el momento». Las vivencias de estos últimos meses van a reflejarse, dice la artista gaditana, sobre el escenario. «Seguro, de una u otra manera mi baile va a ser distinto;no sé cómo, pero lo será. Siempre he sido una bailarina muy libre, que me dejo llevar por lo que siento en cada momento, y estoy segura de que será así. Espero que la emoción no me arrastre y que únicamente se convierta en baile».

La Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (Anoet) ha abierto un expediente sancionador a Lances de Futuro, la empresa organizadora del festejo celebrado el 6 de agosto en el Puerto de Santa María (Cádiz). Así dice la nota: «La Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos, ANOET, expresa su disconformidad con la actuación de la empresa organizadora del festejo celebrado 6 de agosto en el Puerto de Santa María. Estimamos que, ante la difícil situación que atraviesa el mundo con la actual pandemia, además de cumplir de forma estricta con el aforo permitido, es obligación imprescindible ser responsable con su distribución, como se ha realizado en otras plazas y en las mismas condiciones sanitarias. Nuestra obligación es la de proteger nuestro espectáculo y los hechos acontecidos en El Puerto han supuesto un importante daño a la propia imagen de la fiesta, dando lugar a numerosas críticas. Las repercusiones del mismo también han perjudicado a las aficiones de otras poblaciones, así como a los toreros, ganaderos y empresarios, al provocar que las administraciones tomen medidas más restrictivas, haciendo inviables otros espectáculos programados. ANOET apela encarecidamente a la responsabilidad de sus socios, para cumplir estrictamente con la normativa vigente, y así evitar riegos a sus aficionados, demostrando una vez más la seriedad y grandiosidad de nuestra fiesta. Por ello el 11 de agosto se abrió un expediente sancionador a dicha empresa, a expensas de escuchar sus alegaciones».

Cerca de 640 edificios históricos se han visto afectados por las explosiones de la semana pasada en Beirut, de los cuales aproximadamente 60 corren el riesgo de derrumbarse, según ha explicado Sarkis Khoury, director general de antigüedades del Ministerio de Cultura del Líbano. Khoury ha detallado una evaluación inicial de los daños causados a las instituciones culturales y a los sitios del patrimonio de la ciudad libanesa durante un encuentro organizado por la UNESCO. El experto ha afirmado que al menos 8.000 edificios en total, muchos de ellos concentrados en los antiguos distritos de Gemmayzeh y Mar-Mikhaël, se habían visto deteriorados por la explosión. También se ha referido a las repercusiones de la explosión en los principales museos, como el Museo Nacional de Beirut, el Museo Sursock y el Museo Arqueológico de la Universidad Americana de Beirut, así como en los espacios culturales, galerías y sitios religiosos. Khoury ha subrayado la necesidad de una urgente intervención para "asegurar e impermeabilizar" las estructuras para evitar que se produzcan más daños cuando lleguen las lluvias otoñales. Asimimso, ha avanzado que se ha recurrido a "medidas de emergencia" para salvaguardar la vida cultural de Beirut mediante la movilización de artistas, profesionales de la cultura, artesanos y conservadores de los conocimientos tradicionales. Tras las devastadoras explosiones paralelas que ocurrieron en Beirut (Líbano) el 4 de agosto, la UNESCO ha movilizado a las principales organizaciones culturales y a expertos del Líbano y del extranjero en una reunión en línea celebrada el 10 de agosto para coordinar medidas de emergencia y a más largo plazo con el fin de salvaguardar el patrimonio cultural gravemente dañado de la ciudad y rehabilitar su vida cultural. «Las explosiones en el puerto de Beirut no sólo se cobraron cientos de vidas y dejaron miles de heridos, sino que también infligieron graves daños a algunos de los barrios más históricos de Beirut, los principales museos, galerías y sitios religiosos, y se produjeron en un momento en que el Líbano ya estaba resentido de otras crisis, incluida la pandemia de COVID-19», ha explicado la organización. La UNESCO, en respuesta a la llamada de apoyo de la Dirección General de Antigüedades del Líbano, dirigirá la movilización internacional para la recuperación y reconstrucción de la cultura y el patrimonio de Beirut, a partir de la evaluación de las necesidades técnicas de la Dirección General y del Plan de Acción Internacional para la Cultura en Beirut, que la UNESCO está elaborando actualmente con todos sus asociados en el Líbano y en el extranjero. «La comunidad internacional ha enviado una muestra de apoyo firme al Líbano después de esta tragedia», ha señalado Ernesto Ottone, subdirector general de Cultura de la UNESCO. «La UNESCO está comprometida a liderar la respuesta en el campo de la cultura, que debe ser una parte esencial de los esfuerzos más amplios de reconstrucción y recuperación», ha añadido.

El Festival Internacional de Santander y la Quincena Musical de San Sebastián han comunicado la cancelación de los recitales de Grigori Sokolov programados para mañana, 14 de agosto, en Santander y el 16 de agosto en San Sebastián. Sokolov había regresado a su residencia en Italia tras el confinamiento en España para retomar sus recitales europeos. El pianista tenía previsto viajar esta semana para sus actuaciones en el Festival y la Quincena. Sin embargo, la resolución publicada en la tarde de ayer por el gobierno italiano, que contempla nuevas medidas para la entrada en el país de los viajeros procedentes de España, entre otros países, ha hecho que el artista decida permanecer en Italia y, por tanto, suspender sus dos recitales en Santander y San Sebastián. Devoluciones El importe de las localidades adquiridas será reintegrado en cada caso a través del canal y del medio de pago por el que se hubiera realizado la compra. En el caso de las entradas vendidas a través de la plataforma online y de los teléfonos 912 302 200 y 610 649 410, el reintegro será automático. Para solicitar la devolución del importe de las localidades adquiridas en taquilla, los compradores deberán acercarse a los puntos de venta del Palacio de Festivales o el Mercado del Este, abiertos hasta el 31 de agosto, y presentar las localidades junto a la tarjeta bancaria con la que realizaron la compra. También deberán pasar por las taquillas quienes hayan comprado sus entradas a través del teléfono 942 22 34 34.

La cremación de cadáveres, un rito funerario que comenzó a extenderse por Europa hace unos 4000 años, es una práctica mucho más antigua en Oriente Próximo donde, según un estudio publicado hoy, miércoles, en la revista PLOS ONE, ya incineraban a los muertos hace 9000 años. La investigación, liderada por Fanny Bocquentin, del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS), se ha llevado a cabo en el yacimiento neolítico de Beisamoun, en el norte de Israel, donde han descubierto una antigua fosa crematoria que contiene los restos de un cadáver que parece haber sido incinerado intencionalmente como parte de una práctica funeraria. La datación de los restos señalan que el cadáver fue incinerado entre el año 7013 y el 6700 A.C., lo que los convierte en el ejemplo más antiguo conocido de cremación del Próximo Oriente. Los restos, que comprenden la mayor parte de un esqueleto adulto joven, fueron incinerados a más de 500°C poco después de morir, y se encuentran dentro de una fosa que parece haber sido construida con una parte superior abierta y paredes muy aislantes. «Se observa la cremación 'in situ' dentro de una fosa piramidal de un individuo joven que previamente sobrevivió a una herida por un proyectil de sílex. Además, el inventario de huesos y su posición relativa muestra que se trata del depósito deliberado de un cadáver articulado y no de huesos dislocados», apunta Bocquentin. En el interior de la fosa también se encontraron restos de plantas microscópicas que sirvieron de combustible para el fuego, lo que para los científicos es la prueba que confirma que se trata de los restos de una cremación intencionada y no de una quema de rastrojos o un incendio fortuito. Esta cremación temprana se produjo en un importante período de transición en las prácticas funerarias en esta región del mundo en la que las viejas tradiciones, como la extracción del cráneo de los muertos y el entierro dentro del asentamiento, empezaban a desaparecer y surgían otras nuevas, como la cremación de los cadáveres. Para los investigadores, este cambio en las costumbres funerarias también podría significar una transición en los rituales que rodean a la muerte y el significado del difunto en la sociedad. Un examen más profundo de otros posibles lugares de cremación en la región ayudarán a dilucidar este importante cambio cultural.

-Mucho ruido y no la escucho bien. -Es que estoy en la playa. -¿He llamado en mal momento? -No, no, pregunta lo que quieras. -Todo bien, me imagino. -Estupendamente. Me gustó mucho la entrevista que le hiciste al alcalde Almeida, fue la bomba. Es un magnífico alcalde, elocuente, buen tío, con sentido del humor y está trabajando con gran acierto en unos momentos muy difíciles. -Hay algo que no acaba de ver claro. -Mi preocupación es lo mucho que le gusta a la izquierda. Cuando la izquierda te encumbra, mala cosa. Pero bueno, estoy segura de que José Luis dará la batalla cultural, que es básica. -¿Incluso en tiempos de pandemia? -Hay que darla siempre. Fíjate que la izquierda la está dando incluso ahora, siempre la da. Todo... Ver Más

El mundo de entreguerras es tan delirante que en España los filósofos filosofan en los periódicos: José Ortega y Gasset en «El Sol», con su circunstancia, que es de Stirner, y su proyecto de vida en común, que es de Renan; y Eugenio d'Ors en ABC, con su «ángel» (que se engancha las alas en los picos de las glosas) y su Poincaré. Ortega, dice Pemán, es un vitalista de cátedra; don Eugenio, un vitalista de almuerzo, y mantienen hasta el final un duelo de guantes de seda. -Al fin Ortega ha logrado dar unidad a sus obras: una unidad de encuadernador. Pero lo menos que puede hacer el incongruente es disimularse en tomos varios -es el comentario de D'Ors («laminando sus palabras entre sus labios, como solía») con la «Opera Omnia» de Ortega, un tomazo de pastas rojas acabado de publicar. D'Ors, hijo de catalán y de cubana, dice mucho «¿No?» y «¿Eh?» y el Caballero Audaz lo visita en Barcelona antes de que «Xenius» (su seudónimo) se ponga a escribir en español (en ABC, precisamente). Allí le dice que su vicio es la multiplicidad, que pensamos con los ojos, que los dos motivos de turbación del hombre moderno («que un griego no conoció») son la mujer y el trabajo, que aprecia a Azorín y que no soporta el teatro ni la oratoria, con todo lo cual se echa fama de «raro» clásico. -Todos sabemos que el clasicismo de este catalán -interviene Gecé, el gran chinche hispánico- se reduce a apretar mucho los dientes al hablar, para que no se le escapen de golpe todas las pasiones atroces y violentas que lleva escondidas bajo las híspidas cejas demoníacas de su romanticismo substancial. Es el d'orsiano un clasicismo que desprecia el gótico de Burgos, y eso, en los de pueblo, duele: «Aquí -dice a Pemán en el vestíbulo del hotel burgalés «Norte y Londres»- no se puede hacer otra cosa que lo que hizo el Cid: irse a conquistar Valencia para comer naranjas y bañarse en el Mare Nostrum… Lluvia, más lluvia, brumas… Y luego, ¡esa catedral tan feísima!» -D'Ors -opina Pla- sabe muchas cosas, pero es un gandul. Demasiado jesuítico. Sabe el francés como nadie. Su género periodístico es la glosa, y se habla de las glosas de Eugenio d'Ors como de las rosquillas de la Tía Javiera. Comienza a hacerlas en 1906, en catalán (todos los días, sin fallar) para «La Veu», y en 1923 se las trae a Madrid, en español, al ABC: «La cara de Lenin, la cara de Poincaré, chatas las dos, de ojos oblicuos, de aire eslavo, ¡estirpe Lorena con mezclas obscuras de estirpes de Polonia! Y este aire vago de adormecimiento bizco que da el haber gustado excesivamente de la sangre»… (Glosas. Lenin y Poincaré. ABC, 1924) Pero al d'orsismo no llega uno por las glosas, sino por las anécdotas de Cañabate en su «Historia de una tertulia», que son como «el saben aquel que diu» de otro Eugenio: -Un anticuario catalán fue llamado para dar su opinión acerca de una momia egipcia. No hizo más que verla, y sentenció: «¡Tercera dinastía!» «¿Cómo lo sabe usted así, tan rápidamente?» «La experiencia», contestó.

Thu, 13 Aug 2020 00:38:22 +0200

Hace tres semanas, Salva y Cristina decidieron alquilar su apartamento de Oropesa del Mar, vender su furgoneta y comprarse una autocaravana. Siete días y treinta mil euros después, la jugada estaba completada. Estas cosas, explican ahora enfrente de su nuevo juguete, hay que hacerlas así, de repente, sin pensar demasiado. «Me tuve que hacer los seiscientos kilómetros que hay entre Teruel y Gerona para comprarla, pero aquí estamos», cuenta él, sonriendo. Es la primera vez que viajan así, pero ya están contentos, explorando Galicia por la costa con su hijo, Enzo. «A mí me encanta, además soy camionero y no me cuesta conducir durante muchas horas. Nos decidimos a dar el salto por la pandemia, claro. Después de esto queremos... Ver Más

El 13 de agosto de 2019, hoy hace exactamente un año, Plácido Domingo era una figura universal y unánimemente admirada. Han pasado 365 días, y el ídolo indiscutible ha pasado a ser un hombre señalado, al que se ha expulsado del olimpo operístico -en Estados Unidos básicamente, pero también en varios lugares de Europa-, al que se ha repudiado incluso en su propio país -donde se ha llegado a pedir que desaparezca la placa que recuerda el lugar exacto en que nació en Madrid-, y al que muchos han marcado con la señal de acosador. Todo comenzó con la publicación de un reportaje de la agencia Associated Press firmado por Jocelyn Gecker en la que nueve mujeres -ocho de ellas de manera anónima- acusaban al cantante madrileño de acoso sexual. Domingo respondía con un desafortunado comunicado en el que defendía su inocencia pero concluía con una ambigua y equívoca coletilla: «Reconozco que las reglas y valores por los que hoy nos medimos, y debemos medirnos, son muy distintos de cómo eran en el pasado». Las reacciones fueron inmediatas. La Ópera de San Francisco y la Orquesta de Filadelfia cancelaron las actuaciones previstas del tenor, y la Ópera de Los Ángeles, de la que Domingo era su director general, abrió una investigación. Tres semanas después, un nuevo reportaje de la misma autora y la misma agencia revelaba once acusaciones más; como la vez anterior, tan solo una cantante accedía a dar su nombre. Para entonces ya eran varios los colegas -tanto mujeres como hombres- que habían alzado su voz para defender la caballerosidad y la manera de actuar de Plácido Domingo. La actitud de los teatros en Estados Unidos y en Europa fue radicalmente diferente. En el Viejo Continente se mantenían sus actuaciones -su reaparición se produjo el 25 de agosto en el Festival de Salzburgo- mientras que al otro lado del océano se sucedían las cancelaciones y, además, American Guild of Music Artists, el sindicato que representa a cantantes y personal de los teatros de ópera, anunció la apertura de una investigación. El momento probablemente más doloroso para el tenor se produjo el 24 de septiembre cuando, después del ensayo general de «Macbeth» en el Metropolitan Opera House de Nueva York, Domingo acordaba con la dirección del coliseo su retirada de la producción; el mal ambiente que provocó su presencia le llevaron a renunciar a volver a cantar en uno de los teatros más significativos en su carrera, y en el que había actuado de manera continuada durante más de medio siglo. Apenas unos días más tarde dimitía de su cargo de director general de la Ópera de Los Ángeles y ponía fin a su carrera en Estados Unidos, donde se le estaban cerrando todas las puertas -al contrario que en Europa-. A finales de febrero, la agencia Associated Press publicaba un adelanto de los resultados de la investigación realizada por el sindicato AGMA. Las conclusiones de las pesquisas -filtradas por el barítono Samuel Schultz- aseguraban que Plácido Domingo había «participado en actos inapropiados dentro y fuera del lugar de trabajo» (el mismo término, «conducta inapropiada», utilizó semanas más tarde la Ópera de Los Ángeles). Un precipitado y para muchos incomprensible comunicado, que matizó dos días más tarde en un segundo texto aclaratorio, atizó el fuego. En él el cantante pedía perdón a las mujeres que le acusaron de acoso sexual por «el dolor» que les causó y aceptaba «toda la responsabilidad» por las acciones denunciadas en los últimos meses. También mostraba su respeto por sus compañeras de profesión, que en agosto de 2019 «se sintieron lo suficientemente cómodas para hablar» de lo ocurrido. Este comunicado motivó la cancelación de las actuaciones que Domingo tenía previstas para el mes de mayo en España. El tenor renunció a cantar en el Teatro Real cinco minutos antes de que la Comisión Ejecutiva de su Patronato decidiera cancelar su participación en «La traviata» y el ministerio de Cultura le borró del cartel de «Luisa Fernanda»en la Zarzuela; esta decisión fue especialmente dolorosa para Domingo, porque con estas funciones tenía previsto celebrar los cincuenta años de su debut en España. El Palau de les Arts de Valencia, por su parte, suprimió el nombre de Plácido Domingo de su Centro de Perfeccionamiento. Y como a perro flaco todo son pulgas, a finales de marzo Plácido Domingo tuvo que ser hospitalizado en Acapulco por haberse contagiado de coronavirus. Tras su recuperación, el tenor reaparecía la pasada semana, visiblemente más delgado, en Salzburgo, donde recibió el premio Austríaco de Teatro Musical 2020. Con este motivo, Domingo concedió una entrevista a la agencia Efe en la que, entre otras cosas, lamentó que el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, decidiera cancelar sus actuaciones en la Zarzuela sin hablar antes con él. A pesar de todo, Plácido Domingo no para su actividad. Para las próximas semanas tiene previstos conciertos en Caserta y Verona, y en septiembre cantará «Simon Boccanegra» en la Ópera de Viena.

Thu, 13 Aug 2020 00:37:18 +0200

Beret empezó haciendo grabaciones caseras que publicaba en su cuenta de YouTube, y en cuestión de meses se convirtió en uno de los fenómenos virales del momento. Y es que el éxito de este cantante sevillano ha sido una de las mayores sorpresas del pop nacional reciente, y no solo por sus increíbles cifras de reproducciones en Spotify y YouTube. También ha sido galardonado con el Premio Odeón como Mejor Artista Español, y su icónico tema «Lo Siento» se alzó con el premio Los 40 a Mejor Canción Española del Año. Este jueves visitará el festival Starlite Catalana Occidente. Será la primera vez que Beret pise el escenario Auditorio del festival boutique, y lo hará para presentar su nuevo álbum «Prisma», que ha sido Disco de Oro. Con grandes colaboraciones como Pablo Alborán, Melendi, Vanesa Martín, Sofía Reyes o Sebastián Yatra, este trabajo alcanzó el segundo lugar en la lista de álbumes físicos y ya acumula más de 15 millones de reproducciones en plataformas digitales desde su lanzamiento. Además, sus fans esperan que también haga sonar su nuevo single recién salido del horno, «Aún me amas». ¿Cómo se siente ante los próximos conciertos? Imagino que hay una mezcla de ilusión e incretidumbre. Me siento con gran incertidumbre, sobre todo por saber cómo va a reaccionar la gente con mi concierto, y por recordar todas esas emociones que me han hecho dar conciertos. Después de tanto tiempo a uno se le olvida. ¿Ha dado ya algún concierto en pandemia? No he dado ninguno todavía, y yo creo que a pesar de que el público ahora esté enmascarado, hay algo que nunca se puede tapar y es el corazón y el sentimiento. No se podrá expresar igual la alegría, pero por dentro seguro que se sentirán bien. ¿Cómo va a plantear su concierto en Starlite? Lo voy a plantear como un concierto con muchísima fuerza, con muchísima energía. Voy a utilizar toda la energía que tenía reservada para todos los conciertos de este año, que se han tenido que aplazar. Así que van a tener que obligarme a bajar del escenario. ¿Cree que han sido justas las críticas a Taburete, o da por buena la explicación que su Willy Bárcenas ha dado de lo sucedido hace unos días? Prefiero no entrar en eso. ¿Pero cree que los músicos deben tomar responsabilidad y ayudar para que el público cumplan las normas? ¿O eso debe quedar exclusivamente en manos de la organización? Yo creo que cada uno debe tener conciencia de lo que está bien y de lo que está mal. Yo tengo... no responsabilidad, porque creo que ya hay suficientes medios para concienciar a la gente de lo que está pasando, pero sí tengo la necesidad propia de lanzar un mensaje positivo para la sociedad, para que todos ayuden a que esto no vaya a más. Pero realmente no me siento en la obligación, ya que considero que cada uno tiene su conciencia. Cada uno sabe lo que está bien y lo que está mal. Y yo por lo menos voy a hacer las cosas bien. ¿Durante el confinamiento pasó por alguna etapa de ansiedad? Usted ha hablado de ese tema en otras ocasiones. Al principio sí que tuve ansiedad, yo creo que como todo el mundo. Cada uno tiene su batalla interna, y ha habido que convivir con otra batalla más, que nos ha tocado vivir a todo. Eso ha añadido más peso a mi espalda, y por eso, esa ansiedad natural que iba a tener, se ha multiplicado por mil. ¿El encierro le hizo componer de otra forma? ¿La situación podría ser paradójicamente inspiradora verdad? Sí. El hecho de estar encerrado hace que uno converse más consigo mismo, y paradójicamente, eso te hace llegar a conclusiones nuevas. Por eso, aunque no hayamos podido vivir tanto como quisiéramos, nos hemos cuestionado muchas cosas que ya hemos vivido. Por lo tanto, a mí sí que me ha inspirado. Hace un mes publicó su último single, «Aun me amas», ¿cómo surgió? Escribí el estribillo hace cinco o seis meses. Me faltaba un buen párrafo que fuese un puente introductorio hacia el mensaje tan directo que tiene, que es la duda acerca de si alguien sigue sintiendo lo mismo por ti. ¿Cree que su generación quedará marcada de alguna forma por todo esto que está pasando? Ya no solo por perder un verano, sino por el posible futuro negro que les espera… Creo que el hecho de que este coronavirus haya jodido un verano, es algo más propio que objetivo. Es decir, obviamente vamos a recordar este verano mal, pero también podemos seguir pasándonoslo bien, porque hay muchas formas de divertirse sin ir a la playa o a otros sitios donde siempre vamos en verano. Si uno tiene una lista de prioridades en la que hay cosas que se pueden disfrutar sin ir a ningún sitio, se puede disfrutar mucho el verano. ¿Qué piensa de esas teorías que dicen que toda esta pandemia es un engaño, o que es un plan para tenernos controlados? Yo creo que es obvio que esto es real. Hay gente que está muriendo. Decir que todo esto es mentira no tiene sentido, es una idea absurda a la que algunos se aferran para ir en contra del sistema.<iframe width="500" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/xtyN9-ECNnE" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe>

Las revelaciones sobre el sexo que Debbie Harry hace en sus memorias son de lo más impactantes, y aunque no son novedad en el mundo del rock, sí son de las pocas protagonizadas por mujeres. Y es que la mayoría de las confesiones sexuales de las estrellas de la música han venido de boca de hombres. Uno de los que menos se puede uno esperar en esta lista es Sting, que además de seguidor del sexto tántrico, practicó durante años el estilo de vida swinger y fue con su mujer a clubes de intercambios de pareja. Ella misma lo corroboró en una entrevista con Howard Stern. El cantante y bajista de KISS, Gene Simmons, asegura que durante sus años de gloria llegó a tener sexo con cinco mil mujeres. Tomó una foto de cada una de ellas para su álbum de conquistas, pero cuando se casó con la playmate Shannon Tweed en 2011, lo quemaron juntos para mandar al infierno su pasado de semental rockero. ¿Tuvieron sexo Mick Jagger y David Bowie? Esa es una de las grandes preguntas rosa de la historia del rock. En el libro «Mick: The Wild Life and Mad Genius of Jagger de Christopher Andersen» la artista Ava Cherry aseguraba: «Mick y David estaban obsesionados de forma sexual el uno con el otro. Estuve en la cama con ellos en más de una ocasión, finalmente los vi tener sexo entre ellos». Angie, la chica de la canción de los Rolling, también decía en el libro que los había visto haciendo el amor. Pero ella misma puntualizó después que no fue exactamente así: «No los atrapé en el acto. Todo lo que encontré fue a dos personas durmiendo en mi cama, pero resulta que estaban desnudos». En 1969, Led Zeppelin se hospedaron en el Edgewater Inn de Seattle, un hotel que tiene la particularidad de que se puede pescar desde las habitaciones. Una noche, el baterista John Bonham llegó a su habitación con una groupie llamada Jackie, que supuestamente pidió que la desnudaran, la ataran e hicieran con ella lo que quisieran. Richard Cole, el manager del grupo en ese momento, se unió a la fiesta y después declaró que llegaron a masturbarla con un tiburón recién pescado. Después se supo que en realidad había sido un pargo, pero ya me dirán qué importancia tiene ese matiz. También fueron famosas las orgías que montaron en el avión privado Starship, que empezaron a utilizar desde 1973, y su fiesta de celebración del Disco de Oro en Suecia. Se celebró en Chat Noir, una sala pornográfica de Estocolmo, con la atracción incluida de una pareja teniendo sexo en plena gala. Anthony Kiedis, el cantante de los Red Hot Chili Peppers, le confesó a su biógrafo que había perdido su virginidad a los doce años... con la novia de su padre, ¡y con el consentimiento de éste! El historial de locuras sexuales de Mötley Crüe da para un libro. Dos de sus miembros, Tommy Lee y Vince Neil, se acostaban con todo bicho viviente durante sus giras, y cuando volvían a casa sus respectivas novias solían pillarles porque olían a otras mujeres. Así que en sus siguientes viajes decidieron trazar un descabellado plan: al terminar cada gira, se compraban burritos de huevo y los frotaban en sus genitales para camuflar el olor de las otras chicas. Pero hay otra anécdota aún más escatológica: Tommy Lee hizo una apuesta con el guitarrista Nikki Six para ver quién podría durar más sin ducharse ni lavarse y aun así ser capaz de seguir acostándose con groupies. Dos meses después, una chica fue a hacerle sexo oral a Six, y al oler la zona en cuestión empezó a vomitar espaguetis, que se quedaron enredados en el vello público de la rock-star. Cuenta la leyenda que aquel suceso inspiró el título del disco de Guns N Roses, «The Spaghetti Incident», aunque hay otra versión que dice que tiene que ver con un código que tenían Steven Adler y Duff McKagan para esconder sus drogas en las giras. Otra anécdota protagonizada por Tommy Lee, bastante menos graciosa, fue revelada por su compañero Niki Sixx: «Fuimos a una fiesta del productor Roy Thomas Baker. Todos nos hicimos unas rayas encima de su piano de cristal, después nos desnudamos y fuimos al jacuzzi. Seríamos unos quince apilados allí, incluido Tommy que salía con una pseudo modelo de Florida llamada Honey. De repente, Tommy tuvo una enorme erección, se volvió hacia Honey y le ordenó: 'Ahora mismo, puta, chupame la p…'. Ella se dobló y comenzó a chupársela delante de todo el mundo. Cuando ella acabó, él le hizo comenzar de nuevo. Ella volvió al trabajo, pero esta vez estaba siendo demasiado lento para Tommy y empezó a cabrearse. Comenzó a recriminarle que no estaba haciendo bien su trabajo, diciéndole que qué carajo estaba haciendo».

Trini López, cantante y actor latino que se hizo muy popular en los años 60 por la canción «If I Had A Hammer» y que participó en la película «The Dirty Dozen» (1967), ha muerto este martes a los 83 años debido al coronavirus. La «Palm Springs Magazine Life» ha informado del fallecimiento de este artista, que vivió en la ciudad californiana de Palm Springs (EE.UU.) desde la década de los 60. También señaló que el fallecimiento de López ocurrió muy poco tiempo después de que los directores P. David Ebersole y Todd Hughes hubieran terminado el rodaje de un documental sobre la vida y obra del intérprete. Nacido con el nombre Trinidad López III en Dallas (Texas, EE.UU.) dentro de una familia de origen mexicano, Trini López comenzó su trayectoria musical a finales de los años 50 en el grupo Big Beats. Con el apoyo de Buddy Holly y Frank Sinatra, que quedaron encantados tras verle actuando en directo, el hispano, que siempre llevó sus raíces latinas con mucho orgullo, se abrió camino en solitario en los años 60 especialmente gracias al gran éxito de su versión de «If I Had A Hammer». «I'm Comin' Home, Cindy» o «Lemon Tree» fueron otros temas muy destacados de una carrera musical marcada por la mezcla de rockabilly y ritmos latinos. Sus triunfos como cantante le abrieron la puerta de Hollywood, donde tuvo un recorrido breve y menos aplaudido que en su faceta musical pero en donde dejó huella en películas tan famosas como el clásico bélico «The Dirty Dozen» del director Robert Aldrich. También figuró en la cinta «The Phynx» (1970) o en la serie «Adam-12» (1971-1972), entre otras producciones audiovisuales. Aunque su popularidad se diluyó con el paso del tiempo, López fue una figura muy conocida en los años 60, tanto que la marca de guitarras Gibson creó una línea de instrumentos dedicada al artista latino.

—¿Qué es la libertad? —No tener límites salvo el daño que puedas hacer a los demás. —¿Y cuál es el precio? —La soledad. —«Sólo le canto mi copla...» —Exactamente. No se trata de convencer a nadie, de invadir a nadie. Pero tampoco que te invadan. —Usted siempre quiere decir algo. —A veces sin saber exactamente qué. Más que un mensaje, siempre he tenido un grito interior de desazón por no entender lo que nos pasa. —Usted protege su territorio. —Procuro expulsarme las riendas que me caen encima. Un día le dije a Carod-Rovira: «Yo soy más independentista que tú porque quiero ser independiente hasta de ti». —Lo que ha aprendido. —Que no basta escuchar al otro con interés, hay que escucharle con afecto. Si perdemos la concordia, caerán las pocas estanterías que aún no han caído. —Juan Carlos fue la concordia. —Sin concordia no hay monarquía, pero tampoco república. Ni república, ni siquiera política. Cuando los bandos se ponen torpes, surge el odio. —¿De qué huye? —Del odio de los de arriba. —¿Quiénes son los de arriba? —Los que toman decisiones sobre nuestras vidas. Yo nunca he tomado decisiones sobre la vida de los demás. —La inteligencia hiere. —Si alguna vez he dañado a alguien en lo humano, he procurado disculparme. Todos tenemos padres, hijos, abuelos. Y no es agradable. —No vamos bien. —El hombre es torpe, la vida es corta, el planeta es pequeño y nos lo estamos cargando. La Creación fue un éxito y la Humanidad un fracaso. —Nos ha ido muy bien. —A ver cuando el planeta diga la última palabra. —Los planetas no dicen absolutamente nada. Hablamos las personas, desde nuestra inteligencia razonadora. —Ahí está el virus. Y no, no está demostrado que seamos una especie inteligente. Lo digo por mí, por supuesto. —¿España es un país libre o tienen razón independentistas y Podemos cuando dicen que vivimos en un candado? —No creo ni en la enfermedad ni en la cura. No quiero formar parte de ningún grupo. El gregarismo y yo estamos francamente reñidos. —La democracia. —La honradez. —¿Existe? —Ni aquí ni en ningún otro lugar del mundo. Es un bellísimo concepto que jamás se ha llevado a la práctica. Es un espejismo. Y acaba rebajada a la pura dictadura del dinero. —La televisión pública española. —Es un fracaso. Es una mezcla de Goebbels, Kakfa y Al Capone. Es decir, de doctrina, confusión y trique. —El remedio. —Le deseo que recupere el valor para ser el escaparate de todos. Quien más valor tuvo para intentarlo fue Pilar Miró, y eso que yo nunca trabajé para ella. En la televisión pública tendrían que caber todos. Desde Alfonso Ussía hasta Wyoming. Todo el talento español. —Otra vez la libertad. —De la libertad sólo nos protege la libertad. Los tapones provocan explosiones. Yo esto lo aprendí de mi madre. Un día el alcalde de nuestro barrio la reprendió por algo y ella le respondió: «Yo no soy libre porque usted me lo permita sino porque yo lo decido». —Una arquitectura moral para Televisión Española. —Si el edificio se cae, levanten algunas columnas indiscutibles. Es sencillo, pero no hay voluntad de arreglo. —¿Por qué? —Porque no hay honradez, porque están las productoras de los amigos. Siempre es lo mismo. Hoy la televisión pública española son 40 directivos que se van turnando los cargos. —Pensar en grande. —Pensar en grande es pensar con generosidad, con buena fe. —Y luego están los informativos. —Que hagan lo que quieran con los informativos. Son televisiones públicas, igualmente lo harán. Pero que en el entretenimiento quepamos todos. —La desafección. —Este sectarismo, estos errores, son los que han traído la desafección, el resentimiento, el odio. —Es usted muy pesimista. —Yo soy un pesimista vitalista. Si pudiera elegir no volvería a nacer pero no paro de hacer cosas. —Los buenos humoristas. —Son los que bajando al fondo de las desgracias son capaces de rebotar en ellas y hacer piruetas. Y oye, hay una cosa que me parece poco menos que inexplicable. —Usted dirá. —Que no haya un par de tertulias al año entre los principales líderes políticos para que hablen de cualquier cosa que no sea política: de sus hijos, de sus padres, de sus restaurantes, de la última película que han visto. —Un acto de concordia. —Hoy parece imposible pero en Como Pedro por su casa yo me vestí de Séneca y tuve a Carrillo, a Fraga, a Txiki Benegas y a Rodríguez Sahagún jugando al dominó. —El cine. —Me gusta mucho. Voy 4 o 5 veces a la semana. Prefiero una mala película a una mala conversación porque del cine puedes marcharte en cualquier momento sin que nadie se enfade. Conteste en dólares —Si le regalara un millón. —Lo metería en el banco. No me cambiaría mucho la vida.. —Si le regalara 100. —Tampoco te creas que me cambiarías mucho la vida. —Si pudiera ser invisible durante una horas. —Siempre me ha llamado la atención este don. Pero creo que ya he visto lo suficiente. —Viaje a otra época. —Me gustaría asistir a alguna obra de la Grecia clásica. —La copa que toma con un amigo al final de un duro día ganado. —Zumo de naranja. Mi padre era chófer de Marqués de Riscal pero yo soy abstemio.

La "asfixia por ventiladores" ha sido considerada como una de las principales causas de accidentes durante el verano en Corea del Sur. Pero, ¿qué tienen de peligrosos estos aparatos en el país asiático?

“Siempre es más fácil obtener perdón que permiso”, decía la nota que dejó Banksy junto al mural que maravilló a los pequeños estudiantes.

Hace 25 años la lucha de Katie Koestner por impedir que su violación quedara impune ayudó a popularizar un concepto que sirvió para visibilizar un viejo problema: el “date rape”, las violaciones durante una cita romántica.

A mi mamá no le gusta el boxeo pero cuando le cuento lo que Alí dijo sobre el Parkinson muestra su aprobación. Uno de sus libros me abrió los ojos sobre cómo es vivir con la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente.

Esta semana, nos gustaría que compartieras con nosotros tus fotos de VIAJES: en tren, camino al trabajo, navegando en altamar ... todos realizamos viajes hacia alguna parte todos los días. Inspírate con esta galería.

En la era victoriana fotografiarse junto a los muertos se convirtió para muchas familias en la única forma de tener una imagen permanente de un ser querido que había fallecido muy pronto.

El surfista sudafricano Brett Archibald fue a disfrutar de su pasión con sus amigos. Pero el viaje se convirtió en una pesadilla cuando se cayó por la borda en medio de la noche en el Océano Índico. Y vivió para contarlo.

La familia del destacado boxeador, que murió hace dos días, organizará una gran procesión y celebración fúnebre el próximo viernes en Louisville, Kentucky, donde podrán asistir las personas que quieran de todos los rincones.

La ceremonia de inauguración este miércoles del túnel de San Gotardo, el más largo del mundo, fue, cuanto menos, rocambolesca. Te mostramos algunas imágenes de lo que sucedió. No siempre logramos comprender su significado.

Los nuevos planes papales incluyen la suspensión de aquellos obispos que no gestionen "adecuadamente" los casos de abusos sexuales por parte de algunos curas. Según el papa Francisco, las leyes actuales serán endurecidas.

Ver a Alí en acción era una experiencia electrizante, una combinazión de fuerza primaria y belleza artística. Pero el impacto más profundo y su verdadera grandeza se realizó fuera del cuadrilátero.

Imponente, provocador, filosófico y formidable. El mítico boxeador Mohamed Alí ganó el respeto de muchos alrededor del mundo tanto por su talento extraordinario como su postura ante la opresión de su raza.

Para muchos, Alí fue el atleta más grande de la historia, pero también una polémica figura con voz política que puso sus principios por encima de todo.

El montaje de la argentina Lola Arias pone a seis veteranos a hablar, cantar, bailar y pelear para reconstruir una guerra que jamás los abandona. El jueves se estrenó en el Royal Court de Londres.

La dramática saga de Yamato Tanooka, el niño de 7 años que fue abandonado en un bosque por sus padres pero luego encontrado sano y salvo, ha despertado una polémica en Japón sobre qué es la buena crianza de los hijos.

Con su simpleza e ingenio este personaje describe y aconseja con humor a la sociedad mexicana. Dice por ejemplo: "El que tenga burros que los amarre, y el que no, pues no"... Su creador murió esta semana.

El niño de 7 años estuvo extraviado casi una semana en un bosque espeso, con bajas temperaturas, sin alimento y con la amenaza de osos que habitan en la región. Te contamos qué le pasó y cómo logró sobrevivir.

Las inundaciones amenazan París, lo que hizo que el famoso Museo Louvre, el más visitado del mundo, fuera cerrado al público. En la capital francesa y sus alrededores 25.000 personas permanecen si electricidad.

Es uno de desiertos más calurosos y grandes del mundo, localizado entre México y Estados Unidos. Muchos migrantes mueren allí porque se ven forzados a tomar rutas más remotas y peligrosas en su intento de cruzar la frontera.

La oficina del forense que investiga la muerte del artista confirmó que la causa fue una sobredosis del analgésico fentanilo. Prince fue hallado sin vide en su residencia de Minneapolis el pasado 21 de abril.